Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: "ARGENTINA CAE EN EL EMBUDO DEL PLAN COLOMBIA" ... Argentina cae en el embudo del Plan Colombia. Y aunque muchxs traten de hacer quedar al presidente como un inepto, no hay nada más alejado a la realidad. O bien, es posible que Macri no comprenda la totalidad de lo que su gobierno está haciendo, pero sabe que es parte de un manual pensado y ensayado en varios países, construido por EEUU, en el que las burguesías locales se quedan con grandes migajas y entregan todo el resto y más a esos empresarios que manejan varios Estados además de sus empresas. ... leer la editorial completa ....

domingo, 10 de septiembre de 2017

WALLMAPU: ¿DÓNDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO?¿DÓNDE ESTÁ JOSÉ HUENANTE?

8 de septiembre de 2017(Mapuexpress).-
Recientemente se han cumplido doce años de la desaparición de José Huenante, el joven mapuche wiliche que desapareció luego de una detención de carabineros en la localidad de Puerto Montt (Chile). Por su parte, desde el 1 de agosto del 2017, continúa desaparecido Santiago Maldonado, el joven argentino militante de causas sociales que acompañaba un proceso de reivindicación territorial Mapuche del Lof Cushamen, quien desapareció luego de la acción represiva de gendarmería.
Santiago Maldonado (Puelmapu, centro sur argentina)
La desaparición de Santiago Andrés Maldonado Peloso (28 años) ocurrió el día 1 de agosto de 2017, contemplado en la causa 8232/2017 de la justicia penal argentina, cuyos hechos apuntan a que fue detenido durante la represión de una protesta en el Pu Lof mapuche de Cushamen,​ ubicado en la provincia argentina del Chubut, en el marco de un conflicto territorial con el grupo económico Benetton.
La represión fue llevada a cabo por la Gendarmería Nacional, fuerza represora que opera bajo el mando directo de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, dependiente del presidente Mauricio Macri. El hecho es sospechado como un caso de desaparición forzada cometido por funcionarios del gobierno nacional.​
A fines de agosto la carátula de la causa fue cambiada oficialmente a "desaparición forzada". ​El 2 de septiembre de 2017 el exmagistrado español Baltasar Garzón afirmó que la desaparición de Santiago Maldonado tenía toda la naturaleza de desaparición forzada. Santiago Maldonado continúa desaparecido, realizándose en argentina manifestaciones con cientos de miles de personas que exigen su aparición con vida y castigo a los culpables. Sólo en Buenos Aires se han realizado tres concentraciones consecutivas con más de doscientos mil personas manifestándose en cada una.
El Diario El País de España recientemente difundió un video señalando que “La sociedad argentina se moviliza para exigir respuesta a la pregunta que recorre el país: ¿Dónde está Santiago Maldonado? El joven lleva desaparecido desde el 1 de agosto, cuando supuestamente participó en una protesta mapuche en la Patagonia.
El 22 de agosto de 2017 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó una medida cautelar para la protección de los derechos de Santiago Maldonado en Argentina.

