Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: ENredADES - Trabajamos muchas horas para cobrar salarios que no alcanzan y nos quedamos sin el tiempo para generar otras economías, otros vínculos, otras formas de organización y abastecimiento, no sólo de nuestras necesidades primarias sino también de nuestros deseos y sueños.... leer la editorial completa ....

martes, 4 de febrero de 2014

CONTRA EL AJUSTE: ORGANIZACIÓN Y LUCHA

4 de febrero de 2014

(ANPP).-Todo privilegio se funda en una desigualdad. Toda desigualdad engendra pobreza y la pobreza, lejos de ser una elección individual o colectiva, es ante todo una decisión política. O mejor dicho en palabras de Almeida Garrett: “Y yo pregunto a los economistas políticos, a los moralistas, si han calculado el número de individuos que es necesario condenar a la miseria, al trabajo desproporcionado, a la desmoralización, a la infancia, a la ignorancia crapulosa, a la desgracia invencible, a la penuria absoluta para producir un rico”…
Esta pregunta que muy pocos se hacen y muchos menos responden, hoy en día recobra firmeza y nos golpea como un cross directo a la mandíbula, para despertarnos y hacernos reaccionar; fundamentalmente porque desde hace tiempo que la riqueza y el derroche se pasean por nuestro territorio, las pruebas están a la vista de tod@s: un defensor del pueblo que pasaría de cobrar 70 mil a 30 mil pesos mensuales, el alquiler de la vivienda de Weretilneek que ronda los 11 mil pesos mensuales y que luego de ser solventado, durante mas de dos años, con fondos de la provincia ( con nuestro dinero, se entiende) pasaría a ser abonado por el propio inquilino (muchos saben que la señora del gobernador desistió de vivir en la residencia oficial, los caprichos de la señora y las exuberancias del marido también se fundan en la desigualdad); y los excesos continúan: un Audi 8 para uso particular del mismo gobernador valuado en 750 mil pesos, aviones privados utilizados con demasiada frecuencia que costarían a la provincia 6 millones de pesos, organismos de control rionegrinos (Fiscalía del Estado y Tribunal de Cuentas, entre otros) que hace tiempo iniciaron un escalada de aumentos “fantasmas”, en beneficio propio, que no figuran en los recibos, el sueldo de cualquier ministro que se duplica con los extras por viáticos, gastos reservados y gastos de representación, cinco funcionarios que cobran más que el gobernador, es decir por sobre los 50 mil pesos mensuales, un gobernador cuyo sueldo es de 50 mil pesos mensuales…Y para colmo de ésta abundancia desmedida, un aumento salarial a la delincuencia organizada (léase mafia policial o desclasados) de 10 mil pesos de bolsillo (porque cuando la bronca crece, los perros tienen que estar bien cebados) a costa, como bien lo anunció el propio gobernador, de una año de carencias en salud y educación.
Ya lo dijo Galeano “No se necesita ser un experto politólogo para advertir que, por regla general, los discursos sólo cobran su verdadero sentido cuando se los lee al revés. Pocas excepciones tiene la regla: en el llano, los políticos prometen cambios y en el gobierno cambian, pero cambian... de opinión. Algunos quedan redondos, de tanto dar vueltas; produce tortícolis verlos girar, de izquierda a derecha, con tanta velocidad. ¡La educación y la salud, primero!, claman, como clama el capitán del barco: ¡Las mujeres y los niños, primero!, y la educación y la salud son las primeras en ahogarse. Los discursos elogian al trabajo, mientras los hechos maldicen a los trabajadores. Los políticos que juran, mano al pecho, que la soberanía nacional no tiene precio, suelen ser los que después la regalan; y los que anuncian que correrán a los ladrones, suelen ser los que después roban hasta las herraduras de los caballos al galope”.
Pero todo tiene su verso y su reverso. La otra cara de la moneda nos muestra un pueblo que de apoco comienza a organizarse (como soñaba el poeta y militante Paco):que marcha hacia la victoria  o hacia la muerte, que tropieza, que aprende a defenderse, a rescatar lo suyo, su realidad”: Miles de trabajador@s en las calles, asambleas, autoconvocados, paros de 24 y 48 horas, masivo acatamiento de todos los sectores estatales, marchas a la capital provincial, manifestaciones en los centros turísticos, más asambleas, quite de colaboración, un creciente consenso por la huelga general y demás acciones que demuestran la  voluntad para enfrentar el ajuste y la carestía anunciada desde el gobierno.
Desde la agrupación Rojinegra hacemos un llamamiento a tod@s l@s trabajador@s a ocupar con asambleas y movilizaciones  las calles, nuestros lugares de trabajo, las escuelas, los hospitales, los sindicatos (presionando a sus dirigentes para que acompañen nuestras luchas, acciones y demandas), para frenar el ajuste y avanzar en la construcción colectiva de nuestra dignidad.
¡Que la crisis la paguen los políticos y todos los demás privilegiados!
¡Arriba los que luchan!

UNA MIRADA ANARQUISTA SOBRE EL AJUSTE

REPRESIÓN Y AJUSTE, PIEZAS DE UN MISMO PLAN.

