Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

sábado, 2 de agosto de 2014

LA RESISTENCIA SILENCIADA EN ISRAEL Y LA ESCASA TREGUA EN GAZA



  (RNMA).-En la emisión de este martes 29 de julio de Enredando las mañanas nos comunicamos con Ruty Ferera, una argentina que vive en Israel, y hablamos de la situación de su hijo Uriel, detenido por ser objetor de conciencia. Luego, dialogamos con Ahmad Yacoub, escritor integrante de la Unión de Escritores Palestinos, quien nos contó la situación en Gaza. La tregua no limita las incursiones de los drones y F16. El sonido de los aviones es suficiente para mantener el terror en la población. Por RNMA


Enredando las mañanas: Ruty, contanos cómo es la situación de tu hijo, que se encuentra detenido.
Ruty Ferera: Uriel está cumpliendo el quinto período de encarcelamiento, ayer (por el lunes 28) entró otro chico objetor de conciencia también israelí, judío, que recibió también 20 días de prisión. Es un sistema en que ellos salen, vuelven a ser juzgados y vuelven a entrar a estar presos, esto se da una y otra vez, hasta que el ejército decide que no son aptos para el servicio militar.



ELM: ¿Esto tiene un límite?
RF: En realidad no tiene un límite, pueden estar un año, seis meses, ochos meses, dos años, según la situación, según el comandante que dirige los juicios. Hubo casos de jóvenes que estuvieron dos años presos, otros veinte días, ya que no hay un límite, una fecha o un período determinado de días de encarcelamiento.

ELM: En este momento hay varios objetores de conciencia, pero ¿es algo que se está dando hace mucho tiempo en los jóvenes esto de no querer formar parte del proceso militar, de no querer hacer el servicio militar en Israel?

