Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: EDITORIAL: ¿QUÉ OFRECEN LOS QUE MUCHO TIENEN? - Crean un sentido común para hacernos tragar la carnada que está en el anzuelo. Un sentido común en el que los medios de comunicación hegemónicos, el sistema educativo y una parte de la sociedad alienada juegan un papel importante, dar credibilidad a ese sentido común que construyen con frases hechas, simples, que toman parte de una "verdad" para embadurnarnos en una no verdad.... leer la editorial completa ....

miércoles, 30 de diciembre de 2009

¿DEMOCRACIA?: OTOÑO URIARTE

 El Bolsón (ANPP).- ¿DEMOCRACIA? es una sección para la memoria. Recordar aquellos que no están a causa de este injusto sistema.
Recordar que ellos nos acompañan en la lucha y nos marcan el cámino.
Porque no hay democracia donde hay muertos y desaparecidos políticos y no hay justicia donde hay olvido


Otoño uriarte desaparecio en Fernandez Oro el 23 Octubre del 2006 con solo 16 años de edad y fue encontrada sin vida en un canal de riego en el 2007.
 TODAVÍA ESPERA JUSTICIA

LIBRO: NUESTRA COMISIÓN INTERNA. LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE PRAXAIR



Salió la 2da Edición del libro Nuestra Comisión Interna: La organización de los trabajadores de Praxair, el libro de y por los trabajadores.
Para conseguirlo escribinos a delegados_praxair@yahoo.com.ar o llama al (011) 15-5734-6235 (Maxi) o consulta los lugares de venta al final de este mail.
Mas información en http://www.tel.org.ar/lectura/praxair.html
"Este texto relata la pelea que dimos los trabajadores de Praxair por armar y tener nuestra Comisión Interna. Quienes escribimos somos trabajadores de Praxair y, actualmente, Delegados de fábrica (…)
El texto es nuestro relato, el de los trabajadores. Es el relato de nuestras intenciones, ideas, sentimientos, dolores, miedos y acciones. Es decir, el texto es nuestra historia (…)
A lo largo del texto contamos los principales hechos: los mo­mentos previos a la organización, las acciones antisindicales de la empresa, el porqué y para qué de la organización, la primer elección interna, el despido discriminatorio contra el candidato a Delegado Maxi Arecco, el no reconocimiento de la Comisión por parte de la empresa, la primer elección oficial de delegados, la primer asamblea, los aprietes de la empresa a los compañeros, las distintas medidas de fuerza, el primer paro, las primeras con­quistas, la reincorporación de Maxi y la inauguración del Cuarto Gremial, como símbolo de la definitiva instalación de la Comi­sión en Praxair Argentina Casa Central.
La intención de este trabajo es contar nuestra experiencia de organización en una multinacional que, por todos los medios, intentó evitar la existencia de la Comisión Interna."
De la Presentación de Alfredo Cabaña, Maxi Arecco y José Vega
“Este libro es un verdadero testimonio de la dignidad de los que luchan por una vida decorosa. Pareciera la historia de aquellas décadas de fines de 1800 cuando los trabajadores de la nada co­menzaron a obtener las primeras leyes de trabajo, los primeros estatutos, aquellas jornadas épicas por las ocho horas de trabajo. Lo que leemos aquí no ocurrió ni en 1890 ni en 1919 la época de la Semana Trágica, no, esto ocurrió en la Argentina, aquella típica de los 90 del siglo pasado y de los primeros años del 2000 (…)
El relato es ajustado y rico en actos y búsquedas. Una empresa multinacional que llega a la Argentina y se cree dueña de la vida y de los sueños de todos sus trabajadores. Los obreros están para trabajar y obedecer y enriquecer a la multinacional y a sus ejecutivos. Y nada más. Esos son sus principios de la Ética y de la Dignidad (…)
Todo el accionar de los luchadores se matiza con las declaraciones de obreras y obreros que en su idioma van relatando las condiciones en que se trabajaba y cómo poco a poco, primero el coraje de algunos y luego el poder de las asambleas fue cambiando el panorama. Este libro trae esencialmente enseñanza para la reconstrucción de la democracia sindical y de la democracia de la propiedad.”
Extracto del Prologo de Osvaldo Bayer

RESPUESTA A LA CARTA ABIERTA DE LOS VECINOS DE EL FOYEL, RÍO VILLEGAS Y EL MANSO

El Bolsón y Bariloche (Mesa organizadora del acto del 29 de noviembre).- Los organizadores del acto del 29 de noviembre por el acceso público al lago Escondido nos hemos enterado con mucha sorpresa y estupor de la reacción de unos 170 vecinos de la zona, quienes en una nota escrita en tono agresivo, repudian el acto.
Respetamos la opinión de todos. Sin embargo, como nuestro acto ha sido abierto y tenía como propósito defender los derechos de todos, incluidos los habitantes de la zona, pensamos que las ofensas y expresiones inexactas vertidas en dicha nota, no son producto de la mala voluntad, si no probablemente de desinformación, versiones malintencionadas que ciertas personas están haciendo circular, y desconocimiento de los objetivos del acto.
Dichos objetivos han sido enunciados claramente en el documento común, leído en el acto del 29 de noviembre, que lo podemos enviar por correo electrónico a quienes lo soliciten. Queremos aclarar que hubo muchas organizaciones en el acto (sociales, políticas, gremiales, culturales, religiosas, ecologistas, de derechos humanos, pueblos originarios, etc) con muchas ideas diferentes a largo plazo, aunque todas con el sueño de un mundo mejor. Cada una ha podido expresar sus opiniones particulares. Por ejemplo, el pueblo mapuche y partidos de izquierda rechazan la lógica usurpadora, colonizadora y saqueadora que ha caracterizado al capitalismo impuesto desde el “primer mundo”. Sin embargo, mas allá de las posiciones particulares, el objetivo común de todas las organizaciones está plasmado en el documento común leído, y el eje del mismo es simplemente la defensa del espacio público. El acto fue uno más de las decenas de manifestaciones realizadas en los últimos años en los lagos Nahuel Huapi y Moreno, río y lago Traful, río Collon Cura, río Quilquihue, lago Lolog, etc. en defensa del espacio y las costas públicas que estamos perdiendo en nuestra región, con el consiguiente perjuicio para residentes, visitantes y la industria turística.
Como dice el titulo del documento común, el eje de la convocatoria fue “POR LA REIVINDICACIÓN DEL FALLO DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA. POR EL LIBRE ACCESO A COSTAS DE RÍOS Y LAGOS”.

