Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: EDITORIAL: "NI UNA MENOS" - En el año 2015 se hizo la primera marcha por el Ni Una Menos prácticamente en cada localidad de Argentina. En Bolsón llovía sin parar y hacía muchísimo frío; hasta parecía que el clima se había vuelto absolutamente patriarcal. Pero nos juntamos todas igual, con nuestros carteles, consignas, pañuelos, banderas, todo amarrado en el centímetro de piel que quedaba descubierto sin abrigo.... leer la editorial completa ....

lunes, 22 de febrero de 2010

URGENTE: VECINOS RESISTEN A TOPADORAS EN DEFENSA DE RESTOS DE CEMENTERIO INDÍGENA

Buenos Aires (Indymedia).- "No podemos dejar que EIDICO venga de prepo y se adueñe de lo que no le pertenece", expresó Graciela Satalic, una de las integrantes del movimiento en defensa del patrimonio sagrado y natural del Delta bonaerense. Desde un campamento montado en el acceso a "Punta Querandíes" en Dique Luján, partido de Tigre, piden solidaridad y acompañamiento.

Foto: Laura Zalazar

Hoy lunes es un dia clave: un poderoso empresario inmobiliario, intentará continuar con las obras iniciadas el jueves en un predio llamado "Punta Querandies", donde pretende construir su casa; desde el otro lado, vecinos de comunidades indígenas y personas preocupadas por la destrucción del patrimonio cultural y natural, acompañados por algunos legisladores y funcionarios del INADI, buscarán resistir e imponer un proyecto comunitario en el lugar. Las tierras son del Estado Nacional porque por allí corría un ramal ferroviario, además el Senado bonaerense declaró de interés la protección de dichas tierras, sin embargo Jorge O'Reilly, directivo de EIDICO y ex asesor de la Jefatura de Gabinete cuando estuvo en el cargo el actual intendente de Tigre, Sergio Massa, ordenó las obras en el predio como si las tierras le pertenecieran. Una topadora de Leymer S.A. arrasó con toda la flora del lugar y comenzó el movimiento suelos para empezar a urbanizar. La tenaz intervención de los vecinos Carlos Arrambide, Graciela Satalic y Dante Farías, entre otros, sumado a las inclemencias climáticas, lograron frenar hasta el lunes la topadora. Por eso, ahora, los vecinos piden la solidaridad de todas las organizaciones indígenas, ambientalistas, culturales, sociales y políticas para defender un "patrimonio que nos pertenece a todos". Actualmente realizan una vigilia permanente en el acceso a Punta Querandíes, que se ubica al costado del Canal Villanueva entre la calle Brasil y el arroyo Garín.

"Ellos tienen sus ideas y nosotros tenemos la idea de resistir: donde metan una máquina vamos a estar adelante. Nos llevarán a todos presos, no sé, pero vamos a seguir resistiendo", advirtió Graciela Satalic, vecina de Ingeniero Maschwitz. "O'Reilly va a saber que todos los predios que quiera adueñarse donde tengan sitios van a ser luchados y van a ser peleados", expresó.

Originario de El Impenetrable chaqueño, Dante Farías es un protaganista de la primera hora en la lucha por Punta Querandíes junto a Graciela Satalic, desde hace 4 o 5 años. Así explicó la posición el joven qom: "Ahora vamos a estar aca todo el día aca y vamos a estar para siempre, vamos a luchar por este lugar que es de todos. Pedimos apoyo de todos los asambleístas y de todos los hermanos".

Son muchos los vecinos de Dique Luján, Ingeniero Maschwitz, Benavidez y otras localidades cercanas que reclaman por los cementerios y las costas públicas que son adueñadas por las desarrolladoras inmobiliarias. Otras personas viven en ciudades mas lejanas, como San Miguel, y viajan varias horas para ir semana a semana a Punta Querandies. René Choque, joven quechua de la Biblioteca Inti Huasi de esa localidad, es uno de ellos. "Los mayores siempre vinieron acá y ahora nos toca a nosotros", declaró desde el campamento.

Por su parte Blanca, vecina ranquel-mapuche de Benavidez, fundamentó: "Además de ser un patrimonio cultural y cuidar los humedales, también es nuestra identidad. De una vez por todas que se terminen estos avasallamientos, estas tomas indiscriminadas; porque ellos son los que estan tomando nuestros territorios. Vamos a resistir y vamos a usar las estrategias que ellos tienen, nos tenemos que organizar, unirnos. Por eso convocamos a todos los hermanos que quieran venir".

