Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: SALVAJES NOSOTRES - ...¿Existe un capitalismo bueno? ¿Fuera de la máquina que engulle devora?? ¿Moderado tal vez? ¿Amigable? Inocente jamás... Algunos países de Latinoamérica, como Argentina, Chile por dar ejemplos, aspiran a vivir como en Europa. Allá, "todo funciona", "es más limpio", "ordenado"... leer la editorial completa ....

martes, 14 de abril de 2015

CIERRE DE CARGO EN LA ESCUELA 103 Y HACINAMIENTO DE ESTUDIANTES



El Bolsón (ANPP).-A más de un mes del cierre del cargo del 4 grado del turno mañana de la escuela 103, las autoridades del CPE y la conducción central del Sindicato UNter continúan sin dar respuestas ni explicaciones a las familias de los niños afectadas por la medida compulsiva y autoritaria tomada por el Ministerio de Educación de la provincia.

Un cierre de cargo es mucho más que la pérdida de un puesto laboral. Si observamos el crecimiento continuo de la matricula que posee la escuela 103 desde hace ya varios años podemos inferir que el cierre de un grado solo puede generar superpoblacion en las aulas, con las implicancias pedagógicas que dicha medida acarrea.
A fines del ciclo lectivo 2014, la dirección y el cuerpo docente deciden desdoblar el tercer grado para, en el año 2015, comenzar a funcionar con dos cuartos grados. La decisión es fundamentada y debidamente documentada y se basó en las características y necesidades particulares que presentaba el grupo con el fin de optimizar la calidad educativa y las relaciones vinculares. Decisión que fue aceptada en su totalidad por las familias y que el Ministerio de Educación de la provincia ignoró a la hora de producir el cierre del cargo. Lo que hizo imposible el desdoblamiento planteado, obligando a fusionar nuevamente al grupo. Sumado a esto el agravante de que el cierre se produce luego de un mes de iniciadas las clases.
  Los chicos de 4 grado se encuentran hoy en día, literalmente amontonados en una de las construcciones exteriores (antiguo taller de huerta) construido mayoritariamente con madera sin medidas de seguridad alguna.
El aula que fue depósito y aula de huerta se halla aislada del resto por unos 30 metros aproximadamente, en un lugar húmedo, con hendiduras en sus paredes y con un constante olor a ceniza húmeda (similar al que queda residual en un incendio apagado con abundante agua). Además, en las épocas de lluvia (la mayoría de los días en esta zona) el agua entra en el aula y suele inundarse.
Es de lamentar que, ante el continuo reclamo de los docentes, padres y madres y demás miembros de la comunidad educativa, tanto desde el Ministerio de Educación provincial, el CPE regional y la mesa central del sindicato UNTer continúen haciendo como si nada ha pasado y sin dar respuestas al justo reclamo por la reapertura del cargo cerrado.
Es bueno recordar que en tiempo de elecciones, otra elección puede ser la mas favorable para terminar con estas clases de abusos y arbitrariedades, aquella que nos habla de impugnar, votar en blanco o  directamente no votar a los mismos y distintos de siempre: aquellos que poco les importa, entre otras cosas, la educación de nuestros hij@s.

¿MURIÓ GALEANO?



  El Bolsón (ANPP).-Le cuento a mi hija que estoy triste porque murió Eduardo Galeano, me pregunta quién era y le explicó... Piensa y, con la sabiduría de sus 5 años, me dice: "Pero no estés triste, por suerte tenemos sus libros, así que para nosotros vive para siempre."

1984
Bluefields

Volando
  Honda raíz, alto tronco, florida ramazón: clavado en el centro del mundo se  alza un árbol sin espinas, un árbol de esos que saben darse a los pájaros.   En torno  al árbol giran las parejas bailanderas, ombligo contra ombligo, ondulando al ritmo  de una música que despierta a las piedras y  enciende el hielo.
  Mientras bailan, los  danzantes van vistiendo y desvistiendo el árbol con largas cintas de todos los  colores. En la atormentada costa de Nicaragua, sometida a invasión continua, a continuos bombardeos y tiroteos, se celebra como siempre esta fiesta del Palo de  Mayo.
  El árbol de la vida sabe que jamás  cesará, pase lo que pase, la música  caliente que gira a su alrededor. Por mucha muerte que venga, por mucha sangre que corra, los hombres y las mujeres serán por la música bailados mientras sean por el aire respirados y por la tierra arados y amados.


