Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

lunes, 20 de febrero de 2012

CATAMARCA: FALSOS DILEMAS DE LA "CUESTION MINERA"

Por Javier Garín (Abogado de los vecinos de Andalgalá).-
Como abogado de los vecinos de Andalgalá, Catamarca, que se oponen a la Megamina de Agua Rica, recojo la invitación formulada por la señora Presidenta de debatir la cuestión minera. La oportunidad es propicia, ya que se cumplen dos años de la feroz represión que sufrió la gente de Andalgalá por orden del gobernador radical Brizuela del Moral, y ahora se teme que -pese a haber cambiado las autoridades provinciales- vuelva a producirse otra. Aclaro mi condición de militante kirchnerista a fin de que no se me sospeche de intencionalidades aviesas o animosidad contra la actual gobernadora.


Para debatir con seriedad, conviene dejar a un lado deformaciones -intencionadas o no- que circulan en la discusión pública, disipando falsos dilemas.


1) NADIE SE OPONE A LA MINERIA SINO A LA MEGAMINERIA DEPREDATORIA


Los pueblos cordilleranos no estan en lucha debido a una "irracional oposición a la minería y al desarrollo", como piensan algunos, o a la "interferencia de agitadores foráneos", sino por motivos legítimos y serios. Muchos de estos pueblos, como Andalgalá, tienen una tradición minera secular, y a nadie se le ocurre que haya que abolir la minería en general, como a nadie se le ocurre que se deba dejar de cultivar los campos, actividades económicas básicas. Por tanto, quédense tranquilos los mineros de Olavarría o de Río Turbio: la cosa no va contra ellos.


La oposición es a la MEGAMINERÍA A CIELO ABIERTO DE ALTO IMPACTO EN CERCANIAS DE LAS CIUDADES O DE SUS FUENTES DE AGUA, que llevan adelante las multinacionales aplicando metodologías restringidas en sus países de origen, y que amenazan con desertificar y destruir el entorno donde estos pueblos se asientan desde antiguo.


Andalgalá es una ciudad de 20.000 habitantes ubicada en el oeste catamarqueño, segunda en importancia luego de San Fernando. Los pobladores viven de actividades tradicionales de agricultura, minería, comercio, turismo, administración. La vida es tranquila y el entorno hermoso, ya que se encuentra ubicada al pie del Nevado del Aconquija, declarado santuario natural por la carta orgánica municipal. Justamente en el Nevado, a sólo 17 km de la ciudad y a 3200 metros de altitud, se intentó establecer una megamina -Agua Rica- cuyas dimensiones se estiman en tres veces las de Bajo La Alumbrera, y su vida útil en 24 años. Este megaemprendimiento, proyectado por una multinacional al amparo de la legislación sancionada por el menemismo -que permite que se lleven al extranjero las riquezas obtenidas con muy poco beneficio proporcional para el erario-, fue evaluado por un equipo interdisciplinario de la Universidad Nacional del Tucumán (la cual, dicho sea de paso, es claramente prominera y no está manejada por "locos ambientalistas"), y resultó que tenía serios inconvenientes para el medio ambiente y la salud de los andalgalenses. Por la ubicación de la mina y su escombrera en las nacientes del río Andalgalá, en zona de inestabilidad geológica, se determinó que había posibilidades ciertas de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas con residuos tóxicos, contaminación crítica de la atmósfera por la suspensión de partículas producto de las detonaciones masivas, contaminación visual del paisaje, contaminación auditiva y vibraciones, y peor aún, riesgo de avalanchas y desplazamientos masivos de material sobre la ciudad que podía quedar tapada de barro y piedras (como de hecho ha ocurrido en varios lugares del mundo). El minero de Olavarría puede ridiculizar el reclamo de los andalgalenses porque no es él quien corre el riesgo de perder su casa, sus propiedades, su salud y su trabajo a causa de un emprendimiento tan peligroso y tan mal ubicado.


Incluso se llegó a proyectar, en el delirio de los megaemprendimientos, la explotación de un yacimiento conocido como Pilciao 16, el cual se encuentra situado ... ¡en el subsuelo mismo de la ciudad del Andalgalá! ¿Cómo se haría? Echando a los habitantes y pagándoles una misérrima indemnización. Oponerse a esto es para algunos oponerse al "progreso".


