Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: DEMOCRATIZAR LA DICTADURA, HABILITACIÓN PARA MATAR ... El gobierno antipopular de Macri propone una reforma al código penal, para de una vez por todas, "democratizar la dictadura". Cuando las fuerzas de seguridad(?) tienen habilitación para matar o lesionar en la calle, en penitenciarias, la situación hay que revisarla con ojos de buen entendedor. Sí te manifestás, me das pie a que te mate. Sí protestás, me das pie para que te mate. ... leer la editorial completa ....

miércoles, 11 de julio de 2018

EDITORIAL DE LA AGRUPACIÓN ROJINEGRA: "UNA MIRADA DESDE LA CONTRADICCIÓN"

El Bolsón (ANPP).-EDITORIAL DE LA AGRUPACIÓN ROJINEGRA:
"UNA MIRADA DESDE LA CONTRADICCIÓN"

Quisiéramos reflexionar sobre la necesidad de hacernos cargo de la revolución. Con esto no estamos hablando de tomar las armas, ni formar un partido político. Hablamos de hacernos cargo de resolver nuestras necesidades. Tomar en nuestras manos los ejes de nuestras existencias: Alimentación, hogar, salud, educación, arte, recreación.
Somos conscientes que, multinacionales producen alimentos para generarse ganancias millonarias sin ningún respeto por el medio ambiente ni interés en lo saludable de sus productos, y llenan los supermercados de basura para que nos pongamos en sus manos… en realidad, da la sensación que ellos “nos comen a nosotros”.
Permitimos que grandes compañías  industrialicen materiales para que nos envolvamos en ellos y recubramos nuestras casas de plástico y cemento.
Nos olvidamos completamente de sentir nuestro organismo y delegamos el cuidado del mismo a una institución que no nos conoce y se vincula estrechamente con la industria farmacéutica.
Depositamos a nuestrxs hijxs hacinados en galpones bajo una disciplina verticalista que poco sabe y quiere saber de los niñxs pero sí del producto que egresa como actor del sistema.
Entonces tal vez hablar de revolución parezca algo demasiado grande, pero nos referimos por ejemplo a algo tan sencillo como hacer una huerta. Plantar tu alimento. En una sociedad en la que el consumo constante e indiscriminado es la meta del éxito, cultivar nuestros alimentos y dejar de ir al supermercado es un fuerte golpe al sistema. Además de estar alimentándote de forma sana, realizar una actividad física y de conexión con la tierra que habitamos. Es un cambio de habito revolucionario.
Lo mismo puede plantearse en torno a nuestro abrigo y hogar, la auto-construcción con materiales que se encuentran en la zona aporta al círculo virtuoso de la independencia. Bueno ese concepto en estas fechas se escucha mucho, pero en este texto quisiéramos resignificarlo.
En todas las regiones hay plantas que curan, de hecho muchos medicamentos alopáticos se sintetizan de plantas que hay a nuestro alrededor. Saber curarnos y perder los miedos a las enfermedades es nuestra responsabilidad, vivir sanamente (con una alimentación saludable) pude ser el primer paso.
Un elemento muy importante en esta revolución, es la posibilidad de compartir estas actividades con amigxs, vecinxs, niñxs, familias, grandes o pequeños grupos de personas apoyándose mutuamente desde la solidaridad. Una huerta comunitaria, o determinados cultivos o etapas compartidas, una minga de trabajo para hacernos las casas.
Lxs niñxs hoy aprenden lo que les puede servir para vivir en el sistema actual, para esas otras realidades que buscamos, ¿tendrán  que aprender otras cosas?
No parece algo muy sencillo visto desde la mirada desde el sistema actual del que formamos parte. Tal vez sea necesario también seguir las luchas sociales por nuestros derechos, pero fortalecidxs con cada vez más independencia.
Apagar un rato netflix y procurarnos nuestras propias emociones fuera de la pantalla.
Hay mucha gente que ya está en esta revolución. La revolución tiene algo de movimiento constante, es un comienzo, pero no un final.

Vivimos tiempos en los que la sociedad llegó a un sistema de organización (el capitalista occidental) donde los seres humanos pareciéramos tener la libertad de realizarnos profesionalmente según deseos, vocación, ambición. Nos alimenta más el ego, el reconocimiento social, por lo que somos o tenemos que por cosechar una zanahoria, o recolectar frutos. Aquí en la comarca se pudren toneladas de manzanas y ciruelas y otros alimentos, mientras vamos todos los días al supermercado a gastar nuestro “tiempo”.
¿Qué hacemos con las contradicciones?¿ Las tapamos? ¿Escondemos? ¿Elegimos el camino fácil? ¿Y si no nos lleva adonde queremos? 
Las contradicciones son incomodas, como la conciencia, pero creo que aconsejan bien, aconsejan desde el corazón y no desde el sillón.
 La vida es ese estar viviendo. Es ese estar creciendo, dejando de ser lo que somos para ser otrxs nuevos. Eduquémonos de una manera diferente para ser diferentes.