José Huenante (Ngulumapu, centro sur de Chile)
José Gerardo Huenante Huenante (16 años). Lo último que se sabe es que el 3 de septiembre de del 2005 estaba con un grupo de amigos muy cerca de su casa, cuando varias patrullas de Carabineros rondaban por el lugar. Testigos aseguran haber visto a José corriendo delante de una patrulla y cómo en un momento dos policías se bajaron del vehículo y lo detuvieron, subiéndolo a una radio patrulla (RP) N°1375 perteneciente a la 5.ª Comisaría de Puerto Montt. Después de este episodio, nunca más se supo del paradero de José Huenante. A José lo hicieron desaparecer forzadamente sin dejar rastro.
Una orden del Juzgado de Garantía para detuvo a  tres funcionarios de Carabineros que iban dentro del carro: El sargento 2º Juan Ricardo Altamirano Figueroa; el cabo 1º Patricio Alejandro Mena Hernández; y el cabo 2º César Antonio Vidal Cárdenas, quienes se señala como responsables en el secuestro y desaparición del menor. Sin embargo, y a pesar de una querella criminal ante el Juzgado de Garantía de Puerto Montt, con fecha 25 de marzo de 2009, los principales sospechosos siguen en libertad, aunque inicialmente fueron dados de baja, también fueron reincorporados a la Institución en diciembre de 2010 , acto cometido por una institucionalidad que promueve la “impunidad” de sus agentes.
El hecho ha sido investigado por la Brigada de Derechos Humanos de la PDI. Algunas de las pruebas que ha considerado la Fiscalía son las siguientes: versiones contradictorias y 16 declaraciones que no calzan, adulteración del libro de detenidos —esa noche marcaron dos detenidos pero luego enmendaron el número y escribieron uno—, y no cuadra la justificación de kilometrajes recorridos esa noche por el radiopatrullas 1375, antecedentes que aparecen en un informe de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales.
Recientemente el programa de Televisión Pública (TVN) Informa Especial dedicó un capítulo a la situación del joven mapuche williche poblador de Puerto Montt, quizás motivado por las grandes movilizaciones en Argentina por el caso de Santiago Maldonado.
El 30 de agosto se conmemoró el día del detenido y desaparecido y los casos de José Huenante y Santiago Maldonado son dos casos que involucran desaparición forzada como consecuencia del actuar de agentes estatales: Carabineros de Chile y Gendarmería de Argentina, respectivamente.
Alfredo Seguel

** Wallmapu es el nombre de referencia para identificar geopolíticamente el territorio ancestral mapuche. Ngulumapu es el territorio ancestral mapuche del lado oeste (centro sur de Chile). Puelmapu es el territorio ancestral mapuche del lado este (centro sur de Argentina).

ENTREVISTA CON NORA CORTIÑAS

8 de septiembre de 2017(APL).-
«Santiago tiene que aparecer con vida»


Por Oscar Castelnovo

A los 87 años despliega vitalidad, alegría y en cada jornada involucra su presencia en luchas antirrepresivas, obreras, de género y ambientalistas. Nora Cortiñas, miembro de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, tiene una agenda abarrotada todos los días de la semana a las que suma «hacer los mandados», cocinar y la limpieza de su casa de Castelar en la que vive sola, aunque acompañada por el ring del teléfono que no para de sonar. Desde que la dictadura «cívico- militar- económica y eclesiástica» –detalla –desapareció a su hijo Gustavo, ella marcha en la Plaza de Mayo. Es psicóloga social y titular de la Cátedra de Poder Económico y Derechos Humanos en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. A la vez, fue nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad Libre de Bruselas y por la UBA, entre otras. Narra que fue una gran bailarina de tango, modista de alta costura, especialista en paella valenciana y otros platos. Ya no le queda tiempo para la cocina, salvo cuando vienen sus nietos. La actualidad, el feminismo, los medios de comunicación, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich Pueyrredón, y la urgencia de la aparición con vida de Santiago Maldonado, fueron los temas esenciales de la conversación.(Entrevista publicada en la revista Acción)





–Desde hace ya unos cuantos años se convirtió en una de las principales referentes para muchos luchadores argentinos. ¿Cómo impactó en su vida que la llamen para estar presente en tantos sitios?
–Me genera una gran responsabilidad. El paso de los años hizo que se afianzara en mí una ideología que es de izquierda, independiente de cualquier partido. Y eso hace más amplio el horizonte. Yo levanto la bandera de los 30.000. Las Madres comprobamos que, por ejemplo, en un juicio donde a un joven o a un trabajador le «plantan» una causa porque es un luchador popular, si vamos dos Madres y estamos sentaditas escuchando nada más en la audiencia, los jueces lo sienten como una presión si van a fallar algo indebido. Eso pasa porque hay un reconocimiento, entonces tenés más compromiso para ir cuando te llaman, dejando todo para tratar de que no se cometa una injusticia.


