Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: SALVAJES NOSOTRES - ...¿Existe un capitalismo bueno? ¿Fuera de la máquina que engulle devora?? ¿Moderado tal vez? ¿Amigable? Inocente jamás... Algunos países de Latinoamérica, como Argentina, Chile por dar ejemplos, aspiran a vivir como en Europa. Allá, "todo funciona", "es más limpio", "ordenado"... leer la editorial completa ....

sábado, 9 de mayo de 2009

AGRUPACIÓN NEGRA: BALANCE DE LA HUELGA DOCENTE: RÍO NEGRO

(Agrupación Negra).- La huelga, que llevamos adelante las y los trabajadores de la educación de Río Negro por más de 40 días, se dio en el marco: de la crisis económica mundial que amenaza con ser tan profunda como la crisis de la década del `30. Ha impactado de lleno en los países centrales provocando el quiebre de entidades financieras, cierre de fábricas, despidos masivos, suspensiones, precarización laboral.

A nivel nacional, se sintió directamente con los despidos y las suspensiones en distintos sectores de la industria (en la región lo vimos en los miles de suspendidos en el petróleo y en los despidos que ya han comenzado) e indirectamente con la progresiva devaluación del peso, que rebaja nuestro salario, encarece la canasta familiar y alienta los tarifazos en los servicios. Está claro que tanto el gobierno nacional como los gobiernos provinciales han cerrado filas junto a las patronales, para que la crisis sea descargada sobre el conjunto de la clase trabajadora.

Para el sector estatal se acordó el mísero techo del 15% en cualquier negociación paritaria, en función de esto es que la CTERA con el gobierno nacional acordó los $1490 para una maestra que recién se inicia.

Por eso cuando estaba planteado el inicio del ciclo lectivo en todo el país (2 de Marzo), 14 provincias PARAMOS contra el acuerdo de Kristina-CTERA. Casi 100.000 trabajadores de la educación dimos una clara demostración de nuestra predisposición a la lucha, claramente la CTERA hizo oídos sordos y las luchas continuaron, aisladas; en distintas provincias: Río Negro, Neuquén, Buenos Aires, Jujuy, etc.

¿Por qué la pelea por la coordinación era estratégica?

Frente al contexto de ataque al conjunto de la clase trabajadora, la lucha que teníamos planteada era dura, porque era contra el gobierno nacional y contra los gobiernos provinciales que habían cerrado filas para disciplinar a los y las trabajadoras. Por eso la pelea por unificar y coordinar las luchas en curso no era menor y marcaba el camino para enfrentar la política del gobierno.

En la región estaba más que planteada esta perspectiva ya que por primera vez los y las trabajadoras de la educación de Río Negro y Neuquén estábamos de paro simultáneamente, los estatales de las 2 provincias estaban movilizados y las y los obreros de Zanon continuaban con su plan de lucha. La situación marcaba el camino, UNIFICAR y COORDINAR las luchas, era la estrategia para torcer el brazo a los gobiernos y conseguir las reivindicaciones de todos los sectores. El frente único patronal ya se había echado a andar(los gobiernos de uno y otro lado del puente iban dando las mismas respuestas a los trabajadores); porque el ataque era el mismo la respuesta tenía que ser del conjunto de los trabajadores de la región en unidad y coordinando.

Las conducciones tanto de la UnTer como las de Aten, Ate y CTA de Río Negro y Neuquén claramente tuvieron una política para que la posibilidad de la unidad y la coordinación no se concretara, a pesar de que en distintas asambleas las y los compañeros votaban por ella. Si bien confluimos en algunas acciones en las calles, lo que se exigía era que se concretara una mesa de coordinación con todos los sectores que estaban luchando para avanzar en un plan de lucha unificado para pelear por las reivindicaciones de cada sector y golpear de conjunto, no cada uno por su lado y divididos.

Al por mayor vimos los intentos, de la conducción central (Azul) y local (Celeste) de desactivar iniciativas que fueran en el sentido de la unidad y la coordinación. Nunca se convocó, por ejemplo, a la mesa de coordinación de sectores en lucha que más de una vez votamos en la asamblea de Cipolletti. Ni siquiera se planteó la unidad con los compañeros estatales de los hospitales a pesar de que la CTA nos nuclea.

Y lamentablemente a lo largo del conflicto, ninguna de las agrupaciones que históricamente son la oposición llamó y peleó por esta perspectiva hasta el final.

¿Por qué la pelea democrática-sindical era importante?

