Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

lunes, 12 de noviembre de 2018

EDITORIAL DE LA AGRUPACIÓN ROJINEGRA: "CORTAR LA CADENA"

El Bolsón (ANPP).-Editorial de la Agrupación Rojinegra:

"CORTAR LA CADENA"

Nadie duda en que los medios de comunicación se han vuelto una herramienta fundamental para poder asegurar el triunfo de la derecha en los diferentes países de Nuestramérica. El tema es poder descubrir cómo lo hacen, qué estrategias utilizan y cómo desbaratarlas.
Por un lado, creemos que no se trata de una sola estrategia. Es una combinación de estrategias.

Cuando Lanata empezaba y terminaba su programa con nombre inclusivista “periodismo para todos” maldiciendo a diestra y siniestra, nos preguntábamos quién podría ver semejante y desagradable espectáculo. Quién podría ver el denigrante programa de Marcelo Tinelli, o los mentirosos noticieros que mostraban a Macri como un mago que iba a hacer desaparecer los problemas que existían en ese momento. Los reales y los que inventaba el mismo noticiero. Porque de cada cosa hacían un mundo.
Si se inundara la cancha de Independiente como se inundó la de Boca el sábado, seguro Moyano hubiera sido defenestrado, y así podríamos seguir con una interminable lista de situaciones que fueron eje de la agenda del macrismo en sus medios y en todos aquellos medios que intentaban decir otras cosas de lo que hablaban los medios macristas, pero que terminaban hablando de lo mismo, dándole entidad a lo que el macrismo nos fijaba como agenda.
Así, Tinelli fijaba agenda haciéndonos hablar de discriminación, sexismo, denigración, etc. Entonces, hoy, en un fin de año en el que todes vimos que la economía se iba a la bosta, pero que gracias a la recesión y a la inyección de dinero de los préstamos, pareciera que ya nada fue realmente tan grave, el año que viene, electoral y definitorio de muchas cuestiones vuelve a poner a los medios de comunicación en un lugar fundamental.
La estrategia del odio, vuelve a aparecer, y mientras políticos aparecen diciendo barbaridades, quienes se encargan de darles difusión son los mismos medios que luchan contra el modelo que plantean. Es que han logrado que la población interprete todo lo que viene de ciertos medios como mentira, como con “un fin político golpista” y si la prensa alternativa se horroriza de lo que dice Bulrich sobre permitir y avalar que las personas usen armas de fuego para su defensa personal, quienes vamos a dedicarle hojas y títulos a esa situación, haciéndole la campaña a esa especie de señora, serán, justamente los medios contrahegemónicos.  Ya no sólo los medios, sino también las personas, ya que las redes sociales, con el reenvío de mensajitos e imágenes se han vuelto una de las formas de anoticiarse más relevantes.
Hoy el “medico forence” de la policía que difundió las imágenes del cuerpo sin vida de Santiago Maldonado cuando fue encontrado, ya cuenta con un fallo judicial que lo condena. Pero ¿quiénes difundieron esas imágenes? No fue sólo él, miles de militantes, conmovidxs por la noticia, ni reflexionaron, reenviaron. La imagen no informaba nada. Sólo la constatación de que se trataba del cuerpo de Santiago. No decía nada sobre qué había sucedido, ni qué intereses estaban detrás del asesinato, nada. Constataba la muerte. Quienes difundieron las imágenes no fueron los medios hegemónicos, no hizo falta.
Otra situación en las redes sociales, es la práctica de la intolerancia, la de “salir” de un grupo frente a una discusión. O enojarse frente a una confrontación de ideas. Intolerancia al diálogo. Intolerancia a la diversidad de miradas. Y quienes se vuelven intolerantes, pronto estarán denostando a quienes no piensen igual. Como si existiera la posibilidad de que todes pensemos igual. O lo que es peor, como si algún grupo de izquierda pudiera plantearse como objetivo que todes pensemos igual. Y así, de repente, quienes estamos propagando el odio, las formas de ser fachas, somos lxs mismxs militantes del cambio. Sin dudas todo tiene un límite, y eso es lo difícil. ¿Hasta dónde podemos dialogar? ¿Qué cosas son permitibles y cuáles no? Es difícil, es un desafío que no permite parametros fijos. cada discusión es diferente, es cierto. Pero al final, el modo de maldecir a todo y a todxs de Lanata, se instaló.
Difundir y reproducir en redes y en medios de comunicación los logros de organizaciones compañeras, trae un fresco aire que tiene la ventaja de ser a la vez que esperanzador, una manera de compartir estrategias de organización y lucha. Nuestra agenda, por eso, es el campo popular y no los nefastos funcionarios de gobierno.