Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

domingo, 10 de mayo de 2020

RÍO NEGRO: SIN PLATA PARA SALARIOS PERO SÍ PARA ÑOQUIS AUNQUE NO SEA 29

En plena situación de crisis y sin poder pagar los salarios en la primer semana, el Ministerio de Educación amplía su planta laboral con agentes de control político. 

El Bolsón (ANPP).- Compartimos el comunicado de prensa de la conducción de la seccional Cipolletti del sindicato docente UnTER:
Los ñoquis vigilantes de la cuarentena

Desde UnTER Cipolletti DENUNCIAMOS el intento descarado y torpe del Ministerio de Educación de ejercer poder de policía sobre los/as docentes de las escuelas técnicas de la provincia.
A través de una nota fechada el 6 de mayo, la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional comunica que pretende "acompañar" a las supervisiones y a las instituciones de educación técnico profesional mediante la creación de un nuevo escalafón intermedio, elegido dedocráticamente por zonas, a quienes las supervisiones y escuelas deberán entregar información acerca de cuántos estudiantes hacen las tareas, cuántos docentes participan activamente, qué estrategias y opciones han ofrecido tanto las escuelas en general como los/as docentes en particular para acercar los contenidos a los/as estudiantes. El argumento que esgrimen es que "pensemos en conjunto alternativas que nos ayuden a superar las dificultades que surjan".
En primer lugar, sería importante puntualizar que "las dificultades que surjan" ya surgieron. Hace cincuenta y dos días que se suspendieron las clases en la provincia y que las escuelas, docentes y familias están intentando no naufragar en un contexto para nada favorable. Un alto porcentaje de estudiantes ¡y de docentes! no cuentan con los elementos necesarios para llevar adelante el trabajo virtual. Mala conexión a internet, uso de datos limitados, falta de computadora, necesidad de compartir un mismo equipo entre varios miembros de la familia... Súmese a eso que algunas familias pasan hambre y otras batallan con bajos salarios o falta de trabajo y un largo etcétera. Esta situación afecta tanto a unos/as como a otros/as. ¿Y después de cincuenta días la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional se saca el pijama y se pone el uniforme? ¿Se le cortó Netflix?
Los equipos directivos y supervisivos han estado lidiando con esta nueva realidad desde sus inicios, los/as docentes intentando estrategias, proponiendo alternativas, contactando estudiantes, intentando llevar y mantener el contacto entre instituciones y familias, ensayando a través de prueba y error y sabiendo siempre que siempre será poco, porque no hay escuela sin presencialidad.
Mientras tanto, el Ministerio presiona para que se califique, diseña una plataforma para controlar la actividad docente que aún no puede hacer funcionar, nombra funcionarios/as de quinta línea para "pensar en conjunto", porque claramente les resulta difícil pensar solos. Pensar que esta situación se presentó hace casi dos meses y que dejó a todos/as los/as funcionarios del Ministerio, en la larga cadena que va desde Viedma a cada localidad, absolutamente paralizados/as, sin respuestas, sin estrategias, sin ideas.
Ante el reclamo de un salario de emergencia para cientos de docentes sin sueldo la respuesta del Ministerio no fue el silencio, fue aumentar la planta política con estos funcionarios que no sólo aumentan la burocracia ministerial sino que están específicamente designados para realizar un control cuasi policíaco sobre nuestra tarea docente.
La tarea pedagógica de pensar estrategias para enfrentar las diferentes situaciones que se presentan en el sistema educativo es prerrogativa del escalafón docente. ¿Quiénes son estos funcionarios nuevos, "pseudos punteros pedagógicos", que bajo la débil excusa de "pensar en conjunto" piden listas de docentes, cantidad de trabajo realizado, estrategias utilizadas? Los equipos directivos cuentan con esa información y trabajan conforme a ella. Además, ¿por qué deberíamos decirles qué estudiantes responden a las actividades? Los/as docentes ya tenemos ese diagnóstico y seguimos intentando diferentes tipos de abordajes. No tenemos nada que esconder, ni necesitamos que un ineficiente Gran Hermano nos monitoree a la distancia para justificar su sueldo. Entendemos que los equipos supervisivos como directivos pueden y deben ignorar a esta nueva casta de funcionarios, nombrados sin norma legal para una función que no está contemplada en ninguna resolución. Entendemos también que, mientras algunos/as supervisores/as se posicionan como máximo escalafón docente, defendiendo la honestidad pedagógica, otros/as se limitan a ser la correa de transmisión de los caprichos e ilegalidades del Ministerio.
Es necesario que el CPE también salga del sueño eterno y vuelva a sesionar, para que se termine el gobierno de facto del Ministerio, que como un monarca en miniatura gobierna a través de las Direcciones de Nivel. Es necesario que se revise y se aplique la normativa vigente y que se convoque a paritarias para analizar las nuevas condiciones de trabajo en las que los/as docentes realizamos nuestra labor.
Días atrás afirmábamos que el Ministerio da vergüenza ajena. Hoy podemos agregar que a veces la ineficiencia, testarudez e inoperancia demuestran que alguien no está a la altura de las circunstancias. En este sentido, sería un acto de nobleza que los/as funcionarios/as que no están preparados/as para enfrentar una crisis como la que atravesamos hoy den un paso al costado.

Comisión Directiva UnTER Cipolletti - 08/05/2020