Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: EDITORIAL AGRUPACIÓN ROJINEGRA Y ANPP - De que somos soberanos? De nuestro pensamiento? Nos hacemos preguntas? O aceptamos lo impuesto, lo normado, lo "naturalizado"? Somos soberanos de nuestros cuerpos? Decidimos curarnos, curarnos nosotres? O aceptamos prescripciones y recetas? ... leer la editorial completa ....

martes, 5 de febrero de 2019

EDITORIAL AGRUPACIÓN ROJINEGRA Y ANPP

Sube la loma con el bidón en una mano, en la otra le hije, y la música sigue sonando.
¿Qué realidad vivimos?
¿Qué vendría a ser la realidad?
¿Existe una crisis social?
¿Económica?
¿Qué es "la crisis"? Aceptamos palabras que no sabemos con certeza qué significan?
Las redes, ¿qué son?
¿Redes? ¿Qué atrapan? ¿Qué pescan? ¿Qué nos convierten en cardumen?.
El bosque arde, pero en la plaza del pueblo suena la fiesta, la música llega hasta los barrios donde no hay agua, bajo el sol.
¿Y qué hacemos? ¿Qué actitud tomamos frente a los demás?
Paremos el auto, demos una mano para sostener el bidón, llevemos a quien hace dedo, seamos redes de manos dadas, las redes nos fortalezcan. Necesitamos cambiar esta realidad, y no depende de un sistema. Es cada cual. Es la educación que dejamos a nuestres hijes. Es el acto cotidiano, es parar y mirar. Parar y dejar que salga lo que pensamos. E incluso ayudar a que nos salga. Son los valores de siempre, la solidaridad, la hermandad, el mirar a les demás. Pensar qué necesitan, cómo construir algo diferente juntes. Intentan llevarnos hacia el individualismo, hacia un "asegurarnos eso que nos merecemos". Eso por lo que hemos trabajado duramente. Y que cada cual se arregle.... Y así nos tenemos. Individualistes, resentides, miedoses, imposibles. Pero también angustiades, insatisfeches, cansades y queriendo, por tanto ser capataces obsecuentes de esta pirámide imaginaria.
Podemos hacer mejor. Podemos hacer diferente. Podemos cambiar/nos. Podemos transformar nuestros espacios. Podemos juntarnos con otres a crear espacios diferentes. Ahí no nos sentiremos ni agobiades, ni desausiades. Empezaremos a ver sonrisas, y manos tendidas. De eso se trata.