Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: DEMOCRATIZAR LA DICTADURA, HABILITACIÓN PARA MATAR ... El gobierno antipopular de Macri propone una reforma al código penal, para de una vez por todas, "democratizar la dictadura". Cuando las fuerzas de seguridad(?) tienen habilitación para matar o lesionar en la calle, en penitenciarias, la situación hay que revisarla con ojos de buen entendedor. Sí te manifestás, me das pie a que te mate. Sí protestás, me das pie para que te mate. ... leer la editorial completa ....

martes, 3 de abril de 2018

A OCHO MESES DE LA DESAPARICIÓN FORZADA DE SANTIAGO: "UN SÍMBOLO DE LO QUE EL ESTADO NO DEBE HACER"

(RedEco).- Compartimos las 11 razones que dió Sergio Maldonado en el acto que se hizo en la Ciudad de Mar del Plata, al cumplirse este 1ro de abril ocho meses de la desaparición forzada de su hermano Santiago.

 "UN SÍMBOLO DE LO QUE EL ESTADO NO DEBE HACER"
A ocho meses de la desaparición forzada de Santiago la primera noticia de su paradero se produjo a los 78 días de su ausencia y fue la aparición de su cuerpo sin vida flotando en las aguas del Río Chubut, y en el ínterin, sus familiares y todo el pueblo argentino fuimos sometidos a sucesivas maniobras de distracción de la verdad. 
 Luego de un tiempo prudente de espera, para que el poder Judicial nos diga qué pasó con Santiago, y quiénes son los responsables de su muerte, ante la ineficacia de la investigación, y la posibilidad de que su crimen quede impune, creemos necesario recordar por qué decimos que fue víctima de desaparición forzada seguida de muerte. 
 Y esto lo voy a enumerar en en 11 puntos. 
 1) Santiago estaba el primero de agosto de 2017 a la altura del km 1848 de la ruta 40, cuando ingresaron violenta e ilegítimamente más de 120 gendarmes a la Pu Lof en Resistencia de Cushamen.
 2) Las fuerzas de seguridad ingresaron tirando piedras; algunos corriendo; otros en vehículos, y disparando. Corrieron a las 6 o 7 personas que estaban junto a Santiago hasta la orilla del Río Chubut, disparándoles.
  3) Los gendarmes, además de dispararles, les tiraban piedras a las personas que cruzaban el río.
 4) Prefectura naval rastrilló el lugar más de 3 veces con resultado negativo.
 5) Canes adiestrados para la búsqueda de rastros humanos y cadavéricos rastrillaron el lugar más de tres veces con resultado negativo.
 6) Gendarmería Nacional y Prefectura participaron de la investigación aún siendo fuerzas dependientes del Ministerio de Seguridad de la Nación, comprometiendo la independencia de la investigación.
 7) Los rastrillajes negativos permitieron que los funcionarios y las funcionarias del gobierno negaran sistemáticamente que Santiago había estado el 1° de agosto de 2017 en el lugar de la represión de Gendarmería.
 8) Una diputada nacional que forma parte de la coalición de gobierno afirmó que había una posibilidad del 20% de que Santiago estuviera en Chile. Esta afirmación falsa fue reproducida y amplificada por los medios de comunicación.
 9) El Ministerio de Seguridad plantó pistas falsas en el expediente, desviando la atención de la responsabilidad de Gendarmería en la desaparición de Santiago. Entre tantas hipótesis falsas está la de que Santiago había sido herido en un ataque a un puestero de Benetton. También acusó falsamente a nuestra familia de no colaborar con la extracción de muestras de ADN.
 10) Los resultados de la autopsia no dicen ni cómo, ni cuándo, ni dónde murió Santiago.
 11) El cuerpo de Santiago estaba 80 metros río arriba del punto indicado por los testimonios y los rastrillajes.
 Por estas y otras infinitas irregularidades, mentiras, ataques contra la familia, pistas falsas, negaciones, ocultamientos, es que decimos que la investigación no ha sido ni diligente, ni efectiva, ni imparcial, ni exhaustiva. 
 Exigimos la conformación de un grupo de expertos independientes, de expertos en investigaciones de causas complejas, en las que el Estado esté sospechado, independiente del Poder Ejecutivo Federal. Un equipo que pueda tomar los testimonios que aun no se han recepcionado y que resultan imprescindibles para conocer la verdad de lo sucedido. Un equipo que investigue qué pasó con la mochila de Santiago y los restos de la fogata que iniciaron los gendarmes el 1° de agosto. 
La falta de avance en obtener la verdad pone en serio riesgo la obtención de justicia, y nos hiere cada día más.
 Crece la posibilidad de que se imponga una versión ridícula y consagre la impunidad. 
 El caso de Santiago se ha convertido, de tal forma, en un símbolo de lo que el Estado no debe hacer. Es necesario insistir a las autoridades estatales para que profundicen la investigación y den respuestas serias y fundadas. 
Es su responsabilidad y deben cumplirla.
 
Justicia por Santiago