Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: EDITORIAL: "EXISTE LA REALIDAD Y LA "REALIDAD" - Cuando empezamos el día, cuando abrimos los ojos al despertar, ¿Qué pensamientos tenemos? ¿Qué "realidad " construimos? Cuando empezamos el día, podemos decidir cómo vamos a encarar la jornada, qué vamos a generar alrededor. .... leer la editorial completa ....

viernes, 13 de enero de 2012

CHACHO LIEMPE DIO A CONOCER SU PRIMER DISCO MAPUCHE

8 de enero de 2012 (Avkin Pivke Mapu-Komunikación MapuChe).- Se denomina “Buscando el sur” y recoge composiciones propias, algunas de las cuales reconocen más de 30 años de antigüedad. Milonga camperas, polcas y muchos pensamientos, en los que no faltan referencias a la lucha del Pueblo Mapuche. La mayoría de la gente referencia a Chacho Liempe como un conspicuo integrante del Consejo Asesor Indígena (CAI), la organización Mapuche más veterana de Río Negro. Pero además, el protagonista de tantas luchas atesora otra faceta que quizá sólo recuerden los memoriosos que asistían a las inolvidables noches de “La Patagonia canta en Bariloche”. Porque sí, Liempe es además cantor popular de estos pagos... Y acaba de sacar su primer disco.

Bariloche (El Cordillerano).- En efecto, “hay mucha gente que me conoce, sobre todo la gente del campo, la gente nuestra. La que está todavía en el campo y va a seguir estando, los que están volviendo y los miles que están en las ciudades, porque hace bastantes años que ando. En un principio anduve con la guitarra, cuando era más joven y después, con el nacimiento o al renovarse la lucha del pueblo nuestro, mi participación por pertenencia y por pensamiento hizo que anduviera más en la organización y dejara un poco de costado a la guitarra, aunque siempre anduvo la guitarra conmigo, en cada una de las partes donde he andado”.
El referente del CAI compartió estos conceptos durante la última edición de “Wiñoy Tayiñ Xekan”, programa Mapuche que se emitió por Radio El Arka hasta finalizar 2011. “En cualquier situación: en las reuniones, en los trawün, en cualquier lugar... La gente siempre sabe que siempre hemos estado compartiendo con la guitarra”, insistió Liempe. “Justamente, el reclamo de la gente a la que pertenezco era que grabara porque hace muchos años que empezamos a organizarnos, por lo menos en el CAI ya hace 30 años... Nunca había tenido la posibilidad y ahora se dieron las condiciones para retomar la guitarra con un poco más de tiempo y pude hacer este disco”.
Estética campera, reflexiones profundas, menciones a la lucha del pueblo mapuche en Río Negro, “el disco tiene un poquito de cada cosa, tratando de que sea un poco del gusto de cada uno, porque hay algunos que con más participación, entienden y sienten más el contenido de lo que es la lucha nuestra. Algunas canciones como Guitarra, vieja guitarra, tienen que ver con hechos importantes de la lucha de nuestro pueblo porque fue cuando se discutió la Ley 2287, uno de los puntos importantes, no sólo por el hecho de elaborar una ley, sino porque ese mismo hecho nos permitió después de muchísimos años, juntarnos una cantidad de gente y demostrarnos a nosotros mismos y al mundo que seguíamos vivos. Entonces, ese fue un hecho importante que quedó registrado en esa letra, la gente más antigua la conoce”, aseguró el militante mapuche.



Un anhelo
Pero además, en “Buscando el sur”, tal el nombre de la placa, “hay otras cosas que tienen que ver con la vida nuestra en el campo, con contar situaciones y vivencias de lo que es la manera más simple de la vida en el campo, como es el caso de las polcas, que cuentan una historia en Como campeando, o cuentan un hecho importante de la vida comunitaria como la señalada, que tiene muchas vivencias y muestra una de las características de nuestro pueblo que es la vida comunitaria”, detalló.
El título del disco tiene una explicación que se vincula con el fuero íntimo del cantautor. “Me ha tocado estar bastante lejos de la región cuando era muchacho. Y eso me llevó a mucho sufrimiento, o sea que lo que uno cuenta es para que la gente que no pertenece al pueblo mapuche vaya entendiendo, porque la gente a la que nosotros pertenecemos, lo entiende perfectamente porque todos sufrimos la misma situación: la soledad, el desarraigo... Muchas veces, la desintegración de la familia a la que nos llevó el accionar del Estado este, al invadir nuestro territorio. Muchas veces, recién nos estamos encontrando familias que estuvieron separadas durante la vida de toda una generación o de generaciones. Es la vida de lo que es estar lejos de nuestro territorio, a eso lo trato de explicar en algunas canciones. Vivimos en nuestro territorio, desarrollamos nuestra vida, pero todavía estamos luchando para poder asentarnos como tiene que ser. De ahí que el desarraigo no es estar solamente lejos, sino también para miles de la gente nuestra, en nuestro propio territorio, hoy tenemos que vivir en los pueblos y ciudades, prácticamente como extranjeros. A todo ese sentimiento lo trato de transmitir cuando hago la canción esta y con el motivo del disco: continuar volviendo, continuar encontrándonos”. Y la música puede ser un excelente vehículo para acelerar ese reencuentro.

Más temprano que tarde
Algunos de los temas que integran “Buscando el sur” reconocen más de 30 años de antigüedad. Pero para Chacho Liempe, la grabación no sufrió una demora, más bien llegó cuando tuvo que llegar. “Primeramente, yo hago y canto lo que pienso. Eso la gente nuestra lo sabe, pero eso a veces lleva a situaciones que para algunos podrían ser difíciles, porque cuando no se puede vivir como el resto de la gente, con un sueldo, con condiciones económicas mejores, a veces que ir echándole solamente arroz y polenta... Eso no se da por falta de capacidad para trabajar, porque en el caso mío yo soy carpintero, tengo oficio y puedo rebuscármela, pero mi decisión no tiene sólo que ver conmigo, porque muchas veces nuestros mayores, nuestros ancestros, nos destinan para una actividad. Y eso hay que llevarlo adelante”.
Confió el referente del CAI que “entonces, para lo que algunos es sacrificio, para otros es natural en la vida... Esa situación, la imposibilidad económica y no prestarme a que me manejen, porque este disco lo hice con las facilidades donde lo grabé y la buena voluntad del hombre... La tapa la hizo mi hija y las copias las va haciendo gente conocida que me aguanta que le vaya pagando de a poco. Esas son las cuestiones fundamentales por las que costó llevarlo”. Pero llegó.