Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SOMOS PARTE DEL PRESENTE - cá andamos, pensando pa dentro y pa fuera... Mirando y escuchando pa dentro y pa fuera... que todos esperábamos el cambio del cambio... Y ... Cambió... un poquito... digamos... ¿Y nosotres? ¿Cambiamos? ¿Qué movilizarnos para que se mueva? ¿Qué vamos a cambiar para que las cosas cambien? ¿O nos vamos a relajar en el cambio de otres para seguir siendo les mismes?... leer la editorial completa ....

lunes, 27 de julio de 2009

COMUNICADO: ESQUEL: DESPIDEN TRABAJADOR POR RECLAMAR MEJORAS EN EL TRABAJO

Leyendo este periódico virtual(hace referencia a Puerta E)…me encontré con algo que me llega de cerca… una carta de Horacio fechada el viernes 28 de abril donde hace referencia a LOS CONTRATOS BASURA de la Provincia o de la Municipalidad. Ahora bien, yo fui un contratado por la Municipalidad para el nuevo basurero (o el PTRSU, como le dicen). Cumplía con la función de la administración de dicho lugar. Luego de 6 meses de penurias dentro de tal administración me encuentro que no me renuevan el contrato. Un magro contrato de 1800 pesos que, con el descuento del ¿seguro? de ingresos brutos y de la AFIP, hacían aun más magro el bolsillo: 1600 y monedas apenas. Pero la cuestión de fondo no es la renovación del contrato, al fin y al cabo, la cuestión es el por qué de la exclusión de tal.

Días atrás los trabajadores de la planta se convocaron a una reunión por la falta de insumos, los accidentes con agujas hipodérmicas que vienen en la basura y por la renovación de los nuevos contratos que se vencen a fin del corriente mes, en la que se decide enviar una carta al Sr. Schultz y a la Sra. Susana Thomas de Trevelin respectivamente, cosa que molestó a los funcionarios por el hecho que tomó connotación pública. Dicha carta tenía diez ítems, que los más destacables eran: la falta de insumos, como líquidos desinfectantes, guantes y barbijos que, en su debido momento, se pidieron por más de dos meses consecutivos sin tener ninguna respuesta (ahora aparecieron en cantidades industriales para la foto ¿vio?) más que de la Sra. Araqué, una mañana completa para retarme y decirme bajezas, por el hecho de que le envié una carta por tal motivo. También se hacía referencia a que no se tenia ART, ni obra social, que nuestros contratos serían pasados a planta a partir del tercer mes de trabajo (dicho y prometido por la Sra. Araqué a los más de treinta operarios de la planta), que se trabajaba mas de 48 horas semanales, que no teníamos feriados, obligados a trabajar, que las inclemencias del tiempo en la planta son mayores que en la ciudad, etc. etc.

Con la carta enviada y firmada por casi la totalidad de la planta, se espera una respuesta que nunca llegó, por lo menos a mí sólo un telegrama de no renovación del contrato y una charla informal, con el coordinador del Municipio hacia la planta, el Sr. Andrés Olejnik, otro puesto más inventado que, dicho sea de paso, me trata de infiel a la causa y traidor a Rafael Williams y que dudaba que mi contrato sea renovado. Haciéndole caso omiso a sus nefastas declaraciones, y esperando un llamado de la conducción de la planta, que sería lo mas lógico, me llega un telegrama que dice que no renovarán mi contrato. En fin, no soy fiel a la causa, y por el sólo hecho de trasladar una carta con la inquietud de toda la planta se me trata de “gremialista” -cosa que no lo soy- y de “traidor” -otra cosa que nunca fui-. Soy de palabra de frente, y de nobles intenciones, como cuando le saqué los barbijos de mi hijo discapacitado para darle a la gente de la planta porque no tenían para comprarse. Esto demuestra una vez más que la planta está conducida políticamente y no de manera como un servicio. Deberían procesar la basura como tiene ser, dejando la mala leche y el serrucho de lado. Pero eso es harina de otro costal.

En mi caso espero poder encontrar otro trabajo, ya que tengo cuatro hijos y uno de ellos es discapacitado. Lamento tener que decir todo esto, pero me motivó el hecho de escuchar al Sr. Durán, diciendo en un medio radial de nuestra ciudad que está preocupado por los desocupados, siendo él el que firmó el telegrama hacia mi persona.

El Sr. Durán, como el Sr. Schultz y como la Sra. Araqué, y como el Sr. Olejnik, y como los que decidieron bajarme el pulgar, por el simple hecho de reclamar un poco más de atención hacia la planta, no saben que otra familia queda en desamparo, porque nosotros les pagamos el sueldo.. attte
Darío Alejandro Molino*

Fuente: Puerta E