Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

jueves, 24 de noviembre de 2011

CRÓNICA DE LA CHARLA "LA CÁRCEL DEL NEOLIBERALISMO" EN NEUQUÉN

Neuquén, miércoles, 23 de noviembre de 2011 (Agencia Walsh).- Ante una nutrida concurrencia la licenciada Alcira Daroqui "arrasó" con una serie de informaciones, datos históricos y actuales, conceptos profundamente elaborados y cuestionadores del lenguaje dominante, preguntas para reflexionar, acerca de la cárcel y su función hoy. Así, se desarrolló la charla debate cuyo tema fue "La cárcel del neo liberalismo. El gobierno de la pobreza". La convocatoria fue hecha por ZAINUCO en el local de SEJUN, auspiciante junto al Sindicato de Prensa, el Colegio de Asistentes Sociales y ADUNC. Quien desarrolló el tema fue la Licenciada Alcira Daroqui, Socióloga y Profesora del Grupo de Estudios sobre Sistema Penal y Derechos Humanos del Instituto de Investigaciones Gino Germani. FCS-UBA.
Desde la Historia, la licenciada recorrió el origen de la prisión y el concepto de delincuente (acuñado en el siglo XIX) hasta llegar a nuestros días. Nacida con el capitalismo, la cárcel del neoliberalismo, está inserta hoy en este Capitalismo social que hace intervenir al Estado como regulador ante todo, actor principal en la instalación de un mercado regulador. Alcira Daroqui expresó que esta estrategia provoca disponibilidad expulsiva; ante un mercado que no requiere fuerza de trabajo, "los inútiles del mundo" son deshechos de una inserción selectiva. En ese marco, el Sistema Penal se convierte en el brazo ejecutor que castiga y encierra a quienes no están previstos en ninguna forma de inclusión. A los seres humanos "no integrables" que van a parar a las cárceles esta política social precarizada los tiene como clientes.
El discurso de humanización que considera a la cárcel como un encierro para "hacer algo con ell@s", es decir para ser corregid@s, oculta que la palabra CORREGIR implica no reconocer la alteridad. A esta idea se le suma, en los últimos años, a nivel internacional, la del ENEMIGO, traído de la mano del Terrorismo de Busch. El enemigo que, no tiene derechos. El enemigo pobre puebla las cárceles.
En Argentina, en su política de derechos humanos rige un Sistema Penal garantista, pero éste no puedes serlo porque es selectivo, discrecional y arbitrario. Paralelamente, hay más policías, más patrulleros y equipamiento policial, más armas, más cámaras. Reforzando así un Paradigma Seguritario, afianzando el sistema liberal que tiene a grupos enteros bajo amenaza.

El "ojo que vigila" del Positivismo se ha perfeccionado
La lógica de la Política carcelaria en esta sociedad excluyente ya no es la segregación, es el aislamiento. Antes, las prisiones se construían en el centro de las ciudades para que "las viéramos para no ir ahí"; hoy se construyen en lugares alejados, el mensaje es "no queremos que salgan".
Se agudiza el "encierro dentro del encierro". Al clausurar el buzón la celda "pelada" cumple esa función, el preso pasa allí de a 22 a 24 hs, sin sus pertenencias, sin nada, dentro de ella. Pabellones enteros sufren este disciplinamiento. Al aislamiento se agrega el traslado constante, la tortura, los golpes, la descalificación humillante y permanente. Quienes desean estudiar deben soportar que en la circulación a los lugares de estudio sean golpeados y vapuleados.
Se rompe la ficción del discurso de la resocialización en una práctica sistemática y oculta. En la cotidianeidad el lazo social es la violencia. Hay una política de construcción de una subjetividad depravada y violenta., de un sujeto precario y agresivo. El sujeto de derecho de los discursos se cae en la realidad, las denuncias por esos maltratos serán llamadas apremios ilegales, delito que es excarcelable.
La situación de menores de 18 años es aterrante. Régimen de Máxima seguridad para ellos. En nombre de una cuestión moralizante hay tolerancia cero. Por ello, al ser detenido y en la comisaría reciben la golpiza, que muy raramente será visto por jueces o defensores. Impunidad ejercida por el accionar policial, justificada por quienes deben defender sus derechos.
La Licenciada Daroqui acompañó la exposición con datos, números, relatos de diversa situaciones, informaciones resultantes de su paso y tarea de investigación por cárceles de todo el país.
La charla continuó con las preguntas y reflexiones de quienes asistieron. Surgieron otros temas, se profundizó lo expuesto antes. Por ejemplo, como respuesta a una pregunta realizadas la Lic. Daroqui informó que en Misiones hay un Sistema Penitenciario Infantil, con dos módulos donde hay niños desde 12 años en adelante. Igualmente en Salta, incluso hay Policía Infantil. En distintas provincias, Gendarmería tiene centros de detención en los barrios pobres. Los homicidios policiales siguen siendo moneda corriente, la droga (y de mala calidad) se expande. Y el índice de suicidios es alarmante... Cuenta Daroqui que, ha observado que los jóvenes pobres, "se han quedado sin palabras", ajenos al universo simbólico de las palabras. Muestra de un proceso de des-subjetivación.
Los militantes allí presentes y la disertante reconocieron que el desafío es hacer visible esta parte de la realidad, una de las más vulnerables, desnaturalizar la idea de violencia sistemática. Interpelar, develar, resistir, condenar públicamente a quienes son responsables de estas capturas que, claramente, no sirven para reinsertar, integrar, ni transformar nada más que en los discursos.


Difundir, hacer conocer, generar conciencia, suma
Ese día, Zainuco se enteraba que su lucha ganó una batalla. El Director de Unidades de Detención les hizo saber que se "ha iniciado el trámite de adquisición del Scanner de Rayos X" para evitar las requisas intrusivas semanales. Queda el compromiso que el trámite sea cumplido rápidamente.