Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SOMOS PARTE DEL PRESENTE - cá andamos, pensando pa dentro y pa fuera... Mirando y escuchando pa dentro y pa fuera... que todos esperábamos el cambio del cambio... Y ... Cambió... un poquito... digamos... ¿Y nosotres? ¿Cambiamos? ¿Qué movilizarnos para que se mueva? ¿Qué vamos a cambiar para que las cosas cambien? ¿O nos vamos a relajar en el cambio de otres para seguir siendo les mismes?... leer la editorial completa ....

miércoles, 10 de diciembre de 2008

CINCO AÑOS DESPUÉS, EL CEM 110 SIGUE SIN EDIFICIO

El Bolsón (ANPP).- Una veintena de jóvenes de 5to año tendrá hoy su acto de promoción en el CEM 110 de Ñorquin-Có, con lo cual egresarán de la escuela sin que se hayan concretado las reiteradas promesas del gobierno rionegrino de construir un edificio propio para la institución.
Durante cinco años, los estudiantes, y también los educadores, debieron soportar condiciones intolerables tales como desarrollar las clases en los vestuarios y otras instalaciones del gimnasio municipal de esa localidad precordillerana, distante 90 kilómetros al este de El Bolsón.
“Cuando empezamos no teníamos sillas, ni siquiera pizarrones había. Los profesores tenían que usar papel afiche y fibrones”, rememoró una de las adolescentes en un programa en radio Alas.
“Las clases en el vestuario son como estar en una comisaría –explicó-, con todas las paredes de azulejos. En invierno pasamos frío.”
Las obras, que se iniciaron el año pasado, se encuentran paradas, y los reclamos al respecto fueron contestados sistemáticamente con la repetida y poco efectiva frase “estamos gestionando” por parte de la Delegación Regional del Consejo Provincial de Educación, a cargo de la funcionaria Viviana del Agua.
Al secundario asisten, además de chicos de Ñorquin-Có, varios procedentes de parajes y pueblos vecinos como Fitamiche, Río Chico, Chacal Huarruca y Mamuel Choique.
“Nos prometían que la escuela iba a estar al año próximo y así pasamos 2do, 3er año, y llegamos a 5to igual que cuando empezamos. Sentimos que no nos han respetado”, señaló la joven.