Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

domingo, 19 de abril de 2020

EL TRABAJO EN EL MARCO DE LA EMERGENCIA SANITARIA: DESPIDOS, SUSPENSIONES, REBAJAS SALARIALES Y DEFICIENCIAS PARA ASEGURAR LA SALUD DE LAS Y LOS TRABAJADORES

(http://ctanacional.org/ -  15 Abril 2020)


El trabajo en el marco de la emergencia sanitaria: despidos, suspensiones, rebajas salariales y deficiencias para asegurar la salud de las y los trabajadores


El Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma presentó la actualización del siguiente informe en el que se sistematizan más de 200 denuncias realizadas por trabajadores y trabajadoras referidas a distintas violaciones a derechos laborales que han tenido lugar en el marco del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional. Este documento, además, fue enviado oportunamente al Ministro de Trabajo, Claudio Moroni, con el fin de ponerle un límite a los abusos patronales en el marco de la presente emergencia sanitaria.
El informe apunta a sistematizar denuncias por violaciones a los derechos laborales realizadas por trabajadores, trabajadoras y organizaciones sindicales durante la cuarentena, y constituye una actualización de la información presentada por el Observatorio del Derecho Social de la CTA-A el 28 de marzo.
Se incluye información proveniente de más de 200 denuncias y reclamos colectivos de trabajadores y trabajadoras de diferentes actividades de todo el país que han señalado, de una u otra forma, incumplimientos por parte de las patronales de las disposiciones vigentes. Este conjunto de cuestiones requieren ser abordadas con carácter urgente a fin de poder transitar la emergencia. En particular, se ha denunciado la falta de delimitación clara entre las líneas de producción que deben seguir funcionando y otras que claramente no son esenciales y que incluso podrían fortalecer la producción de aquellos bienes que son imprescindibles para la subsistencia del conjunto de la población; también se han efectuado reclamos frente a conductas patronales que no garantizan las condiciones necesarias de salud y seguridad en el trabajo; finalmente, se sistematizan casos de denuncias por despidos, suspensiones y reducciones salariales que se han profundizado en las últimas dos semanas.
En particular, a partir de las denuncias y reclamos se abordan abordar las siguientes cuatro dimensiones con carácter de urgente:
● Determinar con la mayor precisión posible las áreas de la producción que deben continuar funcionando y fortalecerlas con la redistribución de los recursos y trabajadores que se desempeñan en las áreas o líneas de producción no esenciales;
● Garantizar las máximas condiciones de salud y seguridad en el trabajo, principalmente aquellas que hacen a la consecución de los objetivos de las políticas sanitarias fijadas por el Ministerio de Salud;
● Fortalecer la protección de los puestos de trabajo y los salarios durante la cuarentena, generando medidas eficaces para garantizar la prohibición de los despidos y suspensiones dictada por Poder Ejecutivo;
● Garantizar la actividad sindical, la libertad de circulación de dirigentes y abogados gremiales, y fortalecer los mecanismos oficiales para la presentación de denuncias como protección principal de quienes están desarrollando actividades.
Además, el documento, junto a la carta enviada al ministro Moroni, reclama en torno a la determinación de las áreas de producción esenciales.

CORONACRACIA BURGUESA: LA PESTE, LOS MEDIOS Y EL MIEDO

(infoposta.com.ar - 13 abril 2020)