La megaminería se basa en la búsqueda de partículas minerales dispersas en grandes masas montañosas y no en vetas o yacimientos concentrados. Para ello las multinacionales desarrollaron un procedimiento consistente en la voladura y triturado de cerros enteros, detonando toneladas de explosivos por día. Los restos se someten a una "sopa tóxica" para separar los metales, la cual insume millones de litros de agua diarios y requiere la aplicación de productos químicos altamente venenosos. En zonas de fallas geológicas como la de Agua Rica hay riesgos de filtraciones al subsuelo. El agua requerida se extraería de las reservas acuíferas que tienen más de diez mil años de antigüedad y que son el reaseguro futuro de las poblaciones de la zona, la cual se caracteriza por su extrema aridez. Las partículas en suspensión en el aire pueden producir cáncer y otras enfermedades respiratorias. Cuando termina sus actividades, la multinacional se retira y deja tierra arrasada. Todo para extraer un metal de valor convencional y suntuario cuyo utilidad industrial es ínfima y cuyas ganacias aprovechan los países de origen. El Parlamento Europeo recomendó prohibir este tipo de megaminería en 2010. Pero los andalgalenses deben ser silenciados porque se oponen al "progreso". ¿Al progreso de quién?


2) PODEMOS DESARROLLARNOS SIN DESTRUIR EL ENTORNO

CATAMARCA: COMUNICADO DESDE ASAMBLEA DE TINOGASTA

Imágenes integradas 1
 Prensa Unión de Asambleas Ciudadanas Informa
 20 de febrero de 2012

COMUNICADO DE PRENSA
Tinogasta, 19 de febrero de 2012
¡SEGUIMOS EN LA RUTA LUCHANDO POR LA VIDA!
Pasada la represión estatal y los lamentables dichos de “nuestros” gobernantes, los vecinos de Tinogasta redoblamos la apuesta y continuamos manteniendo el corte informativo y selectivo en la Ruta Nacional 60.
El pueblo se mantiene unido en la resistencia, a pesar de todo tipo de maniobras que se intenta desde el poder para confundir y asustar a la población. No logran dividirnos, estamos más fuertes y unidos que siempre.
Repudiamos los dichos de la gobernadora Lucía Corpacci y sus funcionarios, que mienten cuando dicen que Bajo la Alumbrera no contamina y cuando afirman que el 10 de febrero no hubo represión en Tinogasta. Nos manifestamos en contra de las declaraciones del jefe de Policía de Catamarca, Juan José Palomeque y al comisario Navarro de Tinogasta que se vanaglorian por hacer tareas de “inteligencia” en las asambleas de todo Catamarca, desoyendo incluso a la Ministra Nilda Garré. Inteligente sería que cumplan con la Constitución Nacional y no repriman a quienes la resguardamos, luchando por la defensa de un ambiente sano, como dicta su artículo número 41. Inteligente sería que no repriman a sus propios vecinos y familiares para proteger los intereses de las empresas transnacionales y de los gobiernos cómplices.
Seguimos exigiendo la inmediata anulación de todo emprendimiento minero en la provincia de Catamarca y el cese del paso por Tinogasta de todo camión con insumos y maquinarias mineras, así como también vamos por la ley provincial que prohíba toda actividad minera en nuestra provincia. Las cartas están echadas, el pueblo ha hablado y no quiere el modelo saqueador y contaminante que quiere imponer a fuerza de balas de goma y gases lacrimógenos la presidenta Cristina Fernández.
Además, continuamos exigiendo justicia por la represión sufrida el viernes 10 de febrero.
Los pueblos unidos reafirmamos, Fuera Bajo La Alumbrera, NUNCA jamás Agua Rica y las empresas mineras que operan impunemente en el Dto de Tinogasta, en la provincia de Catamarca y en el resto del país, ni una mina más.
 
¡NO PASARÁN!
Contactos:
03837 15402065
03837 15693024
0383715524003
Asamblea de Ciudadanos en Defensa de la Vida y el Agua
Unión de Asambleas Ciudadanas