Esto no tiene nada que ver con lo que se señala en la carta abierta diciendo que seríamos “Personajes que se oponen nefastamente a que mejoremos nuestra calidad de vida y sus únicos objetivos son depredar, usurpar e invadir nuestra armoniosa convivencia con la naturaleza”. Algunos rumores también hablaban de alguna usurpación en la zona de Tacuifí o que nos oponíamos a la electrificación de la zona rural. Todo esto es falso y ajeno a los propósitos del acto. Aunque no lo hemos discutido antes, estamos a favor del progreso que respete la ecología, o como se expresa en la carta de los vecinos, la armonía con la naturaleza.
También la carta abierta de los vecinos agradece al sr Lewis por darle posibilidades y cubrir necesidades de las cuales la provincia jamás se ocupó. No podemos estar en contra de las cosas que han conseguido los vecinos de particulares, y coincidimos con los vecinos en que las autoridades provinciales no cumplen con nada de lo que sería su función, desde pilares básicos, como garantizar salud y educación dignas para todos los habitantes de la provincia, pasando por hacer cumplir el artículo 73 de la Constitución provincial respecto del acceso a ríos y lagos, hasta preocuparse minimamente por mantener caminos como el de Tacuifí para los pobladores de la zona. Varios de éstos nos han comentado que en invierno quedan aislados y nadie se acerca para ver si necesitan algo o si siguen vivos.
Pensamos por lo tanto que el camino de Tacuifí no sólo permitirá cumplir con el fallo del Superior Tribunal de Justicia, si no que cumplirá una función social con los pobladores de la zona. Esto no debería ser visto como negativo por ningún particular. Por otro lado, debido a situaciones similares en las que el respeto al código civil y la soberanía nacional están cuestionados, una parte del país esta mirando y esperando el cumplimiento de este fallo.
En resumen, a pesar de que algunos de nosotros hemos sido tratados con violencia verbal e incluso física en anteriores manifestaciones, nuestro acto fue pacífico y si entre los acuerdos entre distintas organizaciones coincidimos en denunciar a alguna persona en particular, éstos son los funcionarios de la provincia, pero no como personas, sino como funcionarios, por no cumplir con su deber como tales, y por hacer declaraciones lamentables, como el titular del CODEMA. El máximo responsable de esta situación es el gobernador Saiz, que no hace cumplir con la Constitución provincial, no garantiza la salud y la educación públicas, y no es capaz de velar por las necesidades mínimas de los pobladores de la zona.
Proponemos a los vecinos de El Foyel, Río Villegas y El Manso, discutir fraternalmente estrategias comunes sobre cómo mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de la región al mismo tiempo que logramos que el cumplimiento de la ley (que es la herramienta por excelencia que nos debe transformar en una sociedad más justa y civilizada) sea responsabilidad de todos los habitantes por igual, sin importar su capital y su procedencia.

MONSTRUOS VERDADEROS

Por Melissa Bendersky

Bariloche (Revista Al Margen).- Sería mejor si no pasara. Sería ideal que nunca hubiera pasado. Pero pasó, pasa y, a menos que todos actuemos, va a seguir pasando. Los abusos sexuales y violaciones, los ataques contra la integridad y la libertad, son parte de la realidad barilochense. Cometidos por gente querida dentro de las familias, o por extraños en la calle, en la montaña. Hace años que esta ciudad no es más “la Suiza argentina” y hace un tiempo también que dejó de ser “la capital de los lagos del sur”. ¿Cómo estarán planeando promocionar Bariloche? ¿Como “la Tijuana del sur”?

