Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

domingo, 27 de septiembre de 2009

POLICÍA REPRIMIÓ A TRABAJADORES DE TERRABUSSI

Buenos Aires, 26 de septiembre (Anred).- La policía reprimió ayer a los trabajadores de Kraft Food (ex Terrabusi) con un saldo de 65 personas detenidas, entre ellas 28 trabajadores y cuatro heridos, según informó la policía. Dentro del playón de la planta había más de 300 efectivos entre policía montada, bonaerense y gendarmería.
Una gran cantidad de manifestantes se encuentran en Avenida de Mayo y 9 de Julio y siguen convocando para repudiar la represión y solidarizarse con los despedidos.
A su vez, esta noche a las 20 horas se realizará una conferencia de prensa, convocada por las organizaciones sociales, en CTA Capital, en Independencia 766.
"La policía entró y desató una represión feroz sobre los familiares que estaban afuera y hacia los trabajadores que estaban adentro" dijo a ANRed el abogado de los trabajadores, Edgardo Moyano, e integrante de CeProDH. "Sabemos que entraron centenares de policías y un gran número de efectivos se lanzó sobre ellos, lo vimos desde afuera, suponemos que los estaban deteniendo".
"Esto es una brutalidad, tiraron gases lacrimógenos y balas de goma donde estaba el resto de los trabajadores y su familia, había nenes chicos y gente grande. Además expresó que "no se entiende por qué el Gobierno pone al servicio la policía en función de una multinacional y se olvida de los trabajadores despedidos", dijo el abogado.
Moyano denunció irregularidades en el proceso judicial: "No nos dejaron ver el expediente en todo el día" y agregó que "la fiscal Capra (de la Fiscalía N° 1 de El Talar de Pacheco), no recibió a los organismos de derechos humanos".
Quien dio la orden de desalojar la planta fue el juez Ricardo Costa del Juzgado de Garantías Nº1 de San Isidro .
Antes de la represión los trabajadores convocaron a toda la población a que se acerque a brindar su solidaridad a la puerta de la fábrica ubicada en Panamericana km. 35 (Panamericana y Henry Ford), y que se concentren en las calles y en las plazas para manifestarse a favor de los trabajadores de Terrabusi -Kraft Foods.
Por otro lado, en la reunión que mantuvieron hoy funcionarios del Ministerio de Trabajo y representantes de la multinacional no se definió la situación de los 162 operarios despedidos. La compañía solo garantizó su continuidad en Argentina y el pago de sueldos atrasados a los trabajadores no despedidos.
En la noche del jueves los gerentes de Kraft Food junto a los dirigentes de la UIA mantuvieron una reunión con el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández quien se comprometió a desalojar la planta. Por ello, en la madrugada del viernes, la patronal decreta un asueto y por la madrugada intenta desalojarlos pero 80 de los despedidos quedaron dentro de la fábrica.
Entrevista realizada a trabajadora de Terrabusi por La Colectiva Radio/ANRed/Indymedia Buenos Aires
"Esto no es un desalojo, esto es matar a los trabajadores"
Luego de la violenta represión a los trabajadores y trabajadoras de Kraft-Terrabusi, Patricia, una trabajadora, relató la violencia desatada y la inacción del sindicato.
"Ni bien terminaba la negociación en Ministerio, la policía empezó a reprimir salvajemente. Golpearon a nuestras compañeras, a nuestros compañeros los hicieron arrodillarse, les rompieron la cabeza hay muchos detenidos.
A las 12 de la noche del 25 de septiembre desaparecen los jefes de la planta, nos dicen que nos tenemos que ir. La empresa no deja entrar a nadie a partir de las 6 de la mañana. Esto es como un Estado de sitio en la planta. Esto no es un desalojo, esto es matar a los trabajadores…esto es como la dictadura.
La policía nunca tuvo permiso de entrar a la fábrica, por la madrugada entraron carros llenos de policía.
Aca el sindicato no existe. Hay alrededor de 60 detenidos y no se sabe a donde los trasladaron. Más de 500 policias están todavía en la Avenida Henry Ford. Afuera hay más de 300 personas esperando. Hay muchos compañeros no despedidos que están detenidos."

