Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

viernes, 20 de abril de 2012

CTA PRESENTE EN EL CONFLICTO DE AYSÉN, CHILE

Por Mariano Randazzo

Buenos Aires, 10 de abril de 2012 (ACTA).- La delegación fue encabezada por Alejandro Garzón, Secretario Gremial de ATE Nacional y el Secretario de la CTA Capital Carlos Chile. El motivo de la visita fue brindar la solidaridad en torno al conflicto que se vive en el sur del país trasandino e interiorizarse mejor de la profundidad del mismo.
El paisaje de Aysén prefigura el clima social que se vive en este pueblo del sur de Chile: la desigualdad. Montañas con sus picos nevados, ríos correntosos que unen la cordillera con el Océano Pacífico, el bosque patagónico en todo su esplendor, junto a casas de madera modestamente pintorescas, constituyen la geografía de una zona que podría asemejarse a Suiza o Austria.
Desigualdad porque donde la naturaleza diseñó un lugar de ensueño la actitud de los hombres organizados ha construido una sociedad con más necesidades que satisfacciones. Esta es la XI Región de Chile, una de las más australes. La rutina de Aysén se vio sacudida al principio de este 2012 con un conflicto originado por los pescadores artesanales. Larga es la tradición de Chile en este tipo de industria ya que con sus 2400 kilómetros de costa esta actividad se ha desarrollado durante años como base de la economía trasandina. El avance del proyecto neoliberal ha ido paulatinamente despojando a los trabajadores de la pesca de sus formas tradicionales para subordinarlos a las necesidades de las grandes empresas pesqueras.

Negocios para hoy, hambre para mañana
El principal motivo de la protesta es la Ley Larga de Pesca que se encuentra actualmente en el Congreso y que es promovida por el presidente Sebastián Piñera que pretende privatizar en manos de unos pocos empresarios el patrimonio pesquero nacional. La iniciativa legal no ha tenido previo análisis y discusión con los actores comprometidos, por ende se subestiman los impactos nefastos que la prolongación de los denominados Límites Máximos de Captura por Armador tendrían en lo que respecta a la conservación y cuidado de la biodiversidad marina. La propuesta del ejecutivo chileno es administrar los recursos pesqueros como si se tratase de recursos no renovables (como el caso del cobre).
Afirma Juan Carlos Navea, miembro referente de la Asociación de Pescadores Artesanales de Aysén, “que la ley de pesca que actualmente está en discusión en el parlamento pone en vilo todo el trabajo de los pequeños pescadores de la región. La pesca artesanal, como forma de trabajo, tenía, hasta no hace mucho tiempo, una forma cooperativa. Todos los que formaban parte de la cadena pesquera repartían igualitariamente sus beneficios.”

Según estimaciones de los dirigentes pesqueros si la Ley Larga de Pesca se aprueba en un plazo de15 a 25 años el desarrollo de la pesca artesanal en las costas de Chile desaparecería. Para Navea “si la ley de pesca avanza sería el fin de nuestra actividad. Todos los pueblos de nuestra región fueron colonizados por pescadores artesanales, si usted busca un albañil o un carpintero en esta zona no los va a encontrar. La cholga, el choro, la almeja, el róbalo, la merluza austral, el congrio es lo que hay, de pescar eso vive mucha gente. Para nuestro pueblo la pesca artesanal es una actividad económica y cultural y esta ley viene a terminar con esto. El reemplazo del método artesanal y milenario de pesca (que data de una tradición de 10.000 años de antigüedad) por las redes de “arrastre” pone en juego no sólo las fuentes de trabajo sino también la biodiversidad ya que esa técnica, que ha sido prohibida en casi todo el mundo, atenta directamente con la procreación de las especies y el equilibrio ambiental.”
El compromiso de los distintos dirigentes vinculados a la pesca artesanal es no permitir que la Ley Larga de Pesca se apruebe, en eso reside su futuro y el de sus comunidades, por ende, el conflicto en esta zona no es un capitulo cerrado.

Vivir sólo cuesta vida: del conflicto a la pueblada
El costo de vida en la Región de Aysén, esta población alejada del centro político del país, es muy alto. El gas, la leña y cualquier tipo de combustible son elementos indispensables para vivir. Una garrafa de gas mediana cuesta aproximadamente unos 180 pesos argentinos. No hay beneficios fiscales ni subsidios estatales de ningún tipo. A partir de la movilización que comenzaron los pescadores artesanales es que surgió en esta región la necesidad de ampliar el petitorio particular hasta llegar a una demanda generalizada. Durante febrero de 2012 las protestas crecieron y se conformó el Movimiento Social por Aysén, que agrupa a alrededor de 20 organizaciones, además de los pescadores, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y Patagonia sin Represas (una organización ambiental que lucha contra el emplazamiento de empresas hidroeléctricas nocivas para el medio ambiente). También se han sumado autoridades de la zona como los alcaldes de Puerto Aysén, Lago Verde, Coyhaique, Cochrane, Chile Chico, Río Ibáñez y Guaitecas, así como los gremios de taxis colectivos, camioneros y comerciantes. Toda la comunidad ha construido en las calles con la protesta popular un petitorio de necesidades: rebaja en los precios del petróleo, gasolina, parafina, gas y leña, mejoras en infraestructura de salud regional (no hay hospitales, tan solo una posta sanitaria), sueldo mínimo regionalizado y nivelación de remuneraciones, creación de una universidad para Aysén, regionalización del agua, recursos mineros y agropecuarios, fortalecimiento a medianos y pequeños empresarios pesqueros y entrega de beneficios y derechos de pesca a las personas dedicadas a ese rubro, rebaja en el costo de la canasta básica y pensión regionalizada para los adultos mayores y discapacitados y la construcción de rutas hacia los poblados donde trabajen pequeños campesinos. Los pueblos de sur de Chile no pretenden otras cosa que la presencia del Estado como regulador y constructor de un país justo y digno de ser vivido. La respuesta ante estos reclamos por parte del poder político ejecutivo fue la represión. Sebastián Piñera, Presidente de la República, decidió el traslado de la fuerzas especiales de carabineros a esta zona pacífica y poco acostumbrada a conflictos. El clima de violencia institucional, la agresión y persecución a los protestantes por parte de los carabineros trajo como consecuencia una pueblada. Bajo la consigna “Aysén, mi problema es tu problema” nació la Mesa Social de Aysén, agrupamiento de organizaciones y pobladores que se unieron para resistir y protestar. Varias semanas duró la toma parcial de distintas partes de Puerto Aysén, el pueblo epicentro del conflicto, teniendo que soportar la escasez de alimentos y restricciones de todo tipo. El escenario actual es el de la negociación con el gobierno de Sebastián Piñera por parte de la Mesa Social de Aysén para que resuelva los puntos del petitorio. También se esta tratando en el Parlamento la tan discutida y mentada, Ley Larga de Pesca. En el sur de Chile, en este comienzo de 2012 se está librando una dura batalla, la CTA dijo presente en apoyo a los sueños de lograr una región y por qué no un país y un continente libre, soberano y dignificado.

Fuente: www.ctacapital.org.ar