Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: DEMOCRATIZAR LA DICTADURA, HABILITACIÓN PARA MATAR ... El gobierno antipopular de Macri propone una reforma al código penal, para de una vez por todas, "democratizar la dictadura". Cuando las fuerzas de seguridad(?) tienen habilitación para matar o lesionar en la calle, en penitenciarias, la situación hay que revisarla con ojos de buen entendedor. Sí te manifestás, me das pie a que te mate. Sí protestás, me das pie para que te mate. ... leer la editorial completa ....

jueves, 7 de junio de 2018

COMUNICADO DE LA CTEP EL BOLSÓN: "NECESITAMOS LA EMERGENCIA EN VIOLENCIA DE GÉNERO, ADICCIONES Y ALIMENTARIA YA."

El Bolsón (ANPP).-COMUNICADO:

NECESITAMOS LA EMERGENCIA EN VIOLENCIA DE GÉNERO, ADICCIONES Y ALIMENTARIA YA.
Ante la violencia cotidiana sufrida por niñas y niños en El Bolsón que fueran de público conocimiento en las últimas semanas y la situación de vulneración de derechos que se mantiene, desde la Junta Promotora de CTEP de El Bolsón manifestamos nuestro mas fuerte respaldo a las compañeras del Centro Comunitario del Barrio Alma Fuerte y nuestro repudio a los intentos reiterados de estigmatizar a la población de la Loma del Medio.
En El Bolsón hay al menos 23 barrios populares que no tiene resuelta la situación dominial y no tienen servicios básicos, entre los que se encuentra Loma del Medio. Somos familias que decidimos conquistar con nuestras  manos el derecho a un espacio de suelo para vivir. Somos familias trabajadoras que sufrimos la ausencia de políticas de estado que garanticen un hábitat digno. Sufrimos en nuestros barrios la complicidad  política y policial con el narcotráfico, que pudre todos los vínculos, que rompe todos los valores morales y genera violencias dentro de las familias especialmente contra mujeres, niñas y niños.   
El compromiso con su pueblo  de las compañeras que construyen y sostienen  los centros comunitarios de El Bolsón son “fusibles” que evitan mas violencias en nuestros barrios. Que haya compañeras dándole una merienda o almuerzo a familias completas no es bueno, ni algo para ponerse contento, muestra que hay muchas necesidades básicas insatisfechas. Pero nosotros no podemos quedarnos mirando sin hacer nada, por eso para quienes ponen cuerpo y alma para ayudar a quien esta más débil,  nuestro respeto, solidaridad y respaldo. ¿Qué pasaría si nadie atendiera esa demanda?
En nuestros barrios y parajes las niñas y niños son el extremo más frágil y vulnerado por la violencia institucional, con golpes y persecución por un lado y con falta de derechos, prejuicio, estigmatización y pasividad por el otro. No accionar es cómplice de la injusticia. Necesitamos que se declare en la localidad la  Emergencia en Violencia de Género en Adicciones y Alimentaria ya. La violencia intrafamiliar es  resultado de la injusticia social.
Las instituciones del estado no dan respuestas a la vulneración reiterada de los derechos de niñas y niños. ¿Van a seguir diciendo que hacen todo lo que está a su alcance o que no pueden hacer nada? Con “lo que hay” no alcanza, esta injusticia recae cotidianamente sobre niñas y niños que no tienen garantizado su derecho a la educación porque no hay escuelas cerca,  los caminos son intransitables y es la excusa perfecta para recortar recorridos del transporte escolar. En Loma del Medio viven  niñas y niños que no cuentan con agua para vivir, ni pensar en agua potable o luz eléctrica.
Nos toca luchar contra el neoliberalismo desde nuestra cotidianeidad, con los pies en el barro transformamos la realidad. Por eso en  los Centro Comunitarios no solo se dan meriendas o almuerzos, hay talleres, cursos, bibliotecas, apoyo escolar, colectivas de mujeres y ámbitos donde al menos intentar re-crear vínculos de respeto y solidaridad aunque el contexto sea muy difícil.   
 Queremos vivir en paz sin embargo el hambre, el hacinamiento y la violencia institucional por ser pobres,  sumado a la añosa falta de políticas de viviendas y acceso al suelo generan tensiones y violencias que dañan la convivencia y tiran abajo cualquier pretensión pacifista.
Que nos digan en la cara que porque no tenemos mensura no tenemos derecho a tener agua es violencia y da bronca. Da bronca que en pleno invierno, con lluvia, helando o con nieve mujeres y hombres, familias enteras tengan que caminar todos los días con bidones para buscar agua. Las vecinas y vecinos de los barrios populares transformamos esa bronca en fuerza y organización, por eso construimos espacios comunitarios para producir, para formarnos, encontrarnos y, aunque nos lo quieren negar, ponemos a andar nuestro derecho a soñar.
Llamamos la atención a todos los funcionarios y autoridades políticas e institucionales, el hambre no espera, la violencia intrafamiliar deja marcas de por vida y también mata. Si un niño o una niña logran pedir ayuda, hay que priorizar auxiliarlos y resguardar su integridad. Los problemas comunitarios se resuelven comunitariamente cada uno tiene que hacer su parte, reiteramos nuestra disposición a trabajar en soluciones concretas y convocamos a todas las mujeres y hombres de nuestros barrios populares a participar democráticamente de las organizaciones barriales, cooperativas, convocamos a aportar en los espacios comunitarios para construir poder popular que mejore nuestra condición de vida y nos de dignidad.
Convocamos a las trabajadoras y trabajadores de El Bolsón a defender nuestro presente, a canalizar la bronca en protesta y la protesta en propuestas.
A las niñas y niños de nuestros barrios los vamos a seguir defendiendo. Vamos a seguir luchando por sus derechos.
Sin poder popular, no hay justicia social.
Contactos de Prensa: (no publicar)
Yazmin  Beigbeder 0294154306714
Juan Fernández 02944498443