Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: AGENDA FEMINISTA ... En el cuarto aniversario del grito Ni Una Menos, la marea feminista crece y con ella crece la sororidad y también quiénes se sienten incómodos y cuestionados por los escraches y denuncias. Allá ellos, el movimiento feminista va más allá, va por una transformación cultural y no en contra de nadie en particular. Quienes se sientan incómodos aún, deberán superarlo, transformar su incomodidad en nuevas conductas. ... leer la editorial completa ....

martes, 7 de julio de 2015

SENTENCIA EN EL CASO POR EL ASESINATO DE JULÑIÁN ANTILLANCA

Imagen integrada 2

COMUNICADO DE LA COMISIÓN.
CERTEZA UNÁNIME: LA POLICIA ASESINÓ A JULIÁN ANTILLANCA.
HOMICIDIO Y ENCUBRIMIENTO DEMOSTRADOS.

Luego de cinco años de porfiada lucha, de incesante movilización, de la cabeza y el corazón puestos en generar acciones con la mayor creatividad posible, el pueblo de Chubut puede gritar JUSTICIA con lágrimas de alegría y no sólo de dolor. En el día de hoy el tribunal compuesto por los jueces Adrián Barrios, Darío Arguiano y Marcelo Nieto Di Biasse, declararon penalmente responsables del delito de homicidio agravado en perjuicio de Gonzalo Julián Antillanca, a los policías Martín Paul Solís, Jorge Abraham y Laura Soledad Córdoba; y del delito de encubrimiento agravado al Comisario Carlos Sandoval, responsable de la comisaría 4ta de la ciudad de Trelew la noche del asesinato de Julián, el 5 de septiembre de 2010, y de la feroz golpiza a los queridos hermanos Aballay, Sergio y Matías.
Salvo el caso del Comisario Sandoval, a lxs condenadxs se les dictó inmediatamente prisión preventiva.
En la audiencia de lectura de la sentencia no faltaron amenazas ni puñetazos a Jorgelina Domínguez, una de las testigos claves del caso. Este clima de intimidación ocurrió frente al tribunal y el público presente y motivó la inmediata denuncia ante el Ministerio Público Fiscal.
La lectura del extenso veredicto duró casi 20 minutos, en una sala colmada de familiares y amigxs de Julián Antillanca y con el hall del 6to piso de los tribunales de Trelew  repleto de pueblo. El tribunal dio por probada la materialidad del hecho a partir de las diferentes pericias médicas y científicas sobre el cuerpo de Julián Antillanca y el sitio donde fue hallado sin vida. La autoría quedó acreditada a partir de los testimonios de Daiana Monsalve, quién vio cómo lxs policías golpeaban a Julián en la rotonda 5 de Octubre y de Jorgelina Domínguez que pudo ver cómo el cuerpo sin vida de Julián era arrojado desde un móvil policial. Es importante destacar que la credibilidad de los testimonios emana de su congruencia con diferentes pruebas científicas. Daiana Monsalve relató cómo lxs efectivos policiales golpearon a Julián, indicando algunas partes del cuerpo específicas en las que propinaron esos golpes, lo cual fue verificado en la autopsia. El testimonio de Jorgelina Domínguez no sólo permitió identificar – en rueda de reconocimiento – a Martín Paúl Solís como quien arrojó el cuerpo sin vida de Julián del móvil policial, sino que además pudo reconocer el patrullero en el que luego una pericia científica encontró rastros genéticos de Gonzalo Julián Antillanca.
Desde la Comisión contra la Impunidad y por la Justicia en Chubut queremos destacar el intenso trabajo tanto de la fiscalía como de la querella en el marco del debate y así también del Servicio de Asistencia a la Víctima. Asimismo, agradecer profundamente a todas las organizaciones y personalidades que hicieron manifiesto su apoyo y acompañamiento a la familia Antillanca, a nuestra organización y al pueblo de Chubut. Particularmente a los documentalistas Daniel Riera y Mauro Gómez, realizadores del documental “Un Paisaje de Espanto” que se convirtió en un aporte invalorable para la lucha y una síntesis perfecta de la situación de violencia policial y judicial que se vive en nuestra provincia. A Nora Morales de Cortiñas por su presencia en el juicio, por sus palabras y su ejemplo de lucha inquebrantable por la justicia y contra la impunidad. Al Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni, quién hizo públicas sus palabras de reconocimiento para con la lucha de todas las familias que integramos la Comisión Contra la Impunidad. A Pablo Ferreyra,  Legislador Porteño, quién se hizo presente en nuestra ciudad brindando su apoyo, el cual tiene una relevancia especial para nosotros por tratarse de alguien que ha sufrido una pérdida irreparable producto de la violencia institucional. A Adolfo Pérez Esquivel, tamaña personalidad de los Derechos Humanos en Argentina y en el mundo, que no dudó en alzar su voz en reclamo de justicia por Julián. A Manuel Tufró, director del área de Violencia Institucional del CELS, que vino a presenciar los alegatos y no tuvo reparos en hablar categóricamente de las responsabilidades del estado -y concretamente del poder ejecutivo- en estos crímenes. Al diputado nacional Leonardo Grosso y a Pablo Amarante de la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, que acompañaron desde el principio de múltiples formas. A Sandra Raggio y Rodrigo Pomares y a toda la Comisión Provincial por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires, por acompañarnos tan de cerca, permitiéndonos aprender de la experiencia de un organismo de Derechos Humanos modelo en nuestro país.    
Sin dudas creemos que este fallo es histórico para Chubut, la provincia de la impunidad. Somos la provincia de la impunidad, porque la desaparición forzada de Iván Eladio Torres, que llegó a motivar la primera condena al estado Argentino por una desaparición forzada desde la restauración de la democracia, no sólo sigue impune en la justicia local – al igual que los homicidios de los 7 testigos de la causa - sino porque todos los imputados aún trabajan en las filas de la policía de Chubut. Somos la provincia de la impunidad, porque tuvieron que pasar 4 sentencias judiciales que intimaran al poder ejecutivo a exonerar a dos policías que participaron de la violación a un menor en una comisaría, para que el gobernador se dignara a desistir del delito de desobediencia. Somos la provincia de la impunidad, porque los dos casos de violencia policial más emblemáticos de los últimos años (Antillanca y Almonacid) – ambos con 2 testigos asesinados -,  la primera vez que llegaron a juicio terminaron en aberrantes absoluciones. Somos la provincia de la impunidad porque hace 5 años tenemos homicidios a golpes como el de Julián, homicidios en comisarías como los casos de Ángelo Vargas y Mauro Castaño, asesinatos de testigos como César Monsalvez, Bruno Rodríguez Monsalvez y Sergio y Matías Aballay, violaciones en comisarías como en el caso de Maxi Almonacid. Y somos la provincia de la impunidad porque las detenciones arbitrarias amparadas en legislación inconstitucional se han disparado a niveles incluso superiores a los de otras provincias como Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, sin que exista respuesta de ninguno de los tres poderes del estado.
Pero en la provincia de la impunidad hay un pueblo que lucha y una organización de familiares que tiene la convicción de transformar la provincia de la impunidad en la provincia de la justicia. Hoy se escuchará en Argentina un alarido de justicia, regado con lágrimas de alegría y teñido por la sangre de nuestros pibes que circula por las venas abiertas de esta tierra que hoy es alumbrada por un futuro que empezamos a conquistar. 


COMISIÓN CONTRA LA IMPUNIDAD Y POR LA JUSTICIA EN CHUBUT