Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

jueves, 15 de noviembre de 2018

DECLARACIÓN PÚBLICA EN REPUDIO AL ASESINATO DE CAMILO CATRILLANCA MARÍN POR CARABINEROS DE CHILE

Organizaciones Socio-Ambientales y de defensa de los DDHH
En repudio al asesinato de Camilo Catrillanca Marín por carabineros de Chile
Santiago, 15 de Noviembre de 2018
A la opinión pública,
Expresamos la más tajante condena por la muerte del joven mapuche Camilo Catrillanca Marín, asesinado por un disparo en la cabeza, que de acuerdo a lo informado por la comunidad, habría sido disparado por un funcionario de Carabineros perteneciente al “Comando Jungla”.
Hacemos presente que de acuerdo al testimonio entregado por la familia y la comunidad de Camilo Catrillanca, él no estaba vinculado con los hechos delictuales que perseguía el “Comando Jungla” tal como lo ha informado el Gobierno, si no, que él se encontraba regresando a su hogar luego de realizar trabajos comunitarios con el tractor de la comunidad adquirido con fondos de CONADI cuando se encontró con los funcionarios policiales en un camino vecinal, tras lo cual los efectivos de Carabineros le dispararon a mansalva por la espalda, hiriéndolo de muerte. Un Estado de Derecho efectivo no puede permitir la ejecución de una persona, aún cuando sea sospechosa de un delito, en manos de la policía militar.
Nos parece inaceptable que la autoridad política haga declaraciones públicas estableciendo responsabilidades de manera apresurada catalogándolos como simples hechos delictuales sin una investigación, o justificando dispararle a una persona desarmada, por la mera sospecha de que participó en un delito. De aún mayor gravedad las declaraciones de carabineros que vuinculan a Camilo Catrillanca Marín con posibles hechos delictuales anteriores, que no han sido juzgados ni probados. Esto da muertras de una posible premeditación en la ejecución del joven.
Exigimos que se aclaren los hechos y se sancione a los responsables. Exigimos, asimismo, que las autoridades politicas y en especial el intendente Luis Mayol, presenten sus renuncias, pues han dado muestras de no tener apego a la democracia ni el Estado de Derecho, sino que guiar su actuar por prejuicios y racismo. La reacción del gobierno frente a la pérdida de una vida humana es diamentralmente distinta cuando se trata de un joven mapuche. Este actuar evidencia una falta de garantías que aseguren la imparcialidad en los procedimientos que busquen aclarar los hechos. Es por eso que creemos que lo más idóneo sería su renuncia al cargo de Intendente.
Como Organizaciones Socio Ambientales y de Derechos Humanos, repudiamos y condenamos el actuar de Carabineros que nuevamente cobra una víctima mapuche. Creemos que la utilización de fuerzas policiales altamente entrenadas y robustamente equipadas y armadas con la finalidad de “combatir el terrorismo”, tal como lo ha señalado el Gobierno, es absolutamente desproporcional para la persecución de supuestos delitos comunes. La misma desproporcialidad se evidencia en la represión de los marginados ambientales, habitantes de zonas de sacrificio que manifiestan su legítima reivindicación de derechos, especialmente del derecho a la vida y a un medio ambiente sano.
La muerte del joven Camilo Catrillanca, es una lamentable evidencia de dicha desproporcionalidad. Consideramos que la decisión del Gobierno, al igual que sus predecesores, de hacer frente a la protesta social del pueblo mapuche para la reivindicación de sus derechos mediante la utilización de la fuerza represiva y la criminalización , son políticas erróneas que en nada aportan a construir la tan ansiada paz y justicia en el Wallmapu, si no, muy por el contrario sólo ahondan el clima de violencia. Desde esa perspectiva creemos imprescindible también, que se hagan efectivas las responsabilidades políticas y administrativas tanto del Ministro del Interior, Andrés Chadwick, como del Presidente de la República, ya que producto de las políticas públicas fundadas en la represión del pueblo mapuche, se ha terminado con la vida de un joven mapuche más, circunstancia que es inaceptable.
Camilo Catrillanca de 24 años, deja una hija de 6 y una compañera embarazada. Nuestras más sentidas condolencias vayan con su familia que jamás obtendrá consuelo, y esperamos que por lo menos pueda obtener Justicia respecto al terrible crimen que término con su vida. Para ello exigimos que se realice una investigación que entregue todas las garantías de imparcialidad y mediante la cual tras esclarecer los hechos se haga efectiva la responsabilidad penal de los responsables, tras la realización de un Juicio Justo seguido ante los Tribunales Penales ordinarios.
Instamos a las autoridades regionales y de nivel central, a reflexionar sobre el origen de esta situación, cómo sus políticas públicas contribuyen a que ocurran estos hechos tan lamentables, que sólo aumentan el sentimiento de desamparo del derecho en la región de La Araucanía cuando se es mapuche y  se lucha por justicia. No más militarización de la región de La Araucanía ni de ninguna zona de sacrificio, no más militarización de los territorios no más uso de la violencia para acallar los conflictos políticos.

