Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

viernes, 25 de octubre de 2013

TODOS SOMOS BARCELONA, EN EL BOLSÓN TAMBIÉN

El Bolsón (ANPP).-Cecilia Pando, referente de grupos derechistas, inició acciones contra la revista Barcelona. Aunque la acción fue planteada en 2010, antes de ayer fue la primera instancia de audiencia judicial. La acción fue a partir de una sátira de las famosas "Contratapas" de la revista, en la que aparece ella. Estas Contratapas, han recorrido el país, generando múltiples debates, y de esta forma, fijando agenda propia, es decir, una mirada propia de temas que muchas veces no son tomados por los medios masivos de comunicación. Por El Bolsón también pasaron, traidos por la Agrupación Roja y Negra, y la muestra estuvo expuesta en Casa de la Cultura, por donde pasaron muchos secundarios locales. 
Con el repudio hacia Pando, se movilizó mucha gente y medios de comunicación como "La Garganta Poderoza".

Reproducimos las notas de 8300WEB y La Garganta Poderoza.

8300Web:
Se trata de una demanda civil por “daño moral”. La referente de los grupos que defienden el terrorismo de Estado argumentó que una contratapa de la publicación lesionó su honra.
Hoy comenzó el juicio iniciado por Cecilia Pando, quien defiende abiertamente el accionar de las fuerzas civiles y militares durante el terrorismo de Estado, contra la revista Barcelona, a raíz de la contratapa de la edición 193 de la publicación en la que se aludía a la protesta que Pando encabezó en agosto de 2010 frente al edificio Libertador.
En aquel momento la demandante solicitó que se retiraran los ejemplares. La Cámara Civil revocó el fallo de primera instancia que no habia hecho lugar a la medida cautelar, y ordenó que saliera de circulación. Dos años después inició una acción civil que está en curso, por la que solicita una indemnización de 80.000 pesos.
La revista, por su parte, entiende que la demanda atenta contra la libertad de expresión, pues la publicación solo satirizó la performance que aquel día realizó Pando al encadenarse en el edificio y manifestar su respaldo a los represores, muchos de ellos condenados en los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos durante el genocidio.

La Garganta poderoza
Desde nuestras villas, en caravana y todos cantando, llevamos la democracia hasta los ojos de Pando, que demandó a la revista Barcelona para que la sátira se castigue con la censura, como buena vocera de la dictadura. Allá fuimos, y fuimos un montón, todos dispuestos a defender la libertad de expresión, con el cuerpo, con los trapos y hasta con alguna canción: "Olé olé, olé olé olá, ¡pornografía es todo lo que vos pensás!". Porque sí, según dice, el fotomontaje que afectó su moral es "pornográfico" y la toma como "objeto sexual", un argumento irrisorio e injusto: ¡Los que leemos Barcelona no tenemos tan mal gusto! Pero sus distorsiones discursivas ya son bien conocidas: tan sólo era una parodia de su defensa a los genocidas. Por ese motivo, y tantos otros que históricamente nos ha dado, decidimos copar el juzgado, para recordarle que dijimos nunca más y que todos sus amigos van camino a Marcos Paz... Aunque quisieron negarnos la entrada, la diva del genocidio nos tuvo que ver. Y aunque nos fuimos después de unas horas, prometimos volver: "Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, ¡para cuando te pregunten, por el robo de bebés!".