Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: ENredADES - Trabajamos muchas horas para cobrar salarios que no alcanzan y nos quedamos sin el tiempo para generar otras economías, otros vínculos, otras formas de organización y abastecimiento, no sólo de nuestras necesidades primarias sino también de nuestros deseos y sueños.... leer la editorial completa ....

viernes, 9 de julio de 2010

SARAMAGO Y LA REALIDAD

Por Sudestada
Cuando la Realidad necesita expresarse, busca una salida. Así recorre los pasillos del laberinto hasta encontrar a alguien que le dé una mano en su tarea. A veces elige con desesperación, mientras se desangra en el silencio más insoportable. A veces se equivoca, retrocede y vuelve a la búsqueda de algunos ojos que cuenten su terrible verdad. Y no es osado admitir que es esa Realidad la que empuja a algunos pocos a escribir algunas líneas forzadas, que la Historia y el Tiempo también exigen su parte en el botín y aparecen como protagonistas centrales en la obra de un puñado de artistas prodigiosos, castigados con la más ardua de todas las tareas: ser instrumentos de la Realidad.
José Saramago fue uno de esos pocos artistas elegidos por la Realidad para contar sus penurias. En cada una de sus novelas, notas periodísticas y opiniones públicas asoma el hocico esa Realidad que contamina cada uno de sus pasos. Y qué mejor que la obra de Saramago para sintetizar la tragedia de estos tiempos, quién mejor que este portugués de prosa fluida y personajes contradictorios para tomarle el pulso a su tiempo a través de una literatura que no elude (porque, en definitiva, es imposible hacerlo) esa Realidad de la que muchos dicen escapar con éxito mientras se hunden en la ciénaga de la repetición, del lugar común y del mercantil negocio de vender libros como choripanes.
Polémico, provocador, desafiante, el autor de El Evangelio según Jesucristo dibujó durante toda su vida una saga de historias con un protagonista excluyente: el hombre de este tiempo. Considerado un “comunista recalcitrante” por el Vaticano debido a sus opiniones religiosas, denostado por los dueños de los ejércitos ideológicos más poderosos del capitalismo y siempre atento a la vertiginosa dinámica del presente, Saramago conocía muy bien su influencia y la aprovechaba como un arma. Sus palabras resuenan en todo el mundo y levantan polvareda, y sus libros provocan una extraña paradoja: nunca antes en la historia, el dominio de los poderosos estuvo tan afirmado, nunca antes un imperio se manejó con mayor crueldad en cualquier lugar del globo y contó con el apoyo de las principales naciones de forma más impune, nunca antes la brecha entre ricos y pobres fue tan amplia y tan absurda, nunca antes el capitalismo gozó de un enemigo más débil y disperso que por estos días. Y sin embargo, los libros de Saramago multiplican sus lectores en todos lados, sus palabras tienen un eco interminable y ocupan cada rincón, cada escenario.
“Cada mañana, cuando nos despertamos, podemos preguntarnos qué nuevo horror nos habrá deparado, no el mundo, que ése, pobre de él, es sólo víctima paciente, sino nuestros semejantes, los hombres. Y cada día nuestro temor se ve cumplido, porque el ser humano, que inventó las leyes para organizarse la vida, inventó también, en el mismo momento o incluso antes, la perversidad para utilizar esas leyes en beneficio propio y sobre todo, en contra del otro. El hombre, mi semejante, nuestro semejante, patentó la crueldad como fórmula de uso exclusivo en el planeta y desde la perversión de la crueldad ha organizado una filosofía, un pensamiento, una ideología, en definitiva, un sistema de dominio y de control que ha abocado al mundo a esta situación enferma en que hoy se encuentra”, fueron palabras de Saramago, y esas son palabras que derrotan ahora al silencio, apartan los ruidos y se ganan un lugar. Las voces que antes lo ignoraban, ahora deben ceder, guardar silencio y escuchar. Aquellos que hasta hace un tiempo imponían su discurso, ahora deben callar por la fuerza de una multitud que les dice, como un reto, silencio, habla Saramago. Y tras él, la Realidad...