–¿Nunca le abrumó tanta responsabilidad?
–Sí, a veces me abruma. Cuando uno llega a la casa y encuentra llamados: «Mañana te necesitamos en tal lado, pasado mañana tal otra cosa», a veces son dos actividades a la misma hora y vos no sabés adónde ir. Por momentos me siento abrumada y tengo que sentarme a reflexionar mucho sobre lo que haré. Estoy leyendo La poética de la fragilidad y descubrí que interiormente soy frágil. Las Madres, en un sentido, lo somos. Pero resulta que también tenemos la rebeldía y la fuerza que nos da la batalla de todos los días por esa verdad y esa justicia. En la fragilidad te sentís azorada, como cuando veo que hay 100.000 o 200.000 personas que me van a escuchar decir unas palabras, parece como demasiado para lo que uno se imaginaba. Pero bueno, esto es militancia y así la asumo. Hace unos días marchamos con las madres cuyos hijos fueron asesinados por la policía del gatillo fácil. Entre ellas estaba Raquel Alegre –mamá de Luciano Arruga– y sentí un gran honor que me pidieran que inicie el acto porque somos hermanas en el dolor y en la lucha para que no sigan matando a nuestros pibes ni secuestrando a nuestras pibas para la trata.


–¿Cómo es un día común en su vida?
– Me levanto, me hago el café con una cafeterita italiana que sirve para un solo pocillo. No debo tomar más de uno. Me hago una tostada y media con un pan de semillas muy rico, con queso crema y una mermelada que no es muy dulce por la diabetes. Así me preparo, porque ya sé que tengo 10 o 15 llamadas a las que dar respuestas. Luego me ducho, miro mis plantas, las riego y ya me armo el recorrido que haré ese día. Hago los mandados, voy a la panadería, la verdulería, porque yo sigo comprando todo en el barrio.


–¿Vive sola?
–Sí, me cocino yo misma y limpio la casa también. De alguna cosa grande como las lajas del piso del patio se encarga una señora que viene una vez a la semana. Y como vivo solita saco la tierra cuando se me da la gana. Algún día fui una loca de la limpieza, de esas que enloquecen a la familia con que esté todo brillante, pero después que se llevaron a Gustavo ya no me interesó. Ah, y cocinaba muy bien.


–¿Tenía especialidades?
–Sí, ravioles con un relleno que aprendí de mi suegra, con seso, salchicha, espinaca, mucho queso provolone y algún ajito. Y el estofado de peceto o de pollo. También la paella a la valenciana. Estoy alejada hace rato de todo eso. Los ravioles caseros los hacía acompañada de Gustavo, a él le gustaba ayudarme. Ahora mi especialidad son los buñuelitos de espinaca para mis nietos.


–¿Trabajó afuera de joven?
–Tenía alumnas de alta costura en casa. Alguna vez cosí algo de alguna clienta. Es que mi marido era muy patriarcal. No quería que yo trabajara y tuviera mi «poder económico». Él fue empleado público desde los 13 años, pero siempre tuvo un trabajo extra para los gustos de la familia. Siempre fue muy laburador y a la vez muy machista.


–Habló en diversos actos feministas y cerró en el de NiUnaMenos…
–Sí. Y me eligieron por unanimidad. Dicen que fue en lo único que no hubo discusión. Me halaga y me conmueve porque nunca fui feminista, me crié en un hogar machista. Cuando me llevaron a Gustavo rompí con todos los cánones de mujer sometida a las decisiones del hombre. Hoy me considero feminista. No lo era antes porque creía que tenía deberes como mamá, esposa y ama de casa. Un día vi que tenía derechos. Antes no entendía el feminismo, no es que ahora lo entiendo del todo. Creo que nos falta crecer más, tener más fuerza para detener los femicidios, porque después de cada marcha nos siguen matando mujeres. Hay que buscar nuevas estrategias.


–¿Por ejemplo?
–Hacerle entender al hombre que no puede ser un asesino por odio hacia la mujer, porque allí los hombres dejan de ser seres humanos. Acá no es cuestión de celos u otras cosas, es un odio que lo tienen adentro y con el que hay que terminar de alguna manera, conversar, tener más diálogo. Yo sé que hay buenas personas y no creí nunca que hubiera separación entre el hombre y la mujer para reflexionar sobre estas cosas. A veces algunas de mis amigas feministas no quieren incluir a hombres en algunos grupos. Si nos separamos de los hombres, entonces somos la mitad. El mejor camino es el diálogo y la reflexión conjunta, pensar que todos somos seres humanos. El femicidio lo comete un individuo que perdió esa esencia de ser humano y se transforma en bestia, allí no hay excusas.




