Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

domingo, 3 de agosto de 2014

MEMORIA: POR SACCO Y VANZETTI



  El 23 de agosto se cumplen 87 años de la ejecución de Nicolás Sacco y Bartolomeo Vanzetti en Massachusetts (EEUU). Es imposible, en un breve artículo, describir la gran campaña internacional desplegada por su libertad desde 1920, cuando fueron condenados, y agudizada a principios de 1927, año en el que se cumpliría la sentencia. Sólo diremos que fue extraordinaria y que todo el movimiento proletario revolucionario hizo lo posible por liberarlos. Cuesta, en estos tiempos de apatía y estupidez general, imaginar que millones de trabajadores se movilizaron en todo el mundo para salvar a dos inmigrantes condenados por ser anarquistas y agitadores —y, en el caso de Vanzetti, por pertenecer además a los círculos galleanistas—. ¿Fueron inocentes del asalto de Pearl Street y de la muerte de dos personas? Tal vez sí, tal vez no. No importa. Al Estado y al Capital tampoco le interesó. No le interesó ni siquiera el testimonio de Celestino Madeiros, uno de los implicados, quien aseguró que ninguno de ellos se encontraba allí en el momento del asalto. Fueron condenados igual (1).
   Si bien aquellos años estuvieron marcados por huelgas generales, publicaciones en diversos idiomas, mitines, atentados, marchas y disturbios, no se alcanzó el objetivo deseado. Hay que decir que en Argentina este fracaso pasó a formar parte de una derrota más general del proletariado de la región. A fines de los años veinte el reformismo y la política hacían mella en el movimiento proletario y los años de contrarrevolución que se vivirían hasta, por lo menos, finales de los sesenta se veían venir. Los revolucionarios estaban jugando sus últimas cartas y el caso de estos compañeros había sacudido la modorra general. Pero el escarmiento pareció funcionar.
Después de 7 años de agitación, en la víspera de la ejecución, la huelga en Argentina, encabezada por Buenos Aires y Rosario, fue total. En la ciudad de Santa Fe y en los pueblos del interior se vivió la misma expectativa. Al acercarse la hora final la gente se congregó en la puerta de los diarios para saber si tantos años de lucha habían logrado la ansiada libertad.
  En Nueva York se concentraron 14.000 policías y en Londres y Berlín se vivieron los episodios más sangrientos, con violentos disturbios.
El juez Thayer no dio marcha atrás. Madeiros fue ejecutado primero y Sacco y Vanzetti, comunistas anárquicos, revolucionarios, siguieron por el camino a la silla eléctrica.
  Reproducimos a continuación el saludo que Vanzetti, en nombre de ambos, envió a sus hermanos de este territorio unas semanas antes de su ejecución.

Cárcel de Dedham, Mass, 1927.
 A los trabajadores argentinos:
  Nosotros deseamos decir a los compañeros, a los amigos, al pueblo argentino, que sabemos cuán grande, sublime y heroica es su solidaridad hacia nosotros.

  Sabemos que han dado el pan y el reposo, su sangre y su libertad por nosotros. Sabemos que hubo quien dio su vida por nosotros.

  Su solidaridad generosa nos reafirma en la fe anárquica y humana. Su sacrificio heroico, nos hace sangrar el corazón, mas nos sostiene el ánimo dándonos la certeza de una victoria final del proletariado.

  Nosotros saludamos a quien lucha por nosotros; a quien está preso por nosotros; a quien ha muerto por nosotros.

  Compañeros, amigos, pueblo de la Argentina: nosotros morimos con ustedes en el corazón. Y que ninguno de ustedes se desaliente, que ninguno vacile, que ninguno pierda el ánimo, cuando les llegue la triste nueva de nuestra muerte, que ella no los espante.
  La vía de la libertad, que es la vía del progreso y de la justicia, está empañada de sangre, sembrada de fosas. Sólo los fuertes la pueden recorrer. Ustedes son fuertes. Dos caídos más: ¿Y qué? Otros ocuparán nuestros puestos, más resueltos y numerosos que nunca.   En alto los corazones: ¡Viva la anarquía y la revolución social!