YA SALIÓ REVISTA SUDESTADA DE JULIO

Editorial
Saramago y la Realidad
José Saramago fue uno de esos pocos artistas elegidos por la Realidad para contar sus penurias.

Nota de tapa
Miguel Hernández, poeta en las trincheras

Un recorrido por versos, crónicas y combates de un escritor que defendió la poesía con más poesía, y también con su fusil de miliciano.

(JPG)

Dossier
Pueblos originarios hoy. De pie ante los vientos del saqueo

La reciente Marcha de los Pueblos Originarios y la disposición al diálogo con el Estado, abrieron ricas discusiones sobre el modelo de desarrollo, pero también nuevas diferencias en la coordinación de sus luchas.

(JPG)
Entrevista con Santiago Feliú
“Yo intento una canción de arte, incluso para denunciar”
“En realidad, uno va diciendo lo mismo sólo que con nuevos versos”, confiesa Santiago Feliú, de paso por Buenos Aires.
Malditos
Jorge Pinchevsky, el violín del rock
Jorge Pinchevsky, el primer violinista del rock. Un hombre libre cuya mente inquieta se empeñó en desestabilizar alegremente las estructuras que encontró a su paso.
Nuestra América
Chinoy: Angel de la cuadra
En muy pocos años, el cantautor chileno pasó de ser el secreto mejor guardado de la escena under de Valparaíso a llenar teatros. Desconocido en Argentina, es quizás tiempo de darle oídos.
Entrevista con Fernando Martínez Heredia
“Somos una espina muy terrible para el capitalismo”
Segunda y última parte de este extenso diálogo con uno de los intelectuales insoslayables del presente cubano.
Entrevista inédita con Elías Castelnuovo
“No teníamos otro horizonte que la revolución”
Cuatro días antes del golpe militar, el escritor de 83 años se detiene en la historia del Grupo de Boedo y reflexiona sobre el arte como herramienta de cambio social...

EDITORIAL: DE INDEPENDENCIA, RELIGIÓN Y MULTINACIONALES… Y También de revolución, alegría y Latinoamérica.

La libertad sólo es visible para quien la labra
y en lo prohibido brilla, astuta, la tentación.
Nacer a veces mata y ser feliz desgarra.
¿A quién acusaremos cuando triunfe el amor?
Silvio Rodriguez


No hay como una efeméride para recordarnos y poner en vigencia que los sueños de los grandes libertarios americanos aún están pendientes, aún esperan, aún nos llaman.
“VENCER O MORIR” dice aún Artigas. Vencer, nos dice con absoluta contundencia el libertador y no cabe más que preguntarse a quién. Quién es el enemigo. Acaso el populismo nos advierte la izquierda necia y alarmada, por perder su cómo discurso progresista. La religión y su clásico pero siempre efectivo “opio” (o paco) para el pueblo. Las multinacionales voraces y sus serviles nacionales oficialistas y de oposición que entregan los glaciares, el oro, el petróleo, las vidas, y todo lo que pueda tener valor. Multinacionales en el transporte, en las comunicaciones, en la producción, en la energía, etc.
Por supuesto que todos esos y más… el enemigo son ellos, son ellos los que nos impiden la independencia, hace más de 200 años, son ellos los que se quedaron con todo.
Pero como pueblo debemos darnos la discusión de por qué dejamos en sus manos el destino de nuestras vidas, de nuestro futuro, de nuestra alegría y de nuestra libertad.
Quizás algunos argumenten que nos vencieron, que perdimos y seguramente es cierto. Pero en estos momentos de ajusticiar a los genocidas suena más vigente que nunca el cordurísimo mandato “LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA”.
Aunque nos suene vapuleado, anacrónico e imposible recuperemos el sueño (y despertémoslo) de una América libre y socialista.
ARRIBA LOS QUE LUCHAN
POR HACER REAL EL
SUEÑO DE LA REVOLUCIÓN.