CORONACRACIA BURGUESA: LA PESTE, LOS MEDIOS Y EL MIEDO


Por Gustavo Robles

“El mal que hay en el mundo casi siempre viene de la ignorancia, y las buenas intenciones pueden hacer tanto daño como la malicia si carecen de entendimiento”
“La verdad, como la luz, ciega. La mentira, por el contrario, es un bello crepúsculo que realza cada objeto”
“La estupidez insiste siempre”
Albert Camus – La Peste
El mundo ha sido invadido por un virus común en cada uno de sus rincones, pero no es ese que están pensando al leer estas líneas. No es el coronavirus: es el miedo universal que han implantado en las mentes de cada habitante de este planeta a través de los medios de comunicación.
Los historiadores del futuro se preguntarán y no podrán entender cómo fue posible que la sociedad mundial entera haya entrado en cuarentena, al mismo tiempo, por un virus que provoca menos muertes que otras a las que apenas se les presta atención, como por ejemplo, la gripe o la neumonía.
Y es que no tiene explicación lógica, a la vista de las estadísticas, o si la tiene, está lejos de razones de salubridad y mucho más cerca de oscuros entramados políticos y económicos.
Para darse cuenta de ello, hace falta sólo repasar las frías cifras que nos hablan de la expansión y mortandad del virus coronado y compararlo con otros menos apuntados por las luces de las cámaras. Y por supuesto, despojarse de toda la basura incrustada por los medios masivos de desinformación.
El Mundo
Veamos algunas cifras:
-   Según la OMS, hay al 11-4-20, 1.775.210 infectados comprobados por el coronavirus, recordando que el brote surgió en China a principios de diciembre de 2019, hace 5 meses (en el gigante asiático la enfermedad está prácticamente controlada)
-  Los científicos suponen que en realidad, los infectados son por lo menos el triple, pues se estima que entre un 70 u 80% de ellos no presentan síntomas.
-  De aquellos infectados comprobados, se han producido 108.544 fallecimientos, el 6,11% del total. Pero si se toma las estimaciones mínimas de la expansión del virus y el total de infectados reales, ese porcentaje habría que dividirlo por 3 al menos, con lo cual el porcentaje bajaría al 2% o por debajo.
-   Según la OMS, la gripe común infecta entre el 10% y el 20% de la población mundial anualmente. Es decir, podemos tomar el 15% como promedio: 1.125 MILLONES de personas. Parece bastante más extendida que el corona.
-  Anualmente se producen en el mundo 5 millones de casos graves de influenza o gripe (OMS)
- De ellos, entre 250 mil y 650 mil mueren anualmente (promedio, 450 mil anuales) (OMS)
A pesar de esas cifras impresionantes, a nadie se le ocurrió hasta ahora poner al mundo en cuarentena por la influenza-gripe común
Tomándonos siempre de los datos de la OMS, 1.300.000 seres humanos mueren en accidentes automovilísticos por año en todo el planeta
¿Alguien propuso prohibir los automóviles?
Pero sigamos con las cifras, porque cuanto más investiguemos, menos se entiende la “coronaparanoia”:
EEUU
Veamos lo que ocurre en EEUU, que pasó ahora a ser el centro mundial de coronatención.
-    A la fecha (11-4-20), hay 530.394 infectados
-    De ellos, 20.513 fallecieron (3,86%)
-    Según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), entre el 1/10/2019 y el 4/4/2020, es decir, seis meses, entre 39 y 56 MILLONES de estadounidenses fueron infectados con el virus de la influenza – gripe común ¡¡Entre 39 y 56 MILLONES!! Pero el escándalo mundial se arma por 500 mil coronados.
-   Siempre según los CDC, de esos casos, terminaron falleciendo entre 24.000 y 62.000 ¡En 6 meses! Pero la alarma mundial es por 20 mil del COVID 19
¿Alguien puede explicar esto sin caer en el ridículo?
La cuestión europea
Mientras la epidemia inicial se sufría dentro de los límites de la exótica China, los medios prestaban alguna atención y en la conciencia de las masas aparecía como algo lejano, no sólo en cuanto a la distancia, sino lamentablemente también en lo humano: los “chinitos” no importaban tanto.
Pero cuando la epidemia se transformó en pandemia y llegó a tierras europeas, sobre todo a Italia y España, todo cambió para el resto del mundo, y comenzó a expandirse la alarma y la preocupación en la mayoría de la población mundial.
Italia pasó a ser el centro del “apocalipsis”, seguido por España. El primero tiene la mayor cantidad de fallecidos del Viejo Continente, mientras que el segundo la mayor cantidad de infectados comprobados. Los medios comenzaron su avalancha diaria de información sobre la enfermedad. El coronavirus pasó a ser el único tema, tapando todo lo demás. Claro, nadie –o casi nadie- se preocupó por informar que la vieja Europa se ha transformado desde hace décadas en una sociedad vieja, donde nacen menos personas que las que mueren. Eso se verifica fundamentalmente –y justamente- en las dos penínsulas.
