Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: ENredADES - Trabajamos muchas horas para cobrar salarios que no alcanzan y nos quedamos sin el tiempo para generar otras economías, otros vínculos, otras formas de organización y abastecimiento, no sólo de nuestras necesidades primarias sino también de nuestros deseos y sueños.... leer la editorial completa ....

jueves, 27 de octubre de 2011

NOTA DE COOPETEL A LA ASAMBLEA EN DEFENSA DEL AGUA Y LA TIERRA

Por Gustavo Rivero (secretario)

El Bolsón (CooPetel).- Tenemos el agrado de dirigirnos a Uds. en relación a la nota de referencia informándoles que este Consejo de Administración ha resuelto responderles de acuerdo al texto que se adjunta a la presente, solicitándoles propongan Uds. la estrategia de comunicación pública de la misma.
“En relación a la presentación del emprendimiento inmobiliario Laderas del Paralelo 42 S.A., que ha desembocado en debate ideológico hacia el interior de nuestra cooperativa, promovido por asociadas y asociados, vecinos autoconvocados del paraje Mallín Ahogado; el Consejo de Administración de Coopetel expresa:
La imposición unilateral de proyectos urbanísticos privados implica la modificación de formas de vida y códigos culturales de vecinos comunes que en muchos casos no se ven incluidos en los procesos que hacen a estas transformaciones; y que habitualmente no cuentan con la Información Pública disponible para conocer, estudiar, participar y decidir en libertad. La ausencia de planificación pública, urbana estructural de nuestra localidad, mantiene a nuestra comunidad inmersa en un escenario de permanente conflicto y polarización social.
La imposibilidad de acceso público a las costas de un lago, la pretensión de construcción de aeropuertos privados, el intento de traslado del aeródromo local para dar lugar al desarrollo inmobiliario especulativo, la apropiación de un río y la imposición de una usina hidroeléctrica privada como única solución a la problemática de energía, o la construcción de esta urbanización de 300 hectáreas, son todos ejemplos de que la planificación de nuestro hábitat es gestada como paquetes cerrados lejanos a las necesidades de nuestra comunidad y en todos los casos las decisiones son tomadas por muy pocas personas.
Frente a la innegable realidad de la maximización de la rentabilidad del suelo y la explotación de los recursos naturales, asistimos como ciudadanos a la cotidiana imposibilidad del acceso a la vivienda digna, la insuficiencia de infraestructuras básicas, la segregación socio territorial y la ausencia del Estado Municipal en su rol de planificador.
Una comunidad que no discute públicamente su futuro y que no logra encontrar los consensos necesarios que permitan presuponer una planificación sostenible, promueve un crecimiento desigual e inequitativo.
Hablamos de la ausencia de políticas públicas que promuevan una ciudad inclusiva; nos vemos sometidos a contabilizar de antemano cuantos “SI”, o cuantos “NO”, obtiene un proyecto urbanístico puntual, sin saber a ciencia cierta de qué se trata integralmente o cuáles son sus alcances.
Mientras estas formas no se modifiquen nuestra comunidad continuará sufriendo las miradas simplistas que fomentan las dicotomías y la polarización.
Desde la actual conducción de Coopetel nos propusimos la reactivación de una empresa social comprometida con el presente y el futuro de nuestra comunidad. Consideramos la planificación urbana un tema complejo, y deseamos participar. Nada de esto sería posible si no apoyáramos las iniciativas de vecinas y vecinos organizados, acompañándolas e interactuando con ellas. Creemos que este es el camino y estamos convencidos de que es rol indelegable del Estado conducir esta dialéctica, promover la Planificación Participativa y sumar a todos los actores sociales interesados. Consejo de Administración de Coopetel”
Sin otro particular y saludamos a Uds. Atte.