PRENSA DEL PUEBLO

COMUNICADO

Bariloche (MULTISECTORIAL CONTRA LA REPRESION).- 9 Julio 2010

La Multisectorial contra la represión policial de Bariloche denuncia y repudia
los hechos irregulares, ocurridos durante la mañana del jueves 8 de julio, en los que la policía de Río Negro
realizó un allanamiento en la vivienda del joven Marcos Huechullan por orden del juez Gaimaro Pozzi.

El accionar policial no se terminó aquí, ya que sin la
orden de detención correspondiente, fue detenido, trasladado en un
auto no ofcial, siendo interrogado durante varias horas sin
informarlo debidamente de su situación, en dependencias no habilitada
para tal fin.

En el operativo actuaron alrededor de 13 personas, la
mayoría de ellas con el rosto cubierto, de civil y sin ninguna
identificación, utilizando autos particulares. Esta actuación se llevó a
cabo delante de toda la familia, amedentrando con interrogatorios a la
familia y atemorizando especialmente a los menores.

Durante la detención la policía interrogó a Marcos sobre
su pertenencia y participación en esta Multisectorial, así
como sobre sus actividades político partidarias, poniendo en evidencia la
verdadera intencionalidad de la detención y allanamiento.

Estamos convencidos de que este hecho es parte de las persecusiones e
intimidaciones a esta organización y a los luchadores populares por
exigir Juicio y Castigo a los responsables materiales, políticos e
intelectuales de los asesinatos de Diego, Nicolás y Sergio
y de las detenciones y torturas de los manifestantes y vecinos de
los días 17 y 18 de junio.

Ratificamos la decisión de continuar la denuncia, el reclamo y la
movilizaciín en contra de la impunidad y por la justicia.