RF: Así es, desde la primera guerra del Líbano, un grupo de jóvenes se juntó e hizo una carta al ministro de Defensa correspondiente según los años, en la que se negaban a servir en el ejército. Esto se sucede cada año, jóvenes que están en el último año de la secundaria se juntan, escriben una carta y la envían al primer ministro o al ministro de Defensa, y se declaran objetores de conciencia. La objeción de conciencia no está reconocida dentro de Israel, por lo tanto cuando llega la fecha que tienen que enrolarse, se presentan y se niegan a servir al ejército, entonces son encarcelados. Hay jóvenes que alegan problemas de salud física o problemas de salud emocional, entonces logran una excepción, es decir los eximen del servicio militar. La objeción de conciencia es una situación que el ejército no va a reconocer, sino que va a tratar de buscar algún problema en los chicos o en las chicas, porque también sucede con las chicas, como para decir que ellos son el problema y no el ejército, y por eso el ejército no los puede recibir. Esto es lo que en última instancia va a pasar con Uriel, con el chico que también entró preso ayer y lo mismo con todos, si no hay una situación física que les impida ir al ejército, el ejército va a decir que ellos no son aptos, como si ellos tuvieran el problema, pero nunca reconocerán la objeción de conciencia.
ELM: Y por lo tanto no van a reconocer que es también, al menos como nosotros lo entendemos, una manera de resistencia, ¿no?
RF: Claro, es una resistencia, una negación, una postura política que no van a reconocer obviamente.
ELM: Todos estos chicos que hoy son objetores de conciencia han nacido y han tenido la guerra encima de ellos constantemente y esto les permite pensar que no es lo que quieren, ¿no?
RF: En nuestro caso, nosotros somos judíos que hemos emigrado a Israel hace dos años y medio, pero el resto de los objetores de conciencia son chicos que han nacido aquí, que sus padres han servido en el ejército, que ellos mismo han recibido una educación militarista. En el caso del chico que entró ayer, su hermano está en este momento luchando en Gaza.
ELM: Por la información que nos llega, hay un fuerte control por parte del ejército, a tal punto que les han retirado los celulares para que no comuniquen lo que están viviendo los soldados israelíes. ¿Vos nos podés confirmar esto?
RF: Eso sucede en cada una de las guerras o incursiones, o cuando están en servicio, que tienen que hacer alguna maniobra especial ni bien entran a la zona de conflicto todos los soldados tienen que entregar sus celulares, y los padres y todo su entorno queda incomunicado con ellos. Esa es una cuestión general, lo mismo ocurre cuando tienen que entrar a alguna maniobra en especial en Cisjordania, también les quitan los celulares. No es una cuestión de que ellos mismos que están luchando van a comentar algo, hay leyes que prohíben comentar lo que ellos viven en el ejército. Así es que hace diez años surgió un movimiento que se llama ‘Rompiendo el silencio’ de ex soldados que han servido en Cisjordania que dejaron de callar y empezaron a contar las barbaridades que ellos mismos han cometido, amparadas por el ejército, que han recibido órdenes y que las han cumplido. El gobierno quiere silenciar todas las voces que sean distintas al consenso que tiene el gobierno; por algún u otro medio se silencian, no vas a escuchar nada de eso en la prensa, en la televisión.
ELM: Mucha gente se está solidarizando, se están organizando distintas movidas para reflejar lo que le sucede a los jóvenes, pero también a los no tan jóvenes, ya que hay muchos que no quieren ir a la guerra.
RF: En esta guerra hay unos 50 reservistas que se negaron también a participar. Se juntaron, redactaron una carta, la elevaron al Ministerio de Defensa; tengo entendido que de los 50, uno o dos fueron juzgados y cumplieron también una condena de diez o veinte días. Ahora, manifestaciones se hacen prácticamente todos los días, todas las semanas, y está por otro lado la contramanifestación de la derecha, unas hordas de bárbaros que salen a manifestar en contra de las manifestaciones pacíficas. Esperan que la manifestación se disuelva, termine, la policía se retire, y entonces salen a golpear a los manifestantes al grito de ‘muerte a los árabes’, ‘muerte a los izquierdistas’. Nadie los detiene, pueden gritar tranquilamente en la calle, en la mitad de la avenida, puede estar lleno de policías y nadie los detiene. Yo me imagino qué pasaría si en Buenos Aires a diez, veinte personas se les ocurriera pararse en medio de la Avenida Corrientes y gritar ‘muerte a los judíos’. Es inconcebible una cosa así, pero aquí en Israel, en la supuesta democracia de Medio Oriente se puede hacer eso.
ELM: ¿Es creciente la tendencia a optar por la objeción de conciencia?
RF: No, lamentablemente no, este año fueron 130 chicos que firmaron la carta de objeción de conciencia, de ellos han estado presos tres. Los demás han logrado por uno u otro motivo, ya sea alegando cuestiones de salud, por ejemplo un chico que quizás firmó la carta y es muy corto de vista entonces el ejército no lo toma, u otro chico emocionalmente es más débil, tranquilo, entonces el ejército no lo toma, siempre tratando de buscar el problema en el chico. Lamentablemente no es algo creciente; al contrario, cuanto más militarista está la sociedad, más quieren ir los jóvenes a guerrear.
ELM: ¿Quiénes organizan las manifestaciones que comentabas?
RF: Son organizadas por grupos pacifistas, de izquierda, partidos de izquierda, árabes y judíos, de gente que está cansada de la violencia, gente particular. A los viejos partidos como el de centro que antes estaban en contra de la guerra ya no los ves, incluso en la última manifestación un partido que se esperaba que estuviera, que estaba convocando a la gente a la manifestación, no participó. Movimientos como Paz Ahora, que aunque su mismo nombre habla de la paz están apoyando esta incursión militar. En este momento hay una cosa de odio desaforado, irracional, en apoyo a esta masacre. El sábado pasado hicimos una manifestación con 3000 personas en Tel Aviv, somos pocos lamentablemente, pero igual salimos, igual ayudamos.
ELM: En ese contexto de discurso guerrero, muy violento, salir a la calle y manifestarse con estas contramarchas que relatabas, también es muy valioso.
RF: También te arriesgas a la violencia de la contramanifestación, en todos estos movimientos hay una contramanifestación. Ayer acompañamos a este chico a presentarse a rechazar ser enrolado y éramos unas 80 personas. Tuvimos que mentir en el evento publicado en facebook sobre la dirección y el horario, y nos comunicamos internamente por teléfono entre nosotros para saber dónde iba a ser la manifestación porque sabíamos que estaba organizada una contramanifestación, entonces para despistarlos tuvimos que poner una ubicación y horario falsos. Después cerca del mediodía, una mamá me llamó para preguntarme si su hijo estaba bien porque tenía mucho temor a las reacciones de las hordas que salen a agredirte físicamente, porque hay mucha gente que tiene temor y entonces eso hace que no puedas participar físicamente de una convocatoria y es lógico. Para dar un ejemplo, el sábado a la tarde o a la nochecita, dos muchachos árabes israelíes de veinte años fueron agredidos por unos diez colonos con bates de beisbol y fierros, y si no hubieran salido los vecinos de la zona a parar esto los hubieran matado. Esto está ocurriendo acá todos los días, después te enterás que a un niño árabe israelí intentaron secuestrarlo para matarlo, y no hay una voz desde el gobierno que pare esto. Al contrario, tenés una diputada, Ayelet Shaked, que dijo que hay que matar a todas las madres palestinas para que dejen de parir serpientes, si ese es el discurso del gobierno se pueden imaginar que las masas, lamentablemente en este país también hay gente empobrecida, con poca educación, que se deja lavar el cerebro, y que hacen y sacan toda su frustración en estos actos de violencia.
ELM: Seguramente van a haber más manifestaciones para que liberen a tu hijo y a los otros chicos detenidos por ser objetores de conciencia, por no querer esta guerra.
RF: La verdad que estamos haciendo lo máximo posible, hace un rato recibí desde Amnesty Internacional de Grecia las notas que sacaron sobre Uriel, hay mucho apoyo desde el exterior, desde el interior de Israel también. Este viernes 1ero de agosto se hace otra manifestación frente a la Prisión Militar 6, donde están encarcelados, y seguiremos y seguiremos; cuanto más violencia haya, más saldremos a decir que árabes y judíos no queremos ser enemigos, no queremos la violencia, queremos que se dialogue.

