Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

lunes, 2 de febrero de 2009

DIEZ AÑOS DE REVOLUCIÓN, INDEPENDENCIA Y SOCIALISMO

(TeleSUR).- El presidente de Venezuela Hugo Chávez, resumió este lunes sus diez años de Gobierno, en tres palabras, "revolución, independencia y socialismos", durante la realización de la Cumbre Extraordinaria del ALBA.
De igual manera recordó que desde el Palacio Presidencial, "hace diez años, casi a la misma hora, estábamos juramentando el primer consejo de ministros (...) ese día firme dos decretos", uno de los cuales era la realización del primer referendo en la nación.
Durante el evento, el mandatario firmó un acuerdo para la construcción de una empresa Gran Nacional de Alimentos, "para producir alimentos y garantizar el sustento para nuestros pueblos, con una inversión de noventa millones de dólares", puntualizó.
El mandatario venezolano también agradeció a la revolución cubana y a su máximo líder Fidel Castro el apoyo que le ha suministrado al pueblo de Venezuela.
"Nunca se podría, ni que tuviéramos el más maravilloso equipo de analistas, de matemáticos, científicos, nunca podríamos, ni con Einsten, Pitágoras, calcular, hasta donde llega el horizonte, la magnitud del apoyo que la revolución cubana le ha dado a la revolución bolivariana", expresó.
"Es inconmesurable el apoyo, gracias de nuevo a Fidel", reiteró el presidente de Venezuela.
Evocó, aquel momento del año 1999, cuando llegó a la presidencia , a quienes le acompañaban, "casi todos representaban gobiernos subordinados al consenso de Washington".
Sin embargo dijo que a partir de aquel momento, ya no se podía hablar de "la Venezuela solitaria, (...) la cuba solitaria, salíamos de la soledad, comenzaban a prenderse las luces de una nueva era y el ALBA (Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América) es eso, el amanecer de una nueva era".
El dignatario venezolano agradeció la presencia de los presidentes visitantes y quienes participan en la cumbre. Posteriormente le dio la palabra al mandatario de Honduras, Manuel Zelaya.
En este sentido, el Jefe de Estado de Honduras fue breve en su intervención, en la que dijo :"Vinimos a saludar a la revolución venezolana" y a reiterar la "relación tan franca y sincera" que tiene su país con Venezuela.
Recordó los 50 años que cumplió la revolución cubana el 01 de enero de 2009. Envió un saludo a Fidel Castro, y consideró que su lucha habla "de los que es un pueblo valiente, un pueblo heroico".
Con respecto a Venezuela, felicitó "la conciencia del pueblo". "Saludo a la espada de Bolívar, saludos presidente", concluyó el mandatario Manuel Zelaya.

UNTER RECLAMA TITULARIZACIONES

El Bolsón (ANPP).- La dirigencia central de la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter) denunció que el Consejo Provincial de Educación nunca dio respuestas al pedido de titularizaciones manifestado por el gremio en varias oportunidades.
Los sindicalistas recordaron que el ministro de Educación provincial, César Barbeito, junto con sus pares de otras provincias, se comprometieron el año pasado a llevar adelante titularizaciones.
"Barbeito desconoce e incumple lo firmado en el Consejo Federal de Nación, y cercena derechos constitucionales de movilidad en nuestro territorio o hacia otra jurisdicción", se quejaron desde la Unter.
Esto perjudica directamente a los docentes en ejercicio al 31 de diciembre de 1998, que no hayan podido ejercer su derecho a la titularidad en los cargos u horas que ocupan de modo ininterrumpido desde entonces.
La situación, explicó el gremio, debía regularizarse en diciembre pasado y no se hizo.

Fuente: agencia APP.