COMISIÓN DE PRENSA DE LA MULTISECTORIAL

LA OTRA BARILOCHE

Bariloche (NAP).- Por Julia Mengolini

En Bariloche mataron a tres pibes. Uno víctima del gatillo fácil; los otros dos, víctimas de una represión criminal. Diego Bonnefoi (15), Matías Carrasco (17) y Sergio Cárdenas (29). Tres pibes pobres. Es difícil imaginar pobres en Bariloche. Sin embargo están ahí nomás, escondidos en sus casitas de cartón con vista al hotel Llao Llao. “Las dos Bariloches”, le dicen ahora. Es que la muerte de estos pibes puso sobre la mesa algo que poca gente imaginaba: en Bariloche, detrás de esas hermosas montañas, hay villas. Ojo, hay que tener cuidado con las dicotomías estigmatizantes. Plantear que los pobres viven en un gheto apartado los confina y los condena -en el imaginario- a ser indefectiblemente delincuentes, genera más odios y miedos, fantasías espeluznantes sobre un “ellos” espeluznante. Lo cierto es que la gente de las villas es fundamental para el normal funcionamiento de la espléndida Bariloche. ¿Quién te creés que hace las camas de los hoteles? ¿Quién lava los platos en los restaurantes? La gente de la villa,
sobre todo, labura. Hace las cosas que nadie más quiere hacer. Y esos laburantes se sienten parte de una ciudad a la que muy probablemente amen a pesar de lo puta que pueda ser. Es que sí, Bariloche, además de linda es una ciudad puta. (¡Pero qué belleza imponente el Tronador!)
Con la primera nevada empiezan a latir los corazones de la mitad que fantasea con los esquíes que se va a comprar. Pero hay otro pedazo al que se le cae la chapa en la cabeza cuando se acumula la nieve y al que no le alcanza la poca leña mojada para pasar una noche calentita. A algunos les empieza a latir el bolsillo, porque cuando cae nieve, cae plata, crece la torta. El problema, como siempre, es cómo la repartimos. Sólo que en Bariloche ese conflicto que tanto nos duele del capitalismo y de la copa que no derrama (y bla bla bla) es mucho más crudo. La ecuación es simple: más crece la torta, peor la pasan los pobres. (¡Pero qué lindo es el Nahuel Huapi!, ¿eh?)
Hoy la pasan peor que nunca porque además de pasar frío y hambre, los persigue la cana y los mata. Y como remate las marchas a favor de la Policía asesina. Es una ciudad puta, ¿no te digo? Qué idiosincrasia rara la de Bariloche. Las familias históricas, las primeras que llegaron, todavía conservan el acento alemán o sus costumbres suizas. Y el que no, es un “exiliado de San Isidro”, como se le llaman a los chetos porteños que fueron a probar suerte a los lagos. Además de los villeros, claro. Y en este crisol loco falta una identidad común, falta organización, faltan redes sociales, falta militancia y, por qué no, falta peronismo. Entonces, puede pasar que maten a tres pibes y que encima haya marchas a favor de la Policía criminal. “Hay que ponerles una bomba”, dice un ex compañero mío de escuela en Facebook, uno que siempre fue un hijo de puta. (¡Qué lindo era ir al colegio cuando nevaba! ¡Se armaban guerras de nieve en los recreos!)
Yo usaba uniforme verde inglés, tenía un jardín enorme y me pusieron los esquíes en cuanto me pude parar. Pero un día –cuando todavía me podía chupar el dedo del pie- acompañé a mamá a buscar a Lucy a su casa. Vivía en el Arrayanes, un barrio que está en el alto. ¡Fa! ¡Cuánta miseria! Qué frío debe haber hecho ese día. Demasiado temprano para mi inocencia. Un día Lucy no vino más y mamá me explicó que era porque robaba. “No le habrás pagado bien”, contesté.
Con el tiempo, esa sensación de injusticia me sobrevino como militancia cristiana y me llevó a conocer una villa que estaba a la vuelta de mi casa. (¡¿Ese caminito iba a una villa?!) Llevábamos comida, leña y la palabra de Dios. Es loco pensar que muchos de los pibes que iban conmigo a llevar los manjares espirituales fueron a la marcha a favor de la Policía. Es que hay distintas maneras de entender la pobreza. Yo trato de ser democrática y tolerante con otros modos de pensar pero mi republicanismo tiene límites. Tolero los reclamos de más seguridad, tolero todas esas giladas. Lo que no se puede tolerar es que la policía ejecute por sí misma a tres pibes pobres, no se puede tolerar el apoyo “ciudadano” a la masacre.
No se puede ser cómplice de la represión ni de la corrupción policial y su brutalidad. No se puede.
El capítulo negro de Bariloche debería servir para poner en discusión algunas viejas deudas de la democracia: la democratización de las fuerzas de seguridad y la desigualdad social. Reclamemos el esclarecimiento de estos asesinatos considerando que no son los únicos responsables los que apretaron el gatillo. Hay responsables políticos en la cadena de mandos. El que mata tiene que morir, políticamente.