ENTREVISTA A AHMAD YACOUB


Enredando las Mañanas: Rompemos el muro y vamos a Gaza. Estamos comunicados con Ahmad Yacoub, escritor palestino. ¿Cómo están las cosas allí en esta tregua humanitaria?
Ahmad Yacoub: La verdad es que es un engaño más que otra cosa. Primero, no se conoce bien que quiere decir humanitaria. Ayer, desde las 8 de la noche hasta ahora mismo (17:00 de Gaza) siguió una agresión muy intensa, muy amplia y muy sangrienta. Hay que mencionar que el Primer Ministro israelí, Netanyahu y el ministro de defensa Yaalón y el general mayor del ejército, los tres realizaron una conferencia de prensa donde han estado de acuerdo en que ayer, comienza la verdadera guerra. Es la primera vez que ellos utilizan el término de guerra. Personalmente, cuando escuché esto dije ¿ qué estaban haciendo durante 21 años? ¿Acaso estaban jugando con nosotros?A partir de las 8, después de la conferencia de prensa, hubo un intenso bombardeo a todas partes de Gaza. Al norte, al sur, en el centro, en la ciudad de Gaza, alrededor. Para mi no había una sola cuadra que no hubiera recibido una bomba. Desde el aire aviones súper sofisticados como los F16, aviones Drone y también hay algunos armamentos mejores a nivel militar. Fueron 23 día muy trágicos, muy catastróficos, era un campo de sangre abierto donde los niños fueron la mayor víctima entre la población. Hay que imaginar, señores, cuando una población en la Franja de Gaza, 1,800,000 habitantes y de repente pierden mas de 1,000 personas que ya son muertos. Es una taza muy alta a nivel internacional. La población en Gaza no tiene confianza en la llamada tregua porque durante el tiempo presentado para la tregua hay violación a la tregua y caen mártires y caen heridos.
ElM: Si, ayer nos reportabas una bomba que había caído en el hospital central de Gaza ¿correcto?
AY: Cierto. Ayer como a las 3 o 4 de la tarde, aviones cazas F16 junto a aviones Drone han lanzado cohetes contra un coche que iba a entrar al Hospital Al Shifa, que es el hospital más grande en Gaza. Lanzaron cohetes contra ese coche y lamentablemente han logrado matar. Más de 30 niños entre muertos y heridos. Yo personalmente vi el funeral de los niños. Caminaban en las calles llevando los cadáveres envueltos en blanco gritando por dios y por los mártires y por la venganza de Israel. Eran cadáveres de niños que no pasaban los 10 años. Personalmente vi el funeral de cinco personas, dos y luego dos y luego uno. Es algo muy doloroso, especialmente porque estamos en una fiesta religiosa que se llama El Eid (Eid al-Fitr) y viene luego del mes de Ramadán, el mes de ayuno. Los niños esperan esta fecha año a año porque compran ropas nuevas, zapatos nuevos y van a lugares donde pueden jugar y reciben regalos y reciben dinero. Mientras, actualmente no hay esta fiesta y su sangre fue derramada a causa de un avión de Israel.
ElM: ¿Han entrado insumos para los hospitales?
AY: Hay que aclarar unos números sobre la Franja de Gaza. En un área de 350 Km2. Es como un barrio de la ciudad de México o de El Cairo o de la ciudad de Buenos Aires. En esta pequeña tierra viven 1,800,000 personas. Para estas personas tenían solamente 800 camas en los hospitales. Imagínate la miseria en que estamos. Había cinco hospitales en la Franja de Gaza, durante estos 23 días pasados el ejército israelí ha destruido 2 hospitales. De los 3 que quedaron, están escasos de sangre, de medicinas, falta de electricidad porque... escucha los aviones... ¿no se si los captaron?
ElM: Muy tenue, muy tenue. Igual uno imagina que tire o no tire la bomba, el avión lleva el terror ¿no?
AY: Si, por el sonido que ellos producen. Entonces, los hospitales padecen falta de electricidad y esto quiere decir que los equipos y máquinas sanitarias, ya no funcionan. Los hospitales están muy miserables. Lanzan un llamamiento, un socorro a todos los que puedan ayudar, donar sangre, donar materialmente para poder comprar medicina o gasolina.
ElM: Ahmad, muchas gracias. Un abrazo