Es importante saber que una violación o abuso no tiene nada que ver con la sexualidad, sino que es un ataque a la libertad de otra persona, que involucra los órganos sexuales. Parece un juego de palabras pero no, la distinción tiene que ver con que el violador encuentra placer en dañar al otro. Para reformarse (si es que eso fuera posible) el agresor tiene que aprender que hay otra forma de relacionarse, tiene que hacer un cambio de conducta.
También es primordial que el estado, el gobierno y sus representantes se capaciten, progresen, evolucionen, porque una justicia lenta, prejuiciosa y parcial, no es.
Y es fundamental hablar, contar. Denunciar los abusos es la forma de detener al agresor y de empezar a encausar psíquicamente el suceso. Es importante saber que la vergüenza es del que ataca, y no de la víctima.
También es importante recordar que hay muchas formas de abuso (como por ejemplo, las violaciones en Bariloche, el caso del ginecólogo Focaccia en Neuquén, el caso de pornografía infantil que implica a los Runge, la denuncia de abuso de menores contra Gilio, el secuestro y la trata de personas asociados a la prostitución, los abusos sexuales intrafamiliares, etc).
Violadores
Para definir qué es una violación, nos sentamos a conversar con un médico forense. Leonardo Sacomanno ejerce esa profesión desde hace años para el poder judicial de Río Negro, además investiga, estudia e impulsa actividades y proyectos de ley para mejorar lo relativo a la investigación forense.
Hablando sobre violaciones y abusos, Sacomanno nos da una explicación concreta: “primero hay que aclarar que esto no tiene nada que ver con algo sexual, porque esto es un delito contra la libertad, lo que la ley está protegiendo acá es la libertad de uno a decir sí o no. Entonces tiene poco que ver con lo sexual, mejor dicho nada que ver, si bien lo que se ve afectado son los órganos sexuales. Pero se ven afectados, el perpetrador no lo está haciendo por un deseo sexual, sino que lo hace para agredir y para quitarle al otro algo tan importante como es la libertad“.
Pero ¿quiénes son los violadores? ¿Qué le pasa por la cabeza a una persona para violar a otra? Intentando responder estas preguntas encontramos el dato trágico de que, si hay que hacer un mapa de violaciones, los casos que más hay son los intrafamiliares. Esto quiere decir que una persona del grupo familiar es la que abusa sexualmente de otra.
Para tratar de entender un poco la mente de alguien que abusa de otra persona, entrevistamos a un psicólogo. Sobre los casos de violación o abuso intrafamiliares, Gastón G. detalla: “Estos son los casos más complejos porque esta persona -que tiene gran confianza en la familia- le dice a su víctima que no diga nada, que no le creerán, que si habla le pasará algo malo a alguno de sus padre, etc. La víctima vive con padecimiento y desde el silencio este tipo de cosas, primero con una gran confusión porque generalmente estamos hablando de una edad pre-púber o de latencia, donde el desarrollo sexual está en una etapa de "represión", y luego lo vive con vergüenza y culpa. Esto irá tomando fuerza a medida que la persona crezca. El costo psíquico del silencio se termina pagando muy caro, como todas las cosas que se silencian y no se hablan. En muchos casos también alguien de la familia puede llegar a saber esto, pero es cómplice en el silencio”.
Respecto al perfil psicológico de un violador, si es que eso existe, Gastón aporta buena información: “No hay parámetros con los que se puede generalizar el perfil de un ‘violador/ abusador’ ni, en realidad, de ningún tipo de características de la personalidad humana. En base a esto, lo que sí podemos decir es que dentro de la psiquis humana coexisten tres tipos de estructuras: la neurosis, la psicosis y la perversión. Se podría llegar a decir, a arriesgar, que un violador respondería a la estructura perversa. La estructura perversa tiene que ver con una importantísima falla en la salida del complejo de Edipo. El perverso es un sujeto que tiene poco de culpa, remordimiento, autocrítica, etc, maneja muy bien la manipulación hacia los otros. Y no se trata de la locura. Muchas de estas personas llegan a tener importantes puestos en la política y en la sociedad. Entonces, un violador o abusador podría responder a las características de la estructura perversa, lo que no implica que todo aquel que viole o abuse sea perverso”.
Aunque es muy distinto el caso de una persona abusada en la montaña o la calle, que el de una que padeció un abuso intrafamiliar, los efectos del ataque se sufren de modo similar, y como bien explica Gastón, “en todos los casos, el camino pasa por la denuncia. No hay que quedarse con ‘denunciar es al pedo, la justicia no hace nada’. Se trata justamente de dar a luz un hecho gravísimo, que en caso de ser silenciado por vergüenza, culpa, temor, etc, puede ser devastador para la persona en términos psíquicos”.
Para Sacomanno un violador “lo que necesita es quitarte tu libertad, realmente hay mucho sadismo. Por otro lado es gente muy inmadura, que no tiene capacidad para tener una pareja donde se tengan que satisfacer deseos de ambos. Entonces una violación es la relación de uno solo, con una persona a la que hace mierda pero también podría ser una gallina, un cordero, un conejo, cualquier cosa. Por eso la violación no tiene nada que ver con la sexualidad humana, sino que es una agresión donde están involucrados los órganos sexuales”.
La mayoría de los especialistas coinciden en que una persona que decide violar a otra no es alguien obsesionado por el sexo ni que viola buscando placer sexual. La violación para esa persona representa la forma de sentir sobre otro el poder de una dominación física total y de una humillación psicológica extrema. Por eso para el violador suele ser fundamental que la persona abusada esté siempre indefensa.
El doctor Sacomanno también hace un planteo respecto a la idea de castración química como una posible forma de controlar a los violadores. El forense grafica: “No es un problema de hormonas, el tema no es que el violador tiene mucho andrógeno, no es una persona excedida en testosterona, entonces, ¿qué le vas a castrar?”
Y si la castración química no es una solución y la cárcel común tampoco, ¿cómo tratar a un violador? ¿Cómo castigarlo? ¿Cómo impedir que reincida?
Sacomanno sigue aportando datos que pueden ayudar a responder estas preguntas: “Un violador es un mal bicho que quiere joder a otro. No son enfermos, hay muy pocos violadores o reconocidos como violadores que tengan una patología mental y que uno diga, bueno, ‘esto lo hace porque es enfermo’, no, lo hace porque su forma de ser es la de un mal tipo. Y tampoco es que una vez que está preso se hace el tratamiento adecuado, porque estar tras las rejas no le sirve para nada, el tratamiento tiene que incluir que el tipo aprenda que hay otra forma de vivir, que aprenda a respetar al otro. Tiene que, primero, reconocer que lo que hizo es una macana y eso es un trabajo que no se hace, el de reconocer que tu conducta es lesiva para otro y que vos estás jodiendo a otro, y sentir la culpa”.
Culpa. Los violadores no sienten culpa, ni reconocen que han violado, aunque pasen veinte años presos. De todas formas para un violador en Río Negro (no importa a cuánta gente haya violado ni que el daño que generó despierte admiración en la misma cuna de Lucifer), la pena máxima es de 15 años. Pero como cuando están presos los abusadores son personas tranquilas que tienen buena conducta, suelen tener beneficios, estar ubicados en los mejores lugares del penal, y además reciben reducciones de condena, aunque está comprobado que los violadores y abusadores suelen reincidir.
Sobre el castigo y la cura posible para esta clase de gente Sacomanno plantea: “estas personas generalmente después reinciden porque sólo estuvieron presos, privados de la libertad, pero no se hizo el tratamiento adecuado, y además se gastó un montón de dinero al cuete, porque tampoco son gente que digas que haya que tener en la misma cárcel que las demás personas, porque se comportan bien, no son personas que van a ser quilomberos dentro del ámbito carcelario, porque siempre van a agredir a alguien que no tenga posibilidad de defenderse. Los podés tener en una cárcel semiabierta, trabajando y lo demás, y sobretodo trabajando este tema de cambiar la forma de ser”.
Investigando sobre este tema nos reunimos con un estudio que ahonda un poco en el perfil psicológico y social que puede llegar a tener un violador. Lo primero que resalta es que, según este estudio, las personas que cometen un delito sexual no son, contra lo que comúnmente se cree, seres solitarios ni marginales, sino más bien lo contrario.
El trabajo lo realizó la trabajadora social María Eva Sánz en base a sesenta violadores y abusadores sexuales procesados y/o condenados por la Justicia Federal en distintas unidades penitenciarias de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.
En el estudio se detalla que casi la mitad de los detenidos entrevistados había dormido la noche anterior al delito junto a su mujer, después de dar las buenas noches a sus hijos. La mayoría tiene entre 21 y 35 años. Casi todos los violadores tenían un empleo fijo al momento de ser apresados. Tampoco suelen ser enfermos mentales. El estudio también informa que el 50 por ciento de las personas detenidas por violación realizó la escolaridad secundaria y universitaria, en tanto que cerca del 43 por ciento se crió en el seno de una familia con mamá, papá y hermanos. Casi el 62 por ciento de los detenidos por delito sexual nunca se alcoholizó y el 85 por ciento jamás consumió drogas. Y el 80 por ciento de ellos no tenía antecedentes penales por robo, estafas u homicidios.

