Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: EDITORIAL: "EXISTE LA REALIDAD Y LA "REALIDAD" - Cuando empezamos el día, cuando abrimos los ojos al despertar, ¿Qué pensamientos tenemos? ¿Qué "realidad " construimos? Cuando empezamos el día, podemos decidir cómo vamos a encarar la jornada, qué vamos a generar alrededor. .... leer la editorial completa ....

jueves, 23 de julio de 2009

A 33 AÑOS DE LOS APAGONES DEL TERROR

(Prensa de Frente).- Hace 33 años una serie de cortes de luz en las localidades jujeñas de Calilegua y Libertador Gral. San Martín, fueron el amparo para el secuestro y la desaparición de personas. La complicidad del Ingenio azucarero Ledesma con las Fuerzas Armadas fue eminente. La simbiosis entre el poder económico y el político aún continúa vigente.

El Ingenio Ledesma, administrado por la familia Blaquier, arrastra en su historial antecedentes de explotación, persecución, represión y muerte. Desde la reclusión a nativos de la zona, hace más de un siglo, a trabajar en la zafra solo por la comida, bajo jornadas laborales interminables, hasta la organización de los obreros en huelgas y piquetes, se contienen en la historia de este Ingenio.

La complicidad entre los hacendados de la zona, los inversores extranjeros, hasta el enlace directo con la última dictadura militar, hacen del Grupo Ledesma, uno de los principales grupos económicos del país, y lo convierten en una síntesis de poder que habilita al Ingenio, históricamente, como un lugar de control social para la zona.

Entre las noches del 20 y el 27 de julio de 1976, sumergidos en la oscuridad ante los cortes intencionales de luz, 400 personas fueron secuestradas por la policía, gendarmería, el Ejército y en vehículos de la propia empresa Ledesma manejados por sus empleados.

Obreros, obreras, estudiantes, maestras, amas de casa, fueron llevados a los galpones de mantenimiento del Ingenio, donde permanecieron meses, hasta ser trasladados a distintos Centros de Detención Clandestina, cárceles o puestos en libertad. Hoy 33 de los secuestrados permanecen desaparecidos.

La lucha de Olga Márquez de Arédez comienza con la segunda desaparición de su marido, Luis Arédez, el 13 de mayo de 1977. Siendo en 1973 Intendente de Libertador Gral. San Martín, Luis logró que el Ingenio pague por primera vez impuestos, y como asesor médico de la obra social del sindicato de los obreros del azúcar y del papel del Ingenio Ledesma, comenzó a denunciar los daños nocivos que el desperdicio de la caña de azúcar, el bagazo, generaba para la población.

Según el testimonio de Olga Arédez para la Comisión Nacional de Desaparición de Personas (CONADEP), en el primer secuestro de su esposo, en 1976, se entrevistó con el Administrador de Ledesma, el Ingeniero Alberto Lemos, y le admitió que la empresa había puesto sus móviles a disposición de las fuerzas armadas, ‘para limpiar al país de indeseables’, y le aseguró que debido a la actividad de su esposo como asesor médico de los obreros, “había resultado muy perjudicial para los intereses económicos de la empresa Ledesma”.

En el mismo testimonio afirma que el 20 de mayo de 1977, a raíz del segundo secuestro y desaparición de su esposo, en una entrevista con el Regimiento de Infantería 20 “Cazadores de los Andes”, el Teniente Bulgheroni, integrante del oficina de inteligencia, le dijo: “esto que usted cuenta sobre la desaparición de su esposo es una jugada de los Montoneros, para desprestigiar y comprometer al Ejercito. Tiene que ser cosa de los Montoneros y los Guerrilleros”.

Olga Márquez de Arédez falleció el 17 de marzo de 2005. Tenía un tumor en sus pulmones, a raíz de las inhalaciones del bagazo, el residuo de la caña de azúcar.

La contaminación en Ledesma
En el recorrido de su lucha por los Derechos Humanos, Olga Arédez había iniciado acciones legales contra el Ingenio Ledesma por el daño ambiental y las consecuencias en la salud de los habitantes que genera el bagazo.

