Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

miércoles, 9 de marzo de 2011

DOCENTES DE SANTA CRUZ CONTINÚAN LUCHA INICIADA EN 2007

Por Karina Dodman (Corresponsal ANS, Santa Cruz)

Santa Cruz, sábado 5 de marzo de 2011 (Agencia Nodo Sur).- En el mes de diciembre el gremio de docentes de Santa Cruz, ADOSAC y el gremio de escuelas técnicas, AMET, advertían con bombos y platillos que, si no se convocaba a paritarias y se acordaba un aumento salarial, no se comenzaría el ciclo lectivo 2011 en la provincia.
Recién el 22 de febrero del corriente, el gobierno recuerda el pedido de paritarias producto de la insistencia de los gremios. Se lleva adelante una reunión donde los sindicatos despliegan un petitorio con los reclamos inmediatos de los docentes.
Luego de haber conseguido con la unidad, la organización y la lucha en el 2007 que se les pase al básico todo lo que cobraban en “negro”, los docentes y el gremio siguen apostando a mejorar la condición de los educadores.
Los puntos básicos del petitorio son:
- un 50% de incremento al básico.
- el pago de la ayuda escolar en una sola cuota y de igual monto para todos los niveles educativos.
- la devolución de los días caídos (por paro) de los años 2009 y 2010.
- aumento en los montos por escolaridad congelados desde hace más de 20 años.
- el cese de la intervención de la Caja de Servicios Sociales de la provincia.
- la eliminación del impuesto a las ganancias del salario de los trabajadores.
- Posicionarse en contra del sistema jubilatorio provincial ya que reduce indirectamente en un 2 % los salarios provinciales, con la pérdida del 82 % móvil del mejor salario, entre otros.
El gobierno de Peralta, sin embargo, hizo oídos sordos a los reclamos del sector y la propuesta de aumento por parte del gobierno no existió. Claro, que la atención por parte de estos estaba puesta en la renegociación de áreas petroleras con YPF.
Frente a esta realidad, el gremio convoca a Congreso Provincial de ADOSAC, donde se decide ir a medida de fuerza.
El día 25 de febrero se convoca a una movilización en donde participaron aproximadamente 100 docentes reclamando paritarias y aumento ya. Pero la respuesta del gobierno kirchnerista no fue otra que la del apriete. No sólo el Secretario de trabajo afirmó que se les descontaría el día a quienes hagan uso de su derecho constitucional de hacer huelga, sino que la Coordinadora de EGB intimó a los docentes por medio de una nota en donde notificaba a aquellos que habían titularizado que debían presentarse el día lunes 28 de febrero a cumplir funciones.
Bajo este contexto de aprietes, no sólo del gobierno sino de su patota particular, la patota de la UOCRA, los docentes santacruceños le dijeron una vez más no a la política del gobierno, mientras el gobernador negociaba en China vaya a saber qué.
El lunes pasado, como medida de fuerza estaba programado un paro y movilización. Durante varios días el gobierno y los militantes del Frente para la Victoria, desprestigiaron a los docentes (como es habitual en su política frente al reclamo de los trabajadores) en todos los medios posibles, acusándolos de vagos entre otras cosas que no valen la pena reproducir.
El resultado fue una nueva bofetada para los gobernantes. Se estima que el acatamiento al paro fue de un 80% en la provincia. El dato más significativo es que, mientras el presidente del Consejo de Educación abría el ciclo lectivo en una escuela privada, centenares de docentes salieron a las calles a marchar para decirle que la lucha continua. En Santa Cruz nuevamente los educadores cantaron, marcharon y dejaron bien en claro que no están dispuestos a aceptar ni los aprietes, ni las migajas. Ahora, se espera la convocatoria a Asamblea en las filiales y convocatoria a Congreso para determinar el camino a seguir.
Sin lugar a dudas, el camino seguirá siendo la unidad y la lucha, para conseguir sueldos acordes a la canasta familiar y defender la educación pública.