Las víctimas
Sería mucho mejor que estas agresiones no existieran, que no hubiera abusadores ni violadores, que nadie tuviera que someter física y psíquicamente a otro para sentirse bien, pero por más que no nos guste todo esto pasa. Está pasando aquí y ahora. Así que aunque la temática no sea agradable, es mejor saber qué hay que hacer si una persona fue víctima de abuso o violación.
El doctor Sacomano explica: “lo que la persona tiene que hacer, que es lo mismo que cuando una mujer es golpeada por su pareja, es vencer la vergüenza, no tiene que tener vergüenza. Vergüenza tiene que tener el otro, el agresor. Después tiene que acudir inmediatamente –en la zona de Bariloche- al hospital Ramón Carrillo. Tiene que ir sin lavarse ni nada. Desde el punto de vista sanitario es importante que vaya rápido y desde el punto de vista jurídico es importante que vaya lo más pronto posible para que se puedan encontrar algunas cosas que luego permitan inculpar al presunto autor, o saber quién es el autor. Normalmente la señora -primero porque a veces nosotros somos deficientes en el sistema jurídico de condenar-, como pasa con otro tipo de delitos, dice ‘no, para qué voy a denunciar, a exponerme, si no va a pasar nada’. Pero acá en Bariloche, como tenemos un protocolo de atención, es importante que vaya, sobretodo por el tema sanitario, porque se va a prevenir de un embarazo no deseado, o de enfermedades graves como el sida, la hepatitis B, que son crónicas”.
¿Cómo funciona este protocolo de actuación en casos de violación o abuso? Sacomano describe que en los casos de violación: “es más importante la atención sanitaria que la médico-legal. Desde hace muchos años fuimos evolucionando, pensando en como atender mejor a la víctima y hoy en día hay un excelente programa implementado donde la persona es vista una sola vez por todos los actores que necesitan atenderla. Se atiende en el hospital, el primer objetivo es su atención sanitaria y ahí se hace también la pericia médico legal. En esa atención, en ese protocolo, se trata de recavar la mayor cantidad de pruebas posibles que permitan trabajar después judicialmente, pero fundamentalmente se busca proteger a la mujer de las posibles enfermedades que puede contraer en un hecho de esta naturaleza, de averiguar si estaba embarazada antes del hecho y si no, y hay posibilidades de que haya quedado embarazada, de tomar las medidas sanitarias necesarias para que el embarazo no se produzca, siempre y cuando ella quiera. Eso es lo más óptimo que se puede hacer, faltarían algunas cosas, pero realmente no hay muchos lugares en el país que trabajen de esta manera”.
Una de las cosas que no funcionan como deberían es la atención psicológica, que está prevista en el protocolo y en realidad debería ser la primera instancia de contención cuando la víctima llega al hospital, pero como en Bariloche el Área de Salud Mental está intervenida y colapsada por falta de inversión y presupuesto por parte del gobierno provincial, en la práctica la atención psicológica a veces no se da.
Sabiendo que aunque no nos guste, los abusos ocurren, consultamos al psicólogo Gastón Gelblung sobre qué se puede hacer para prevenirlos y qué hacer si ocurren: “Respecto a la prevención es importante dejar en claro a los chicos (a través de las escuelas, instituciones intermedias, etc.) y a su familia, que nadie tiene derecho a tocar su cuerpo si no se quiere; que siempre es importante buscar a alguien de confianza y contar lo que le está pasando (padres, vecinos, amigos, maestros); y clínicamente hablando, es fundamental trabajar sobre la culpa. Este punto es fundamental para atravesar el proceso de recuperación. Para ello, la denuncia es clave -más allá de que legal o jurídicamente no exista la respuesta esperada-, simbólicamente es importante por lo que implica para la persona y su familia. Denunciar es parte de encausar o tramitar psíquicamente este suceso. Hablar, contarle a alguien ya es una denuncia”.
Y otro motivo por el que es importante hacer la denuncia es que sino el estado no puede investigar. El Dr. Marcos Burgos, fiscal que lleva adelante la investigación de varios casos de violación e intento de violación en Bariloche, asociados entre sí por sospecharse que se trata de delitos cometidos por un violador serial que ataca en el oeste de la ciudad, explica: “Los delitos de integridad sexual son dependientes de instancia privada, lo que quiere decir que el fiscal no puede actuar de oficio, se investiga sólo si la víctima hace la denuncia. Por esto, y para tomar pruebas que después puedan inculpar al violador, y para prevenir enfermedades o embarazos es muy importante hacer la denuncia y presentarse lo antes posible en el hospital”.
Dentro de “Despertar”, un grupo que ayuda a mujeres que sufren violencia familiar en Bariloche, se abrió también un grupo de ayuda mutua para víctimas de violación, que funciona los miércoles de 17,30 a 19 horas. Las reuniones de ayuda a mujeres que sufren violencia familiar son los miércoles de 15 a 17 horas. Los dos espacios funcionan en el ex Hogar Gutiérrez (Moreno al 1400), y hay un número para emergencias, al que se puede acudir a cualquier hora del día: 02944-15591452.

