Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

domingo, 27 de septiembre de 2009

POLICÍA REPRIMIÓ A TRABAJADORES DE TERRABUSSI

Buenos Aires, 26 de septiembre (Anred).- La policía reprimió ayer a los trabajadores de Kraft Food (ex Terrabusi) con un saldo de 65 personas detenidas, entre ellas 28 trabajadores y cuatro heridos, según informó la policía. Dentro del playón de la planta había más de 300 efectivos entre policía montada, bonaerense y gendarmería.
Una gran cantidad de manifestantes se encuentran en Avenida de Mayo y 9 de Julio y siguen convocando para repudiar la represión y solidarizarse con los despedidos.
A su vez, esta noche a las 20 horas se realizará una conferencia de prensa, convocada por las organizaciones sociales, en CTA Capital, en Independencia 766.
"La policía entró y desató una represión feroz sobre los familiares que estaban afuera y hacia los trabajadores que estaban adentro" dijo a ANRed el abogado de los trabajadores, Edgardo Moyano, e integrante de CeProDH. "Sabemos que entraron centenares de policías y un gran número de efectivos se lanzó sobre ellos, lo vimos desde afuera, suponemos que los estaban deteniendo".
"Esto es una brutalidad, tiraron gases lacrimógenos y balas de goma donde estaba el resto de los trabajadores y su familia, había nenes chicos y gente grande. Además expresó que "no se entiende por qué el Gobierno pone al servicio la policía en función de una multinacional y se olvida de los trabajadores despedidos", dijo el abogado.
Moyano denunció irregularidades en el proceso judicial: "No nos dejaron ver el expediente en todo el día" y agregó que "la fiscal Capra (de la Fiscalía N° 1 de El Talar de Pacheco), no recibió a los organismos de derechos humanos".
Quien dio la orden de desalojar la planta fue el juez Ricardo Costa del Juzgado de Garantías Nº1 de San Isidro .
Antes de la represión los trabajadores convocaron a toda la población a que se acerque a brindar su solidaridad a la puerta de la fábrica ubicada en Panamericana km. 35 (Panamericana y Henry Ford), y que se concentren en las calles y en las plazas para manifestarse a favor de los trabajadores de Terrabusi -Kraft Foods.
Por otro lado, en la reunión que mantuvieron hoy funcionarios del Ministerio de Trabajo y representantes de la multinacional no se definió la situación de los 162 operarios despedidos. La compañía solo garantizó su continuidad en Argentina y el pago de sueldos atrasados a los trabajadores no despedidos.
En la noche del jueves los gerentes de Kraft Food junto a los dirigentes de la UIA mantuvieron una reunión con el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández quien se comprometió a desalojar la planta. Por ello, en la madrugada del viernes, la patronal decreta un asueto y por la madrugada intenta desalojarlos pero 80 de los despedidos quedaron dentro de la fábrica.
Entrevista realizada a trabajadora de Terrabusi por La Colectiva Radio/ANRed/Indymedia Buenos Aires
"Esto no es un desalojo, esto es matar a los trabajadores"
Luego de la violenta represión a los trabajadores y trabajadoras de Kraft-Terrabusi, Patricia, una trabajadora, relató la violencia desatada y la inacción del sindicato.
"Ni bien terminaba la negociación en Ministerio, la policía empezó a reprimir salvajemente. Golpearon a nuestras compañeras, a nuestros compañeros los hicieron arrodillarse, les rompieron la cabeza hay muchos detenidos.
A las 12 de la noche del 25 de septiembre desaparecen los jefes de la planta, nos dicen que nos tenemos que ir. La empresa no deja entrar a nadie a partir de las 6 de la mañana. Esto es como un Estado de sitio en la planta. Esto no es un desalojo, esto es matar a los trabajadores…esto es como la dictadura.
La policía nunca tuvo permiso de entrar a la fábrica, por la madrugada entraron carros llenos de policía.
Aca el sindicato no existe. Hay alrededor de 60 detenidos y no se sabe a donde los trasladaron. Más de 500 policias están todavía en la Avenida Henry Ford. Afuera hay más de 300 personas esperando. Hay muchos compañeros no despedidos que están detenidos."