Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CLASE MEDIA EN LA MIRA DEL GOBIERNO ... Muchas veces hemos hablado de la importancia de fijar nuestra propia agenda. Y que ésta sea una mirada diferente de lo que plantea la agenda de los medios hegemónicos (la tan en boga contraindicación). La necesidad de dejar de lado los cuadernos, los aportantes truchos, y poder mirar que en el barrio se siguen recuperando espacios, que en Catamarca se desarrolla el 15vo Encuentro Nacional de la RNMA, que una Agrupación como la nuestra (insignificante para muchos) logra sacar una Agenda empezando a cambiar la perspectiva del tiempo y cómo nos disponemos a mirarlo y vivirlo ... leer la editorial completa ....

lunes, 16 de abril de 2018

GENARO Y CRISTIAN CALFULLANCA, PADRE E HIJO MAPUCHES DESAPARECIDOS HACE CINCO AÑOS EN CHUBUT

(La Izquierda Diario).- Desde la Semana Santa de 2013 su familia los busca. Este martes hubo acto y marcha en Cholila, donde vivían y se los llevaron. Para Isabel Calfullanca, los funcionarios políticos y judiciales “saben lo que pasó”.

Genaro y Cristian Calfullanca son dos peones rurales mapuches que desaparecieron durante la Semana Santa de 2013 en Cholila, una localidad del departamento cordillerano de Cushamen, en la provincia del Chubut. Sin resultados sobre su destino, se suman a la larga lista de desaparecidos mapuches en democracia.
El padre de 46 años y su hijo de 19 estaban haciendo un alambrado en el valle del río Tigre, al fondo del lago Cholila y hasta hoy no ha surgido el menor indicio de su paradero. Las hipótesis apuntan a que “eran testigos claves en la investigación de una venta de tierras” en la que estaría involucrado un exintendente de la zona, o “un pacto de silencio y connivencia entre los actores del poder político de turno”.
Este martes, cinco años después, había llovido todo el día y, a pesar de un intenso frío, unas sesenta personas marcharon por el pueblo de Cholila, con los cerros nevados como mudos testigos, al igual que ese cerco de impunidad que aún angustia a los Calfullanca.
“A todos los vecinos, los compañeros que jugaban al fútbol con ellos, creo que les duele no encontrar justicia para Genaro y Cristian, no poder explicar por qué aún no están. Ayer estuvimos en la fiscalía y en el juzgado federal y salimos con las manos vacías. Nos entregaron el papel ese de la recompensa y yo decía ‘acá queremos que aparezcan ¿es mucho pedir?’ Espero que algún paisano se ponga la mano en el corazón y hable”, dijo entre sollozos Isabel Calfullanca ante los manifestantes*.
De hecho, ella resume que lo único que hizo el Poder Judicial en cinco años, salvo escuchar un puñado de testimonios, fue ir elevando la recompensa. Chicos mapuche y no mapuche, con remeras y carteles con los rostros de los desaparecidos, acompañaron la movilización, que para la población de Cholila fue una multitud.
En octubre pasado, el abogado de la familia Edgardo Manosalva se reunió con el juez federal Guido Otranto, quien investiga el habeas corpus por la desaparición de los Calfullanca (y tuvo una participación determinante en los primeros meses del caso Maldonado). “Hay testigos que a lo largo de estos meses han sido llamados, y en base a esas declaraciones veremos qué acciones va a desarrollar el juzgado”, dijo el letrado a este diario. Y agregó que “hasta ahora no se sabe el día exacto de la desaparición pero fue en la Semana Santa del 2013, estaban completando un trabajo de alambre que habían comenzado a principios de marzo de ese año. A fin de mes Cristian y Genaro entraron al valle donde se los vio por última vez. Allí quedó el campamento con la comida y la ropa sin tocar”.
Manosalva hizo hincapié en que “los primeros días se pensó en un extravío pero luego se determinó que era una desaparición contra su voluntad. Y se inició la investigación penal en la fiscalía de la provincia. Ahí denunciamos la obstaculización por parte de la fiscalía de Oscar Oro y, a partir de ahí, iniciamos la acción de habeas corpus en el juzgado federal que se sigue tramitando”.
Según explicó el letrado, aunque aún no hay resultados tanto en esa causa como en la que investiga el Poder Judicial chubutense hicieron lugar al pedido de más medidas de prueba. Y este martes, en la audiencia que tuvieron con el juez Otranto, estuvieron también el jefe de la Policía provincial y la abogada de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Chubut.

Fotos Diego Sandstede
Nota completa