Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: SOMOS, TENIÉNDONOS A CADA UNA ...Nos tenemos. Nos tenemos y esa debe ser nuestra bandera y nuestra lucha. Tenernos entre nosotras, decimos desde el feminismo y eso es lo que nos hace seguir adelante; levantarnos desde el abajo mismísimo, para armarnos siempre en el abrazo junto a la otra. ... leer la editorial completa ....

miércoles, 14 de junio de 2017

EL CRIMEN DE OTOÑO URIARTE SE SEGUIRÁ INVESTIGANDO



13 de junio(Red Eco).-
A casi 11 años del homicidio de la joven, el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro dejó sin efecto los sobreseimientos dictados a los seis imputados Néstor Ricardo Cau, Germán Angel Antilaf, José Hiram Jafri, Maximiliano Manuel Lagos, Federico Axel Saavedra y Juan Marcelo Calfiqueo.
Los imputados habían sido beneficiados por los sobreseimientos dictados por la jueza de Instrucción de Cipolletti, Sonia Martín, confirmados luego por la Cámara Primera en lo Criminal.

El pedido de revisión fue solicitado por la Fiscalía, al argumentar que hubo prueba que no había sido valorada y que aún quedaba por producir, como la realización de una pericia genética sobre cabellos hallados en la remera de la víctima, la ampliación del estudio físico de prendas, estudios de física forense y un requerimiento al Cuerpo Médico Forense de la Corte para re-analizar con un programa informático los resultados de ADN.
Desde la defensa afirmaron que se había excedido “el plazo razonable de la investigación”; mientras que el abogado querellante, Marcelo Hertzriken Velasco, pidió “que se le dé la posibilidad a la familia que esta causa finalice en un tiempo razonable”.

Lo concreto es que los cinco jueces que integran el Superior Tribunal consideraron que “no hay mérito para el sobreseimiento y tampoco para el procesamiento”, habilitando de esta manera a la Fiscalía a continuar con la investigación.

Cabe recordar que Otoño Uriarte tenía 16 años y vivía en la localidad rionegrina de Fernández Oro. El 23 de octubre de 2006 fue secuestrada y desaparecida mientras volvía a su casa. Su cuerpo fue hallado seis meses después en un canal de riego del paraje El Treinta.