REPUDIAN ATAQUES SIONISTAS A DIRIGENTES


El Bolsón (ANPP).- Organizaciones y referentes políticos y sociales repudiaron "los ataques" perpetrados contra Juan Carlos Beica, de Convergencia de Izquierda, y contra otros dirigentes como Oscar Kuperman, Luis Delía, Jorge Altamira y Ruben Saboulard, entre otros, que se habían solidarizado con el pueblo palestino criminalmente masacrado por el estado de Israel.
Denunciaron que este accionar está dirigido por la embajada de Israel en Argentina, tildando de "antisemitas" y "fascistas" a quienes luchan para frenar la agresión del gobierno de Israel contra el heroico pueblo palestino de la franja de Gaza.
"El bloqueo inhumano y la agresión armada que están llevando adelante demuestra quiénes son los fascistas", acusaron los militantes populares.

FORO SOCIAL: DIÁLOGO ENTRE MOVIMIENTOS SOCIALES Y PRESIDENTES


Belem do Pará, Brasil (Prensa De Frente).- Presidentes latinoamericanos y referentes de movimientos sociales mantuvieron un histórico encuentro en el marco del Foro Social Mundial, que este año se desarrolla en el Amazonas.
Entre otras particularidades, el evento no fue cerrado por los mandatarios sino por Joao Pedro Stedile, de la dirección del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST) que, en representación de los movimientos sociales, instó a los presidentes a tener mayores iniciativas políticas y a convocar a las organizaciones populares para debatir las medidas a implementar frente a la crisis económica.
"Ustedes han estado muy flojos. Hacen sus reuniones, hablan de coyuntura, van a la playa, y los pueblos esperamos. Necesitamos reformas estructurales y no medicinas para el capital. Se reunieron hace pocos días ¿Y que hicieron? Nada. Aquí les lanzo un reto: ojalá logren hacer una próxima cumbre invitando a los movimientos a debatir la forma de salir de la crisis".
Con estas palabras, Stedile interpeló a Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Fernando Lugo, en relación a la última cumbre de presidentes.
Stedile marcó la doble necesidad de un ascenso de las luchas sociales independientemente de los procesos electorales y un nuevo modelo económico.
Además, planteó como desafío la elaboración de un programa mínimo que, si bien al principio no se propondría medidas socialistas, pueda tener iniciativas anticapitalistas que prefiguren el socialismo a construir.
Por parte de los movimientos sociales, Camille Chalmers, de Jubileo Sur y COMPA y Magdalena León, de la Red de Mujeres Transformando la Economía (REMTE) hicieron un balance de los avances y retrocesos de las organizaciones populares, haciendo hincapié en la necesidad de dar una respuesta radical al avance de la crisis mundial.
El primero de los presidente en exponer fue Rafael Correa, de Ecuador, quien avanzó en torno al debate sobre el socialismo del siglo XXI.
"Creemos que este socialismo busca una sociedad más igualitaria, que haga enfásis en el valor de uso, en la justicia social, en la justicia de género, sin dogmas ni manuales", aseguró.
El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, tal como luego hicieron Evo Morales y Hugo Chávez, afirmó que su llegada al gobierno fue consecuencia de la lucha y construcción de los movimientos sociales y agregó que "las organizaciones populares son el soporte de los cambios en la región y las que han transformado América".
"No tenemos que hacer declaraciones bonitas, tenemos que lograr la integración de los pueblos desde abajo, si no no tiene sentido."
El ex obispo hizo un reclamo a su par de Brasil. Con respeto pero mucha firmeza, le reclamó a Lula lograr un precio justo respecto de la energía de la represa de Itaipú, compartida por ambos países. ”No creo que un tratado firmado en tiempos de dos dictaduras pueda seguir teniendo vigencia en estos tiempos que vivimos, creo que el compañero Lula lo va a entender”, aseguró.
Uno de los presidentes más ovacionados fue Evo Morales quien, al presentarse agradeció poder participar del encuentro y pidió ser convocado para formar parte del encuentro y discutir a la par de los demás, como lo hacía antes de ser presidente de Bolivia.
Morales, al igual que sus colegas, pidió una condena mundial por la masacre perpetrada por Israel en la Franja de Gaza y aseguró que desde su gobierno ”se pueden cometer errores pero nunca habrá traición en la lucha contra el imperialismo. Los zapatistas hablan de mandar obedeciendo, nosotros en Bolivia gobernamos obedeciendo, para cumplir el mandato del pueblo”.
Hugo Chávez, tras hacer un balance de los últimos diez años en América Latina, que lo tuvieron al frente del gobierno en Venezuela, dijo que no tiene muchas ilusiones de cambio en la asunción de Barack Obama en Estados Unidos porque no cree que modifique las políticas del imperio.
Además, se refirió a los proyectos de integración latinoamericana, como el ALBA, y al Tratado de Libre Comercio de los Pueblos, como herramienta para enfrentar los Tratados de Libre Comercio.
”Los gobiernos y los movimientos sociales tenemos que construir nuestro socialismo, no hay otro camino, no hay tercera vía, hoy el mundo nuevo no sólo es posible sino necesario y está naciendo aquí”, aseguró.
Finalmente, Joao Pedro Stedile hizo una síntesis del encuentro y relativizó algunas afirmaciones de los presidentes. ”El proceso revolucionario lleva diez años de resistencia, pero no hemos logrado el movimiento de masas que cambie la correlación de fuerzas. La lucha de clases depende no de discursos sino de la fuerza que el pueblo pueda acumular.”
Stedile aseguró que sólo el protagonismo del pueblo y la lucha de masas va a tener la fuerza para enfrentar los proximos años.
El líder del MST dijo que los capitalistas sólo conocen una forma de salir de la crisis: poner los sacrificios en la espalda de los trabajadores y, por esto, le pidió a los presidentes la elaboración de un programa mínimo anticapitalista que dé respuesta a las necesidades populares.
En este sentido, remarcó puntos iniciales: soberanía de los pueblos sobre los recursos naturales; nacionalización de la banca y la necesidad de avanzar con una moneda regional, que proponía que el símbolo fuera el maíz, representado a la tierra. También hizo hincapié en la construcción del ALBA por parte de los movimientos sociales y la necesidad de democratizar más las comunicaciones y elevar la conciencia de los pueblos.
”La importancia es respetar nuestras diferencias, sumar cada cual en su trinchera y construir unidad popular”, afirmó el Sin Tierra.