CASO AIGO: CUANDO EL QUE MUERE ES UN POLICÍA



  Hoy se va a conocer la pena para Juan Marcos Fernández y Analía Godoy, declarados culpables por los delitos de falso testimonio y encubrimiento en el asesinato del policía José Aigo en Junín de los Andes, concretado en marzo del 2012. Desde los hechos, la investigación se convirtió en hostigamiento y se realizaron varios operativos en los que se aplicó violencia policial, llegando incluso a balear a un joven de 18 años que pasaba en moto por la zona en la que se estaba buscando. Por Soledad Arrieta


  Los jueces Cristian Piana, Andrés Repetto y la jueza Patricia Lupica Cristo declararon a la pareja culpable por falso testimonio y encubrimiento, hace diez días. Hoy definirán la pena que se le aplicará, que puede ser de hasta seis años de prisión. Juan Marcos Fernández conducía la camioneta en la que se trasladaban los autores del homicidio del policía José Aigo el 7 de marzo del 2012, en el marco de un control vehicular a la altura del paraje Pilo Lij.
  Según contó Juan Marcos Fernández en una conferencia de prensa nueve días después del asesinato del policía José Aigo en Junín de los Andes, él mismo fue a la fiscalía de la localidad con la finalidad de aportar datos acerca de la apariencia de uno de los hombres que era buscado por el crimen. Sin embargo, el fiscal Manuel González le respondió que si tomaba la prueba ponía en juego su carrera. “Desde mi detención se intentó vincular al hecho. Pero he sido y sigo siendo víctima de lo sucedido, sin tener en cuenta de que soy el principal aportante de hechos para que la justicia investigue”, explicó el joven entonces y relató que tanto él como su familia estaban siendo “víctimas de un hostigamiento permanente”.
“Los tres fiscales intervinientes en el proceso se negaron a recibirme las fotos en donde identifica al asesino de Aigo”, relató Fernández el 16 de marzo. También cuestionó el “extraño rol que viene a cumplir el funcionario del ministerio de Seguridad provincial, Gustavo Lucero, que fue designado por Sobisch para defender a los comisarios que dieron la orden de asesinar a Fuentealba”, y que también defendió al asesino policial de Braian Hernández, entre otros.

Violencia policial
  El hostigamiento a la familia de Juan Marcos Fernández y su compañera Analía Godoy fue apenas una muestra de lo que es capaz la institución cuando “busca” responsables por la caída de uno de sus miembros.
  El 12 de marzo, un joven de 18 años fue víctima de abusos en un operativo, terminando salvajemente herido por balas y golpes. Sebastián Bustos se trasladaba de San Martín de los Andes a Cutral Co en moto, cuando fue detenido a balazos. Durante su viaje, pasó por dos controles y en el segundo un uniformado ya tenía la pistola desenfundada y le indicó que se haga a un lado de la camino. El adolescente bajó a la banquina, pero antes de llegar al puesto a pie empezaron los tiros, de los cuales uno le dio en el hombro izquierdo dejándolo inmovilizado en el suelo, desde donde lo arrastraron hasta subirlo a la caja de una camioneta. En ese momento, un policía de la Federal se acercó y le dijo “tengo el gusto de conocerte la cara, te voy a matar como a un perro, hijo de puta”, momento en el que se acercaron otros uniformados y comenzó una golpiza mientras le preguntaban por “el otro” –a él nunca le pidieron sus propios datos-.
  No llamaron a la ambulancia, sino que lo trasladaron los mismos victimarios primero al hospital de Junín y luego al de San Martín, manteniéndolo en todo momento esposado y con custodia. Tampoco se comunicaron con su familia, quien se enteró de los hechos de casualidad, porque también le había retenido el celular.
  EL 13 de marzo y por orden del juez Joaquín Cosentino, policías de la comisaría 25 de Junín de los Andes ingresaron a la seccional de Guardaparques de esa localidad. La CTA denunció que “interrogaron y fotografiaron libros y revistas pertenecientes a un compañero trabajador. Las preguntas y las fotografías fueron dirigidas hacia bibliografía en la temática de derechos humanos, política e ideología. Con asombro y perplejidad nuestro compañero tuvo que responder preguntas y dar explicaciones respecto del Nunca Mas, la revista Barcelona, el mensuario Le Monde Diplomatique, la revista América XXI, el Amor en los tiempos de Cólera de Gabriel García Márquez, entre otros libros que forman parte de su biblioteca” y repudiaron que “a un trabajador se le allane su pensamiento y su ideología a través de su biblioteca”.
  Los primeros días de abril del 2012, el guardaparque de Ñorkinko Facundo Alcalde denunció que diariamente la policía provincial generaba operativos violentos en la zona, no solo a habitantes del lugar sino también a turistas; “siempre de madrugada y sin notificación”. Además, sostuvo que sobre la ruta provincial 11 los controles eran permanentes e insistentes cada vez que él pasaba, que tenían actitudes intimidatorias poniéndose a su lado mientras hablaba por teléfono, que había efectivos armados en las sendas de uso turístico y que la policía estaba ingresando a viviendas a requisar sin ningún tipo de orden. Alcalde denunció también que una camioneta del Grupo Especial de Operaciones Policiales estuvo estacionada a metros de su hogar durante dos días.
“A mí no me mataron en la comisaría de Junín porque era el hijo del intendente, porque cuando la escalada de violencia y los golpes eran cada vez peores, uno de los efectivos mientras me apuntaban con el arma y con la linterna me reconoció y la agresión fue mucho menor”, relató Fernández ayer en declaraciones radiales.