   En medio de la aplicación de un nuevo plan de ajuste socioeconómico, las medidas represivas se multiplican.
   A los tarifazos en servicios públicos como el transporte de pasajeros, los reajustes de tasas e impuestos a nivel nacional, provincial y municipal hay que añadir los permanentes cortes de energía eléctrica que afectan principalmente a la población más desfavorecida.
   Todo apunta a mantener la tasa de ganancia de los capitalistas y los negociados entre estos y los funcionarios gubernamentales.
   Las duras condenas a prisión aplicadas a los trabajadores petroleros de Las Heras en la provincia de Santa Cruz son una muestra de esta política del garrote político y la judicialización de los que protestan, de los que luchan y cuestionan la explotación y las estructuras del privilegio.
   El desalojo en Buenos Aires de familias sin vivienda es un indicador que confirma nuestros señalamientos.
   Un nuevo ataque contra el acampe de pobladores en la zona de Malvinas Argentinas en la provincia de Córdoba fue perpetrado por una patota vinculada a la UOCRA. De modo artero unas ochenta personas llegaron al lugar donde se resiste la construcción e instalación de la empresa Monsanto y agredieron a los asambleístas que hace meses resisten el emprendimiento de los agrotóxicos contaminantes.
   Esta población viene denunciando por diversos medios las fumigaciones de sembradíos que multiplicaron la emergencia de enfermedades como la leucemia y el cáncer como consecuencia de la aplicación de los agroquímicos.
   Desde la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) denunciamos que represión y ajuste son las piezas de un mismo plan de ataque a la clase trabajadora, haciendo uso de mecanismos y dispositivos diversos. A veces los tribunales que castigan duramente la protesta social y el activismo gremial no domesticado, judicializando las luchas de los de abajo, las medidas de ajuste económico siempre regresivas o el simple uso de la fuerza bruta de gendarmes, policía o patota para-sindicales.
   Frente a todo esto nuestra reafirmación de la acción directa en las luchas como herramienta de resistencia de los oprimidos, la activa solidaridad y la autoorganización sin mediación de burócratas y demagogos.

Federación Obrera Regional Argentina

(FORA – AIT)

CARTA DE OSVALDO BAYER A LOS PETROLEROS DE LAS HERAS

(Boletín de Sudestada).-Por Osvaldo Bayer

El 12 de diciembre de 2013, en un juicio armado, el Poder Judicial de Santa Cruz condenó a cuatro trabajadores petroleros a cadena perpetua y a otros seis, a cinco años de prisión. Sin embargo, lo único que se demostró en el juicio fueron las torturas que sufrieron los condenados. Reproducimos una carta de Olsvaldo Bayer condenando el fallo.

Los Héroes del pueblo

El pueblo argentino está viviendo una de las más grandes injusticias históricas con los compañeros petroleros de Las Heras. Comparable con muchos de los delitos cometidos por las dictaduras militares vividas en pasados años. Las condenas de la justicia patagónica.

Esta injusticia histórica en la Argentina puede compararse con la condena sufrida por los mártires de Chicago, esos luchadores por las sagradas ocho horas de trabajo. Cuatro de ellos sufrieron la pena de muerte, y tres, cadena perpetua. Cien años después la justicia norteamericana reconoció que se había equivocado. Un poco tarde.}

Los condenados a prisión perpetua habían sido ya liberados, después de cuatro años de prisión, por el Gobierno de Estados Unidos. Pero los muertos ya estaban muertos. Terrible error.

Otro caso de la justicia norteamericana fue el de Sacco y Vanzetti, dos luchadores sociales condenados a muerte y ajusticiados por un delito que no habían cometido. La justicia norteamericana, sesenta años después, pidió disculpas por haberse equivocado. También demasiado tarde. A todos esos héroes del pueblo se los recuerda año tras año. Mientras que los jueces pasaron a la historia como representantes de una justicia que estaba al servicio de los poderosos del dinero.

Los argentinos no podemos permitirnos esta nueva injusticia. Se dice que vivimos en democracia. Pues bien, hagamos uso de esa democracia para terminar con esa injusticia tan impúdica. Exijamos que intervenga la Corte Suprema de Justicia de la Nación y todos los poderes políticos. Todos los jueces del país tienen que reunirse en un congreso nacional y revisar las sentencias y exigir que ser anule esa injusticia con trabajadores argentinos. Lo mismo los miembros del Congreso de la Nación, los legisladores del total de las legislaturas provinciales tienen que analizar esos juicios y producir un documento exigiendo la libertad de los acusados con tanta impudicia. La señora presidenta de la Nación tiene que analizar este hecho tan perverso y firmar una resolución a favor de la verdadera justicia. Solo así los argentinos entenderemos que vivimos en una verdadera democracia. Y, por supuesto, todo el pueblo tiene que movilizarse, y todos los partidos políticos del oficialismo y de la oposición. Si no lo hacemos, las próximas generaciones se avergonzarán de nosotros. Y que los jueces que han aprobado el nefasto fallo piensen que pueden pasar a la historia por haber sido autores del fallo más erróneo e injusto de nuestra historia.

Y la Historia siempre recordará a esos jueces y se preguntará: ¿por qué lo hicieron? Acompañemos a los trabajadores en su lucha. De ellos es el futuro, y los hoy condenados pasarán a ser nuestros héroes del presente y del futuro.