Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: "EN LA CALLE CODO A CODO..." - Cuando salimos a las calles a unir nuestras pisadas a la de otros seres, codo a codo mate en mano, con les hijes, les amigues, bajo el sol, el frío o la lluvia. Cuando unimos la voz a otras gargantas para gritar más fuerte el nombre de les compañeres ausentes, para invitar a les vecines a no ser indiferentes, a unirse a la lucha,.. ... leer la editorial completa ....

martes, 20 de marzo de 2018

CONFIRMADO: NO HAY RASTROS DE PÓLVORA EN LAS MANOS DE RAFAEL NAHUEL

Bariloche (enestosdías).- El informe del Centro Atómico descartó que el joven asesinado por efectivos de Prefectura haya disparado o estuviese armado. Se desvanece la teoría del enfrentamiento. Días claves para determinar quién mató a Rafael.

  Rafael Nahuel no tenía rastros de pólvora en sus manos, según se desprende del informe realizado por el Departamento de Caracterización de Materiales del Centro Atómico Bariloche (CAB), que analizó todas las muestras tomadas horas después de la represión en la comunidad mapuche de Villa Mascardi.
Según información a la que pudo acceder En estos días, de la muestra correspondiente al joven mapuche asesinado se analizaron 4163 partículas y ninguna arrojó como resultado la presencia de los tres elementos constitutivos de la pólvora (bario, plomo y antimonio).
Peritos balísticos consultados por este medio coincidieron en que el resultado se torna concluyente: Rafael Nahuel no disparó ni portaba un arma la tarde del 25 de noviembre de 2017, cuando los efectivos del grupo Albatros ingresaron, sin orden judicial, al territorio de la comunidad Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi.
Se cae así una de las operaciones político-mediáticas más graves de todo el caso, que incluyó un artículo periodístico del diario Clarín en el que se afirmaba que el “Instituto Balseiro” había confirmado al juez interviniente que la muestra de Rafael Nahuel mostraba partículas compatibles con pólvora.
En tanto, de las cintas de carbono correspondientes a Fausto Jones Huala -uno de los dos jóvenes que bajó el cuerpo de Nahuel hasta la ruta 40- de un total de 4001 partículas analizadas sólo una contenía los tres elementos (bario, plomo, antinomio).
Jones Huala, según consta en el expediente, recogió casquillos de las balas 9 milímetros disparadas por los Albatros.
En el caso de Lautaro González -quien también llevó el cuerpo de Nahuel- una sóla de las 3534 partículas estudiadas arrojó resultado positivo. Fue hallada en su mano izquierda, pero el joven es diestro.
Fuentes con acceso al expediente aseguraron a En estos días que es “muy importante” el número de partículas en las muestras correspondientes a los prefectos, aunque no detallaron la cantidad.
El informe elaborado por el Centro Atómico será ahora analizado por peritos balísticos que determinarán quién efectuó disparos aquel día. El Juez Federal Gustavo Villanueva pretende que las muestras sean enviadas al área de pericias que Gendarmería posee en la provincia de Salta, medida a la que se opondría la defensa de los jóvenes Jones Huala y González.
En paralelo a esa pericia, se espera para los próximos días el resultado de la comparación de los proyectiles disparados de las armas secuestradas a los Albatros con la bala extraída del cuerpo de Rafael Nahuel en la autopsia.
Ese estudio es clave para determinar de qué subfusil MP5 o pistola Beretta de los uniformados salió la bala 9 mm. que provocó la muerte del joven.
Villanueva comenzará el próximo 9 de abril a tomar testimonio a los prefectos que participaron del operativo. Inicialmente citó a los Albatros que no ingresaron al territorio -permanecieron en la ruta- o no efectuaron disparos, de acuerdo a la cantidad de proyectiles en la recámara de cada arma.
Sin embargo, los resultados de las pericicias mencionadas -a las que debe sumarse la que se efectúa sobre la ropa de los prefectos, Nahuel, Jones Huala y González-, podría acelerar los tiempos y cambiar la estrategia judicial. Es que de todos esos estudios podría surgir con claridad quién efectuó el disparo mortal.
En la causa, hasta el momento, no hay prefectos imputados formalmente.