–Hace unos meses estuvo en las Islas Malvinas, junto con Adolfo Pérez Esquivel y otros dirigentes de la Comisión Provincial por la Memoria. ¿Cómo fue la experiencia?
–Muy emocionante: Nunca imaginé que iba a estar en las Malvinas. Ni bien llegamos sentimos el rechazo de ese pueblo dominado. Y todas las vidrieras y los ómnibus tenían esos carteles: «Go home». Nosotros fuimos a hacer un homenaje a todos los caídos, los nuestros, los de ellos, y a sentar un precedente para que esas 123 tumbas NN tuvieran una identidad. Y en el aeroparque, al regreso, un grupo de gente irascible nos insultó.


–¿Por qué?
–Fuimos con un excombatiente que nos iba contando lo que pasó y esta gente estaba resguardando a los militares genocidas que los llevaron forzadamente a los chicos y los torturaron. Qué ironía: una guerra con un país extranjero en la que las torturas que sufrieron los pibes se las infligieron militares argentinos que ya habían estado en la represión y los mataron de hambre y de frio. Sucede que aparecieron tumbas sin cuerpos y con un nombre ficticio. Mejor dicho, tenían un cartel que rezaba: «Solo Dios conoce este nombre». Yo creo que algunos, dirigidos por los militares, no querían que se descubriera que ahí pusieron lo que se les dio la gana, sin su verdadera identidad siquiera. Y por eso también nos dieron ese «recibimiento». Mientras tanto los militares zafan de ser enjuiciados por el delito de haber torturado y violado la verdadera identidad de los pibes que murieron.


–¿De qué modo evalúa la reacción de grandes sectores de la sociedad con el tema del 2×1 a los genocidas y ahora con la desaparición de Santiago Maldonado?
–Lo veo como una expresión de que una parte de la sociedad se concientizó. Cuando empezó la dictadura muchos no entendían la lucha que llevábamos adelante. Después de tanto dolor y represión, la gente empezó a entender un poco más. Igual, hay sectores de la sociedad que son bastante fascistas y respaldan a este gobierno en el cual están todos los que apoyaron y financiaron a esa dictadura infame. Y una cosa que facilitó la llegada de estos al gobierno fue el partidismo político que enceguecía a la gente y aplaudía todo lo que hacía el kirchnerismo. Primero, si funcionarios de ese gobierno no hubieran robado, las cosas serían distintas, porque tuvimos logros, pero eso se desvió para actitudes de corrupción. Yo digo que tiene que haber una autocrítica de los kirchneristas respecto de (el general César) Milani, la Ley Antiterrorista, los muertos por gatillo fácil, la represión a los trabajadores, la persecución a las comunidades aborígenes, entre otros temas.