Antes que empezara la huelga, desde la agrupación Negra planteamos que era importante establecer cómo íbamos a funcionar; que el plenario de secretarios generales no podía tomar las decisiones por nosotros que éramos los que estábamos poniendo el cuerpo; que era importante establecer un órgano de decisión de las bases para que decidiéramos el rumbo del conflicto. Esto no sucedió. Desde la 1º semana de la huelga impulsábamos que se llame a un congreso para decidir como profundizar. Lamentablemente dimos esta pelea solas y finalmente el curso de la huelga fue imponiendo el plenario de secretarios generales, muchas veces contra la voluntad de las y los trabajadores de la educación. Como sucedió en el anteúltimo congreso de Unter cuando la conducción Central (azul) decidió que Chichinales “no iba para más” entonces llamó a Congreso para “profundizar”. Cuando vieron durante el congreso que no le cerraban los números llamaron de forma totalmente antidemocrática a un plenario de secretarios generales!!!, nunca visto tremenda maniobra en los congresos de Unter. Así fue que a las 3 de la mañana del día siguiente decide este plenario levantar Chichinales.

El despliegue de energía fue inmenso…

Está claro para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras de la educación que la base superó a las conducciones en su voluntad de lucha, si el conflicto llegó donde llegó fue porque la base fue ganando peleas en las asambleas, a pesar de las maniobras de las burocracias tanto Azules como Celestes para no ir mas allá.

Pero esta huelga demostró no solo nuestra voluntad de lucha sino también que SOLO LUCHANDO conseguimos arrancarle algo a este gobierno. De otra manera no hubiéramos conseguido nada. Y aunque lo que logramos fue poco en función de la magnitud de las medidas (la contundencia del paro, el corte de ruta por más de 30 días, la toma de delegaciones, etc.) fue un paso adelante porque obligamos al gobierno a concretar una propuesta salarial, cuando desde el principio decía que no nos iba a dar nada, porque lo obligamos a derogar las resoluciones discriminatorias (ley de arraigo encubierta) y porque el gobierno tuvo que aceptar la devolución de los días caídos (aunque la negociación no esta cerrada ).

La pelea por la recuperación de los días caídos en las actuales condiciones donde el gobierno avanza planteando reducir las vacaciones o sacar todos los feriados es una muestra de que los dirigentes de Unter no solo tienen intereses muy distintos a los de la base, como apoyar a Soria, debilitar a los radicales o allanar el avance de los planes kirchneristas, sino que además no saben luchar, ya que no deberían haber firmado ningún acuerdo hasta que no estuviera resuelta la no recuperación de días sino de contenidos. O son inútiles o nos entregaron.

Esta huelga fue muy importante, no solo por el contexto en el que se dio sino aún más porque nos preparó, en cierta medida, para enfrentar los próximos ataques que los distintos gobiernos de la mano de los empresarios van a asestar sobre los trabajadores, para que la crisis la paguemos nosotros y no los que la generaron: los capitalistas.

Conclusiones necesarias: Tenemos que agruparnos

Lo que tenemos planteado por delante es organizarnos alrededor de un colectivo de ideas contrario a la política de vaciamiento del sindicato que llevan las conducciones, tanto Azules como Celestes. Que durante años abandonaron la tarea principal del gremio, que es organizar a las trabajadoras y trabajadores para la pelea por sus derechos y los de sus hermanos de clase, propiciando espacios de discusión y de organización democráticas.

El sindicato es una herramienta de lucha que creó la clase trabajadora para pelear por sus derechos, más allá de quienes lo dirijan. Somos los trabajadores y trabajadoras los que tenemos que empezar a ocupar los espacios para crear una tradición distinta, para poner en pie un sindicato activo, solidario con las luchas de otros sectores sociales como los Obreros de zanon, los desocupados, en fin eso que nosotros llamamos comunidad educativa que son precisamente otros/as trabajadores/as o desocupados. Y para organizarnos de forma distinta, garantizando ante todo la posibilidad de la discusión, la información, para que a la hora de tomar decisiones importantes como un plan de lucha, un reclamo, exista una red muy numerosa de compañeros y compañeras que organizados a través del cuerpo de delegados y junto al sindicato plantee una salida en cada coyuntura de ajuste, explotación, desocupación, etc. Para que exista este sindicato tenemos que construirlo desde las bases, junto a los cientos de nuevos compañeros/as que han surgido valientemente en esta huelga y que han confiado en sus propias fuerzas para conseguir lo que pedimos y hay que hacerlo no sólo cuando salimos a pelear, también en momentos en que no pasa nada, hay que continuar porque aún nos espera algo peor y porque nos debemos una relación distinta con la comunidad, para que ante la próxima huelga no sea su sentido común el de los medios de comunicación que nos bastardea.

AGRUPACIÓN NEGRA lanegra_unter@yahoo.com.ar
En la Corriente Nacional 9 DE ABRIL Trabajadores/as de la Educación