1984
París

Van los ecos en busca de la voz
  Mientras escribía palabras que querían a la gente, Julio Cortázar iba haciendo su viaje, viaje al revés, por el túnel del tiempo. Él estaba yendo desde el final hacia el principio: del desaliento al entusiasmo, de la indiferencia a la pasión, de la soledad a la solidaridad. A sus casi setenta anos, era un niño que tenía todas las edades a la vez.
  Pájaro que vuela hacia el huevo; Cortázar iba desandando vida, año tras año, día tras día, rumbo al abrazo de los amantes que hacen el amor que los hace. Y ahora muere, ahora entra en la tierra, como entrando en mujer regresa el hombre al lugar de donde viene.



Memoria del fuego III -El siglo del viento

DISCIPLINAR PARA QUE EL CRUDO FLUYA. CRIMINALIZAN A MAPUCHES, AMBIENTALISTAS Y TRABAJADORES



 Por Observatorio Petrolero Sur-(ANRed).
 El próximo 13 de abril la Justicia de la provincia del Neuquén, Argentina, definirá los cargos por los que serán llevadas a juicio autoridades tradicionales mapuche que defendieron su territorio de la explotación de hidrocarburos.  Tanto la Fiscalía como la querella, piden que Relmu Ñamku sea procesada por tentativa de homicidio mientras que contra el werken (vocero) Martín Maliqueo y el lonko (autoridad comunitaria) Mauricio Raín presentaron cargos por daños agravados.
  Los hechos se remontan al 28 de diciembre de 2012. Ese día, la comunidad Winkul Newen resistió un intento de desalojo promovido por una subsidiaria de la empresa norteamericana Apache –comprada en 2014 por YPF. El objetivo de la acción judicial era reactivar la explotación del Yacimiento Portezuelo Norte, emplazado dentro de la comunidad y paralizado desde hacía varios meses por los mapuches. Aquel día la oficial de justicia Verónica Pelayes, ahora querellante en la causa penal, sufrió lesiones al recibir el impacto de una piedra en el rostro, hecho que le imputan a Ñamku y califican como tentativa de homicidio.
  Lo ocurrido en aquella jornada se enmarca en el extenso proceso de avances petroleros sobre la comunidad, promovidos por el estado provincial –que otorga las concesiones- y consumado por diferentes empresas –como las norteamericanas Pioneer y Apache en su momento, y que pretende continuar la subsidiaria de YPF, Yacimientos del Sur. Vale decir que todo ello se encuentra en flagrante violación de los derechos indígenas ya que la política hidrocarburífera, tanto en la provincia de Neuquén como a nivel del país, se implementa sin el libre, previo e informado consentimiento de los Pueblos Originarios afectados. Desde hace más de una década esta situación es denunciada por organizaciones indígenas y sociales e, incluso, el entonces Relator Especial de la ONU para los Pueblos Indígenas, James Anaya,  emitió un documento en el mismo sentido luego de su visita a la Argentina en 2011.
  Lamentamos las lesiones sufridas por la oficial de justicia, consideramos que son consecuencia de la violencia generada por la negación derechos al Pueblo Mapuche. Durante más de una década de avanzada petrolera, la comunidad Winkul Newen ha estado expuesta tanto al hostigamiento de la policía y de civiles armados -e incluso niños y ancianos han sufrido graves lesiones. Para ellos no ha habido justicia, como tampoco hay por la violenta afectación ambiental, que impide el normal desarrollo de la vida mapuche al interior de su territorio.