Las acusaciones
  Juan Marcos Fernández y Analía Godoy ya fueron declarados culpables por los delitos de falso testimonio y encubrimiento en la causa, pero sostienen que en el juicio las acusaciones de ocultar información a la justicia sobre el paradero de José Salazar Oporto y Alexis Cortez Torres no fueron probadas. “La intencionalidad de la causa es política”, aseguró el hijo del intendente de Junín de los Andes.
  “A Salazar Oporto no lo conocía nadie en Mallín Ahogado. Yo lo encontré en una oportunidad en San Martín de los Andes en un encuentro de comunicación y me lo presentaron como Juan Carlos, un antropólogo que trabajaba con las comunidades mapuce. Después lo encontré en un centro comunitario en Mallín Ahogado y nos reconocimos, posteriormente nuestras hijas se hicieron amigas y la hija de Juan Carlos fue invitada al cumpleaños de mi hija”, relató Fernández en Línea Abierta de LU5 ayer por la mañana: “hacía fletes regularmente. Él fue a vernos a mi casa y nos pidió que lo llevara a Aluminé, pasando por San Martín de los Andes, porque iba a ver a una gente para hacer unos trabajos de investigación y nos dijo que su auto no daba para hacer ese viaje”.
  “Nunca negamos conocerlo – a Sebastián Oporto-, pero lo conocíamos con otro nombre”, dijo Fernández: “se nos condena por no conocer el apellido de una persona que luego, a lo largo de una investigación, se supo que nadie, ni la persona que le alquilaba la casa, sabía su apellido”.
En relación a las pruebas aportadas por la querella, Fernández sostuvo que es cierto que se encontró una computadora de Salazar Oporto, que sí tenía fotos, pero que en ninguna estaban ni él ni Analía Godoy: “el juez Cristian Piana tuvo que mentir para argumentar su fallo”.
“Hay una necesidad política del ministro Gastaminza y de la justicia de ocultar a quiénes tienen que dar explicaciones. Se pusieron a investigarnos a nosotros mientras nosotros éramos testigos de la causa”, aseguró el joven: “le vino bárbaro al poder político que yo fuera el hijo del intendente”.
  “Durante el juicio quedó claro que nada tenemos que ver con todo esto”, concluyó Analía Godoy: “el fallo parece haber sido elaborado antes del juicio”.