Tampoco que la gripe común viene haciendo estragos desde hace años: en Italia mueren anualmente entre 8.000 y 12.000 personas por año, mientras que en España en 2018 fallecieron 15.000. Las enfermedades que atacan a los de mayor edad tienen mayor campo de acción en esos países.
Argentina
Vayamos a nuestro país
En Argentina el oficialismo no se cansa de adular las medidas que tomó el gobierno de Alberto Fernández para impedir una crisis sanitaria, a pesar de que tarde cerró las fronteras y poco controló a los potentados que, hay que recordarlo, importaron una enfermedad que no existía en estas tierras. Si la cosa es tan terrible como nos la quieren hacer ver, entonces el gobierno es el mayor responsable de que el virus coronado ahora se pasee por suelo argento.
Pero más allá de las consideraciones políticas que más adelante vayamos a hacer, los números son elocuentes sobre la realidad delirante de la cuarentena que por “cuestiones sanitarias” nos están obligado a cumplir.
-    En Argentina los infectados conocidos son 1975 (el 0,0043% de la población total)
-    De ellos, han fallecido 83 (4,20%: mayor que la de EEUU… ¿entonces?)
-    83 personas representan el 0,00018% de la población total del país.
-    En 2018 murieron 32.000 personas a causa de la gripe común, según estadísticas del Ministerio de Salud y se estima que 33.000 fallecieron en 2019 ¡¡32.000 personas muertas por la gripe en el país!! Pero nos aterrorizamos por 83 del coronavirus. Hay algo que no cuaja.
-   Según la Asociación Civil Luchemos por la Vida, en Argentina mueren 550 personas por mes en accidentes de tránsito. Significa que 6.600 mueren al año. No se nota tanta preocupación por ello, como por el COVID 19.
Los números son demasiado elocuentes como para no darse cuenta de lo que está pasando. Es gracioso que nos acusen de “insensibles” a los que decimos que se está exagerando con las medidas y la preocupación que se han generado por el coronavirus, porque según el criterio impuesto por los medios “no nos importan los muertos ni los enfermos” por la pandemia en curso. Pero es fácil rebatir tan mediocre argumentación. Nosotros podríamos decir: “A Uds. no les importan los muertos ni los enfermos por gripe o neumonía, que son por lejos muchos más”.
¿O es que los muertos por el COVID 19 importan más que los que mueren por gripe?
Toda pérdida humana es dolorosa para sus deudos. Eso no es opinable. Pero para el funcionamiento de la sociedad, la muerte es parte de la vida, es inevitable, todos vamos a morir. Si lo que se quiere rescatar es el cuidado de la vida: ¿por qué esta sobreactuación por el coronavirus (108.000 muertes) y no se hace nada o hasta se festeja por el hábito de fumar, que mata 8 MILLONES de personas por año según la OMS? ¿O será que el tabaco es un enorme negocio?
¿Alguien se acuerda del dengue? ¿O como no existe en Europa ni en USA, no interesa?
Según el Ministerio de Salud, al 2 de marzo de este año, había 1.743 casos en el país.
En la Región se registraron 3.139.335 casos en 2019, con 1538 muertes.
Brasil es el de mayor cantidad de casos por lejos: 2.226.914 de dengue. Pero parece que importan mucho más los 20.727 casos de coronavirus y sus 1.124 fallecidos (5,4%)
¿A qué se debe la diferencia de criterios ante una enfermedad y otras, sobre todo cuando es evidente que se ha armado un escándalo mundial por la que menos muertes han provocado?
¿O, como decíamos más arriba, importan sólo los afectados por el COVID y los otros no?
¿Será que el tan mentado y coronado virus ha tenido una mayor incidencia en países como Italia y España, se ha expandido por la aristocrática Europa y por los poderosos EEUU?
¿Habría tanta atención, temor, consternación y dolor si esta pandemia hubiese arrasado con los pueblos en África?
Más allá de cualquier teoría conspirativa, lo cierto, lo concreto, es que a partir del virus que empezó a expandirse en China, las clases dominantes del mundo han logrado poner en cuarentena a toda la población planetaria.
Ahora los dueños del mundo saben que pueden hacerlo, inculcando terror en cada ser humano a partir de la creación de un “monstruo” al que pueden disfrazar de apocalíptico aunque no lo sea ni por asomo.
Han probado el inmenso poder de los medios de comunicación masiva, que le han hecho creer al mundo que un virus que no afecta al 99% de la población mundial, es la Peste Negra y la Gripe Española juntas (en realidad ha afectado al 0,023% de la sociedad humana y provocado la muerte del 0,0014%).
Sin embargo, televisores y radios difunden la opinión de los nuevos profetas del  Armagedón, comunicadores que nadan en la superficie de escenarios que el poder impone, sin cuestionar ni profundizar nada, más allá de lo que la zanahoria que les han colgado delante de sus narices les permite ver.