La sociedad
El grupo de ciudadanos que se movilizó a raíz de los casos de violaciones y que generó la reacción (quizás obligada, pero cómo saber si la investigación hubiese sido la misma si nadie reclamaba) de autoridades judiciales, policiales y del poder ejecutivo, sigue movilizado y atento a la investigación. Expresan que: “hay que seguir reclamando y si un funcionario, sea el jefe de la policía, los fiscales, o quien sea, no pueden cumplir con su trabajo, bueno, que se retiren, que renuncien”.
La población de Bariloche no es la única que está preocupada por el desamparo en que se desarrollan estos casos de ataques sexuales. El 22 de septiembre de este año el diario El Cordillerano publicó una carta en la que oficiales y suboficiales de la Policía, que eligieron mantenerse en el anonimato, cuestionan el accionar de sus superiores, de los poderes ejecutivo y judicial en lo que respecta a los casos de violación. En la nota aseguran que “los numerosos casos de violación ocurridos en los últimos años podrían haberse evitado”, y sostienen que “el sujeto descrito por las víctimas está actuando en el área Campanario, lago Moreno, Los Coihues, desde hace por lo menos diez años”. Denuncian además falta de materiales de trabajo en áreas como Criminalística y Brigada de Investigaciones.
Para el doctor Sacomanno es una suerte que ahora el tema de abusos y violaciones se discuta más en Bariloche, “comienza a existir, que en esta ciudad no existía, la presión del pueblo. Que las presuntas víctimas, en este caso las mujeres, salgan a exigir cosas, es fundamental, porque los derechos se mantienen si son defendidos por quienes tienen que tener esos derechos. Y antes eso acá no pasaba, salvo contadas ocasiones, era ‘todo está bien’, ‘nadie se mete“.
El forense va un poco más allá en lo que respecta a las responsabilidades que tenemos dentro de la sociedad, quizás deberíamos tener la obligación de ser mejores, más amplios, más cultos, más justos, pero en todo caso esas exigencias quedan en el ámbito de lo personal. Ahora ¿qué pasa cuando un individuo, con un juicio y una moral particular, es quién juzga a otra persona? Sacomanno trae para ejemplificar un caso paradigmático de la justicia italiana: “es un fallo donde el juez no acepta que haya una violación, sino que dice que la muchacha -como tenía un pantalón muy apretado- estaba estimulando a que fuera violada. Eso no tiene nada que ver, el tema es un problema de libertad, de poder decir sí o no. De hecho en la última reforma del código, en el proyecto de la Dra. Carrio se aceptaba el delito dentro del matrimonio, pero no se llegó a modificar. Los tabúes existen y el que va a juzgar lo va a hacer de acuerdo a su ideología, por eso a veces el tema no es cambiar la ley sino cambiar quién aplica la ley. Si tenés jueces como este italiano que te estoy nombrando (y que entre nosotros también los hay), van a decir ‘y no, que se yo, está bien”.
El rol social es importante no sólo para prevenir, denunciar y exigir justicia. La sociedad también juega un papel importante en la ‘creación’ de abusadores. Gastón G. plantea: “Como sociedad sería interesante revisar qué estamos haciendo para producir cada vez más perversión en relación a renegar la ley*. En ese punto, somos una suerte de usina de producir sujetos perversos”.

El estado
Como en tantas otras situaciones, frente a los ataques sexuales y abusos, el estado se muestra ineficiente. Se presenta como un gigante ya muy viejo, excedido de peso y lento. Los delincuentes de toda calaña en cambio, parecen jóvenes, rápidos y atléticos.
La gente que se reúne solicitando justicia en los casos de violación, repite frente a quién quiera escucharlo cosas como que: “la policía trata mal a la víctima. Tratan a la persona atacada como si fuera la culpable, le hacen preguntas como ‘¿andabas desnuda por el bosque?’, ‘¿provocaste al violador?’, ¿qué preguntas son esas para una persona que acaba de ser ultrajada de semejante forma? Es más, hasta que nosotros empezamos a accionar, la policía ni quería tomarlo como una denuncia, trataban de disuadirte para que hicieras una exposición. Y se sabe que con una exposición no se abre una causa”.
Y hablando de la policía, el Dr. Burgos dijo que si bien se están siguiendo varias líneas de investigación y se ha avanzado mucho, "la prevención del delito la hace la policía". Con esto además subrayó que, desgraciadamente, aunque estén investigando eso no quiere decir que no va a haber más violaciones, sino que están intentando atrapar al o a los violadores. Para Burgos sería muy importante que haya detectives, grupos especializados de policías.
Los oficiales y suboficiales que escribieron la nota publicada por El Cordillerano reconocen que las autoridades de gobierno –no las policiales, dicen- han sugerido muchas veces “hacer silencio ante casos de este tipo, bajo el pretexto de ‘no generar pánico’. Esta situación, piensan, ‘se suma a una más preocupante aún: la actitud hipócrita y antiética de los jefes que conducen la Policía de Río Negro. Parece que nunca leyeron el lema “soporta y abstente”.
Impulsado por su iniciativa, Sacomanno realizó un aporte bien concreto a intentar mejorar la justicia en lo concerniente a casos de abuso sexual. Junto a un profesor de genética y un colega suyo diseñaron y propusieron una ley para crear un banco genético en Río Negro. Este banco permite tener un patrón genético de las personas, de esta manera si se comete una violación se puede cotejar el ADN obtenido como prueba, con las muestras que están en el banco genético, si el atacante es reincidente, se lo puede descubrir enseguida. Cuanto mayor sea el banco genético más efectivo es. Pero este proyecto, que no iba a costar demasiado dinero y sin embargo hubiera sido de tanta utilidad, nunca llegó a aprobarse. Los médicos tuvieron muchas charlas, ponencias, y reuniones con legisladores, pero (aunque todos decían estar de acuerdo) el proyecto pasó los 2 años en que está vigente durmiendo en algún cajón de la Comisión de Sociales de la Legislatura. Lo curioso es que, como relata el médico forense “ahora esos mismos actores dicen que están preocupados por el asunto, pero esa ley entró y no salió nunca de la comisión. Lo que se ve es la hipocresía, ahora dicen que se preocupan, creo que se preocupan para los diarios“.
El propio fiscal Burgos reconoce que la única forma de ver que en dos o más casos de violación el atacante es el mismo, es por medio de la muestra de ADN. Podríamos tener un banco genético que ayude a atrapar violadores pero en cambio hay que esperar que se los atrape “in fraganti”, o que alguna víctima reconozca a su agresor en rueda de reconocimiento (que los jueces no autorizaron más que en dos oportunidades).
Como sociedad tendremos que empezar a trabajar para ver cómo llegamos hasta acá y sobretodo, cómo empezar a ser mejores. Como individuos todos podemos aportar para que no haya más ataques contra la libertad y la integridad. Cada uno desde su lugar puede sumar algo.
La prevención y la información, el difundir nuestros derechos, son la primera opción para evitar los casos de abusos sexuales. Y si llega a ocurrir un caso en nuestra familia o grupo cercano lo primero es escuchar y ayudar a la víctima. Es importante hacer la denuncia por muchos motivos: para poder comenzar una causa penal y que el culpable sea sometido a juicio y reciba un castigo, y porque “denunciar es parte de encausar o tramitar psíquicamente este suceso”, y en cambio no denunciar un abuso puede ser “devastador para la persona en términos psíquicos”. También es importante denunciar y hablar del tema para que no le pase a otras personas.
Tenemos que recordar siempre que un abuso sexual es un ataque contra la libertad, y por lo tanto el que tiene que tener vergüenza es el abusador y no la víctima, tiene que tener vergüenza porque no logra relacionarse con otros sin lastimar, porque no logra entablar relaciones verdaderas, porque niega su verdad y porque no puede superar sus problemas psicológicos.

