Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “MIEDO Y HEGEMONÍA - Usualmente nos gusta aportar propuestas y alternativas para la transformación de nuestra realidad social. Hoy nos vemos sorprendides, atrapades en un aislamiento, sin saber cómo gestionar la colectividad y el cuerpo a cuerpo, sin poder poner el cuerpo..... leer la editorial completa ....

domingo, 28 de junio de 2020

PANDEMIA EN LOS BARRIOS DE EL BOLSÓN: LA SALIDA ES COLECTIVA Y SOLIDARIA

PANDEMIA en los barrios de El Bolsón. Organización y solidaridad, la vieja y efectiva respuesta.
El Bolsón (ANPP).-La crisis social y económica agudizada por el confinamiento obligatorio por la pandemia, que ya lleva más de 90 días, es el contexto en el que surge el comedor MapuCó que desde fines de Marzo reparte viandas en el Barrio Nueva Esperanza.

La Casita FOL (Frente de Organizaciones en Lucha) inició sus actividades en el mismo barrio con la intención de brindar apoyo escolar, talleres de oficios, manualidades entres otros, se vio suspendida por el inicio de la cuarentena obligatoria, la consciencia de esta medida en las economías de los barrios motivó la iniciativa  urgente de abrir el comedor. Al rededor de 10 integrantes del FOL organizaron los escasos recursos que tenían, pidieron insumos prestados, consiguieron alimentos, mandaron msj a los grupos de whatsapp del barrio e iniciaron el trabajo con la premisa de que el hambre no se toma cuartentena. Actualmente el  comedor trabaja Lunes, Miércoles y Viernes en los que se reparten entre 40 y 60 viandas diarias, se organizan en turnos rotativos de 5 compañeres que cocinan y reparten la comida, además de mantener la higiene y los cuidados protocolares de cuidados en el marco de la pandemia.

A lo largo de estos meses se realizaron campañas de donaciones a través de redes sociales, también rifas y ventas de empanadas para autogestionar el trabajo y la mantención de la Casita y el Comedor, además funciona un Roperito Comunitario que sale a la calle para que les vecines puedan ver y llevarse lo que necesiten, principalmente ropa de abrigo y calzado ya que este sector del barrio es muy mallinoso.

La solidaridad de les vecines llegó en muchas donaciones y muestras de apoyo con los que aún



se mantienen esos lazos, en paralelo se realizaron pedidos a las áreas de Desarrollo Municipal que hace un aporte semanal, mientras que de Provincia sólo recibieron 10 módulos “por única vez” que tuvieron que repartir entre les vecines con mayor necesidad, acción que fue repudiada porque saben que todas las familias del barrio necesitan de esa ayuda. 

La consigna “La Salida es Colectiva y Solidaria” se escribe en los pizarrones que anuncian el menú del día, el recordatorio de traer “taper” y el horario de la entrega de las viandas, al que van llegando mujeres, abuelos, niños y adolescentes a buscar una comida calentita. Las compañeras del FOL cuentan que de a poco se van sumando a este trabajo vecines y colaboradores conscientes y solidaries.

Otra de las iniciativas que han iniciado es la confección de cuadernitos con hojas para dibujar y actividades para pintar que se hicieron gracias a la donación de artículos de librería y a la colaboración de les trabajadores de una conocida librería de Bolsón, estos cuadernos fueron repartidos a les niñes que asisten al comedor. Pamela, una compañera del FOL comenta que “la contención de les niñes es fundamental en este tiempo” que es necesario espacios comunitarios donde puedan ser elles mismes, jugar y saberse en grupalidades, libres de violencias , cariñosos y amigables.

La Veterinaria Alma Fuerte (diagonal Libano, cerca de Plaza España) les ofreció solidariamente ser un centro de recepción de donaciones y actualmente están en búsqueda de una carnicería amigable que les permita recibir aportes para la compra de carne. Las acciones y muestras de solidaridad persisten y se reinventan diariamente porque el trabajo comunitario es una oportunidad de crear espacios más justos, colectivos y liberadores.