Han logrado generar desconfianza y temor entre las personas, han roto lazos, han alejado unidades, han desmovilizado a los luchadores. Han metido una cuña en las relaciones fraternales –o la posibilidad de ellas- entre los oprimidos. Si esta crisis fue provocada o no, queda claro que las clases dominantes, dueñas del poder económico más concentrado, han sabido aprovechar las circunstancias para su provecho.
¿Alguien puede negarlo?
El virus ha atacado casi exclusivamente a los mayores del mundo, a aquellos que cobran pensiones o jubilaciones y que los organismos financieros multinacionales han dejado en claro que “cuestan caro”, tal como ha expresado hace un tiempo la tan bien conocida por los argentinos, Christine Lagarde. Es decir, para estas lacras, 100 mil jubilaciones menos implican un ahorro importante.
También han multiplicado sus ganancias los laboratorios, para variar. Y los que manejan las bolsas del mundo están comprando acciones a precio vil; acciones que en pocos meses multiplicarán por decenas su valor.
Pero además, los explotadores del mundo sin distinción, están llevando a cabo un ajuste de hecho contra los asalariados en todo el planeta, pagando sólo parte de los salarios (muchas veces menos de la mitad), o despidiendo a sus empleados.
Techint de Paolo Rocca, o el amigo del nefasto ex presidente Macri, Miki Caputo, son claros ejemplos de una oleada que empieza a multiplicarse en Argentina.
El presidente Fernández dice estar enojado con esos “miserables” como él mismo los llamó, pero en su última cadena nacional ni mencionó los despidos, ni los recortes salariales, ni los salvajes aumentos de precios. Tampoco parece hacer nada para reprimir esa miserabilidad en plena crisis, mientras judicializa y detiene a miles de trabajadores por romper a la cuarentena, para salir a ganarse el mango que necesitan para poder comer.
Para colmo de males, al ajuste en ciernes se le suma el relato al estilo canto de sirenas: apoyado en el miedo de la población a salir a la calle, promete miserables $10.000 para los que quedaron fuera del sistema (que el oficialismo contaba en unos 3,5 millones, pero terminaron anotándose 11,5 millones; un “pequeño” error de cálculo que denota que no saben muy bien dónde están parados), para fines de marzo o principios de abril… pero parece que, sacando a los beneficiarios de las AUH, al resto los patearon para adelante.
De todos modos, teniendo en cuenta que la cuarentena comenzó el 20 de marzo y terminará (aparentemente) el 26 de abril, 10 mil pesos son menos que migajas para que una familia pueda sobrevivir más de un mes, sobre todo si se tiene en cuenta que según el INDEC, un grupo familiar necesitó $41.000 en febrero para no caer en la pobreza.
Hay quienes hablan de “nuevo orden” para el mundo que viene después del desquicio planetario creado por el virus del 2 ó 3% de letalidad, uno que pueda “humanizar” al capitalismo.
Pero la realidad expresa otra cosa, cuando los pobres se controlan entre ellos y hasta se acusan ejerciendo el rol de policías ante los de su misma clase.
Es el Gran Hermano llevado al paroxismo: no sólo te controla el Estado, sino tu propio vecino.
El control social impuesto avanza en el recorte de libertades; la vigilancia de las fuerzas de represión en las rutas, las calles y los barrios; la necesidad de pedir permiso para circular y trabajar: el ojo estatal está en todos lados, omnipresente. Un experimento para evitar o socavar futuras posibles rebeliones, que les ha salido demasiado bien hasta ahora.
Si alguien está esperando que el coronavirus cambie este sistema oprobioso donde el 1% de la población posee el 90% de la riqueza del mundo, pronto se dará cuenta de la candidez de esa esperanza. No es la lucha contra el COVID 19 lo que construirá un mundo justo, sino la lucha y la destrucción del sistema capitalista.
Si algo ha demostrado –por si hacía falta hacerlo nuevamente- esta crisis sanitaria transformada en cuarentena mundial, es que ante la circunstancia extraordinaria de que la clase trabajadora se ha visto impedida de trabajar, la economía mundial se derrumbó a niveles aún más desastrosos que durante las crisis de 1930 y del 2008, dejando en claro que sólo los trabajadores generan riqueza y no el capital.
El capitalismo, la burguesía, no pueden darle solución a los permanentes problemas que crea, tanto a la humanidad como a la biósfera. La concentración de la riqueza en pocas manos aleja la posibilidad de una vida digna a las mayorías populares, y el modo de producción burgués depreda los recursos naturales a un punto que a esta altura es de casi no retorno.
La peor pandemia, entonces, no es ningún virus, sino el capitalismo.
La Humanidad debe darse cuenta antes de que sea tarde y, en términos históricos, no queda mucho tiempo para ello.
Hoy, más que nunca, la consigna de la especie debe ser Socialismo o Barbarie, o aún más urgente: Socialismo o Extinción