POGROMO PALESTINO Y SER MUJER BAJO EL GRAN MURO



  ¡Matad a todas las madres palestinas para que dejen de parir “pequeñas serpientes”!, propone Ayelet Shaked, la diputada israelí, ignorando que las “soluciones finales” nunca lo han sido y que suelen estallarse en la cara de sus idearios. Antes de los nazis, en la Rusia de 1880 también se incitó el pogrom «linchamiento» de las familias judías y el expolio de sus bienes. Los palestinos, al igual que los judíos, sobrevivieron a esta y a otras rondas de exterminio, a pesar de esta señora o del rabino Dov Lior, quien ha lanzado una fatwa legitimando la masacre de los palestinos. Afortunadamente, no representan la ética de millones de personas a las que afirman representar. Por Lic. Nazanín Armanian en Publico.es





(ANRED).- El triple desafío de la mujer palestina
1. Como nativas de una tierra enfrentada a una agresión imperialista-colonial, ocupada y sometida a una limpieza étnica sistemática, las palestinas, incluso en los tiempos de paz, sufren el bloqueo más largo de la historia, que prohíbe la entrada de los siguientes artículos al gueto en Gaza:
Lentejas, pasta, especias, galletas, dulces y chocolate entre otros alimentos, causando la desnutrición de 4 de cada 5 niños y la mitad de las mujeres; libros, lápices de colores, papel y ordenadores; balones de fútbol e instrumentos musicales; papel higiénico, ropa, vasos, cubiertos, vajilla, nevera, lavadora, bombillas de luz, agujas, sábanas, mantas, zapatos, colchones; cuerdas de pescar , varillas y criaderos de peces; piezas de repuesto para coches y sillas de ruedas, entre otros objetos.
Mientras:
- Demuelen con bulldozer las viviendas: unas 20.000 desde el año 2000. Aplastaron bajo sus máquinas, en el 2003, a Rachel Corrie de 23 años, activista estadounidense del Movimiento Internacional de Solidaridad (ISM) cuando impedía la destrucción de una casa palestina.
- Cometen “Ecocidia”: han arrancado de cuajo 1,4 millones de árboles frutales, entre 2000 y 2006. Han matado y golpeado a decenas de mujeres y hombres campesinos.
- Les cortan la electricidad y el agua durante horas o días, y a través de decenas de puestos de control, les impiden la libre circulación, dificultándoles acudir a sus trabajos, centros académicos e incluso a hospitales. Según Amnistía Internacional (AI), a Rula Ashtiya, embarazada que de madrugada iba a un ambulatorio para dar a luz acompañada de su marido, le impidieron el paso, siendo obligada a tirarse al suelo y parir delante de ellos mismos. El bebé murió minutos después y sólo entonces le dejaron ir a pie al hospital en Nablus, con su hijo muerto en los brazos. En el caso de Maysoon Saleh Nayef, a punto de dar a luz, su coche fue parado por estos controles y nada más arrancar fue tiroteado por los soldados. Mataron a su marido y a ella la hirieron en un hombro. En estado de shock, la sacaron del coche, le obligaron a quitarse la ropa ¡para cachearla!, y luego la dejaron desnuda tirada en el suelo, negándole además algo para cubrirse. Después, llamaron a una ambulancia —¿para mostrar que no eran tan inhumanos, quizás?—, y ella dio a luz a Fida, su niña huérfana. Maysoon, para colmo, no podía regresar a la casa conyugal, ya que sus suegros le hacían responsable de la muerte de su hijo (más casos en los informes de AI y el articulo “y los gemelos murieron” —And The Twins Died— del periodista israelí Gideon Levy).
Un conjunto de situaciones de terror y malas condiciones de vida que hicieron disparar los abortos involuntarios en Cisjordania en un 58% en 2012.
Con tales restricciones sobre el libre movimiento y la escasez de medios en los hospitales sería un disparate hablar de pruebas de prevención de enfermedades como el cáncer. Jahr de Jan Yunis, de 38 años y madre de cuatro hijos, consiguió viajar a Egipto para el tratamiento del cáncer de mama, pero no le dejaron regresar a Gaza, a su casa, mientras entre el 70% y 75% de sus hermanas israelíes se curan en su mismo país.
Fabricar palestinos enfermos, mutilados, incapaces durante las próximas décadas para defender sus derechos sobre su tierra es una estrategia política. Que quitándole el pan, agua, luz, libros, y seguridad a toda una nación, se tenga la indecencia de preguntar “por qué no hay grandes científicos entre los palestinos mientras decenas de judíos son premios Nobel” es indignante.
2. Como ciudadana discriminada por leyes teocráticas de los gobiernos de Gaza y de Cisjordania: ella necesita un tutor varón para realizar muchas gestiones, como si se tratase de una menor o incapacitada mental; la poligamia y el matrimonio infantil son legales. La falta de oportunidades laborales y un seguro social les arrebata el derecho a emanciparse. Ante las exigencias de las feministas, el Gobierno recién formado de la Unidad Nacional ha incluido a tres mujeres en su gabinete, como un intento de cambiar las leyes. Israel, que pretende impedir un Estado palestino a toda costa, canceló los permisos de viaje de los ministros palestinos entre Cisjordania y Gaza días antes del ataque.
3. Como mujer, por estar sometida a las tradiciones y una cultura profundamente patriarcal que le reducen en el “honor” de la familia, negándole su identidad independiente y el derecho a dirigir su vida. El desempleo masivo de los hombres, que ha destruido el tejido tradicional de la familia perturbando los roles, ha propiciado el trabajo de la mujer fuera del hogar, sin que ello haya supuesto su liberación, ya que se han convertido en mano de obra barata de los colonos judíos que han ocupado sus tierras agrícolas, y encima su propia comunidad les acusa de traidoras. Según el movimiento feminista palestino “Assiwar”, unas 40 mujeres murieron en 2013 a mano de sus familiares varones por este maldito honor. Sin apoyo institucional y con un cultura de resignación y aguante, algunas renuncian a ejercer los pocos derechos que tienen a beneficio de los hombres del grupo a cambio de ser protegidas por ellos, y a otras, las subversivas, se las chantajea, recomendándoles posponer sus reivindicaciones feministas para después de ganar la batalla nacional, si no quieren ser acusadas de antipatrióticas.



