Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

lunes, 24 de diciembre de 2018

OSVALDO BAYER, ESE IMPRESCINDIBLE SEMBRADOR DE IDEAS LIBERTARIAS

Por Carlos Aznárez

Para despedir a un maestro con talla de gigante como Osvaldo Bayer, es necesario sin ninguna duda, intentar hablar acerca de un hombre digno. Esta simple palabra, tan en desuso entre politiqueros, funcionarios de diverso pelaje y una buena cantidad de fabricantes de ilusiones, define muy bien a quien ha hecho de la coherencia una forma de vida. Solo el haber reencontrado para la memoria de nuestro pueblo la heroica pelea de los trabajadores rurales de la Patagonia, contando sus historias de rebeldía y coraje, pero también la tragedia que generó la represión sobre ellos, vale para calificarlo como un notable recogedor de testimonios de ejemplos de vida.
Quién no recuerda la agudeza con que Osvaldo retrató al nefasto coronel Varela, gestor de una de las grandes masacres que tiñeron de horror el sur argentino. Sin embargo, el Bayer investigador no dejó que la sombra de una sospecha de derrota definitiva o de lucha innecesaria se adueñara sobre aquella que había sido una de las tantas gestas del movimiento internacionalista, y para eso no solo reivindicó cada uno de los gestos de esos abnegados peones chilenos, argentinos, italianos, gallegos, polacos y alemanes que poblaron a punta de coraje tierras tan inhóspitas, sino que acercó al listado de las acciones indispensables: el gesto libertario de un Kurt Wilkens, por ejemplo, evocando la humildad y la valentía del ajusticiador del milico Varela. De esta manera, Bayer dio pautas de que la larga mano de la justicia popular puede tardar en llegar, pero, cuando lo hace, ilumina de conciencia y razón.
Osvaldo periodista, Osvaldo escritor, Osvaldo el hermano de nuestros “anarcos queridos”, como diría ese otro virtuoso llamado Alfredo Zitarrosa. Nadie como él ha trabajado el tema de los ácratas locales, desmitificando a esos hombres y mujeres que la oligarquía y su prensa aliada siempre pintaron como criminales y delincuentes. Ahora, qué duda cabe, les dirían (y les dicen) “terroristas”, como a nuestros treinta mil.
Rescatar la figura combativa de un Severino Di Giovanni y desmenuzar su larga trayectoria de anarquista expropiador, fue un mérito que siempre se agra- decaerá a Bayer, por poner claridad sobre qué significa el uso de la violencia revolucionaria y cuáles son sus aspectos reivindicables y sus límites. Pero no se contentó con este aporte sino que entregó a sus lectores las páginas más bellas de un puro amor como el que vivieron hasta la muerte Severino y la joven Josefina Scarfó. Di Giovanni cayó bajo las balas de quienes lo fusilaron, reivindicando a la anarquía y añorando a su inseparable compañera. Ella lo sobrevivió muchos años más, pero jamás dejó de adorarlo y defender su trayectoria. El minucioso trabajo de recoger cada una de las innumerables cartas entre ambos que hizo el escritor hoy fallecido puso luz sobre como se pueden encerrar en un puño la pasión por la revolución social, la decisión de armarse para llevarla a cabo, la conciencia de formarse diariamente a través del estudio y la pasión de amar, ese querer con todo que suele atravesar nuestras vidas en ciertas e inolvidables circunstancias.
El Bayer del exilio también se mostró inclaudicable. Colaborador consecuente de quienes no se rindieron jamás y, aun lejos del país, siguieron plantando cara al enemigo que los obligó a marcharse; acompañante obstinado de las buenas causas y colaborador de cada una de las actividades que se plantearon para denunciar a los Videla, Massera, Agosti, Galtieri o Brignone que tiñeron de sangre esta buena tierra. Sus artículos, publicados en el exilio en la primera etapa de nuestra publicación “Resumen” (de la que fue colaborador permanente) y luego reproducidas por otras páginas rebeldes, ayudaron a comprender lo que decían cada jueves las Madres en la Plaza, que “la única lucha que se pierde es la que se abandona”. De allí, que él fue siempre uno de sus compañeros más queridos. No hay rincón del país donde se haya violado alguno de los derechos humanos donde no se hayan acercado el pañuelo blanco de Nora Cortiñas junto a Osvaldo o nuestro querido Adolfo Pérez Esquivel.
Pero hay otra faceta de Bayer que es importante aplaudir y recordar en este momento en que empezamos a lamentar su ausencia física. Pocos como él, han llevado adelante en este país colonizado en el literal sentido de la palabra una batalla tan vehemente en defensa de los pueblos originarios y en repudio a quienes practicaron contra ellos el genocidio más atroz. Denunciando a asesinos como Julio A.Roca, Osvaldo instaló la semilla de una pauta revisionista histórica y de salud mental para las nuevas generaciones. Y lo hizo, un día, maldiciendo al criminal frente a uno de los tantos monumentos con que la nación mancillada homenajea a sus asesinos; en otra ocasión, reivindicando a los caciques y tropa corajuda que se alzaron en lanzas contra quienes los expulsaron de sus tierras y los asesinaron por miles.
Ahora que el maestro ha partido hacia nuevas dimensiones, no hablo de muerte sino de la carencia que sentiremos, todo será más difícil a la hora de reconstruir pedacitos olvidados de nuestra historia o de enfrentar con fiereza a logreros, oportunistas y mentirosos que pululan entre la mal llamada intelectualidad argentina. Sin embargo, sus sentencias, escritas como ráfagas en todos estos años, no podrán ser sepultadas. Cada vez que una voz autoritaria quiera imponerse sobre el resto, convocando a la muerte como custodia, el verbo esperanzador de Osvaldo Bayer buscará asomar de donde sea, y ayudará a seguir caminando sin más miedos que los necesarios.