ABORTAR EN CUARENTENA

(https://www.elcohetealaluna.com - 19 Abril 2020)






ABORTAR EN CUARENTENA
Entrevista con Ruth Zurbriggen sobre las limitaciones de un servicio esencial


Por Agustina Paz Frontera

Nadie preguntaría qué Ruth si ocasionalmente alguien sugiere “si necesitás un aborto llamala a Ruth”. Es una de las fundadoras de Socorristas en Red (SenRed), organización compuesta por 54 colectivas de todo el país que acompañan abortos autogestionados y con medicamentos. Ruth Zurbriggen es también fundadora de La Revuelta, colectiva feminista patagónica que logró desplazar a Buenos Aires del centro y enlazar el ejercicio socorrista con profesionales de la salud. Durante la pandemia, el trabajo del socorrismo toma una nueva dimensión, aunque la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud nacional declararon el aborto como un servicio esencial, los obstáculos que encuentran las personas que requieren un aborto en el sistema de salud siguen ahí, más firmes que nunca. Si antes de la pandemia no estaba generalizado el servicio de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), ahora hay que sortear además a oportunistas antiderechos y un sistema de prioridades de atención antojadizo. En este contexto, las socorristas siguen acompañando abortos en cualquier lugar (como dice el cántico que identifica la posición por la autogestión: «aborto legal, en cualquier lugar») a un ritmo tan intenso como siempre: entre 2014 y 2019 acompañaron los abortos de 31.936 mujeres y personas gestantes
—Lanzaron en estos días la sistematización de acompañamientos de 2019. Según los datos, SenRed cada año acompañan más abortos y el año pasado acompañaron a 12.575 mujeres y personas gestantes. En este período especial de aislamiento, ¿están recibiendo más llamados?
—Diría como mínimo que no han disminuido en relación a cómo veníamos en las colectivas de la Red. Diría también sentimos que hubo más. Eso de sentir que hubo más está relacionado a que como toda la cotidianeidad está profundamente trastocada nos implica otro tiempo todo el sostenimiento del dispositivo de acompañamiento. Las llamadas a los teléfonos o los mensajes a las redes sociales denotan angustias extras: ¿cuántas semanas van a pasar hasta que yo pueda resolver este problema? ¿Cómo van a ayudarme con esto si no puedo salir de mi casa?  
El “siento que no tengo salida” se acrecentó con el aislamiento. Esto hace que les y las compañeras telefonistas, que hacen un trabajo inmenso, también sientan otras exigencias en ese primer contacto. Nos propusimos mantener y hasta aumentar en algunas colectivas las horas de atención de los teléfonos públicos ya que el tiempo dedicado a cada llamada se intensificó. Vuelvo a leer en el Face mensajes como “llamé y no me atienden” y sé que estamos atendiendo, sólo que quien llama necesita respuestas en ese instante preciso, y a la vez quien conectó quizás requiere de 15 a 20 minutos de conversación. Ni hablar cuando quien llama lo hace a escondidas de su familia o de las parejas violentas con quien convive…
—¿Cómo es la logística cuando reciben un llamado hoy? ¿Qué cambió?
—Está clarísimo que en tiempos de pandemia, el arte de acompañar abortos tal como lo diseñamos y producimos tiene que ser y viene siendo reconfigurado. Y en ese proceso, las articulaciones con quienes estén dispuestxs a garantizar el derecho son más claves que nunca. Más que nunca hace falta el armando de comunidad y lazo. Y que esas articulaciones sirvan también para seguir exigiendo al Estado y a los gobiernos nacional y provinciales que se arbitren las políticas concretas para hacer vivir cotidianamente las recomendaciones de OMS y guías emitidas por el propio Ministerio de Salud. Aventuro que hay que prepararse para un período largo, muy largo, además. 
Digamos que se nos acrecentaron las preocupaciones, tanto por quienes necesitan acompañamiento para realizarse un aborto como por el cuidado a les y las activistas de la Red, porque también estamos viviendo el abismo de este tiempo y hay que hacerle lugar. Vengo muy preocupada en este sentido. Cómo sostener y sostenernos.
—Antes de la cuarentena el caminito incluía el vínculo telefónico pero también la participación en un taller. Imagino que habrán tenido que reinventar la forma de acompañar.
—Lo que hubo y hay en SenRed desde el inicio de la cuarentena es una necesidad de reconfigurar los modos en que cuidamos y nos cuidamos. ¿Cuáles son las políticas que cuidado que desplegamos también para con nosotras mismas, para seguir cuidando?
Este tiempo nos quitó —entre muchas otras cosas— lo más atesorado que tiene esta Red: los encuentros cara a cara con quienes necesitan abortar. Porque allí está la presencia ineludible de los cuerpos, las cuerpas. Muchas veces hablamos de las pedagogías corpo-aborteras de SenRed, en ellas está la centralidad del encuentro presencial que nos permite poner el cuerpo, mirarnos, sentirnos, ver nuestros rostros, tonos de voz, olores, desnudarnos un poco entre desconocidas, ¿no? Supongo que, ante esa ausencia, hacemos lugar a otros artificios para que se abra mucho más nuestra capacidad de escucha.
 Apenas semanas antes de que se declarara la pandemia, el Presidente Alberto Fernández anunció en la apertura de sesiones del Congreso el envío de un proyecto de ley sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo. La crisis sanitaria y el sentido de la oportunidad configuraron un escenario donde la contienda por la legalización del aborto perdió protagonismo. Una vez formalizado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, organismos nacionales y provinciales lanzaron recomendaciones y guías para que el derecho al aborto sea garantizado. Incluso el aborto fue declarado un servicio esencial, sin embargo las trabas al acceso proliferaron, rebajando a los derechos sexuales y reproductivos a derechos de segunda categoría.
—El aborto fue declarado como servicio esencial por la OMS. ¿Tienen conocimiento de que en este contexto particular haya un aumento en la obstaculización de ILEs? 
—Sí, tenemos conocimiento de obstaculizaciones para garantizar ILEs pese a lo declarado por la OMS y sostenido desde el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (SSyR) y desde programas provinciales de SSyR. Como siempre la heterogeneidad es lo que abunda en este aspecto. Problemas: antes de la pandemia no estaba garantizado y aceitado de manera generalizada el acceso a ILEs en la Argentina. Los obstáculos: innumerables, pese a lo mucho que sí avanzamos en estos años con profesionales de la salud muy comprometidxs con garantizar el derecho y aun con mucha mucha mucha ausencia de recursos para ello. Tenemos servicios provinciales que se jactan de comprar 50 dosis de tratamientos para abortar; que se niegan a incorporar las prácticas de AMEU (aspiración manual endouterina, una técnica médica para aspirar el contenido del útero) y además que no destierran la práctica de legrado (desaconsejada por la propia OMS); hay hospitales que tienen servicios de ginecología plagados de objetores de la práctica, lo cual va claramente en contra de las leyes vigentes; servicios de ecografías que cuando leen que la indicación ecográfica dice ILE despiden a las mujeres con un folleto de grupos antiderechos para que llamen a un número que busca desalentarlas en su decisión.
Si antes de la pandemia ya teníamos ese panorama, ¿por qué en plena cuarentena cambiaría todo eso? Sabemos, por ejemplo, por un mapeo que estamos haciendo, de consultorios que estaban al servicio de garantizar ILEs y que debido a las re-estructuraciones por atención de Covid-19 han dejado de atender. 
No es una cosa o la otra, es cómo tener una política sanitaria que considere que los que se define como “esencial” realmente lo es y sea consecuente con lo que de escribe y anuncia. Se siguen muy bien las indicaciones de la OMS en términos de qué hacer ante el Covid-19, sin embargo, las indicaciones para garantizar el acceso a la salud reproductiva y (no)reproductiva pueden quedar en un segundo plano. ¿Será porque es un tema que atañe centralmente a los cuerpos feminizados?
 —¿Qué impacto puede tener que el Estado garantice menos ILEs? ¿Qué papel ocupa el socorrismo en ese contexto, cuando el sistema de salud no absorbe y satisface la demanda?
—Tiene enormes consecuencias sobre la vida de quienes necesitan abortar y va a tener altos impactos sobre el sistema de salud, porque si aumentan nuevamente las consecuencias por abortos clandestinos inseguros, es a los hospitales donde van a llegar esas mujeres. No se puede tener una política timorata en esto. Se está invirtiendo muchísimo dinero para que el sistema de salud pueda asistir las consecuencias del virus, no pasa lo mismo con salud sexual y (no) reproductiva ni con medidas vinculadas a las violencias machistas. Esperaba (vale decirlo y hacerme cargo) mucho más de parte de la gestión de gobierno actual en relación a estos dos temas.
Por nuestra parte, hemos tomado la decisión de acompañar mucho más el reclamo para que los servicios de salud den las respuestas adecuadas. Nos implica un hacer más artesanal y por momentos altamente desgastante. Yo le llamo la política de una a una, una a una, con cada una, hasta lograr que acceda al derecho. Somos 500 activistas en todo el país con la disposición a hacer cumplir leyes vigentes y recomendaciones de la OMS. Esa es nuestra fortaleza, el hacer sostenido de una Red que en el año 2019 acompañó a 12.575 mujeres en sus procesos de aborto.