Y TRES DESAFÍOS DE LA MUJER ISRAELÍ
1. “No en mi nombre” ha sido una de las consignas de cientos de mujeres y hombres judíos que han protestado contra los crímenes cometidos por su Gobierno en los territorios ocupados. Aunque desde 1948 el Movimiento de Mujeres Democráticas, fundado por militantes árabes y judías del Partido Comunista de Israel, y otras organizaciones progresistas habían trabajado en circunstancias muy difíciles por la igualdad de la mujer, las minorías étnicas, la separación entre religión y Estado y una paz justa entre ambos pueblos, las feministas judías empiezan a conocer el sufrimiento palestino tras la primera Intifada en 1987, que es cuando además asumen el arriesgado papel de ser la transmisora de esta realidad a la sociedad israelí sometida, según ellas, a un sofisticado lavado de cerebro. El proyecto “Enlace Jerusalén” o “Mujeres de Negro” han sido parte de esta compleja alianza, que a pesar de la asimetría en la relación —unas son ricas y pertenecen a la nación ocupante, y las otras pobres y colonizadas como pueblo—, sigue adelante con sus altibajos.
2. Como ciudadana de un Estado semiteocrático, que no les considera iguales ante la ley. El Gran Rabinato que controla la Ley de Familia las discrimina por su género: ella, por ejemplo, no conseguirá el divorcio si el esposo se niega a dárselo, condenándole así a ser “agunah” (anclada, encadenada) de forma indefinida, e impidiéndole que se case de nuevo o tener hijos “legítimos”. Éstos serán registrados como bastardos y sólo podrán casarse con personas de una lista. Ellas, al contrario de las musulmanas, no pueden incluir sus condiciones en el contrato matrimonial y librarse de estas normas prehistóricas.
Las israelíes van asestando golpes en la estructura patriarcal-religiosa de su sociedad y toman posición: Dorit Beinisch es presidenta de la Corte Suprema, y el 22% de los parlamentarios son mujeres (en Ruanda el porcentaje es de 64%, y en Pakistán, del 20%), y no todas son como Ayelet Shaked.
3. Como mujer “intocable” y despreciada por los poderosos grupos fundamentalistas. La batalla de las “Rosa Parks” israelíes contra la segregación en algunas líneas de autobuses ha dado “medio resultado”: esta ofensa será ilegal, aunque los conductores pueden pedir a las mujeres que ocupen los asientos traseros. ¡Menuda solución para atajar la mentalidad discriminatoria! Las “Patrullas del recato” de los extremistas Haredi, aunque no llegan a actuar como los Taliban, acosan a las mujeres por su vestimenta e incluso por rezar en voz alta.
La mirada sexual a la mujer que recorre los textos sagrados de las religiones abrahámicas fortalece la estructura patriarcal de la sociedad . Así, el 76% de las judías y el 79% de las árabes israelíes temen un asalto sexual. Entre 2003 y 2010 estas agresiones aumentaron de forma espectacular. El ex presidente del país, Moshe Kasave, está en prisión por violación. Según la Organización Internacional sionista (WIZO), el año pasado, unas 200.000 mujeres fueron víctimas de la violencia de género y 600.000 niños fueron testigos de las agresiones. Y eso que tan sólo se denuncia el 20% de los casos. A diferencia de las palestinas, ellas y sus hijos disponen de numerosos centros de atención y casas de acogida.
Un movimiento feminista de izquierda palestino-israelí es clave para la consecución de la paz. Las mujeres tienen derecho a estar en la mesa de negociaciones para conseguir una solución que no sea militar, sino progresista y justa.