Foto: Prensa de Frente.

LLEGA A EL BOLSÓN REVISTA SUDESTADA



El Bolsón (ANPP).- En las próximas semanas estará llegando a la localidad la revista "Sudestada". Esta revista de cultura, política y actualidad lleva más de siete años y todos los años está en más puntos del país.
En diálogo con los redactores nos hicieron un balance de lo que es llevar un proyecto de esta magnitud sosteniendo los principios políticos y la coherencia ideológica por tantos años.

"La búsqueda es la misma, pero después de siete años de trabajo arduo y apasionado, quienes hacemos Sudestada podemos volver la vista atrás para reconocernos en cada edición, para sabernos parte mínima de un proyecto que hoy nos supera y que tiene en el lector a un aliado firme, a un crítico implacable, a un colaborador permanente. Durante mucho tiempo perseguimos un lenguaje propio desde el cual abordar determinadas crónicas vinculadas con el pasado político argentino y latinoamericano. De allí nuestra decisión de indagar ciertas formas más vinculadas a la historia mínima, a la metáfora que pudiera sintetizar en un hombre o mujer, un proyecto colectivo, un impulso revolucionario del modo más humano posible, sin ignorar en ningún momento el debate y la matriz ideológica que empujó a cada uno de los protagonistas de nuestros artículos".
"Por eso, intentamos desde nuestro primer número no caer en el panfleto para difundir ideas, no subestimar al lector en ningún momento con consignas cerradas sino más bien azuzar el fuego del debate y la polémica a partir de las vivas diferencias que existen en nuestra redacción. En nuestro caso, la diferencia nos sirvió como herramienta para trabajar los materiales de un modo más interesante y menos esquemático; porque lo que interesa, en definitiva, no es nuestra opinión sino rescatar del olvido algunas historias que nos representan y nos conmueven, aún después de tanto tiempo transcurrido. Esquivando el dogma y la mirada mecanicista de la historia, que anula la discusión y acorta el margen de aquellos que pueden interesarse por realidades pasadas".
Desde la agencia, orgullosamente, nos estaremos encargando de la distribución y estará en varias librerías y en venta directa

