Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

martes, 5 de mayo de 2020

LA COMARCA SE MOVILIZA POR UNA SALIDA COLECTIVA Y COMUNITARIA DE LA CRISIS SANITARIA

https://www.anred.org/ 05 Mayo 2020

 La Comarca se moviliza por una salida colectiva y comunitaria de la crisis sanitaria


 Asambleas, organizaciones sociales y vecinos de Río Negro y Chubut lograron coordinar una acción de reencuentro y trueque de alimentos, juguetes, libros y plantines en pleno retén policial que separa en dos la Comarca. 
           Desde la Emergencia Sanitaria, el Paralelo 42 que separa la ciudad rionegrina de El Bolsón de las localidades chubutenses de Lago Puelo, El Hoyo, Epuyén y El Maitén, se encuentra bloqueado por las fuerzas de seguridad. Los vecinos recuerdan que la Comarca es una sola. 

Por Corresponsal popular para ANRed. 


         

            Los 4 de cada mes las comunidades y asambleas que defienden los territorios del extractivismo se movilizan para renovar su compromiso con el buen vivir y su lucha contra las empresas mineras. Por eso, ayer 4 de mayo, la movilización necesitó desbordar la orden estatal de aislamiento ante la excepción de la cuarentena a la minería y las fumigaciones, la baja de aranceles para la producción de glifosato, el relanzamiento del proyecto Suyay en Esquel, con Eduardo Elztain de socio, y la constante extorsión de Pan American Silver que intenta lavarse la cara en la meseta. Esto se suma a los preocupantes intentos legislativos por habilitar una actividad ecocida y sin licencia social. Los discursos del presidente, gobernadores y ministro de ambiente, presas fáciles de lobbys extractivos, no generan confianza ni tranquilidad con respecto al modelo extractivo neocolonial, más bien lo contrario. 

          A este reclamo central hoy en el paralelo, se sumaron varios más: El pedido para la libre circulación en la Comarca Andina del paralelo 42 (llevando los controles al puente Villegas por el Norte y Leleque por el Sur) y el fin de la criminalización a trabajadores/as autónomas, feriantes, albañiles y otras actividades, impidiéndoles trabajar a familias enteras con economías de subsistencia, en un contexto de inflación que no registra grieta alguna. 
          
          La frontera provincial, un límite sólo para los mapas, ahora se ha transformado en pequeño muro de Berlín, separando familias, y afectando gravemente la vida social, económica y cultural de una Comarca con marcada identidad regional. Una problemática que hasta ahora no ha encontrado respuestas en intendentes ni gobernadores. El rechazo total a la presencia del Ejército Argentino en El Hoyo y a los excesos represivos durante la cuarentena especialmente del lado chubutense. En la Comarca permanece en la memoria los genocidios del Ejército contra el pueblo nación mapuche y mapuche tehuelche y el perpetrado durante la última dictadura cívico-eclesiástico-militar. 

          Con una pregunta que quemaba barbijos: ¿cómo los recursos que faltan en Salud y Educación, incluso aún hoy en Chubut debiendo dos meses de salarios a estatales y jubilados, parecen sobrar para contratar cibervigilancia, movilizar tropas o equipar a las fuerzas policiales y militares? Y por último, la apuesta, la afirmación convencida, acerca de la urgente construcción de otra salud, una salud comunitaria que incorpore otras prácticas, otros saberes, más allá de la medicina hegemónica, iatrogénica, alopática y colonial. Asumiendo que construir y sostener lazos comunitarios es una práctica de salud en sí misma, una red de cuidados vecinal, fraterna y solidaria capaz de apuntalar integralmente el sistema inmunitario de muchos y muchas al mismo tiempo. ¿Cómo no enfermar si nos fumigan con veneno, nos contaminan el agua o nos debatimos entre el hambre y la malnutrición con “alimentos” industriales?, ¿es racional un sistema donde las mismas corporaciones que se enriquecen envenenando luego vuelvan a enriquecerse vendiendo los remedios y vacunas?

         


          

        Luego de trocar frutas, dulces caseros, nueces, aceite, harinas, libros y juguetes, se decidió donar una buena cantidad de productos a los comedores populares de los barrios Irigoyen y Esperanza de El Bolsón y a las gratiferias de Paraje Entre Ríos y Golondrinas, en Lago Puelo. La asamblea y el trueque culminaron sobre la legendaria ruta 40, con aplausos, un compromiso a seguir movilizando y organizándose comunitariamente.