Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SÓLO GRACIAS A AQUELLOS SIN ESPERANZA NOS ES DADA LA ESPERANZA” - ...Así termina Herbert Marcuse -citando a Benjamin- su obra El hombre unidimensional en la primer mitad de los años 60 del siglo pasado, una obra en la cual explícitamente agradece a “El American Council of Learned Societies, la Louis M. Rabinowitz Foundation, la Rockefeller Foundation y el Social Science Research Council me han otorgado becas que facilitaron mucho el término de estos estudios”… paradojas aparentes, no? ... leer la editorial completa ....

miércoles, 26 de diciembre de 2012

OPINIÓN: EL SAQUEO INTERIOR

Por Marcos Vianchetto

Hay una mirada que nos estamos olvidando sobre las imágenes que vimos a través de los medios masivos de comunicación sobre un puñado de saqueos en algunos supermercados de nuestro país, Argentina, días antes de la celebración de la navidad de 2012.
La imagen en cuestión refleja a personas encapuchadas corriendo con objetos robados, principalmente televisores muy caros, de esos ultra modernos.
Y entre las opiniones sobre estos episodios aislados, los más idiotas compararon estos hechos con la crisis económica del año 2001.
En contraposición, los comentarios más razonables al respecto, sostuvieron que esto sólo pasó en pocos lugares y que fue agitado por lo peor de la política, los mafiosos de siempre.
La gente con la que más coincido explica también que hoy no robaron comida como en 2001, sino que los bienes más preciados de saqueo fueron los televisores de última generación, los LCD.
Yo no creo que haya sido sólo eso, pero sí en gran parte. Tampoco creo que no exista gente que no pase hambre entre los 50 millones que somos, aunque nadie planteó ese debate, estábamos hablando de otra cosa. Pero siento la necesidad de decir que sí creo que debe haber personas que la pasan bastante mal en lo económico, hoy. Asimismo, pienso que la pobreza no es algo sistemático como pasó antes y que se la combate decididamente, hoy también, porque hay un claro y firme camino emprendido hacia la igualdad.
Pero quiero salir de este análisis bipolar de "crisis o no crisis" para mostrar una tercera y simple visión de lo ocurrido: en esta sociedad donde SER es TENER, esos encapuchados que saquearon no estaban llevándose solamente un aparato caro para revender o para usar en su casa, creían también que estaban llevándose una garantía para ser mejores personas, para ser "como hay que ser".
Eso es lo que por acción u omisión vendemos como sociedad todos los días, en cataratas constantes de información, a través de los diarios La Nación y Página/12, las radios 10 y Nacional, con Tinelli, Grondona y 678, y con miles de carteles en la calle: ¿QUERÉS SER MÁS? ENTONCES TENÉ MÁS. ¡SOS LO QUE TENÉS!
Y hoy, entre lo último de lo último que podés llegar a cargar en tus manos o en un chango, mientras corrés saqueando un local, están los LCD.
Y ahí va el tipo corriendo con un SUPER TELEVISOR que le va a decir todos los días cómo tiene que ser una mujer para ser considerada bella, cuánto tiene que tener y de qué para ser feliz, qué tiene que regalar para conseguir amor y aceptación, o qué cerveza tiene que tomar para poder hablarle a la persona que le gusta. Y si no lo puede pagar... FRUSTRACIÓN, TRISTEZA, GANAS DE ESCAPAR DE LA REALIDAD, DROGA, ROBO, Y UNA BALA EN TU CABEZA, UNA BALA EN SU CABEZA, y el mundo sigue igual, sin él, sin vos, sin mi, alimentando este monstruo voraz que no tiene nacionalidad ni ley que lo limite.
Ese es el problema, manito, para mi. Y no soy un genio: hay tipos que lo dijeron hace más de 200 años.
El saqueo empezó hace rato, y no sólo en los recursos naturales. Los medios de comunicación formatean nuestro armado interior de valores, nos saquean, y nos dan otra escala de valores y prioridades ya armada a medida de las empresas multinacionales.
ESTE ES EL SAQUEO MÁS GRAVE, no ese televisor de mierda, y este robo que sufrimos a diario es de los peores que puede haber, nos arrebatan por la fuerza nuestra razón de ser, nuestra esencia de seres humanos capaces de amar, de ser solidarios, de medir a las personas por su corazón, por su intelectualidad y buena leche, de trabajar por el bien común y no por mi propio beneficio o el de mi familia solamente. Nos hicieron creer que a la gente se la mide por su perfume, su auto, su casa o su LCD.
Y además: ¿CÓMO LE SACÁS UNA FOTO A ESTE SAQUEO INTERIOR?