IFDC EL BOLSÓN: EQUIPO CONSTRUYENDO LA IDENTIDAD SEXUAL A VIVA VOZ

Desde el equipo “Construyendo la identidad sexual a viva voz”, del IFDC de El Bolsón consideramos necesario explicitar y visibilizar nuestra posición ante la circulación de manifestaciones respecto a los alcances y contenidos de la Ley N° 26.150, de Educación Sexual Integral, sancionada en octubre de 2006. Afirmaciones que a nuestro entender atentan contra la libertad y los derechos de niños, niñas y adolescentes.

La  ESI  propone  “la  promoción  de  saberes  y  habilidades  para  la  toma  de  decisiones conscientes y críticas en relación con el cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, el ejercicio de la sexualidad con libertad responsable y los derechos, adecuados a la etapa evolutiva de las y los estudiantes”. Es importante resaltar el carácter integral de su enseñanza, dado que para su implementación es clave considerar la interrelación de cinco ejes conceptuales: Ejercer nuestros Derechos, Valorar la afectividad, Reconocer la perspectiva de género, Cuidar el cuerpo y la salud y Respetar la diversidad. Ese carácter integral permite abordar la ESI en forma transversal desde todas las disciplinas escolares.
Venimos  trabajando  desde  hace  12  años,  como  equipo,  en  la  construcción  de  esa
perspectiva de derechos en la formación docente, desde los contenidos de ESI. Para ello nos hemos comprometido con diversas áreas de trabajo que se relacionan con escuelas primarias, jardines maternales y de infantes y colegios secundarios, pero también con otras organizaciones e instituciones desde las que también se practican Pedagogías de la sexualidad, tal como dice Lopes Louro (2001). Ella afirma claramente que en muchas otras instancias sociales –medios de comunicación, servicios de salud, iglesias, poder judicial,- también se practica tal pedagogía. Ya sea por afirmación, omisión o silenciamiento, tanto en espacios públicos y reconocidos como velados y privados, se ejerce una pedagogía de la sexualidad que legitima determinadas identidades y prácticas sexuales, reprimiendo y marginando otras. Convencidas de ello venimos trabajando también con estas instituciones, promoviendo que todas las vidas sean dignas de ser vividas.

El derecho a la información, el derecho a la vida digna, a la salud, son derechos humanos por los cuales esta ley vela. Los derechos sexuales y reproductivos también lo son. Niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho y el Estado es el garante según lo establecen las Convenciones Internacionales, la Constitución Nacional, la Ley nacional N° 26.601 de Protección  integral  de  derechos  de  niños,  niñas  y  adolescentes  y  la  Ley  de  Educación Nacional N° 26206, además de la legislación provincial en consonancia con la anterior. Leyes que fueron discutidas, votadas y promulgadas de manera democrática.

Comprometernos con la ESI en todos los espacios posibles es, a nuestro entender, trabajar en pos de la justicia curricular, ya que posibilita el acceso a la información, a conocimientos científicamente validados y de carácter laico; es viabilizar el ejercicio de una vida plena, el goce de los derechos reconocidos, pero también la identificación de abusos, la necesidad de reconocer   el   consentimiento   en   las   relaciones   sexuales   y   la   posibilidad   de   evitar sufrimientos.

Así como plantea Leandro Cahn1, creemos que “…ni madres ni padres pueden decidir si sus hijas e hijos reciben o no educación sexual en la escuela. Porque los niños y las niñas son sujetos de derecho y porque el Estado es el garante. Y es a partir de la disparidad de la educación sexual que cada niño, niña o adolescente recibe en su familia y entorno, que el Estado tiene la obligación de ofrecer los contenidos mínimos necesarios para garantizar un piso equitativo entre las infancias y adolescencias de todo el país”.

Atendiendo a ello, recurrimos a uno de los propósitos formativos de la ESI: “Ofrecer oportunidades de ampliar el horizonte cultural desde el cual cada niño, niña o adolescente desarrolla plenamente su subjetividad reconociendo sus derechos y responsabilidades y respetando y reconociendo los derechos y responsabilidades de las otras personas.” Este propósito nos plantea, como docentes, el desafío de ampliar la mirada y universos culturales con los que las niñas, niños y adolescentes llegan a la escuela. Para que sean quienes en el marco de la libertad y el respeto puedan desarrollarse plenamente.

Es así como la ESI nos convierte para cada docente en una invitación, una oportunidad para pensar la educación alejada de las prescripciones. Una disposición a pensar los debates sociales y problemáticas que nos atraviesan.

Por tanto, y sumándonos a lo planteado ya por las compañeras y compañeros del IFDC de Bariloche, queremos dejar sentado ante la comunidad educativa que apoyamos, asumimos y defendemos la ley 26.150, sus contenidos y sentidos; los derechos de la niñez y juventudes que establece ésta y otras normativas y, especialmente, el lugar privilegiado de las instituciones educativas para el abordaje de la ESI con perspectiva de género y desde un enfoque  de  respeto,  para  construir  entre  todxs  una  sociedad  más  justa,  igualitaria  e inclusiva.

Noviembre de 2018
Equipo Construyendo la identidad sexual a viva voz
IFDC El Bolsón. Río Negro