* Se refiere a la ley originada en el mito de Totem y Tabú. Para más información consultar textos de antropología, Lévi Strauss especialmente.

DIEZ PUNTOS DE ACUERDO POR LA SEGURIDAD DEMOCRÁTICA

Buenos Aires (Página 12).- Las respuestas estatales autoritarias e ineficientes frente al delito y la fuerte dosis de exclusión y violencia que domina el debate público y orienta muchas de las acciones del Estado en la materia exigen una discusión abierta y pluralista, capaz de alcanzar acuerdos básicos sobre políticas democráticas de seguridad que atiendan las legítimas demandas de la sociedad.
Esta situación exige instituciones de seguridad comprometidas con valores democráticos y el rechazo a políticas demagógicas e improvisadas, dirigidas a generar expectativas sociales en la eficacia de medidas abusivas que sólo agravan el problema y reproducen la violencia.
1 El Estado frente al problema del delito
En nuestro país, la acción del Estado frente al incremento de la violencia y el delito se ha limitado mayormente a respuestas facilistas y autoritarias que consolidaron la ineficacia policial, judicial y penitenciaria.
En los últimos años, algunos procesos de reforma de las instituciones de seguridad tuvieron resultados favorables, pero fueron interrumpidos para volver a políticas de probado fracaso.
2 El engaño de la mano dura
Las políticas de mano dura no han reducido el delito, han aumentado la violencia y, en algunos casos, hasta han amenazado la gobernabilidad democrática.
La delegación de la seguridad en las policías, el incremento de las penas, el debilitamiento de las garantías y las políticas centradas en el encarcelamiento masivo basado en la prisión preventiva son los ejes recurrentes de estas políticas de mano dura.
Los reiterados fracasos de estas políticas han sido utilizados para insistir con las mismas recetas, en una espiral irresponsable que nunca rindió cuenta de sus resultados.
Esta sucesión de intervenciones erradas ha constituido un impedimento para la profesionalización de las policías y ha potenciado la acción de redes de ilegalidad en las que intervienen funcionarios públicos.
3 Responsabilidad del Estado
El Estado tiene la responsabilidad de asegurar a la población el libre ejercicio y goce de sus derechos. La construcción de una ciudadanía respetuosa de la ley es el camino indicado, pero si la ley resulta quebrantada, el Estado debe proveer los medios necesarios para individualizar a los responsables y sancionarlos cuando corresponda.
Una adecuada política criminal y de seguridad requiere: una policía eficaz en la prevención, de alta profesionalidad y debidamente remunerada; una Justicia penal que investigue y juzgue en tiempo oportuno a quienes infringen la ley, garantice la plena observancia de las reglas del debido proceso y de la defensa en juicio, y un sistema penitenciario que asegure condiciones dignas de encarcelamiento y de ejecución de la pena con sentido resocializador.
4 Una concepción integral de la seguridad
La manera eficaz de avanzar sobre el problema implica operar sobre las causas del delito y las redes de criminalidad con miras a reducir la violencia en todas sus formas. Una concepción integral de la seguridad implica tanto la prevención de la violencia física como la garantía de condiciones de vida dignas para toda la población. Esto requiere estrategias de abordaje integral que articulen las políticas de seguridad con otras políticas públicas y complementen las acciones del sistema penal con intervenciones de todas las áreas del Estado. Estos recursos estatales deben estar distribuidos de manera igualitaria y generar una mayor protección para los sectores excluidos, de modo de no profundizar la desigualdad.
Para avanzar en un abordaje integral y efectivo del problema de la seguridad, el diseño e implementación de políticas democráticas debe surgir de diagnósticos basados en información veraz y accesible al público. La producción de esa información es también una responsabilidad indelegable del Estado.
5 Gestión democrática de las instituciones de seguridad
Todo gobierno tiene la responsabilidad de ejercer la conducción civil y estratégica de las policías, que supone el pleno control de la institución. La prevención y sanción del delito, de modo eficiente y legal, requiere un sistema policial estrictamente subordinado a las directivas de seguridad pública formuladas por las autoridades gubernamentales. La historia reciente demuestra que la delegación de esta responsabilidad permitió la conformación de “estados mayores policiales”, autónomos, que han organizado vastas redes de corrupción, llegando a amenazar incluso la gobernabilidad democrática.
Los lineamientos básicos para una modernización y gestión democrática de las instituciones de seguridad son: la integración de las labores policiales de seguridad preventiva e investigación del delito; la descentralización institucional de la organización policial a nivel distrital y comunal; la integración de la policía con la comunidad y los gobiernos locales en la prevención social de violencia y delito; el control interno de carácter civil y control externo del desempeño y de la legalidad; el sistema de formación y capacitación policial no militarizado y anclado en valores democráticos; el régimen profesional basado en el escalafón único y las especialidades policiales.
6 Desactivar las redes del delito para reducir la violencia
Las medidas meramente represivas con las que se insiste ante cada crisis de inseguridad apuntan a perseguir los pequeños delitos y a los autores más jóvenes, bajo la falsa creencia de que así se limita el avance de la criminalidad.
La realidad indica que un gran porcentaje de los delitos comunes está asociado a la acción de poderosas redes delictivas y a un importante mercado ilegal de armas que aumenta los riesgos para la vida y la integridad de las personas.
Por lo tanto, reducir la violencia que alarma a nuestra sociedad exige reorientar los recursos de prevención y de investigación penal hacia la desactivación de estas redes de delito y de los mercados ilegales. El Ministerio Público Fiscal, en coordinación con las autoridades de gobierno, tiene un rol fundamental en estas tareas.
Una policía judicial, dependiente del Ministerio Público Fiscal, traerá transparencia en la investigación penal preparatoria.
7 Gestión policial no violenta en el ámbito público