–¿Qué pasó por su corazón y por su cabeza cuando se enteró de lo ocurrido en el sur con Santiago?
–Sentí un terrible cimbronazo, porque desde el primer momento supimos que era un pibe joven, de veintiocho años, que era artesano. Enseguida la familia difundió el caso y los mapuches también a pesar de que viven perseguidos. Yo había estado en El Bolsón y vi las calles llenas de artesanos. Luego supe mucho sobre Santiago y escuché sus vivencias. Es un pibe hermoso. Revisando su mochila los hermanos encontraron sus escritos. Uno de ellos lo leyeron el otro día en la Plaza de Mayo, ahí te muestra que es un joven antiimperialista, solidario, que sueña con un mundo de libertad. Entonces, ¿por qué se lo llevaron a él? No fue al voleo. Lo eligieron para mandar un mensaje de terror: «A nadie se le ocurra ser solidario con los que reclaman sus tierras porque las tierras las manejamos nosotros y les va a pasar lo que le pasó a Santiago». Mirá, yo estuve en el lugar desde el que se lo llevaron. Él es muy querido y respetado. Hicieron lo mismo con Julio López. Por ahí se escuchan voces que dicen que lo de Julio López no fue igual porque no intervino directamente el Estado, pero sí lo fue, actuó la Bonaerense. El excomisario Etchecolaz decidió que había que hacerlo desaparecer nuevamente porque no querían que hubiera testigos de los campos de concentración. Creo que tratan de disciplinar a una parte de la población. ¿Molestan? Entonces hay que disciplinar. ¿Cómo? Con un ejemplo. Ahora no hay duda de que a Santiago se lo llevó la Gendarmería dirigida por funcionarios del gobierno, del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich Pueyrredón, cuyo abuelo también fue un apropiador de tierras. Lástima que ella fue una militante en algún momento. Esta Bullrich reveló la identidad de un testigo protegido. Es tan mala persona, tan hipócrita y tan cretina que hasta hizo eso para marcarlo. Si al chico le pasa algo será ella la responsable. Pero ya no les importa nada, ni a ella ni a Macri. No tienen moral.


–¿Cómo juzga el papel de los grandes medios en este caso?
–Me indignan. Algunos dijeron «¿y si lo mató un mapuche?», fijate vos qué porquerías. Un domingo en un programa estaban hablando de Santiago y había un cartel permanente en la pantalla como que Santiago ya estaría muerto. Eso es espantoso, porque solo sirve para desmovilizar a la familia o como un mensaje a los organismos y todos nosotros para que no lo busquemos más. Pero no nos vamos a rendir nunca: Santiago tiene que aparecer con vida.




RECUADRO: TANGOS QUE HACEN MAL”

–Te cuento algo: una vez con los compañeros de la Cátedra habíamos ido a una milonga donde se daban clases y después se bailaba. Yo fui muy buena bailarina. Me saca a bailar un compañero y en un momento me dice: «Nora, acá dirijo yo, porque vos te adelantás y hacés lo que querés y así no va». Le contesté: «Pero yo estoy harta de que dirijan los hombres». Me respondió: «Bueno, no vamos a poder seguir bailando entonces».

–¿Y qué le dijo?

–«Mala suerte».

–Pero le gustaba el tango…**

–Y sí, ¿cómo no me va a gustar? Pero la mayoría de los tangos son tan machistas, tan crueles que hay algunos que me duelen cuando los escucho aunque me encante su música y su cadencia, como «Afiches», por ejemplo, que dice: «Yo te di un hogar/ Siempre fui pobre pero yo te di un hogar /Se me gastaron las sonrisas de luchar/ Luchando para ti/Sangrando para ti/ Luego la verdad/Que es restregarse con arena el paladar/ Y ahogarse sin poder gritar/ Yo te di un hogar». Cuando escucho eso pienso: «¡Andate a la puta que te parió!: yo te lavé la ropa, yo te cociné y yo te planché».


CINE DE LA PATAGONIA CHILENA EN EL FESTIVAL AUDIOVISUAL DE BARILOCHE

(Prensa FAB).-
Cine de la Patagonia Chilena y Derechos Humanos son los Festivales invitados del FAB2017

El Festival de Cine de la Patagonia de la región Aysén de Chile y el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Buenos Aires estarán presentes en la V edición del Festival Audiovisual Bariloche 2017, que se realizará del 18 al 24 de septiembre.


Desde el inicio de sus ediciones el FAB ha querido traspasar las fronteras integrando a los realizadores del hermano país de Chile. Este año se han combinado dos instancias que han hecho posible este ansiado deseo: las categorías competitivas de largometrajes y cortometrajes son de carácter binacional, y además, estará como invitado el Festival de Cine de la Patagonia (FECIPA) de la región de Aysén.

Este último es organizado por la Agrupación Cultural Patagonia Visual, que busca extender los marcos de distribución, exhibición y producción cinematográfica del cine de la Patagonia. Tras siete versiones desarrolladas, ha logrado movilizar voluntades de distintos sectores, como al propio público aysenino, alrededor de la idea de la Patagonia como un territorio fílmico.