PROYECTO CULTURAL. Sobre los planes comunitarios para el predio, Dante Farías explicó: "Vamos a hacer una casita para alguna gente que quiere saber la historia de Dique Lujan. Es más, este no es solo, hay muchos cementerios mas y la vamos a seguir peleando". Blanca agregó: "Hoy nos quedamos en este lugar, recuperar este lugar como patrimonio cultural pero a su vez poder mantener la flora, la fauna y ademas rescatar todo lo que es nuestra cultura. La idea es hacer un centro cultural para el bien de la comunidad, porque es un patrimonio que todos tenemos derecho".

Sobre este punto, Graciela Satalic expresó: "Todos los que nos quieran apoyar tienen que venir, la mayor cantidad de gente posible. Nosotros estamos peleando para todos, por los chicos de las escuelas, para toda la comunidad, para que puedan venir a conocer los restos que aparecen, como un espacio cultural. Todo el que se acerque aca esta peleando por algo que le pertenece".

Punta Querandíes está rodeado por los barrios privados Santa Catalina, San Marcos y San Benito (estos dos últimos en construcción) debajo de los cuales han quedado destruidos otros cementerios indígenas, como el sitio Garín. "No son propietrarios de las tierras, se las están apropiando ilegalmente, el Estado debería darle un uso social al predio en vez de regalárselo a empresarios millonarios", dijeron desde el movimiento, que también reclama por otros predios con patrimonio cultural en peligro de ser arrasado, una situación que se repite constantemente desde fines de los 90'.

Contactos: Graciela Satalic: 011-1564738588 / Carlos Arrambide: 011-1540242638 - Liliana Leiva: 011-1553695388

TIGRE: EMPRESARIO INMOBILIARIO ARREMETE CONTRA SITIO SAGRADO DE PUEBLO ORIGINARIO

Buenos Aires (Indymedia).- Es Jorge O'Reilly, directivo de EIDICO que fue asesor de la Jefatura de Gabinete de la Nación cuando estuvo a cargo del actual intendente de Tigre, Sergio Massa. Según trascendidos allí pretende construir su casa. Las obras quedaron frenadas hasta este lunes al mediodía. Vecinos montan campamento desde el sábado y convocan a resistir topadoras.

Con la bronca y el dolor que genera la impunidad, desde el jueves la noticia se esparció a cada una de las personas involucradas en la defensa del predio denominado "Punta Querandíes": la empresa EIDICO arrasó con topadoras toda la flora del lugar y comenzó el movimiento de suelos para edificar en el lugar, ubicado en el margen del Canal Villanueva, entre la calle Brasil y el arroyo Garín, en la localidad de Dique Luján y sobre un terraplén ferroviario del Estado Nacional.

Este lugar de unas 2 hectáreas es reivindicado como "sitio sagrado" por entidades indígenas del área metropolitana, ya que en su interior están los restos del sitio arqueológico - cementerio Punta Canal, pertenecientes a las culturas prehispánicas de Buenos Aires. Por tal motivo, en noviembre, el Senado bonaerense declaró de interés la protección de las tierras, mientras que en mayo la Cámara de Diputados de la provincia pidió informes al Poder Ejecutivo por la habilitación de obras en el área. Dos proyectos similares se han presentado en el Congreso Nacional en diciembre.

Por la protección del predio reclaman, además de los originarios, personas preocupadas por la destrucción del patrimonio ambiental y cultural que llevan adelante las desarrolladoras de megaemprendimientos de barrios cerrados en el Delta, al urbanizar sobre humedales que cumplen un importante rol ecológico y son ricos en yacimientos arqueológicos; sumado a la expulsión que realizan de los pobladores "preexistentes" a los countries.

El viernes, el primero en detectar las obras en Punta Querandíes fue Carlos Arrambide, que vive a 100 metros y está en conflicto con EIDICO ya que lo han aislado (su casa figura como parte del barrio privado San Benito). Enseguida dio aviso a todas las personas y encaró hacia las obras "re caliente e indignado" -como contó a Indymedia. Primero logró hacer entrar en razón al operador de la topadora de Leymer S.A., pero luego llegaron los abogados de EIDICO y la policía. "Yo les mostré papeles en el cual demuestro que el terraplén es público y que hay reclamos por actos administrativos ante el Ministerio de Planificación Federal y ADIF. Le mostramos tambien que el Senado está pidiendo el sitio que es sagrado, pero ellos dicen que el terraplén es de ellos, no muestran ninguna escritura, no muestran nada", relató Arrambide.

Al lugar ya habían arribado Graciela Satalic y Dante Farías, dos de los integrantes del movimiento en defensa de los sitios y humedales. Graciela narró: "Cuando llegué el viernes fui directamente a encarar a la máquina, le dije (al operario) acá no trabajás más, este es un sitio sagrado de pueblos indìgenas y es un patrimonio de todos. Estás destrozando lo poco que nos queda".