La gestión democrática de la seguridad debe garantizar la regulación del accionar policial en los operativos en el espacio público, tales como espectáculos deportivos, recitales, manifestaciones de protesta social y desalojo de personas. Para ello es fundamental establecer con rango normativo estándares de actuación en el espacio público, de modo de asegurar un uso de la fuerza proporcional, racional y subsidiario y erradicar las prácticas policiales contrarias a esos criterios.
8 El papel de la Justicia
El Poder Judicial y el Ministerio Público tienen una doble responsabilidad fundamental en el impulso de políticas de seguridad democráticas, en la investigación rápida y eficaz de los delitos y el control sobre el uso de la prisión preventiva, las condiciones de detención y la violencia institucional.
9 Cumplimiento de las penas en un Estado de Derecho
En nuestro país hay cerca de sesenta mil personas privadas de libertad. Las condiciones inhumanas de detención, los índices sostenidos de sobrepoblación en cárceles, comisarías e institutos de menores, la ausencia de reinserción social, las prácticas sistemáticas de violencia, tortura y una enorme mayoría de presos sin condena son los rasgos más evidentes de los lugares de detención.
Una política democrática de seguridad tiene que ocuparse por que el cumplimiento de la prisión preventiva y de la pena se dé en condiciones dignas y aptas para la readaptación de la persona condenada y no contribuya, como hasta ahora, a la reproducción y agravamiento de los problemas críticos de violencia, injusticia y delito que se propone resolver.
10 Un nuevo acuerdo para la seguridad en democracia
Para cumplir con la obligación del Estado de dar seguridad a los ciudadanos en el marco de estos principios democráticos es imprescindible alcanzar un acuerdo político y social amplio que permita avanzar en el diseño e implementación de políticas de corto, mediano y largo plazo, orientadas a encontrar soluciones inmediatas y perdurables a las demandas sociales en materia de seguridad.
Firmas que aportan al consenso
El abanico político que sostiene el acuerdo es amplio, más de 200 firmas iniciales. Entre los legisladores nacionales figuran Agustín Rossi, Remo Carlotto, Héctor Recalde, Adela Segarra y Adriana Puiggrós, (FPV); Ricardo Gil Lavedra y Ricardo Alfonsín (UCR); Fernando Solanas y Claudio Lozano (Proyecto Sur); Victoria Donda y Cecilia Merchan (Libres del Sur); Martín Sabbatella, Carlos Heller y Vilma Ibarra (NEPyS); Mónica Fein, Jorge Rivas y Ariel Basteiro (PS); Marcela Rodríguez, Griselda Baldata, Elisa Carca y Horacio Piemonte (CC); Margarita Stolbizer (GEN); Felipe Solá (PF) Giustiniani, Rubén (Sen. PS); Solá, Felipe (Dip. Peronismo Federal); y Rubén Giustiniani (Sen. PS). Entre los legisladores de las diferentes provincias aparecen Sandra Cruz y Fernando Navarro (Dip. PBA-FPV); Luis Malagamba y Jaime Linares (dip. PBA-GEN); Marcelo Brignoni, y José Tessa (dip. Sta. Fe-EDE); Carlos Martínez, Carlos Morello y Paula Sánchez (dip. de Libres del Sur por Chaco, Salta y Neuquén, respectivamente); Gabriela Cerruti y Gonzalo Ruanova (Leg. porteños Nuevo Encuentro); Eduardo Epszteyn, Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo (Leg. porteños Diálogo por Bs. As.). Por otro lado, Hermes Binner (Santa Fe) y Jorge Capitanich (Chaco) ya habían sumado sus firmas entre los gobernadores; y Daniel Salvador, como presidente de la UCR bonaerense. Entre las organizaciones sindicales, los titulares de la CGT, Hugo Moyano, y de la CTA, Hugo Yasky, además de Víctor De Gennaro y Víctor Mendivil, por la CTA y la Comisión por la Memoria. También firmaron como referentes sociales, religiosos y de la cultura, Luis D’Elía (Mov. Tierra y Vivienda); Edgardo Depetri (Frente Transversal); Emilio Pérsico (Movimiento Evita); Humberto Tumini y Jorge Cevallos (Libres del Sur); Roberto Baigorria (Coord. Nac. Barrios de Pie); Eduardo De la Serna (Curas en opción por los pobres); además, por la Comisión Provincial por la Memoria firman Miguel Hesayne (obispo emérito); Daniel Goldman (Rabino); Martha Pelloni; Aldo Etchegoyen (obispo metodista-Comisión por la Memoria y APDH). También Néstor Borri (Nueva Tierra); Néstor Picone, Mary Sánchez; Laura Berardo (Libres del Sur). En el ámbito de la Cultura, León Gieco; Ricardo Foster y Horacio González (Carta Abierta); Mempo Giardinelli y Tito Cossa (Comisión por la Memoria). Por la Comisión por la Memoria también Hugo Cañón, Adolfo Pérez Esquivel (también del Serpaj); Laura Conte (por las Madres, CELS, CPM); Alejandro Mosquera, Elizabeth Rivas, Mauricio Tenembaun, Luis Lima, Carlos Sánchez Viamonte, María Verónica Piccone, Emilce Moler, Susana Méndez, Fortunato Mallimacci y Leopoldo Schiffrin (Comisión por la Memoria). Entre los organismos de Derechos Humanos, el Centro de Estudios Legales y Sociales, en conjunto; Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Abuelas de Plaza de Mayo; la APDH; Hijos; el Serpaj y la Fundación Memoria Histórica y Social. También dieron su apoyo Raquel Wittis y los Familiares de Luciano Arruga con la APDH de La Matanza. Y especialistas como el ex camarista federal y ex ministro de Justicia y Seguridad bonaerense León Arslanian; el ministro de la Corte Suprema y docente de Derecho de la UBA, Raúl Zaffaroni; Marcelo Saín (ex secretario de Seguridad bonaerense y ex titular de la PSA); Enrique Font (Derecho, Univ. Nac. Rosario); Alberto Binder, Martha Arriola, Gabriel Kessler, Luis Tibiletti, Gustavo Palmieri (CELS), Luis Lugones, Ana Clement (directora de la Licenciatura en Seg. Ciud.); Juan Tokatlian (UTDT); Sofía Tiscornia (UBA); Mario Coriolano (Prof. Derecho Unlap, representante argentino en el Comité Contra la Tortura ONU); Pablo Alabarces (UBA e investigador Conicet); Máximo Sozzo, (Univ. del Litoral); Gabriel Bombini (Univ. Nac. de Mar del Plata); Martín Appiolaza (Univ. Nac. de Mendoza); Jorge Perano (Univ. Nac. de Córdoba); Gabriel Ganón (Univ. Nac. de Rosario). Hugo Trinchero (Decano Filosofía, UBA); Mónica Pinto (Coordinadora del Programa DDHH, UBA); Damián Loretti (vicedecano Fac. de Sociales, UBA); Víctor Abramovich (Cels y Centro de DDHH-Univ. de Lanús, PBA); Gustavo E. Lugones (rector de la Univ. Nac. de Quilmes); Enrique Font (Cátedra de Criminología y Política Criminal, Fac. de Derecho, UN Rosario); Daniel Erbetta (Dep. de Derecho Penal y Criminología, Fac. de Derecho UN Rosario); Eduardo Basualdo y Daniel Azpiazu (Flacso); Jorge Perano (Fac. de Derecho Univ. Nac. de Córdoba); Carlos Acuña (Director de la Maestría en Políticas Públicas de la Udesa) y Carolina Smulovitz (directora del Dto. de Ciencias Políticas y Estudios Internacionales de UTDT). Se agregan otras firmas de representantes e instituciones de diferentes ámbitos que aún estaban en proceso de confirmación.