Para más información sobre Socorristas en Red entrá a su web: socorristasenred.org

LA SECRETARIA DE DDHH DE LA CTA AUTONOMA CHUBUT PRESENTÓ UN HABEAS CORPUS EN DEFENSA DE LA POBLACIÓN DE TRELEW

(ctanacional.org - 17 Abril 2020)

La Secretaría de DDHH de la CTA Autónoma Chubut presentó un Habeas Corpus en defensa de la población de Trelew

En los últimos días advertimos sobre el incremento alarmante de denuncias por abusos de parte de las fuerzas de seguridad y del poder público de la provincia. Hace instantes, la Secretaria de DDHH de la CTAA en Chubut, Mariela Flores Torres, presentó este recurso ante la justicia para la defensa de los ciudadanos y las ciudadanas de la capital provincial.


El documento presentado oportunamente ante la justicia provincial recuerda que “las autoridades de Seguridad de la Provincia sólo están autorizadas a disponer procedimientos de fiscalización de los controles del aislamiento dispuesto y no a restringir de otras maneras las libertades ciudadanas”, pero que, por el contrario, “cientos de ciudadanos y ciudadanas de la ciudad de Trelew han sido detenidos y sus vehículos secuestrados cuando no infringían norma alguna”.

Flores Torres, también Concejala de Trelew y miembro de la Comisión contra la Impunidad y por la Justicia, destacó que “desde las organizaciones sociales y sindicales estamos trabajando en cuidar a la ciudadanía ante las medidas tomadas por la pandemia por Coronavirus. En este marco, estamos alertando por delitos contra la población como abusos policiales y detenciones arbitrarias, incluso a personas que circulan con permisos otorgados por el propio Ministerio de Seguridad”.

Recordemos que la raíz del conflicto aparece con las medidas que anunció la provincia el 24 de marzo pasado, por la pandemia de COVID 19 en Argentina. Junto al Aislamiento Preventivo Obligatorio, en Chubut se indicó restricción de los horarios de circulación de movilización de personas en toda la provincia a las 19:30 horas, con un toque de sirena. También se estableció un cronograma de salida al supermercado de acuerdo a la terminación de número de DNI (PAR o IMPAR) que confronta además con los cronogramas Nacionales de ANSES que indican ir a Bancos a terminaciones de DNI PARES e IMPARES un mismo día.

En ese sentido, la dirigente sostuvo que “todas las medidas que está estableciendo el Ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, durante el proceso de cuarentena son inconstitucionales y están en conflicto con el DNU Nacional 297/2020. Por lo tanto, deberían dejarse sin efecto”.

A su vez, el Habeas Corpus presentado recientemente agrega que “para esta nueva cuarentana (la tercera), hubo dos días: 13 y 14 de abril en que las resoluciones no estuvieron vigentes ni los plazos nuevos oficialmente publicados. Esos días también podrían haberse desarrollado demoras y detenciones invocando Resoluciones ministeriales que ni siquiera estaban vigentes”. Y agrega: “Por si fuera poco, las constancias de los procedimientos que se realizan no son claras en muchos casos”.

En palabras de la Secretaria de DDHH de CTA Aútonoma Chubut, “en la provincia se está viviendo un Estado de sitio, están llevando detenidas a personas con discapacidad, le están imputando causas federales, reteniendo y secuestrando los autos a ciudadanos con permiso de circular, es una locura”.

Podés descargar el documento del Habeas Corpus en este enlace:
http://agenciacta.org/IMG/pdf/HABEAS_CORPUS_PREVENTIVO_COLECTIVO_15_4_2020.pdf

REPORTE Nº 22 DE APLICACIÓN DEL DNU 297/2020

(http://www.correpi.org -  16 Abril 2020)