Uno de sus legados es el juico que inició en el 2005 junto al Comité para la Defensa de la Salud, la Ética Profesional y los Derechos Humanos (CODESEDH). En el amparo se exige que se “… intime a Ledesma Sociedad Anónima Agrícola Industrial para que adopte las medidas propuestas por el informe realizado por el Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación (…), a fin de que se evite la contaminación producida por el bagazo de la caña de azúcar que afecta los derechos humanos a la salud y al medio ambiente de los vecinos de Libertador General San Martín”.

A su vez, el recurso de amparo también se ejecutó contra el Gobierno de la Provincia de Jujuy, “a efectos de que S.S. le ordene adoptar las medidas de fiscalización que le son propias dirigidas a hacer cesar la contaminación ambiental en la localidad de Libertador General San Martín; asimismo ordene las medidas necesarias para realizar un estudio epidemiológico de bagazosis entre los habitantes y los trabajadores del área de influencia del Ingenio a los efectos de establecer estrategia de prevención y asistencia respecto de ésta enfermedad” .

Olga mantuvo hasta el final de su vida, desde 1983, las rondas de cada jueves en la plaza principal de Gral. San Martín, junto a las Madres de Jujuy, sus cuatro hijos y sola.

Por los Derechos Humanos
Siendo la única fuente de trabajo para los habitantes de la zona, el Ingenio se conforma como un lugar de poder y control social. Esta razón implicó cierto apartamiento de las jornadas y movilizaciones en memoria y justicia, por “La Noche de los Apagones”.

Sin embargo, “ya hace unos años, los lugareños comenzaron a participar de las marchas. La mayoría trabaja en el Ingenio y esta jornada dura unos tres días, ellos viven todo el año, y las amenazas y la presión por parte de la empresa continúa. La resistencia a participar tiene que ver con el miedo, donde la iglesia también juega un rol muy fuerte en este control social”, explica Ana, miembro de C.A.P.O.M.A (Centro de Acción Popular Olga Márquez de Arédez).

Este año las jornadas en memoria, por juicio y castigo a los culpables de los crímenes de lesa humanidad, convocadas por las Madres de Detenidos Desaparecidos de Ledesma, C.A.P.O.M.A, Familiares y Ex presos políticos, se realizarán desde el 19 al 23 de julio.

El martes 21 se realizará un taller de Semillas en Calilegua, organizado por la Comunidad Guaraní. El 22 un taller sobre la Criminalización de la Protesta a cargo del grupo de educación popular, Pañuelos en Rebeldía y luego un taller de Género coordinado por el espacio de Mujeres del Frente Darío Santillán.

“Durante el jueves por la mañana, antes de la movilización se hace un acto en la escuela secundaria donde concurrieron algunos de los desaparecidos. Allí, viene gente de la comunidad wichí, integrantes de C.A.P.O.M.A, ex detenidos, HIJOS. La marcha se hace el jueves a las 15hs desde la localidad de Calilegua hasta Libertador. Allí, en la plaza principal se realiza el acto”, comenta Ana.

Sutilmente, ante estas actividades la respuesta del Ingenio es similar cada año. Ledesma baja la intensidad del trabajo para despedir menos humo desde las chimeneas de la fábrica, como intentando despejar el cielo ofrece el telón de fondo para la marcha, un poco menos humeante que de costumbre.

Asimismo, la particularidad de este año es que al finalizar las jornadas por el Apagón, comienza el 10º Encuentro de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC). Con la consigna ‘Contra el Saqueo de nuestros Bienes Naturales y la Contaminación, por la Soberanía Alimentaria y la vida’, entre los días 24, 25 y 26 de julio se convocará a las asambleas de todo el país en las ciudades de Libertador Gral. San Martín y San Salvador de Jujuy.

Dando inicio al encuentro el viernes 24 con una marcha en la ciudad de San Salvador de Jujuy, encabezada por las Comunidades Indígenas y Campesinas y Organizaciones sociales y Asambleas de vecinos y vecinas jujeñas, que junto a otras Asambleas y organizaciones del país, expresarán el rechazo al modelo de saqueo y contaminación que se pretende imponer desde el poder económico y los gobiernos cómplices.

Prensa de Frente
www.prensadefrente.org