FUENTE
niapalos.com

COMO EN EL 76 PERO EN EL 2010

Bariloche (MENSAJERO DIGITAL).-Escrito por Juan Carlos Quevedo 09 Julio 2010
Marcos Huenchullan, es un joven integrante de la Multisectorial contra la represión. Su condición de militante del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), tal vez lo haga muy visible para la sociedad barilochense en estos días. La misma sociedad que debiera valorar su compromiso y debatir sus ideas en el plano de las argumentaciones, accionó hoy de la peor manera. Temprano a las 8.30 un conjunto de civiles, supuestamente policías, allanaron su casa con una orden del Juez Gaimaro Pozzi.
Los "policías", se impusieron dentro de su hogar, del Barrio Alborada, luego de rodear su propiedad. Se movilizaban con un Renault 19 verde y un Ford Fiesta azul violáceo. Ninguno de ellos vestía uniforme de la policía de Río Negro, salvo uno que tenía puesta una campera azul, que tampoco garantizaba una identidad policial.
Muy temprano antes que estos hechos sucedieran; para Marcos el día se presentaba auspicioso, ya que por fin tras largos meses de búsqueda de trabajo había logrado que en la mañana lo recibieran en uno que había acordado presentarse a las 9.30 hs.
Pasados los minutos sus padres y hermanos comenzaron a sentirse intimidados, ya que revisaban todo buscando armas y plata, en ese ínterin uno de ellos a quien Marcos identifica como el Sr. Uribe decide leerle el papel que portaba.
Ante el cariz que tomaba yo le solicito hablar con Marina (Schifrin), relata Marcos, "yo tenía una tarjeta personal que ella me había dado la noche anterior cuando nos reunimos con la Defensora del Pueblo Ana Picchinini, Uribe no me permitía llamar, y me decía: no me la compliques más, vos ya sos mayor, no te hagas el idiota, escúchame cuando yo te estoy leyendo, pero yo no entendía nada".
Luego de leerle la orden en la que se lo cita para una rueda de reconocimiento, y que Marcos no puede interpretar, por estar redactada en términos jurídicos, lo suben a uno de los coches y parten hacia la unidad de la policía criminalística para tomarle las huellas digitales e interrogarlo.
Lo extraño e inaceptable es que si el procedimiento era notificarlo de una citación a una rueda de reconocimiento para el día 28 de julio tal cual reza la misma, luego se lo llevaran para tomarle las huellas digitales y proceder a un interrogatorio.
"El interrogatorio fue muy particular no fue sentado frente a un policía; por el contrario lo que trataban era generar hostigamiento todo el tiempo, buscaban que yo los agrediera y los insultara". "Yo no quería reaccionar porque sabía que iba a recibir golpes, era un interrogatorio muy sutil".
Luego que le tomaran las huellas dactilares, uno de ellos le dice: ¿Che que cargo tenés vos en la multisectorial? Porque te involucrás tanto, que ganás vos con todo esto, que ganás saliendo en la radio, en la tele, ahora estás cada vez más empantanado. Marcos recuerda que además insistían en preguntar que quienes eran sus amigos, sus nombres, apodos, direcciones, teléfonos, familiares etc. como asimismo escucho que decían: "Estos cuando andan todos juntos se hacen los pesados pero ahora que está solito, debe estar así... fruncido".
A Marcos lo involucran en un hecho que supuestamente se produjo hace dos meses, con armas de fuego y dinero robado. Desde entonces existe una denuncia de una vecina que cree haberlo reconocido cuando apareció en la tele, reclamando justicia, como integrante de la Multisectorial. Esta vecina afirmó haberlo identificado como coautor de dicho ilícito y procedió a denunciarlo. Lo extraño y preocupante es que en días anteriores al allanamiento a su vivienda, observó como una camioneta Fiorino blanca sin patente se estacionaba varias veces frente a su casa, y en una oportunidad en la que el salió a verificar de que se trataba, la misma arranco cuando abrió el portón.
"Soy morocho, tengo el pelo largo, me han detenido por portación de cara y porque vivo en el alto, proceden como en el 76", reflexiona angustiado.
Al medio día, luego de que se presentaran en la unidad de criminalística su abogada defensora junto a una integrante del MST fue liberado. No obstante deberá presentarse a la rueda de reconocimiento en la fecha estipulada por el juez.
Desde la Multisectorial se emitió un comunicado en el que afirman: "Estamos convencidos de que este hecho es parte de las persecuciones e intimidaciones a esta organización y a los luchadores populares por exigir Juicio y Castigo a los responsables materiales, políticos e intelectuales de los asesinatos de Diego, Nicolás y Sergio y de las detenciones y torturas de los manifestantes y vecinos de los días 17 y 18 de junio".
van a estar ahí , sosteniéndolo.