Reporte nº 22 de aplicación del DNU 297/2020

La decisión del gobierno nacional, implementada por el ministerio de Seguridad a cargo de Sabina Frederic, de utilizar el ciberpatrullaje sobre las redes sociales, ganó ayer un apoyo inesperado. Patricia Bullrich, antecesora de Frederic y autora del protocolo que comenzó a aplicarse en 2017 para detectar opositores y disconformes con su gobierno, manifestó en una entrevista con Alejandro Bercovich, en Radio con Vos: “Yo tenía diferencias con la ministra Frederic, pero con el ciberpatrullaje la banco”. Claro que se encargó de defender su obra: “Le dejé todo organizado”, dijo. Y agregó, por si quedaba alguna duda de la intencionalidad persecutoria del mecanismo: “Si yo uso palabras claves como saqueo, bombas, armas, iré a un delito tipificado. Si pongo como palabra clave “cacerolazo”, eso es medir quién está protestando y eso es persecución“. Más claro, imposible.
Mientras tanto, Kevin, el joven remisero de Balcarce que tuiteó irónicamente “Che, que onda los que no cobramos el bono de 10.000 pesos. Sigue en pie lo del saqueo, ¿no?”, está imputado por intimidación pública e incitación a cometer delitos en una causa penal a cargo de la fiscalía de Balcarce, iniciada por la Subdirección de Delitos Tecnológicos de la Gendarmería Nacional junto al Área de Ciberpatrullaje de la SubDDI de la Policía Bonaerense de esa localidad. Como lo justificó Bullrich en la misma entrevista, convocar a un cacerolazo contra el gobierno o anunciar públicamente la negativa de grandes contribuyentes a pagar impuestos, en cambio, no constituye delito sino que es una simple opinión amparada por la libertad de expresión. Todavía más claro.
Un comunicado de AMMAR difundió la situación de cinco compañeras trans que fueron detenidas ayer a tres cuadras del hotel donde viven cuando volvían de hacer compras. Además de detenerlas de manera absolutamente arbitraria, ya que estaban realizando una actividad permitida con todas las precauciones del caso, quedó registrado en un video de una vecina el momento en que el jefe del operativo se refirió a las compañeras como “los travestidos”, en clara violación a la ley de identidad de género, y a pesar que personas que se acercaron a solidarizarse le señalaban que debía referirse a ellas como mujeres.
No es el único hecho que prueba que los colectivos más vulnerables están en primera fila también a la hora de la represión. En Jujuy, otra chica trans fue detenida, y llevada a una cancha de fútbol reconvertida en lugar de detención. Allí, a empujones le bajaron el pantalón “para que se haga macho”, la tocaron, le pegaron y quisieron violarla. La piba sufrió convulsiones por la situación de violencia. Ante los gritos de las personas presentes, tuvieron que llamar al SAME. Camino al hospital, la amenazaron para que no hablara de lo sucedido.
No aflojan, por cierto, los femicidios. A pocas horas de la aparición del cuerpo masacrado de Camilia Tarocco en Moreno, nos enteramos que una adolescente y una maestra fueron asesinadas en Santiago del Estero y Santa Cruz.
Priscila Martínez, de 15 años, había desaparecido a principios de la semana en el Barrio Los Lagos de La Banda, Santiago del Estero. Su cuerpo fue encontrado enterrado debajo de la cama de su tío, Rubén Ávila, que ya tenía un antecedente por violación. Hoy está detenido, acusado por abuso sexual y femicidio.
En Comandante Luis Piedra Buena, Santa Cruz, a 250 kilómetros de Río Gallegos, Jesica Minaglia, maestra de escuela primaria de 31 años, fue encontrada sin vida dentro de su casa, asesinada a golpes. Para ratificar la alta incidencia de uniformados entre los femicidas, el principal sospechoso es su ex pareja, Pablo Núñez, policía de la fuerza provincial.
Estos cuatro hechos ratifican que es urgente la declaración de emergencia en violencia de género y la implementación de un plan nacional para atender la situación económica, social, sanitaria, habitacional y judicial de mujeres, lesbianas, trans, travestis y no binaries.
Continuando el reporte, ayer relatábamos que en La Pampa, además de arreciar las denuncias por detenciones arbitrarias, golpizas y otros hechos represivos, se implementó, como en San Juan, la aplicación del procedimiento de flagrancia para la rápida condena, sin oportunidad de defensa material, de las personas intimadas. En ese contexto, el Movimiento Pampeano de Derechos Humanos lanzó una campaña por redes sociales, con la consigna “Nos tapamos la boca pero no nos callamos nada”. En el texto de la convocatoria señalan que “las comisarías y prisiones están abarrotadas de detenidxs hasta en los pasillos” y denuncian las detenciones arbitrarias, las golpizas y aplicación de tormentos con picana eléctrica y los disparos con balas de goma. Destacan la forma desigual en que la represión afecta a los sectores privilegiados y los postergados, “porque la policía sigue reprimiendo sólo a los de abajo” y exigen medidas para que paren las golpizas y torturas, que se instruyan causas contra los funcionarios denunciados, y que se brinden respuestas eficaces para auxiliar a las víctimas de violencia de género.
En el Reporte nº 20 contábamos que el lunes 13 de abril, en San Juan, trabajadores de la empresa INPROLEC, fueron, guardando todos los cuidados antivirus, a la puerta de la casa de gobierno, a reclamar por 200 despidos ilegales. Ocho de ellos fueron detenidos. Apenas dos días después, Fabián Benítez, Fabián Romero, Federico Montaña, Carlos Almasan, Aravena González, Antonio Alaniz, Ariel Abasolo y Roberto González ya fueron condenados, proceso de flagrancia mediante, a la pena de seis meses de prisión en suspenso. Su delito, reclamar que la empresa no puede despedir en este contexto de emergencia.
Dos noticias, una de Chubut y otra de Bahía Blanca, muestran la importancia y utilidad del esfuerzo que venimos haciendo organizaciones y personas en difundir los hechos de violencia policial durante la pandemia. En Trelew, un video que tuvo mucha repercusión mostró cómo efectivos de la policía de Chubut golpeaban a un joven, en el centro de detención montado en el gimnasio municipal. Allí se ve al chico, con las manos atadas con precintos por detrás del cuerpo, que fue apartado por un grupo de policías, que lo tiraron al piso y lo molieron a patadas. Gracias a la viralización de las imágenes, el ministro de Seguridad Massoni –el mismito que bancó al comisario Paulino Gómez que exigía detenciones para hacer estadística- debió ordenar el pase a disponibilidad de los agentes y la realización de un sumario disciplinario.
Lo mismo sucedió en Bahía Blanca, donde fueron separados de la fuerza y sumariados los cuatro policías bonaerenses que golpearon, patearon y detuvieron a Luciano González, cuando paseaba su perro a poca distancia de su casa. Como en el caso de Chubut, no alcanza con el sumario interno. Exigimos juicio y castigo.
La organización y la solidaridad popular siguen siendo nuestras herramientas para defendernos.
Cuidémonos colectivamente, del virus y de la represión.La salida para la clase trabajadora es la organización popular.

