Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

jueves, 21 de febrero de 2013

CUTRAL CO: COMUNIDAD MAPUCHE FUE SITIADA


Buenos Aires, 14 de febrero de 2013 (Red Eco).- La Comunidad Mapuce Winkul Newen, ubicada en Paraje Portezuelo Chico, a 25 kilómetros de la ciudad de Cutral Co, fue sitiada por la empresa multinacional Apache desde horas de la mañana de este jueves. Se hicieron presentes en territorio de la comunidad fuerzas policiales, seguridad privada de la empresa Prosegur y ejecutivos de la empresa; para llevar adelante un nuevo intento de desalojo.
Hace más de una década que la Comunidad Mapuce Winkul Newen resiste el avance de la empresa Apache en sus territorios. Este hecho llevó a una profundización del proceso de resistencia desde hace siete meses y, prosiguió, con el corte de la explotación del Yacimiento Portezuelo Chico de dicha empresa multinacional, en el mes de noviembre del 2012. Este bloqueo se debe a los continuos derrames de petróleo, lo cual constituye una grave contaminación al medioambiente y el consiguiente riesgo en la salud de las familias que habitan en la región. Además de estas consecuencias, para el pueblo Mapuce no sólo se trata de la contaminación ambiental sino lo que significa el impacto y el daño cultural, punto que históricamente se niega a reconocer tanto la empresa como el gobierno provincial.
El 28 de diciembre pasado, la Comunidad resistió una orden de desalojo promovida por Apache a través de la jueza de Zapala, Ivonne San Martín. Como consecuencia quedaron detenidos Relmú Ñamku, Martín Maliqueo y Mauricio Rain, quienes en la actualidad se encuentran procesados.

En el día de la fecha, se hicieron presentes un gran número de efectivos policiales junto a miembros de la empresa privada de seguridad, Prosegur y ejecutivos de la empresa. Todos ellos intentaron una vez más desalojar a la Comunidad y, al no lograrlo, cerraron con móviles de la seguridad privada y del Sindicato de Petroleros los ingresos; obstruyendo el acceso y salida al territorio.
La comunidad acusó públicamente al Gobernador Jorge Sapag por ser cómplice y garante de las empresas petroleras, las cuales contaminan y saquean su territorio; además de violar y desconocer sus derechos y su cultura milenaria.
A su vez denunciaron a la Justicia Provincial por responder a los intereses de la empresa y con ello poner en juego las vidas de los miembros de la comunidad.