COMUNICADO: LOS DESPIDOS SON VIOLENCIA CONTRA LOS TRABAJADORES

Por Partido Revolucionario de los Trabajadores

Si alguna vez alguien dudó de cuál es el papel del estado burgués respecto de la clase obrera y el pueblo, y cuál es su rol para defender a las patronales, alcanza con observar los últimos hechos políticos que vivimos en el país.
Cuando los "piqueteros terratenientes" provocaron cortes en rutas PÚBLICAS y produjeron el desabastecimiento de toda la población el año pasado, el estado burgués envió a la gendarmería DESARMADA para "persuadirlos" –objetivo no logrado- y DESVIAR el tránsito PERMITIENDO y GARANTIZANDO los cortes. Ni una bala de goma ni un gas lacrimógeno ni un palazo ni un procesamiento para nadie.
Cuando Kraft (ex Terrabusi) despidió a 164 trabajadores el estado burgués mandó a la policía armada hasta los dientes para proteger la PROPIEDAD PRIVADA de la multinacional que se dio el lujo no sólo de despedir, sino de mantener desprotegidos a sus trabajadores de las más mínimas normas de seguridad del trabajo en plena epidemia de Gripe A.
No hubo ningún juez que aplicara las propias leyes burguesas para garantizar el abastecimiento del país decretando la ilegalidad del lock out patronal del campo y aplicando la ley de abastecimiento que la misma burguesía ha pergeñado, se supone, para "defender" los derechos del conjunto por encima de los intereses sectoriales.
En cambio, sí hubo un juez que decretara la ilegalidad de la legítima medida tomada por los trabajadores de Terrabusi en defensa de sus puestos de trabajo.
Hoy, con las mismas balas de goma, los gases y los palos que se ahorraron en el corte patronal de ruta, reprimieron a los trabajadores que desde hace varios días vienen efectuando el JUSTO RECLAMO de ser devueltos a su fuente de trabajo.
Mientras tanto, el paro que permitió a la multinacional deshacerse de su superproducción contó con la vista gorda de Rodolfo Daer, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, quien en vez de defender a los trabajadores, se puso del lado de la patronal porque los delegados de esa fábrica no responden a sus patotas ni son parte de sus "muchachos".
El estado burgués está para proteger la propiedad privada de la clase privilegiada y dominante porque es parte de ella y detenta el poder. Para ello, si tiene que apelar a sus fuerzas de seguridad, si tiene que invertir en balas de goma o gases, no escatima esfuerzos y si en el camino de la defensa de sus intereses tiene que reprimir a mansalva, tampoco.
¿La falta de salud, de trabajo, de alimentos, de justicia, no es violencia sobre nosotros…? A nadie debería asombrar el surgimiento de la violencia de nuestra clase, cuando la violencia de la burguesía no sólo nunca se detuvo, sino que se acrecienta con la profundización de SU crisis. Son violencia los despidos masivos, las vacaciones anticipadas, las suspensiones, la falta de trabajo y el hambre que provocan. Son violencia la represión, la judicialización de la protesta social, los desalojos compulsivos de casas y fábricas.
Los trabajadores debemos poner contra las cuerdas a nuestros dirigentes sindicales, embretarlos en nuestra defensa y exigirles que cumplan con su rol,recordándoles que iremos a la lucha con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes, frasecita que debería recordar Daer que no fue pronunciada por ningún izquierdista desubicado, sino precisamente, por su propio aparente líder ideológico…
Denunciamos la complicidad de Daer, Moyano y el resto de los "dirigentes sindicales" con las patronales y el abandono a su suerte de los trabajadores que dicen representar.
El Partido Revolucionario de los Trabajadores REPUDIA la represión ejecutada contra los trabajadores de Terrabusi y se solidariza con ellos a la vez que responsabiliza al Gobierno Nacional y al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires no sólo de la violencia engendrada sino también por la seguridad física de cada uno de los compañeros, a la vez que se suma a los reclamos de la inmediata reincorporación de cada despedido y el cese de la criminalización de la protesta social y la represión sobre trabajadores y sectores desprotegidos de la sociedad.

COMUNICADO: MIR CONTRA LA REPRESIÓN EN TERRABUSSI

Trelew (Movimiento de Izquierda Revolucionaria).- Solidaridad desde el Movimiento de Izquierda Revolucionaria

Desde el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (M.I.R.) expresamos nuestra solidaridad a los compañeros de la ex Terrabusi ante la represión que sufrieron de manos del gobierno nacional, con la complicidad manifiesta de la dirección de la CGT.
El gobierno nacional de los Kirchner, el provincial de Scioli y la CGT traidora de Daer y Moyano se han aliado como siempre con los intereses del imperialismo yanqui, apoyando a una gran empresa multinacional (Kraft) contra los derechos de los trabajadores de nuestro país que luchan por mantener sus puestos de trabajo.
Los obreros de la ex Terrabusi saben que hemos estado allí junto a muchos otros compañeros de organizaciones revolucionarias y que seguiremos estando codo a codo para seguir luchando contra la patronal y la burocracia y para enfrentar la represión del gobierno.
Nosotros, que venimos intentando construir esta alternativa política para los trabajadores conocemos bien la represión, conocemos bien a estos gobernantes como Kirchner, Scioli o Das Neves que en realidad son empleados de las grandes multinacionales.
La imagen de la represión nos llena de bronca pero sobre todo de voluntad de seguir luchando. La fuerza de ustedes va siendo ejemplo para todos y hará surgir la lucha y la bronca de los trabajadores en todo el país.
Denunciamos la traición de la CGT que directamente ha apoyado a la patronal contra la represión, llamando a reprimir a los trabajadores por ser la ex Terrabusi una de las fábricas claves que dirige la oposición a la podrida burocracia de Daer.
Debemos seguir uniéndonos para quebrar el aislamiento de nuestras luchas. Debemos derrotar a la burocracia y a estos gobiernos mentirosos, servidores del imperialismo. Desde nuestras modestas fuerzas estaremos junto a ustedes en lo que podamos colaborar.