NEUQUÉN: REACTIVADA BAJO CONTROL OBRERO



23/07/2014
Por Periódico El Roble

  Los trabajadores de la Cerámica Neuquén, junto al Sindicato Ceramista, anunciaron hoy que pondrán a producir nuevamente la fábrica, luego de 100 días de paralización de la misma por falta de pago de vacaciones y salarios por parte de la patronal.
“En asamblea hemos decidido hacer un relevamiento de cómo está la fábrica adentro, creemos que la semana que viene estaremos haciendo la primera producción para que los trabajadores que vienen reclamando por sus derechos no se transformen en trabajadores desocupados”, informó el secretario general del gremio, Marcelo Morales.

“Llevamos más de 100 días buscando soluciones a un conflicto al que no se da respuesta. Hasta la última audiencia la patronal repitió que necesita plata del gobierno, pero nuestras familias no pueden esperar más”, sostuvo Ariel Fuentes, delegado de la fábrica.
  En la Cerámica hay 140 trabajadores y, según señalaron, la decisión fue tomada por el conjunto en la última asamblea unificada. “Ya veníamos masticando esta opción, viene del vacío que se hace desde el gobierno y la patronal que abandonó la fábrica el 25 de marzo y no apareció más”, dijo Fuentes. “Mientras la patronal y el gobierno deciden qué es lo que van a hacer, los trabajadores vamos a poner a producir la fábrica”, agregó. Afirmaron que es una planta que “puede dar rentabilidad”, ya que cuenta con maquinaria renovada.
  El conflicto superó esta semana los 100 días y acumuló nueve audiencias de conciliación entre las partes, en las que no se pudo arribar a una solución. El titular de la Cerámica Neuquén es el empresario José Luis Villafranca.

DE LA CRISIS ECONÓMICA A LA LUCHA DE CLASES: SE MULTIPLICAN LOS CONFLICTOS POR DESPIDOS Y SUSPENSIONES



 (Indymedia). Las perspectivas no son buenas para el empleo. Se están registrando despidos en gran cantidad de empresas de las más diversas ramas. La crisis económica se agudiza: la caída de la actividad afecta a todas las ramas pero se hace sentir con fuerza en la industria y en la construcción, con su impacto sobre el empleo y las condiciones de trabajo. Pero hay también un aprovechamiento de la crisis por parte de las patronales para sacarse de encima a un creciente activismo combativo y clasista.
  Según datos oficiales del Indec, Argentina se encuentra en recesión. La caída de la actividad económica afecta a todas las ramas pero se hace sentir con fuerza en la industria y en la construcción. La industria automotriz, que lidera la caída, poniendo en juego miles de puestos de trabajo, no es la única. En la firma gráfica de capitales estadounidenses RR. Donnelly, sigue en pie la amenaza de 123 despidos. La avícola Rasic, segunda productora de pollos en el país, con más de 3000 trabajadores, se presentó a concurso preventivo e informó al personal que pagará el aguinaldo en cuotas y que puede haber retrasos en el pago de sueldos. La Petrolera Argentina despidió a 100 trabajadores y suspendió al resto por 10 días sin goce de sueldo. La textil Twig despidió 100 trabajadores y mantiene con suspensiones rotativas y reducción de sueldos al resto. La autopartista Visteon cerró sus puertas de manera definitiva y afectó a un total de 290 trabajadores. Los trabajadores de las empresas Emfer y Tatsa denuncian falta de trabajo, vaciamiento de la empresa y atraso en los pagos. El sector electrónico de Tierra del Fuego perdió cerca de 2000 puestos de trabajo en relación al 2013, año de fuerte ocupación. La metalúrgica Weatherford registra despidos y suspensiones. La autopartista Gestamp despidió a 67 trabajadores por reclamar por suspensiones rotativas que no se cumplían. Quickfood/BRF (Paty) comunicó el cierre de su fábrica en el conurbano bonaerense para concentrar sus actividades en su planta de Santa Fe, dejando en la calle a algo más de 200 trabajadores. La autopartista Lear despidió a 130 trabajadores y mantiene otros 100 suspendidos sin goce salarial, mientras los trabajadores denuncian que está reemplazando producción local por importada. La multinacional Kraft Food frente a la "intransigencia sindical" para acordar en las paritarias dejó trascender que "si esto sigue así habrá que relocalizar las plantas". En Weatherford los trabajadores denunciaron persecución sindical y desconocimiento de la comisión interna recientemente electa, y sus delegados fueron despedidos. En Gestamp la Policía Federal ingresó a la planta, los trabajadores de Emfer, Tatsa y Lear fueron violentamente reprimidos por la Gendarmería.