SILENCIO: CAMPO DE CONCENTRACIÓN


(ANRED-T)-Durante la última dictadura militar en la Argentina emergieron centenares de centros clandestinos de detención en los que se secuestró, se torturó y desapareció a 30 mil personas. "En general, funcionaban disimulados dentro de una dependencia militar o policial. A pesar de que se sabía de su existencia, los movimientos de las patotas se trataban de disimular como parte de la dinámica ordinaria de dichas instituciones", explica la politóloga Pilar Calveiro, sobreviviente de los campos de concentración de la Aeronáutica y la Armada.

En algunos casos, la realidad superó ampliamente a la imaginación más atrevida. Escuelas y hospitales se erigieron en verdaderos campos del horror. Operativos a plena luz, detenciones en las salas del nosocomio, aulas convertidas en salas de tortura trazaban un mapa en el que se advertía la convivencia con la parálisis y el terror. "La Aeronáutica hizo funcionar un centro clandestino de detención en el policlínico Alejandro Posadas. Los movimientos ocurrían a la vista tanto de los empleados como de las personas que se atendían en el establecimiento, 'ocasionando un terror que provocó el silencio de todos'", reconstruye la autora de Poder y desaparición.

El poder desaparecedor no se mostró reticente a convertir a la totalidad del territorio argentino en un verdadero campo de concentración, es decir, no dudó en emplear espacios que habían sabido cumplir una función social en lugares para la opresión y el disciplinamiento del cuerpo social.

"Las tres Armas asumieron la responsabilidad política del proyecto de salvataje. Ahora sí, producirían todos los cambios necesarios para hacer de la Argentina otro país. Para ello, era necesario emprender una operación de "cirugía mayor", así la llamaron. Los campos de concentración fueron el quirófano donde se llevó a cabo esa cirugía- no es casualidad que se llamara quirófanos a las salas de tortura-; también fueron, sin duda, el campo de prueba de una nueva sociedad ordenada, controlada, aterrada", resume en Poder y desaparición la politóloga Pilar Calveiro.

El experimento genocida en el hospital de Haedo Norte se llevó adelante entre 1976 y 1977. El Estado adoptó una metodología dual: por un lado, desplegaba su aparato represivo ferozmente contra los trabajadores y vecinos de los barrios cercanos y, por otro, mantenía en pie la asistencia sanitaria. En un mismo sitio se torturaba y ejecutaba pero, también, se cuidaba y daba vida.

"Un hospital que había nacido- afirma en los autos de procesamiento el juez Daniel Rafecas, a cargo de la instrucción de la causa por los crímenes cometidos en ese centro de salud- y se había edificado sobre las bases de una institución cuya idea fue llegar con su servicio a lugares carentes de una suficiente cobertura médica y otros servicios asistenciales básicos fue socavado por el terror que no sólo tuvo por destinatarios a sus profesionales y demás empleados, sino que incluso fueron los propios pacientes quienes como testigos pasivos de los hechos debieron vivenciar el accionar abusivo".

Como remarca el magistrado a cargo de la investigación, la metodología implementada en el predio del Policlínico Posadas está en plena consonancia con el objetivo genocida de la última dictadura: la destrucción de las relaciones sociales de autonomía y de cooperación. Si antes los trabajadores del hospital habían decidido que el rol social que le correspondía a esa institución era salir a los barrios, la decisión de los militares y de quienes los apoyaban fue cerrar las puertas del hospital, marcando con sangre qué le podría pasar a quien no estuviera dispuesto a obedecer ese mandato. Un centro de torturas y muerte ubicado en un chalet que se percibe desde la entrada era más que elocuente como mensaje. Trabajadores y trabajadoras que eran incluidos en listas, cargados en celulares policiales y desaparecidos se convirtieron en elementos demasiado aleccionadores.