Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

sábado, 13 de junio de 2009

SIGUE EL TERRORISMO DE ESTADO EN PERÚ

Perú (Gara/TeleSur/Servindi/La Haine).- Los indígenas no darán marcha atrás hasta que Alan García escuche su voz
La policía peruana bloqueó hoy la marcha pro indígena y detuvo a varios manifestantes.Los indígenas anunciaron que no darán marcha atrás hasta que el gobierno derogue las leyes que permiten a las multinacionales explotar los recursos de la Amazonia.
(Gara/TeleSur/Servindi/La Haine) Perú - La marcha en pro de los indígenas peruanos que se desarrolló hoy en Lima fue bloqueada por la Policía a pocos metros de llegar a la sede del Congreso.
El bloqueo policial originó que algunos participantes lanzaran una bomba molotov, y en respuesta, la Policía lanzó gases lacrimógenos.
A la marcha nacional, se sumaron movimientos indígenas de Perú y países vecinos.
En tanto, el Congreso suspendió por 90 días el decreto 1.090.
Los indígenas dejaron claro que mantendrán las movilizaciones hasta que el Gobierno de Alan García no derogue el paquete de siete leyes, entre ellas la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, que da amplios poderes a las multinacionales para explotar los recursos de la amazonia peruana.
«No nos moveremos hasta que el Gobierno eche para atrás las leyes que afectan a nuestro territorio», declaró a AFP Hernán Kariaja, un apu (jefe) de la etnia candoshi.
Desde abril, las comunidades indígenas mantienen bloqueados media docena de puntos -una carretera, un puerto fluvial y un pequeño aeródromo entre otros- de la Amazonia, que representa el 60% del país.
Isabel Ortiz, líder de la etnia shabi, explicó que numerosos empresarios procedentes de Lima han llegado en los últimos tiempos a la región para supervisar los terrenos y hacer firmar papeles a los indígenas «que no saben ni leer ni escribir. Les obligan a poner sus huellas dactilares y luego los expulsan».
«Estamos cansados. No daremos marcha atrás porque se trata de nuestras tierras», exclamó.
La oposición peruana destacó que este decreto supone un ataque a la soberanía nacional, puesto que están vinculados al Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito con EEUU.
A lo largo de la semana, el Gobierno de Alan García ha recibido una larga lista de críticas de muy diversos organismos. La última la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que, tras condenar «enérgicamente» lo ocurrido, le recordó al Estado que «la criminalización de la legítima movilización y protesta social, sea a través de la represión directa a los manifestantes o de la investigación y proceso penal, es incompatible con una sociedad democrática». Le instó además a «esclarecer judicialmente estos hechos de violencia y reparar sus consecuencias»
La Conaie califica de «deplorable» la situación en la Amazonia
La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) condenó «la violencia de Estado en Perú contra los hermanos indígenas» e hizo un llamamiento a la comunidad internacional a sancionar a «los responsables». Asimismo, calificó de «deplorable la situación de los derechos humanos» en la Amazonia peruana.
«Detrás de estos hechos están las pretensiones de abrir un camino de impunidad y depredación, beneficiando a empresas diversas como Perenco y Oxy, que fueron expulsadas de Ecuador», subrayó.
“Masacre de indígenas fue un operativo político encubierto”
De “operativo político encubierto” calificó el líder del Partido Nacionalista Ollanta Humala a la masacre desatada por las fuerzas policiales contra indígenas amazónicos en la localidad de Bagua.
“El gobierno ha preferido la matanza de indígenas antes que derogar los decretos legislativos lesivos a los intereses de la amazonia” indicó.
“El gobierno y su bancada parlamentaria han impedido a toda costa debatir los informes que recomiendan derogar los decretos cuestionados por los indígenas amazónicos. Y no es casual que ayer hayan boicoteado el debate por tercera vez y esta madrugada se inicie la represión” indicó.
Ollanta Humala señaló que el gobierno ha utilizado la Mesa de Diálogo “como un elemento distractivo para evitar resolver la derogatoria de Decretos Legislativos”.
El operativo del gobierno tiene como objetivos aplicar el Tratado de Libre Comercio sin diálogo