Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: "MÁS TEMPRANO QUE TARDE" - ...Pero un día, un aciago día..."pensar se hizo incómodo como andar bajo la lluvia", y, sin saber todavía nadie a ciencia cierta qué ocurrió, la desavenencia entre las palabras y las cosas alcanzó a todo y a todxs. El calor de la palabra se desvaneció, el sentido íntimo de las cosas dejó de tener sentido, y desde entonces nos estamos preguntando el por qué de las cosas, el significado de las palabras y el objeto de nuestras vidas... leer la editorial completa ....

sábado, 17 de octubre de 2009

ANÁLISIS: EL BOLSÓN Y LAS ELECCIONES EN UNTER

El Bolsón (ANPP).- El próximo viernes, 23 de octubre, cuando se cumplan tres años del secuestro de Otoño Uriarte, la Unter estará llevando elecciones para decidir quiénes serán los candidatos oficiales para las Juntas de Clasificación y Disciplina en el Consejo Provincial de Educación.
Tres listas se han presentado y, por cierto con matices, representan a las tendencias que claramente pugnaban en Chichinales y en cada manifestación de la última gran huelga:
1) Azul Arancibia, de Marcelo Nervi y Héctor Roncallo, que habían creído que el corte de ruta iba a durar sólo tres días y terminaron desbordados por una base que demostró estar dispuesta a una lucha en serio. Es la lista oficialista, el sector que no tuvo el menor escrúpulo a la hora de violar un mandato de asamblea o de convocar a carneros históricos (muchos de ellos reconocidos radicales) para copar asambleas y acabar así con una lucha que la base militante no estaba dispuesta a entregar. Es el sector también que pretende, con un espíritu propio de los fascistas, expulsar del sindicato al compañero Dante Dorigoni, de Fiske Menuco, sólo por pensar distinto. Antes de la huelga, además, los azules eran indiferentes a la suerte de cientos de compañeros perjudicados por los cierres de cargos y por las resoluciones discriminatorias, que incluso avalaron.
2) Celeste, de Jorge Molina y Giannini, agrupación que hizo todo lo posible, desde el principio, por socavar el piquete de Chichinales, en virtud de su subordinación a las directivas de la Ctera, que para este año (como tantos otros) había pactado una Argentina sin conflictos docentes, pero con sueldos paupérrimos, eso sí. Por eso en Bariloche costaba enterarse de los viajes hacia el corte de ruta. Por eso en Cipolletti, donde la conducción celeste tambaleaba frente al hartazgo de las bases, “faltaba dinero” para llevar gente al piquete. Nada dijeron sobre las resoluciones discriminatorias. Hasta que estalló la huelga, claro, y no les quedó otra alternativa.
3) Frente de Unidad y Lucha, de buena parte de los sectores opositores a las dos facciones históricas y a las políticas burocráticas. La mayoría de los integrantes de ese frente sostuvo la lucha en Chichinales durante 40 días. Fue el sector que propició la coordinación con otros sectores sindicales, políticos y sociales, con el fin de fortalecer la lucha de todos. En este frente confluyen agrupaciones como Convergencia, Violeta, 4 de Abril y Agustín Tosco, entre otras.

¿Cuál es el clima previo en El Bolsón?
En las escuelas de El Bolsón, a una semana de las elecciones, abundan folletos y afiches de la agrupación Azul-Arancibia. De las otras dos listas poco se ha visto. En El Bolsón, donde los dirigentes de la seccional de la Unter aseguraron ser “independientes”. Quizás sea un buen momento para recordar que el apoderado de la lista Verde, actual conducción local, fue el afiliado Amann, reconocido militante de la Azul y amigo personal de su máximo referente, Héctor Roncallo. Pero la gente de Vidal Domínguez insiste: “Somos independientes”. La misma gente que, emulando a sus superiores en la jerarquía política, pretenden expulsar a un militante de El Bolsón por razones ideológicas.
Curiosa es la escasísima difusión que ha tenido, hasta el momento, en la ciudad de El Bolsón, el Frente Unidad, de la oposición provincial. Llama la atención, en especial, porque la secretaria adjunta de la Unter local, María Inés Martín, es candidata por ese frente. Martín, integrante de Convergencia, que estuvo sólo el primer día en el piquete que hoy es bandera de esta nueva agrupación. Eso sí, en El Bolsón “militó” denodadamente para evitar que la delegada del CPE Viviana del Agua no fuera entorpecida “en su trabajo” por parte de algunos docentes exaltados. Tan exaltados como los compañeros de Convergencia de Allen que, en total contraste, no dudaron en escrachar a la delegada de su ciudad.
Revueltos gramajos y caretas que no se terminan de caer. En el medio, elecciones que quizás (y sólo quizás) sirvan para hacerle un llamado de atención a la burocracia, a los dirigentes que ponen la organización u otros intereses por encima de la defensa de los trabajadores.