LA CTA A PRESENTÓ AL GOBIERNO NACIONAL EL DOCUMENTO "EMERGENCIA (S) EN TIEMPOS DE COVID 19: UNA MIRADA CON PERSPECTIVA DE GENERO"

(ctanacional.org - 17 Abril 2020)

La CTA A presentó al Gobierno Nacional el documento “Emergencia (s) en tiempos de Covid 19: una mirada con perspectiva de género”


El trabajo realizado por la colectiva de trabajo de la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades de la CTA Autónoma Nacional fue presentado al Presidente Alberto Fernández y a Elizabeth Gómez Alcorta, la titular del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidades.

El documento sistematiza y denuncia la profundización de las precariedades y la desigualdad en el marco de la crisis sanitaria. Asimismo presenta propuestas de abordaje ante las diversas situaciones de violencias de género -psíquica, económica, física en el marco de la pandemia: “La perspectiva de género y el aporte desde las y les trabajadores debe ser integrado para fortalecer esta estrategia”.

Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA Autónoma, manifestó que “es un aporte muy importante de nuestra Central, teniendo en cuenta que la mayoría de los sectores esenciales están a cargo de mujeres trabajadoras, muchas de ellas con salarios muy bajos y con fuerte precarización laboral y que en este momento de emergencia están a cargo, además de su trabajo, de sus hijos que no tienen escuela, del cuidado de los adultos mayores y que por lo tanto cada una de las políticas emanadas del Gobierno sería bueno que incluyeran políticas integrales de género”.

El envío al presidente Fernández y a la Ministra Elizabeth Gómez Alcorta busca que el trabajo sea tenido en cuenta en las medidas que se están implementando en el marco de la Emergencia Sanitaria: “El aislamiento social obligatorio recrudece la violencia doméstica y esto es reconocido también por el propio gobierno. Por lo que ha tomado algún tipo de medida que tiene que ver con autorizar a las mujeres y las comunidades LGTBQ a romper el aislamiento para ir solas o junto a sus hijos e hijas a denunciar los hechos de violencia de género”, indicó a ACTA Claudia Baigorria, Secretaria Adjunta de la CTAA.

De acuerdo a las cifras relevadas por la Casa del Encuentro, desde el comienzo de la cuarentena y al día jueves 16 de abril, fueron asesinadas 21 mujeres, 4 de ellas eran niñas y 1 de cada 5 tenían denuncias previas por violencia de género. Además en Provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se incrementaron en más de un 60% las denuncias en la línea 144: "Entendemos que la política contra la violencia de género, que se recrudece en el marco de la pandemia, tiene que ser una política de Estado, una política central, con presupuesto para la emergencia y entendiendo que estamos en emergencia de violencia de género, por lo tanto tiene que haber una política integral que no solamente dependa del Ministerio de las Mujeres sino interrelacionada entre todos los Ministerios y el Poder Judicial y de las Fuerzas de Seguridad para excluir a los varones violentos de sus domicilios, pero tiene que ser fuertemente presupuestada”, indicó Ricardo Pedro.

A su turno, Baigorria expresó también la preocupación de la Central de que las ministra de las mujeres no esté integrada en el Comité de Crisis: “tampoco en la mayoría de las provincias y municipios se integra a las compañeras de género de las distintas organizaciones sociales para dar un aporte sobre esta perspectiva que hoy por hoy es tan urgente en nuestra sociedad”.
“Entendemos que la violencia contra las mujeres diversidades, niños niñas niñes y adultos mayores debe abordarse de manera colectiva y no como hasta ahora de manera marginal”, indicó Baigorria a la vez que afirmó que durante su último discurso, el presidente Alberto Fernández “no habla ni menciona este flagelo social que nos afecta a todas”.

El documento presentado al Gobierno Nacional –a través del Presidente Alberto Fernandez y la Ministra de las Mujeres, Género y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta-, se construyó con el aporte de las compañeras Secretarias y responsables de Género de la CTAA todo el país y en colaboración con el Departamento de Género y Diversidad de ATE Nacional. El mismo pretende aportar un enfoque de género que permita, en este contexto de emergencia sanitaria + emergencia social y económica, dar cuenta de qué les pasa a las mujeres y personas LGTBI+ en relación al impacto del Aislamiento Social Obligatorio (ASO), el impacto de la crisis económica, las condiciones de los servicios de atención, la declaración de esencialidad del trabajo de sectores altamente feminizados y precarizados y el trabajo de cuidado como dimensiones fundamentales en tanto vectores reproductores de pobreza, desigualdad y violencia.

Podés descargar el documento "Emergencia (s) en tiempos de Covid 19: una mirada con perspectiva de género" en el siguiente link: 
http://agenciacta.org/IMG/pdf/CTAA-_Emergencia_s_en_tiempos_de_Covid_19-2.pdf