  Como capítulo latinoamericano de la Red del Sur Global Oilwatch, consideramos que la mera posibilidad de que una persona sea juzgada y condenada bajo el cargo de tentativa de homicidio por defender su territorio lanzando piedras es un hecho desproporcionado que responde a un nuevo intento de profundizar la criminalización de la protesta social. De haber un fallo condenatorio se sentaría un grave precedente y en el futuro, cualquier persona podría enfrentar los mismos cargos por participar en una protesta en la que se lanzaron piedras.
  También queremos expresar nuestra preocupación por el procesamiento de los asambleístas Horacio De Carli, Facundo Scattone, Bernardo Zalisñak, Francisco Larocca y Cesar Arístides Pibernus por el delito de ‘entorpecimiento del normal funcionamiento del transporte terrestre’, dictado por la justicia federal. En agosto de 2014 en Concordia, provincia de Entre Ríos, asambleas socioambientales impidieron durante varias horas el cruce hacia la República Oriental del Uruguay de cuatro camiones que transportaban maquinarias para realizar trabajos de prospección sísmica. Aquella acción fue realizada en el marco de la lucha por la defensa del Acuífero Guaraní, en la que organizaciones de ambos países se oponen a la explotación de hidrocarburos con la técnica de fracturación hidráulica o fracking sobre una de las mayores reservas de agua dulce de la región.
  No podemos dejar de mencionar el caso de los trabajadores petroleros de Las Heras, en la provincia de Santa Cruz, que constituye un gravísimo exponente de la criminalización de la protesta social -en el que claramente se busca disciplinar para garantizar la productividad de las empresas. En diciembre de 2013 Ramón Cortez, José Rosales, Franco Padilla y Hugo González fueron condenados a cadena perpetua por la muerte del policía Jorge Sayago, ocurrida en febrero de 2006, cuando trabajadores y policías se enfrentaron en el marco de una larga huelga contra la  precarización laboral y el cobro del impuesto a las ganancias sobre su sueldo. La sentencia, por la cual también se condenó a otros seis obreros a penas menores, fue apelada por la defensa, que denunció que los testimonios incriminatorios habían sido obtenidos bajo torturas.
  Desde Oilwatch Latinoamérica queremos expresar nuestra solidaridad con quienes defienden sus territorios del avance de la frontera extractiva y que hoy enfrentan procesos de criminalización, así como también nos sumamos al pedido de absolución de los trabajadores petroleros de Las Heras.
  Exhortamos a las autoridades argentinas, y en particular al Gobierno de la provincia de Neuquén, a garantizar los derechos fundamentales del Pueblo Mapuche. Asimismo instamos a las autoridades argentinas, y al Gobierno de la provincia de Entre Ríos en particular, a garantizar la preservación del Acuífero Guaraní.
Abril 2015