¡HASTA SIEMPRE COMPAÑERO OSVALDO BAYER!

Bajó los cuadros de los que masacraron a los pueblos originarios.
Levantó las banderas de las luchas obreras y los derechos humanos.
Abrazó la rebeldía con toda la capacidad de la ternura.

¿Cómo se despide a quienes seguimos necesitando en la memoria y en la historia? ¿Quién va a seguir rompiendo mentiras dominantes para poner a la verdad en su lugar?

¿Quién va a escribir los fallos del pueblo que condenen a los verdugos y a los que no aman a la Patria, sino que la desprecian y venden? ¿Quién va a ponerle poesía al horror para defender que todavía queda la vida? ¿Quién va a contar las historias desde abajo de las baldosas o desde el barro? ¿Quién nos va a decir en libros que los diarios mienten? ¿Quién va poner a los compañeros y compañeras en la lista de lo justo? ¿Quién nos va a hablar de revolución desde un lugar lleno de lucha obrera y pañuelos blancos? ¿Quién nos va a abrazar con ternura y realidad? ¿Quién habitará ese lugar de lo posible, donde la puerta se abre para jugar y luchar?

Acá se queda la lucha llena de Osvaldo. En la memoria hecha verbo, en la libertad de todas las batallas, en la subversión de lo imposible.

¡Hasta siempre, compañero: hasta todas las victorias!

H.I.J.O.S Capital

LA CHISPA DE OSVALDO BAYER

(La Tribu).- El libro “La Chispa” relata la historia sobre el periódico del mismo nombre fundado por Osvaldo Bayer en el año 1958 en la Ciudad de Esquel para denunciar a los terratenientes y latifundistas del lugar.
Hace 60 años “La Chispa” se publicaba cada 15 días y denunciaba a los dueños de las tierras, a los latifundistas, a los empresarios, al robo de las tierras de los pueblos originarios, que hoy tiene Benetton.
Ariel Pennisi, Bruno Nápoli, Christian Ferrer y Horacio González analizan la continuidad de la historia patagónica y el rol del periodista, escritor e historiador en la presentación del libro “La Chispa” en noviembre 2017.

Del periódico “La Chispa” a Santiago Maldonado.

FALLECIÓ OSVALDO BAYER, DESTACADO ESCRITOR, PERIODISTA E INTELECTUAL ARGENTINO

(Izquierda Diario).-Tenía 91 años de edad. Lo informó su hija, Ana Bayer. Cercano a las ideas anarquistas, dejó un ejemplo de lucha y obras muy importantes, como La Patagonia Rebelde y la biografía de Severino Di Giovanni.

Ana Bayer, la hija de Osvaldo, fue quien dio la triste noticia pasado el mediodía de este lunes 24 de diciembre.