COMUNICADO: CIERRE DE LA AUTOPARTISTA BOSCH

Neuquén (Prensa Zanón).- Como desde el principio queremos hacer llegar nuestra solidaridad y apoyo a la lucha que están llevando adelante los compañeros ante el cierre intempestivo de la autopartistas R Bosch.

Como hemos venido analizando, las patronales, junto con los gobiernos y las centrales sindicales, buscan que la crisis la paguemos los trabajadores y el pueblo pobre.

Este nuevo ataque refleja claramente como, con el cierre de la planta de Gral. San Martín, esta multinacional pretende llevar adelante los planes de ajuste sobre nuestra clase.

Son 140 trabajadores que el día 19 de este mes se encontraron con la novedad que cuando fueron a los cajeros a retirar el pago de sus salarios, se encontraron con la noticia de que tenían depositada la liquidación de sus indemnizaciones. De esta manera se anoticiaron que la planta de Bosch de San Martín había decidido cerrar sus puertas. En una actitud típica de estas patronales multinacionales, que como se pudo ver en la lucha de los compañeros de Kraft(Terrabusi), no tienen ningún empacho en violar sistemáticamente las leyes, con la complicidad directa del gobierno de los K que hace un tiempo atrás habían consolidado un pacto con este empresario de no despedir trabajadores.

Entendemos que tenemos que acompañar esta lucha que nos pone a prueba nuevamente ante semejante ataque, que es con la mayor unidad posible que lograremos reabrir y recuperar estos puestos de trabajo, como se pudo ver en la lucha de los compañeros de Terrabusi, llamando a todas las organizaciones combativas a tomar esta bandera y enfrentar organizados y frenar que el costo de la crisis que nosotros no generamos, la paguemos los trabajadores y trabajadoras.

Así se pudo parar el ataque en Terrabusi, y es el día de hoy que por la lección que nos dejaron estos compañeros y compañeras es atacada sistemáticamente su organización interna, tanto por la patronal como la burocracia sindical de Daher. Por que además su lucha continúa por la reincorporación definitiva de todos y todas los que fueron despedidos por luchar por sus derechos.

Acá en Neuquén estamos en plena lucha, los compañeros de cerámica Stefani de Cutral Co están dando una pelea por el pago adeudado de los salarios. Es un conflicto que lleva 20 días de huelga y que muestra una patronal que utiliza el argumento de la crisis para plantear que no puede cumplir sus compromisos. Pero tiene un problema esta patronal, los compañeros desde hace años llevan un control obrero de la producción, y ante el pedido de la apertura de los libros contables, que nunca mostraron, a dejado en evidencia las enormes ganancias que han tenido. Este sindicato y los compañeros no vamos a permitir que se cierre otra fuente de trabajo, y tenemos claro cual es el camino que deberemos tomar si esta situación se profundiza.

Estos momentos en los que surgen nuevas organizaciones que dan pelea y defienden incondicionalmente a los compañeros y compañeras por fuera de las burocracias, tenemos planteado también la defensa de estas nuevas expresiones.

Nuevamente apostamos a la necesidad de coordinación, con la más amplia unidad que este tipo de momentos necesita, de esta manera se consiguió arrancarle la expropiación de Zanon bajo control obrero al gobierno provincial. Y es así como creemos que debemos enfrentar estos ataques.

Hace 8 años vivimos un momento histórico en la Argentina, una crisis que nos llevo a generar una alternativa que hasta el día de hoy sigue en pie, que fue la ocupación y puesta en producción de la fábrica. Ante esta nueva etapa de crisis no permitamos que se pierda ningún puesto de trabajo.

Por todo esto decimos
o NO AL CIERRRE DE LA AUTOPARTISTA BOSCH
o REINCOORPORAION INMEDIATA DE TODOS SUS TRABAJADORES
o EN DEFENSA DE LA COMISION INTERNA DE TERRABUSI Y DE TODAS Y TODOS LOS QUE PELEAN POR SUS DERECHOS
o QUE LA CRISIS LA PAGUEN LAS PATRONALES Y SUS GOBIERNOS

SINDICATO OBREOS Y EMPLEADOS CERAMISTAS DEL NEUQUEN