Oilwatch Latinoamérica
Acción Ecológica (Ecuador), Censat Agua Viva – AT Colombia, FASE (Brasil), Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo, Observatorio Petrolero Sur (Argentina)

Primeras adhesiones. Argentina: Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Félix Díaz, qarashe comunidad Qom Potae Napocna Navogoh; Alberto Binder, vicepresidente del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP); Antonio Gustavo Gómez, Fiscal General de Tucumán; Maristella Svampa, investigadora del CONICET, socióloga; Enrique Viale, Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas; Bercovich, Alejandro periodista y economista; Belén Alvaro, docente e investigadora de la Carrera de Sociología, Universidad Nacional del Comahue; Fernando Stratta, sociólogo, docente UNLa / UBA / UNSAM; Miguel Mazzeo, escritor, docente UBA y UNLa; Lic. Juan José González, profesor jubilado de la Universidad Nacional del Comahue; Alexis Papazian, profesor de historia y doctor en Antropología UBA; Hernán Moreno, concejal de Zapala (PS); Herman Schiller, periodista; Equipo Pueblos Originarios – SERPAJ; Secretaría de Pueblos Originarios – Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Nacional; APDH Neuquén; Mesa de los Pueblos Originarios de Capital Federal y Provincia; Colectiva Feminista La Revuelta; Sin Cautivas, Feministas por la Resistencia; Fundación Ecosur. Ecología, Cultura y Educación desde los pueblos del Sur; Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional; Red de Investigadores sobre Genocidio y Política Indígena; Diálogo 2000 – Jubileo Sur Argentina; Foro Ambiental y Social de la Patagonia – Comodoro Rivadavia; ONG Alerta Angostura; Patria Grande; MST Nueva Izquierda – Neuquén; Red Ecosocialista – Neuquén; Red Ecosocialista – Santa Cruz; Partido Socialista Distrito Neuquén;  Emancipación Sur Neuquén en el Frente Popular, Emancipación Sur Corriente Nacional, Asamblea de Bariloche contra la Megaminería; Prensa Latina Argentina; Asamblea Permanente del Comahue por el Agua (APCA), Lucila Matteucci. Brasil: Prof. Dr. Sebastião F. Raulino, Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras de Duque de Caxias – FEUDUC (Brasil); Jamila Rodrigues Venturini, periodista; Rede Brasileira de Justiça Ambiental (RBJA) Brasil; Toxisphera Associação de Saúde Ambiental (Brasil); Associação de Defesa do Meio Ambiente de Araucária (AMAR); Associação de Proteçãoao Meioambiente de Cianorte (APROMAC), Fórum dos Atingidos pela Indústria do Petróleo e Petroquímica das cercanias da Baía de Guanabara (FAPP-BG); Campanha Por um Brasil Livre de Fracking; Associação Nacional dos Servidores da Carreira de Especialista em Meio Ambiente e do PECMA (ASCEMA Nacional); Associação dos servidores do IBAMA – Rio de Janeiro (ASIBAMA RJ). Chile: Andrés Figueroa Cornejo, periodista. México: Comité Cerezo.
Se reciben adhesiones en la cuenta coord-owla@oilwatch.org




TRIBUNALES ISRAELÍES CONDENAN A CIENTOS DE NIÑOS PALESTINOS



 (ANRed).  Más de 700 menores palestinos son condenados por tribunales militares israelíes cada año, de acuerdo con DCI-Palestina. Cuando los soldados israelíes detuvieron a Khaled de 15 años, hijo de Hussam al-Sheikh el día de Navidad del año pasado, esperaba sólo pagar una multa y poder llevárselo a casa a las pocas horas. Por Patrick Strickland, Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