Bayer había nacido hace 91 años en Santa Fe, un 18 de febrero de 1927. Había estudiado en la Universidad de Hamburgo (Alemania), para regresar a la Argentina en 1956, donde continuó su carrera como periodista, historiador y militante de múltiples causas.
Sus obras se relacionaron con la historia obrera, de los pueblos originarios y de dirigentes anarquistas, corriente política con la que siempre se identificó. De esos orígenes del movimiento obrero siempre destacó a "los inmigrantes italianos y españoles y de otras nacionalidades que llegaron al nuevo suelo y dedicaron todas sus horas libres y hasta sus vidas enteras a la politización del proletariado que se iba formando. El recuerdo de ese mérito es el homenaje a todos aquellos que fueron expulsados por leyes represivas, o fueron asesinados o sufrieron cárceles por sus ideas".
Como periodista trabajó como redactor en la revista Continente, Noticias Gráficas, el diario Esquel de Chubut, pero además llegó a ser secretario de redacción del diario Clarín, director de la revista Imagen y colaborador de Página 12. Allí escribió recordadas contratapas, siempre en denuncia de los poderosos y en apoyo a las causas obreras y populares.
Entre 1959 y 1962 fue titular del Sindicato de Prensa. Hoy es secretario honorario del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).
También fue Profesor Titular de la Cátedra Libre de Derechos Humanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.
Entre sus obras como historiador se encuentran Los anarquistas expropiadores y otros ensayos, Rebeldía y esperanza, Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia, Los vengadores de la Patagonia trágica, libro que fue llevado al cine por Héctor Olivera en el exitoso film La Patagonia rebelde, con guión del propio Bayer. Esas historias, que revelaron con una profunda investigación el rol que habían jugado militares y estancieros en la represión a las huelgas obreras en el Sur y también a los pueblos originarios, son obras que ya forman parte de la historia política y cultural de la Argentina.
Bayer denunció los crímenes de Roca y su genocida campaña del desierto, estrechando un fuerte vínculo con los pueblos originarios. Impulsó el cambio de nombre de localidades que llevaban el nombre de los generales de aquel ejército, y llegó a presentar un proyecto para unir las dos Patagonias, la argentina y la chilena. Por esa iniciativa, el Senado de la Nación llegó a declararlo persona non grata, aunque se retractó años después.
Por sus obras y su militancia fue perseguido por la Triple A, creada durante el gobierno de Juan Domingo Perón y María Estela Martínez de Perón. En 1975 debió exiliarse en Alemania. Desde allí, y recorriendo otros país, fue uno de los pilares de las campañas de denuncia de lo que estaba haciendo la dictadura en la Argentina y otros países de Latinoamérica.
Pero Osvaldo, casi siempre rechazado por el poder de turno, se convirtió en un referente de las organizaciones de derechos humanos, el periodismo crítico y alternativo y el sindicalismo combativo. Visitaba a quienes podía, y a muchos los recibía en El Tugurio. Su relación con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos fue vital en la lucha contra la impunidad de los genocidas.
También su apoyo a quienes desde distintos medios seguían su camino de denunciar a los poderosos y reflejar las luchas obreras. Desde los orígenes del movimiento obrero, sus primeros sindicatos, huelgas y rebeliones, hasta la actualidad. El caso de Zanon fue uno de ellos. Bayer se reunió muchas veces con los obreros sin patrón, y vio en las fábricas sin patrón a las herederas de las mejores tradiciones de la clase trabajadora. En una charla con los ceramistas recordó las tradiciones de los mártires de Chicago, la Semana Trágica y el caso de Zanon. ”Los trabajadores querían ocho horas para después poder gozar de la cultura, leer, amar a sus mujeres, y los ahorcaron, los ahorcaron. En la semana trágica los obreros en vez de levantar la bandera argentina, levantaban las banderas rojas y fueron apresados, y muchos otros fueron fusilados. El caso de Zanon es como volver a esos tiempos, a ese espíritu solidario entre trabajadores, todos para todos y ellos, encima producen esa maravillosa cosa que es producir ellos mismos. Tenemos este ejemplo que es Zanon, que hay que defenderlo a muerte”.
El 23 de diciembre de 2015 le dedicó una contratapa de Página 12 a MadyGraf y la gestión obrera. Luego de contra el conflicto y exigir respuestas a los reclamos de los obreros, le dedicó un párrafo especial a la Comisión de Mujeres, cuya pelea lo había impactado. "En 2011, a raíz de la lucha por la reincorporación de 31 despidos, se creó la Comisión de Mujeres para defender los puestos de trabajo de sus maridos. Cuando en agosto de 2014 la multinacional cerró, las mujeres salieron otra vez a la calle junto a sus maridos. Dicen ellas: “En la primera etapa de esta lucha impulsamos una campaña nacional de solidaridad para el fondo de lucha y de alimentos para las familias Donnelley, que los asistió en los primeros meses al entregar cada semana bolsones de mercadería a las familias. Luego entramos a trabajar en la cooperativa y actualmente se está construyendo una guardería y juegoteca para los hijos dentro de la fábrica”. Es decir, un gesto admirable de trabajo social".
La Izquierda Diario le realizó distintas entrevistas. En un documento imperdible, el gran Osvaldo charla sobre los temas que son centrales en su obra: periodismo, exilio, dictadura, huelgas patagónicas, las “Putas de San Julián”, Severino Di Giovanni, Rodolfo Walsh.
¡Hasta siempre Osvaldo!

