Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SÓLO GRACIAS A AQUELLOS SIN ESPERANZA NOS ES DADA LA ESPERANZA” - ...Así termina Herbert Marcuse -citando a Benjamin- su obra El hombre unidimensional en la primer mitad de los años 60 del siglo pasado, una obra en la cual explícitamente agradece a “El American Council of Learned Societies, la Louis M. Rabinowitz Foundation, la Rockefeller Foundation y el Social Science Research Council me han otorgado becas que facilitaron mucho el término de estos estudios”… paradojas aparentes, no? ... leer la editorial completa ....

domingo, 9 de junio de 2019

EDITORIAL: "YO, TRANQUILE DE QUE MIS HIJES ESTÁN RAPEANDO..."

El Bolsón (ANPP).- Editorial de la Agrupación Rojinegra:
"YO, TRANQUILE DE QUE MIS HIJES ESTÁN RAPEANDO..."
 Resulta que todes queremos que nuestres hijes no caigan en las trampas del sistema. Pretendemos que más allá de que sean militantes o no, no sean parte de la masa amorfa, homogénea y sin rumbo claro en que pretende transformarnos este sistema opresor.  Será por eso, tal vez, que cuando nos dicen que van a ir a una "batalla de rap" o "batalla de gallos", entendemos que están en buen camino. Que están al menos siendo crítiques al sistema, que están pensando y replanteándose lo que ven. Que no se los ha podido tragar la máquina de picar carne de The Wall... 
Sin embargo, nunca está bueno estar lejos. ¿Qué son las batallas? ¿Son una forma de rapear en la que dos o más se desafían al buen rimar? Es lo que une se imaginaba. Pues no. Son eso y lo que la palabra dice en sí misma. Una batalla entre dos personas que se agreden, se insultan, intentan dejar al otro (y uso masculino porque no conozco que participen chicas de esto, al menos como protagonistas); como ignorante (de la cultura y de la rima) para poder sacarlo de pista. 
Nada de los orígenes del rap y el hip hop, machistas, sí, pero que nacieron desde la rebeldía, la no resignación y se transformaron en ese rumor por lo bajo que no deja de correr y corroer el sistema por donde no puede, por los y las oprimidas, y su conciencia de clase. O hermandad como le llaman elles.  
El capitalismo se caracteriza por engullir y dar vuelta las estrategias de sus enemigos. Así como aprendió la dialéctica de Marx, para no ser rígida, dogmática, y quebrarse frente a los planteos más básicos, ha aprendido a tragarse el rap, el hip hop, pero también a la cumbia, a la trova y las múltiples formas de militancia. 
En general se pone al lado, imita y cuando logra atención, desvía el rumbo. Tenemos hip hop, pues el capitalismo lo transforma en patriarcado, violento, opresor, competitivo, distractor y hasta descompresor de las mismas tensiones sociales que genera él mismo. 
¿Plantas medicinales? El capitalismo dice " hay que acapararlas todas, registrarlas, apropiárselas..."
¿Agrupaciones sociales, políticas? Vamos a hacerlas "representativas", verticales, para poder dominarlas corrompiendo a la menor cantidad necesaria de personas. 
 ¿Prensa y comunicación? Vamos a volverla profesionalizada, para que sólo expresen algunes, que luego querrán un salario y, por tanto, estarán dispuestes a moderar sus discursos por un salario o un salario mejor. ¿Medicina? Transformémosla en mercancía... ¿Alimentos? ¡Que sean biene de mercado!...
Pero en algún lado siempre queda la escencia, de ese rap y hip hop contestatario, del que se compromete, del que no compite, del que abre cabezas... Vamos a acopañar a nuestres jóvenes, a mostrarles este camino. Porque sino, es así, va engullendo cada invento del campo popular, criminalizando eso engullido y transformado, despojándolo de sentido. Pero si todo estuviera perdido, no estaríamos escribiendo esto. LA IMAGINACIÓN AL PODER fue una de las consignas del Mayo Francés. 
Hoy un docente de filosofía decía a sus estudiantes de nivel medio: "...las respuestas ya están todas en internet... ¡Pero las preguntas no!". Y les incentivaba a generarse preguntas, a correrse de lo menos malo, para poder cuestionar al sistema.