  "Hace unas semanas, algunos niños y jóvenes de nuestro pueblo fueron detenidos presuntamente por arrojar piedras", dijo Sheikh a Al Jazeera. "Todos ellos llegaron a casa a la mañana siguiente después de que sus padres pagaran una pequeña multa".
  Acusado de lanzar piedras, Khaled fue arrestado cerca del Muro de Apartheid israelí en Beit Anan, en la ocupada Cisjordania. Sin embargo, al llegar a la estación de policía en el asentamiento de Binyamina donde se encuentra el niño, Hussam se enteró de que su hijo no se le permitiría volver a casa con él rápidamente.
  "Cuando llegamos a la estación de policía, había sido golpeado y tenía sangre en la cara", continuó el padre con su relato a Al Jazeera. "Después de cinco audiencias en la corte, fue condenado a cuatro meses de prisión. ¿Cómo un hombre de 50 años de edad, se sienta en un banco y decide el destino de los niños?
  El tribunal militar israelí que también condenó a los padres de Khaled a pagar una multa de 2.000 shekels israelíes ($ 510), una cantidad superior a los honorarios del abogado y a los honorarios del tribunal de familia que Sheikh ya tuvo que pagar.
  Los palestinos juzgados en tribunales militares israelíes son condenados en más del 99 por ciento de los casos, según un documento militar filtrado en el año 2011 por el diario israelí Haaretz.
  "¿Por qué esto es necesario?" Preguntó Sheikh. "¿Me puede decir seriamente porque estos niños que lanzan piedras contra un muro de hormigón son una amenaza a su estado? ¿O a sus soldados en jeeps blindados?"
  Los grupos de derechos israelíes, palestinos e internacionales han denunciado las prácticas en las detenciones a los niños palestinos por parte de Israel. De acuerdo con un informe reciente el Juzgado Militar Watch, un grupo que supervisa la detención de los niños en Israel, 182 de los más de 5.600 palestinos detenidos en cárceles israelíes son niños a finales de febrero.
  La Organización para la Liberación de Palestina (OLP), publicó un informe en diciembre del 2014, especificando que Israel detuvo a 1.266 niños palestinos menores de 15 en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Oriental. Desde el año 2000, agregó el informe , más de 10.000 niños palestinos han sido detenidos por las fuerzas israelíes.
  Israel provocó una oleada de críticas por el encarcelamiento por 45 días de Malak al-Khatib, una niña de 14 años que regresó a su hogar en la aldea de Beitin, al centro de Cisjordania, el 13 de febrero. Como Khaled al-Sheikh, había sido acusada de arrojar piedras y fue juzgado en un tribunal militar israelí.
  Brad Parker, un abogado y funcionario internacional de promoción para la Defensa de los Niños Internacional - Sección Palestina (DCI-Palestina), dijo que Khatib y al-Sheikh se encuentran entre los más de 700 niños palestinos condenados por tribunales militares israelíes cada año.
  "Los malos tratos a los niños palestinos en el sistema de detención militar israelí es generalizado y sistemático, ya que casi tres de cada cuatro niños sufren algún tipo de violencia física durante la detención, el traslado o el interrogatorio", dijo Parker a Al Jazeera, citando estadísticas de DCI-Palestina.
  En la mayoría de los casos, agregó Parker, los padres no son notificados de la detención de sus hijos hasta sólo 24 a 48 horas después, y los niños no ven a sus padres o un abogado hasta que están ante un juez en un tribunal militar israelí. "A pesar de que el derecho internacional y las normas internacionales de justicia de menores incluyen la prohibición de obligar a una persona a declarar contra sí mismo o confesar su culpabilidad, esto es una situación común en el sistema de detención militar Israelí", continuó.
  Sin embargo, en más de una cuarta parte de las detenciones de menores palestinos en 2014, los niños fueron obligados a firmar confesiones en hebreo, a pesar de que la mayoría no hablan el idioma, señaló un reciente informe de la DCI-Palestina.
  Un portavoz militar israelí no respondió a varias solicitudes de Al Jazeera para hacer comentarios sobre estas alegaciones.
  De acuerdo con un estudio publicado el mes pasado por el UNICEF, los niños palestinos son sometidos regularmente a abusos verbales e intimidaciones, los desnudan y no son "debidamente notificados de sus derechos legales, en particular el derecho a la defensa y al derecho a permanecer en silencio".
  En noviembre de 2014, los ministros en el gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu concentraron todo su esfuerzo en un proyecto de ley que podría imponer penas de hasta 20 años de prisión para los palestinos en Jerusalén Este que tiren piedras contra vehículos israelíes. "Israel está actuando con firmeza contra los terroristas, los lanzadores de piedras, contra los lanzadores de bombas incendiarias y contra aquellos que usen fuegos artificiales", dijo Netanyahu en ese momento.
  "Un terrorista es un terrorista", dijo entonces la ministra de Justicia, Tzipi Livni, considerada un político de centro-izquierda, y declaró: "No hay ninguna diferencia en lo que respecta al arma que se utiliza".
  Aunque el proyecto de ley todavía tiene que pasar por el Knesset, el parlamento de Israel, los grupos de derechos humanos dicen que afectará de manera desproporcionada a los niños palestinos, que están involucrados en la mayoría de los casos por apedreamiento.
  "Sabemos que la mayoría de los niños son detenidos por participar en manifestaciones o tirar piedras, por lo que podemos observar que esta nueva legislación va dirigida directamente a los niños y a los jóvenes", dijo Randa Kamal, un oficial de defensa de Addameer, un grupo con sede en Ramallah que supervisa las detenciones de Israel a los palestinos.
  Mientras tanto, de vuelta en su casa en Cisjordania, la familia Sheikh está preocupada por la salud de Khaled. Él sufre de anemia, una enfermedad de la sangre que le obliga a tomar medicina tres veces al día, pero, Sheikh dijo que no ha sido capaz de hablar con su hijo desde su detención.
  "Se veía muy mal cuando lo vimos en los tribunales", recordó. "No tenemos forma de saber si se le han dado la medicina y el tratamiento que necesita. Estamos muy preocupados por su salud."