Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: "ARGENTINA CAE EN EL EMBUDO DEL PLAN COLOMBIA" ... Argentina cae en el embudo del Plan Colombia. Y aunque muchxs traten de hacer quedar al presidente como un inepto, no hay nada más alejado a la realidad. O bien, es posible que Macri no comprenda la totalidad de lo que su gobierno está haciendo, pero sabe que es parte de un manual pensado y ensayado en varios países, construido por EEUU, en el que las burguesías locales se quedan con grandes migajas y entregan todo el resto y más a esos empresarios que manejan varios Estados además de sus empresas. ... leer la editorial completa ....

lunes, 26 de marzo de 2018

EDITORIAL: "PLANTAMOS MEMORIA, CAPACIDAD Y EXPERIENCIA PARA SEGUIR CONSTRUYENDO FUTURO"

El Bolsón (ANPP).-EDITORIAL DE LA AGRUPACIÓN ROJINEGRA:  "PLANTAMOS MEMORIA, CAPACIDAD Y EXPERIENCIA PARA SEGUIR CONSTRUYENDO FUTURO"


Retomamos esta semana el ejercicio de pensar y repensar, construir y reconstruir en forma horizontal y colectiva nuestro pensamiento y nuestra historia. Luego de una pausa en la que han ocurrido muchas cosas, estamos nuevamente aquí, en este espacio de expresión que hemos ido construyendo a partir de la necesidad de fortalecer nuestros logros, nuestras luchas, las del campo popular. Prensa del Pueblo retoma un lugar importante en estos tiempos en donde pretenden callarnos, porque es la única forma que encuentran de hacer menos evidente sus mentiras. 
Pero no hemos venido a crear un medio de comunicación sólo para mostrar que nos mienten, lo hemos hecho para recuperar el saber, la experiencia de nuestra gente, la que cree en algo más que la rutina del trabajo. La experiencia de quienes construyen un poder que no entra en un gobierno, no entra en un edificio de casa de gobierno, un poder que sólo la calle puede sostener... Un poder que es capaz de transformar nuestras vidas y al que por eso tanto le temen. 
Hoy, a cuarenta y dos años del golpe de la dictadura asesina de 1976, queremos recordar que necesitaron 30 mil asesinatos para intentar desaparecer un movimiento popular que comenzaba a crecer en toda Nuestra América. Un movimiento que se asemejaba a una ola, como decía el Che y que todo lo iba a bañar de cambio.  30 mil y muchos más eran los que militaban en los barrios y en las fábricas, en las escuelas y en los jardines de infantes donde se decía a los gritos que nadie sobraba y que todos  y todas tenían que vivir bien. Que todos y todas tenían derecho a construir su futuro. Eran los que gritaban a los cuatro vientos: "¡a desalambrar!", "...de todas partes vienen, sangre y coraje, para salvar su suelo los orientales, salen del poblado y del campo salen, los orientales (...) porque es ajena la tierra y la libertad ajena y porque siempre los pueblos saben romper las cadenas...! Eran diez, eran veinte, eran cincuenta, eran mil, eran miles, ya no se cuentan... rebeldes y valientes..."
Eran Tosco, eran Marito, eran cada uno y cada una de las que pateaban los barrios con consignas que despertaban vida, libertad y deseos... y somos los y las que levantamos banderas de libertad, de unión latinoamericana. Estamos. Intentan invisibilizarnos, pero estamos. No los desaparecieron, están, ellos, ellas y sus luchas en la memoria y en el hacer de nuestro campo popular creciente. Están en cada uno de nosotras, de nosotros. Porque aunque parezca que es difícil juntarse y producir objetivos a corto y mediano plazo, la organización de la gente se va profundizando, porque es la forma que tenemos de caminar. Por los 30.000, por Santiago, Luciano, Facundo, Rafa Nahuel y todos los asesinados en "democracia" seguimos caminando.  
Por eso es importante recuperar la palabra escrita y optimizar las redes que nos unen, para sumar fuerza y visibilización ante un Estado que excluye, que reprime, incrimina y persigue a quienes se animan a levantar la voz, y avanza impunemente pisoteando los Derechos recuperados de las clases populares. Entonces, es importante también disputarle sentidos a los medios hegemónicos, y recuperar las voces de esos excluidos, vulnerados, invisibilizados. La palabra escrita es la que se planta para hacer Memoria todos los días.
 
Foto de Julieta Distasio.