Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

miércoles, 11 de noviembre de 2020

ARCIONI ENCIENDE LA PROVINCIA CON UN BIDÓN DE COMBUSTIBLE

El Bolsón (ANPP).-Arcioni parece olvidar que ganó las elecciones prometiendo reparar la situación económica que ya era un problema desde el fallecimiento de Das Neves. Prometió ordenamiento y cancelación de deuda. No sólo no ordenó, ni canceló la deuda con el sector de trabajadorxs estatales, sino que además les reprimió en reiteradas oportunidades. 
Jugó a hambrear al pueblo para que se diera licencia social a la MEGAMINERÍA. No lo logró. Siempre al borde de ser eyectado, ha permanecido en su puesto bancadoprimero por Macri y ahora por Fernández.
Así y todo, el pueblo no ha cedido ni un paso. Quienes más afectades están, que son les trabajadores estatales, son les primeres en salir a la calle. 
Compartimos el comunicado de prensa recibido en nuestra redacción:


Esquel, 11 de noviembre de 2020
CONFERENCIA DE PRENSA
Desde la Asamblea Interhospitalaria del Noroeste de Chubut nos resulta imperioso expresar nuestro más profundo repudio ante los anuncios del Gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, de instalar la zonificación minera en esta provincia. Este funcionario, junto a su gabinete, sigue demostrado un profundo desprecio por el pueblo de Chubut. Desde hace años nos maltrata negándonos el acceso a derechos humanos tales como salud, educación, vivienda y trabajo dignos. También, y desde hace mucho tiempo, nos somete a condiciones de vida angustiantes al no pagarnos los salarios en tiempo y forma a quienes trabajamos en el ámbito estatal. 
Mariano Arcioni, no conforme con las vulneraciones y mentiras permanentes, ha anunciado recientemente la implementación de la megaminería en la provincia de Chubut. 
Como trabajadoras y trabajadores de la Salud de esta provincia nos manifestamos en contra de estos emprendimientos desde hace muchos años y esperamos que así también lo haga el Ministro de Salud de la Provincia de Chubut, Fabián Puratich. 
Como parte de esta comunidad hemos transitado un camino constante y continuo de educación popular, a través del cual hemos estudiado, aprendido y comprendido que la megaminería implica solo destrucción, contaminación y muerte. Consideramos que nuestra voz debe ser escuchada, no solo por ser parte de la comunidad, sino también porque nuestro trabajo para el cual nos capacitamos y ponemos a disposición del pueblo, es el cuidado y preservación de la Salud de las personas. Y nada hay más opuesto al sentido de nuestra tarea, que los proyectos megamineros.
Consideramos oportuno recordar que la megaminería utiliza químicos contaminantes en las diferentes etapas de los procesos extractivos como el cianuro, explosivos de diferentes clases y sales de plomo, entre otros. No podemos dejar de mencionar que el cianuro utilizado en la lixiviación (separación del metal de interés del resto de la roca) es letal para los seres vivos (animales, plantas y seres humanos) ya que genera muerte celular. En las personas, la intoxicación por cianuro puede producir severa afectación de mucosas, del sistema digestivo, complicaciones pulmonares, cardíacas, respiratorias y malformaciones fetales. Estos compuestos, una vez introducidos en el ambiente, generan residuos tóxicos que permanecen muchísimos años en los suelos, el agua y el aire, no existiendo aún ningún proceso de comprobada eficacia para eliminarlos.
La roca que contiene el mineral se extrae del subsuelo con el uso de explosivos, mediante voladuras de miles de toneladas de roca diarias, lo que genera sustancias con diferentes grados de toxicidad producidas por la ruptura y pulverización de la roca. Este proceso produce ácido sulfúrico que genera movilización de metales pesados, lo que se conoce como drenaje ácido, el cual degrada severamente la calidad del agua y la puede tornar prácticamente inservible. Los metales pesados considerados más dañinos para la salud humana son el arsénico, el plomo y el mercurio, los que no solo contaminan las aguas, sino que se van acumulando en todos los seres vivos que son, a su vez, nuestros alimentos. La intoxicación con metales pesados puede generar afectación de prácticamente todos los órganos del cuerpo humano y diferentes tipos de cáncer tales como cáncer de pulmón, vejiga, próstata, hígado, laringe, estómago, linfomas y leucemias.
Tal como ya han señalado y advertido las y los pediatras de la región noroeste de Chubut en mayo de 2012, en una contundente declaración sobre los riesgos sobre la salud de las personas generados por los emprendimientos megamineros, son lxs niñxs en gestación y en crecimiento y lxs adolescentes, quienes sufren mayormente el enorme impacto que estos productos químicos generan en su desarrollo y crecimiento. 
Por otra parte, se hace imprescindible destacar que éstos emprendimientos consumen cientos de litros de agua dulce por segundo. Debe tenerse en cuenta que gran parte de esa agua no podrá ser utilizada posteriormente por ningún ser vivo por quedar definitivamente contaminada. La OMS considera que la cantidad básica de agua que un ser humano requiere para su vida es de 80 litros por día y hoy vivimos en un mundo en el que el agua dulce es un recurso cada vez más escaso. Ningún emprendimiento que no contemple la conservación segura del agua para las generaciones actuales y futuras podrá contar con el aval de trabajadoras y trabajadores de la salud, ya que el derecho a la vida y a la salud están por encima de cualquier proyecto económico.
Sabemos que esta profunda crisis que estamos sufriendo y que está dañando profundamente el tejido social de nuestra población, es producto del mal-gobierno, de estafas al pueblo y de sucesivas deudas contraídas cuyos fines son desconocidos por la comunidad y los funcionarios no están dispuestos a investigar. Esta crisis de diseño tiene como finalidad hacernos creer que la megaminería será la solución a nuestros problemas. Sin embargo, no somos ingenuxs y no cambiaremos sueldos ni promesas por megaminería.  Éstas estrategias traicioneras ocultas detrás de falsas promesas de puestos de trabajo y bienestar, generan fuertísimos impactos en la salud psicosocial del conjunto de la población. Este daño está generado tanto por el estrés permanente sobre las personas que ven vulnerados sus derechos humanos en un contexto de crisis permanente, así como también por la constante tensión y energía puesta por la comunidad para defenderse, aún en contextos de hambre, del avasallamiento que implican estos proyectos extractivos. 
Sabemos que la salud es un concepto mucho más grande que la mera ausencia de enfermedad. La construcción de proyectos de vida sustentables y amorosos con el medio ambiente, la posibilidad de disfrutar de nuestro entorno, el ser partícipes de la construcción de la vida que deseamos vivir sin abandonar nunca la lucha por nuestros derechos, son muestras contundentes de salud colectiva. Este pueblo ya dijo que NO A LA MEGAMINERIA, sabe que EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO y no está dispuesto a negociarla ni a venderla.
Como trabajadoras y trabajadores de la salud, somos parte de esta lucha y apoyamos a quienes luchan contra el extractivismo megaminero que genera verdaderos ecocidios. Nosotras y nosotros defendemos el agua y la vida. Queremos dejarles a las generaciones venideras un mundo habitable en el que puedan ser felices. 
Nuestro horizonte es la construcción colectiva de la salud desde la garantía de los derechos humanos. Y por eso seguiremos luchando siempre.
NO A LA MEGAMINERÍA EN CHUBUT - No pasarán. No pasarán. No pasarán! 
Fuera Arcioni! Fuera!
- Asamblea Interhospitalaria del Noroeste de Chubut -