Con la presencia en el lugar de los abogados de EIDICO junto a otro funcionarios de la firma, la situación elevó en tensión. "Empezaron a amenazar bien prepotentes que si no dejábamos que las másquinas sigan trabajando, íbamos a ir presos", relató Graciela. Por su parte Arrambide expresó que a él directamente le dijeron: "la semana que viene estás preso".

Respecto a la declaración del Senado bonaerense, los abogados de EIDICO dijeron que "no sirve para nada", contó Graciela. "Nos pedían una orden de un juez. Pero si la íbamos a buscar destruyen todo y ya no nos queda nada para reclamar", explicó. El mismo accionar que tuvo la empresa con otro sector del terraplén, ya desaparecido y convertido en un canal para los barrios privados San Marco y San Benito. Así lo explicó Arrambide: "Como no les corresponde, aprovechan y rompen, como hicieron con el terraplén del otro lado de la calle Brasil. Tenían dos medidas cautelares que no lo podían romper y lo rompieron igual".

La tenaz insistencia de los vecinos, sumado a las inclemencias del tiempo, lograron frenar las obras el viernes. El sábado se repitió la escena pero con dos concejales presentes, la difusión del caso en una radio de Dique Luján, y la concurrencia de más integrantes de comunidades indígenas y miembros de la Asamblea del Delta de Tigre. Finalmente, las obras quedaron en suspenso hasta el lunes a las 11 de la mañana, cuando vendrán funcionarios del Gobierno de Tigre. Además, está previsto que estén presentes legisladores y funcionarios del INADI.

SANTA PROPIEDAD
Las tierras donde se asienta Punta Querandíes son del Estado Nacional, ya que por allí corría el tendido del ex ramal Mitre que unía Ingeniero Maschwitz (Escobar) con Dique Luján (Tigre), cerrado hace muchas décadas. Dos sociedades anónimas vinculadas a EIDICO vendieron a esta desarrolladora sus boletos de compraventa tramitados ante la ONABE (ahora ADIF) aunque éstos corresponden al ramal entre el kilómetro 1.690 y 4.390, es decir hasta la calle Brasil, que separa los partidos de Tigre y Escobar. (En una de estas sociedades anónimas "relacionadas" a la firma, SIDICO S.A., era accionista Pablo Dameno, actual titular de la subsecretaría de Planeamiento Urbano de la municipalidad de Tigre y familiar político de Jorge O'Reilly). El vecino Carlos Arrambide inició un juicio en el que denuncia la ilegalidad de estas ventas por parte del Estado Nacional y logró dos medidas cautelares para que la empresa no destruya las tierras, pero los fallos no fueron respetados por la empresa.

Del otro lado de la calle Brasil, donde se encuentra el terraplén en el que se asientan los restos del sitio arqueológico, hacia finales de 2009 la empresa puso un cerco alrededor de todo el predio e instaló una familia a vivir ahí en una cabaña prefabricada. Sin ningún cartel que indique "propiedad privada" y con un portón sin candado -sumado a una garita de seguridad colocada 100 metros atrás-, la medida tuvo como fin intimidar a los lugareños que accedían desde hace décadas al paraje para pescar y pasar el día, de manera de ir "limpiando" el lugar.

A pesar de todo, miembros de comunidades indígenas y las personas nucleadas en el movimiento siguieron visitando el lugar semana tras semana para homenajear a los antiguos, defender los humedales y proyectar actividades que revaloricen el historia originaria de la región. Con empeño, y en alianza con ambientalistas y vecinos afectados por las obras, lograron la atención de legisladores municipales, provinciales y nacionales. Además recibieron el apoyo y asesoramiento de reservas naturales de la zona norte, como la Reserva Natural de Otamendi y la Reserva Natural de Pilar.

Punta Querandíes está rodeado por los barrios privados Santa Catalina, San Marcos y San Benito (estos dos últimos en construcción) debajo de los cuales han quedado destruidos otros cementerios indígenas, como el sitio Garín. "No son propietrarios de las tierras, se las están apropiando ilegalmente, el Estado debería darle un uso social al predio en vez de regalárselo a empresarios millonarios", dijeron desde el movimiento, que también reclama por otros predios con patrimonio cultural en peligro de ser arrasado, una situación que se repite constantemente desde fines de los 90'.

Contactos: Graciela Satalic: 011-1564738588 / Carlos Arrambide: 011-1540242638 /
Liliana Leiva: 011-1553695388