Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: "ARGENTINA CAE EN EL EMBUDO DEL PLAN COLOMBIA" ... Argentina cae en el embudo del Plan Colombia. Y aunque muchxs traten de hacer quedar al presidente como un inepto, no hay nada más alejado a la realidad. O bien, es posible que Macri no comprenda la totalidad de lo que su gobierno está haciendo, pero sabe que es parte de un manual pensado y ensayado en varios países, construido por EEUU, en el que las burguesías locales se quedan con grandes migajas y entregan todo el resto y más a esos empresarios que manejan varios Estados además de sus empresas. ... leer la editorial completa ....

viernes, 15 de julio de 2016

CACEROLAZOS CONTRA EL TARIFAZO EN TODO EL PAÍS.

El Bolsón (ANPP).-

Con cacerolas en mano miles de personas tomaron las calles en rechazo a la política de aumento en las tarifas de los servicios básicos, implementada desde diciembre de 2015 cuando Macri asumió el poder. 


Miles de argentinos se manifestaron este jueves nuevamente contra el aumento de los servicios de gas, electricidad y aguas, esta vez, con un cacerolazo que se escuchó en varias ciudades del país. 
La protesta tenía como consigna “Unidos podemos exigir que corten con los aumentos”. 
Ninguna localidad se salvó de los tarifazos que son aumentos de enre el 400 y 1000 por ciento de los servicios esenciales. Desde su llegada al poder, el 10 de diciembre pasado, Macri  comenzó a implementar una serie de medidas neoliberales que evidencian el brusco giro en la política del país.
El Cacerolazo en El Bolsón (tomado de un participante)
Desde las 19.45 comenzaron a concentrarse vecinas y vecinos de El Bolsón en la Plaza Pagano. A las 20 una señora dio el primer golpe a su cacerola con una cuchara de madera. Esa fue la señal para que los demás golpearan los más diversos artefactos y otros sus manos.
Pronto se agregaron los silbatos y dos perros hiperestimulados por los cacerolazos aportaban sus ladridos. Los autos que pasaban por la Avenida San Martín en ambas manos hacían sonar sus bocinas y encendían la balizas. Muchos vehículos decidieron estacionarse y aportaban sus bocinas al alboroto general. Las caras denotaban enojo y bronca pero también mostraban la variedad de procedencias ideológicas y sociales de los participantes. Hacia las 20.20 la concurrencia era muy nutrida y ocupaba el espacio que va desde el mural de Otoño hasta la escultura en el árbol seco.
A la 21 se corre la voz de que va siendo hora de desconcentrar, el frío era demasiado y la protesta estaba lograda.
Así fue el cacerolazo contra el aumento descomunal de tarifas, las políticas contra el pueblo y la entrega del país a los que siempre fueron sus enemigos.