Las propuestas que se contarán durante el FAB2017 serán:
HACIENDO SOMBRA , Documental (2016) de Laura Acuña; TÁNANA , Documental (2016) de Alberto Serrano y Cristóbal Azócar; DESASTRES NATURALES Ficción (2014) de Bernardo Quensey; MANZANAS AMARILLAS ficción (2015) de Ignacio Ruiz; EL VIENTO SABE... Documental (2016) de José Luis Torres Leiva; y MATERIA PRIMA Documental (2016) de Cristián Mellado Ibeas.

Por otro lado, también se contará con proyecciones del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos, que cuenta con 17 consolidadas ediciones. El FICDH apunta a generar un espacio de debate y reflexión sobre temas de derechos humanos a través de la representación artística en formato documental, ficción y de animación, contenida en la realización de un cine crítico y con compromiso social. 

En el marco del FAB2017 se proyectará: GURU UNA FAMILIA HIJRA Documental - Bélgica (2016) CL, Miradas de Género, dirección Laurie Colson/ Axelle Le Dauphin; 7 SEMANAS Ficción - Chile (2016) Ventana FEMCINE dirección Constanza Figari; BOY Documental - Alemania (2015)  Ventana Dok Leipzig dirección Yalda Afsah/Ginan Seidl; LA MENTADA DE LA LLORONA Docuficción - México (2016) Cuerpos Cautivos dirección Zeltia Outeiriño González; LA MIRADA INDOLENTE Documental - Argentina (2016) CC y MM, Miradas de Género dirección Sebastián Camacho; BOXGIRLS Documental - España (2016) Miradas de Género dirección Jaime Murciego; BETI BEZPERAKO KOPLAK Animación – España (2016) Miradas de Género dirección Ageda Kopla Taldea.

Se recuerda que todas las actividades son libres y gratuitas, hasta la capacidad de la sala. El Festival Audiovisual Bariloche se realizará del 18 al 24 de septiembre y es organizado por el Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de Río Negro, el INCAA y el Consejo Federal de Inversión (CFI), y cuenta con el auspicio de la Municipalidad de San Carlos de Bariloche.

La programación completa se puede consultar en http://www.festivalfab.com.ar/ o seguí todas las instancias por facebook FAB Festival Audiovisual Bariloche @FestivalAudiovisualBariloche.

QUIENES QUIEREN SILENCIOS, ES PORQUE NO TIENEN RAZONES.

El Bolsón (ANPP).-Reproducimos comunicado:
La CTA Autónoma Comarca Andina hace saber su repudio a la nota enviada por la Dirección de la Escuela 41 de Las Golondrinas a los padres de los alumnos, en el sentido del NO tratamiento del tema DESAPARICION FORZADA DE PERSONAS AL INTERIOR DE LA MSMA. Consideramos que toda la educación es en sí un hecho político, siendo que la construcción de conocimientos empodera a quien participa de ese proceso. Es lamentable que se pretenda hacer de cuenta como que la Escuela es un espacio aislado. Lamentable y absurdo, siendo que los chicos escuchan hablar de los temas que nos atraviesan en los medios, las casas, la calle, las redes sociales. Es peligroso que para eso se cite un artículo que a todas luces resulta intimidante para quienes trabajan en la Escuela, y que no viene al caso ya que nadie se propuso adoctrinar a nadie. Sólo se trata de que la Escuela no sea un lugar aislado de la vida social, cuestión que abordamos en todas y cada una de las capacitaciones. Sería oportuno preguntarse también: ¿En la Escuela 41 se le explica a sus alumnos quien es, por ejemplo, Joe Lewis, infractor a las leyes argentinas gracias a su poder económico?
Instamos a las autoridades de la Escuela a una profunda relexión, más allá de que realizaremos la correspondiente presentación en Supervisión, atento a lo que entendemos es una medida antipedagógica, violatoria de la libertad de cátedra y con uso de citas intimidantes para los trabajadores de la Educación.
Pablo Gatti
Secr. General