Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SÓLO GRACIAS A AQUELLOS SIN ESPERANZA NOS ES DADA LA ESPERANZA” - ...Así termina Herbert Marcuse -citando a Benjamin- su obra El hombre unidimensional en la primer mitad de los años 60 del siglo pasado, una obra en la cual explícitamente agradece a “El American Council of Learned Societies, la Louis M. Rabinowitz Foundation, la Rockefeller Foundation y el Social Science Research Council me han otorgado becas que facilitaron mucho el término de estos estudios”… paradojas aparentes, no? ... leer la editorial completa ....

lunes, 19 de agosto de 2019

EDITORIAL: "SEMBRANDO SOBERANÍA"

El Bolsón (ANPP).- Compartimos la Editorial de nuestra Agrupación Rojinegra de esta semana:

SEMBRANDO SOBERANÍA

En estos tiempos, en el emisferio sur, un nuevo ciclo de vida comenzó. Los días crecen en cantidad de luz solar, temperatura. La naturaleza nos regala las primeras flores. Y para muches vecines
empieza la temporada de siembra. Hacer almácigos, remover la tierra, preparar el compost, hacerse de las semillas y del abono, diseñar la distribución de la huerta de este nuevo ciclo... parece tan simple y exige tanto trabajo, tiempo, cuerpo, territorio. También amor, risas y esfuerzo compartido.
Quienes vivimos alejades de las urbes y gozamos de un pedazo de tierra/territorio tenemos la posibilidad de pensar y hacer nuestra huerta. Huerta que significa salud, comida sin veneno, acompasamiento y conocimientos de los ciclos de la pacha (de los propios), redes sociales (de las personales, no las virtuales), ahorro económico o al menos otra distribución -y retribución- de los bienes que intercambiamos, posicionamiento político. Huerta que es soberanía alimentaria, conectándonos entre vecines para resolver dificultades, intercambiar experiencias, producir y consumir local y saludable resignificando la conexión con la tierra y tejiendo más profundamente con la naturaleza. Una alternativa política, espiritual, terapéutica, económica, cultural, ética, social... La huerta puede ser desde un pasatiempo hasta una revolución.
En la comarca somos muches quienes intentamos encontrar en nuestro entorno natural, gran parte de lo que comemos y nos nutre. Ya sea produciendo, intercambiando, recolectando, y así nos vamos encontrando con huertas pequeñas, huertas comunitarias, huertas cooperarivas. Proyectos productivos...
Puede ser una excusa para juntarse, una razón para alejarse de la propuesta individualista y capitalista de la hegemonía.
Hacer huerta nos da libertad, libertad del supermercado, de tanto entramado comercial. Nos propone una dinámica donde el tiempo no es dinero, sino comida sana, aire puro. Un cambio en la lógica social, una vuelta a la esencia de la vida, donde podemos aprender del ciclo de la vida, y transformarnes como sociedad.