LA COMISARIA 42 DE BARILOCHE VOLVIO A GOLPEAR JOVENES

COMUNICADO MULTISECTORIAL CONTRA LA REPRESIÓN BARILOCHE

La policía de Río Negro volvió a golpear y detener arbitrariamente a dos jóvenes de los barrios populares de Bariloche, ratificando que no existe control institucional serio sobre el personal en sus funciones de rutina. Este viernes a la noche, una patrulla de la comisaría 42 nuevamente irrumpió en el domicilio particular de una familia y en un procedimiento desmedido, ante la vista de numerosos vecinos del barrio 2 de Abril, redujo violentamente a dos jóvenes que llevó demorados hasta este sábado a la mañana.
Vecinos registraron el procedimiento abusivo y violento, que desmiente la versión del oficial responsable de la guardia que atendió nuestro llamado telefónico. Guillermo Lista, fiscal en turno, manejaba la versión policial que dice que los muchachos fueron demorados en la plaza del barrio en estado de ebriedad, pero los familiares y vecinos de las víctimas sostienen que fueron sacados a la fuerza del domicilio particular. La versión policial se desmorona con el video que adjuntamos, el que fue entregado al fiscal Lista el mismo viernes a la noche.
La comisaría 42 es instrumentos de persecución y hostigamiento de algunas familias claramente identificadas, lo que ratificó este nuevo procedimiento. Existe una decisión de la conducción política y operativa de ser instrumento de persecución y estigmatización de algunas familias en particular, que suman detenciones y golpes.
Entendemos que se considera amparada por el poder judicial, especialmente después que una jueza rechazara el hábeas corpus interpuesto después del brutal ataque del 4 de noviembre a otros jóvenes. El hábeas corpus se presentó el 17 de noviembre; se rechazó el 10 de este mes. Anoche estuvo la respuesta institucional de la 42.
• Exigimos una investigación judicial rápida y justa.
• Exigimos que el gobierno de la provincia ejerza autoridad sobre la policía que hace el trabajo sucio de la política de Macri.

Multisectorial contra la impunidad y la represión de Bariloche, 22 de diciembre de 2018.

AGENDA ROJINEGRA: CUARTA SEMANA DE DICIEMBRE

MURAL ROSA NAHUELQUIR

Año 2007 el hoyo Chubut. En el marco de un taller de murales de la escuela secundaria 734 se definió pintar en una de las paredes de pueblo un homenaje a Rosa Nahuelquir, de la comunidad Santa Rosa Leleque.
Apenas comenzados los trabajos el municipio interviene de manera autoritaria y comienza un largo proceso de diálogo para conseguir los permisos. Finalmente luego de idas vueltas burocráticas el municipio decidió borrarlo...
6 años despues el mural resurge con el aval del concejo de liberante y gracias a los vecinos que no se quedaron quietos.
Historia viva del territorio que habitamos y la fuerza de un pueblo que lucha.





EDITORIAL DE LA AGRUPACIÓN ROJINEGRA: “UNA NUEVA AGENDA SALE A LA CALLE 
textos concebidos para invitar/nos a pensar/nos desde una perspectiva poco usual. La del empoderamiento que tenemos, la de los logros y no desde las derrotas. Nos hacen creer cotidianamente que no podemos contra un sistema gigante, inmenso, todo poderoso, pero al cual le falla algo, y es que no tiene gente. Por eso, como cada año, desde la Agrupación, sacamos una Agenda, que no sólo es una Agenda de papel y para anotar, sino una forma de seguir planteando una mirada diferente. Pero no diferente sobre lo mismo que nos muestra el poder hegemónico, sino una mirada diferente sobre una realidad diferente. La de darnos cuenta que en nuestra comarca, solamente, contamos con muchísimas más de cincuenta experiencias de victorias populares sobre ese poder que se muestra como invencible, intocable, inamovible. Cincuenta experiencias de lucha y organización.