  Y recuerden de cuanto queremos decirles: el enemigo nos quiere muertos, y nos tendrá muertos para defender el privilegio y la tiranía, para humillarnos, para acobardarnos, para vencernos, destruirnos y encadenar los pueblos al carro de su esclavitud. El enemigo se ha embriagado con el llanto de nuestras mujeres, de nuestros viejos y de nuestros niños. Nos ha torturado, átomo por átomo, insultado, escupido, clavado, befado, empapado los labios de hiel y vinagre y, finalmente, ofrecerá a Mammón el humo de nuestras carnes maceradas y maltrechas.

Y este mismo enemigo clava sus inmundos tentáculos en la carne de todos los pueblos de la Tierra, prepara el más grande militarismo del mundo y se apresta a esclavizar a la entera humanidad.

  Hay que aplastarle la cabeza. Él pasaría de buena gana sobre los cuerpos de los rebeldes, de los revolucionarios y de los libertarios: él se prepara a pisotear a la humanidad.
Los caídos, todos los caídos, deben ser vengados. ¡Guay si no lo son! Nosotros les enviamos un abrazo fraterno y el saludo augural.
Bartolomeo Vanzetti.



  Recordemos algo más… Al cumplirse un año de la ejecución, una huelga general en Rosario y Santa Fe, llamada por la FORA (Federación Obrera Regional Argentina) y la USA (Unión Sindical Argentina), paralizó ambas ciudades. «La ciudad parecía vacía» informaron los diarios. Incluso algunos gremios la sostuvieron varios días más.
En 1932 la casa del juez Thayer voló por los aires. Sobrevivió. Vivió el resto de su vida con custodia policial.

(1) Para ampliar recomendamos “Unas breves notas sobre Sacco y Vanzetti” (A. Bonanno): disponible en la web.


LA OVEJA NEGRA
(Boletín bimestral de la biblioteca y archivo histórico-social "Alberto Ghiraldo"-Rosario)

LA POLICÍA DE CÓRDOBA VOLVIÓ A MATAR



  En lo que va del año hay siete casos denunciados de gatillo fácil y muertes en lugares de detención, es decir uno por mes. El último ocurrió en la madrugada del sábado 26 de julio, cuando dos policías de control persiguieron y dispararon contra dos jóvenes que iban en moto. Uno murió de un tiro en la nuca, y el otro estuvo detenido durante 48 horas, acusado de resistencia a la autoridad, un delito que es excarcelable. Además, durante el fin de semana hubo siete detenidos tras una redada en el Paseo de las Artes de la capital provincial. Por Red Eco


  (ANRed).– El sábado pasado, a la madrugada Alberto Fernando “Were” Pellico de 18 años y su primo Maximiliano Peralta, salieron en moto a comprar unas gaseosas a un kiosco, en el barrio Los Boulevares al sur de la ciudad de Córdoba. Al ver un control policial, decidieron eludirlo ya que no habían salido con los documentos; sin embargo, los dos efectivos comenzaron a perseguirlos, sin prender las sirenas correspondientes. Al no poder alcanzarlos les dispararon. Peralta sintió que una bala le rozaba la cabeza mientras se tiraba de la moto, de hecho rompió la capucha de su campera; otro de los disparos le pegó en la pierna. Como era quien manejaba, Pellico no pudo arrojarse y recibió una bala en la nuca. Murió minutos después en brazos de su primo.
  “Cuando caí al piso me di cuenta que tenía un disparo en la pierna. Pero estuve dos horas esperando la ambulancia y llegué casi desangrado al Hospital de Urgencias. Me tuvieron que hacer una transfusión y aunque pedí y pedí que me dejaran ver a mi familia, se negaron”, relataría Peralta horas más tarde.
  Luego de salir del Hospital, el joven fue detenido y trasladado a la Unidad de Contención de Aprehendidos Sur (UCA Sur), en el barrio Güemes, acusado del delito de “resistencia a la autoridad”. Allí permaneció durante 48 horas, la mayor parte del tiempo incomunicado, sin poder ver a su abogado ni a sus familiares. Afuera de la UCA se concentró un gran número de personas exigiendo no solo su libertad, sino saber cuál era su estado de salud y situación procesal. Durante el sábado y gran parte del domingo, ni la UCA Sur, ni la fiscalía de turno, brindaron información sobre Peralta.
  “Estuvimos cortando clavos durante sábado y domingo porque sabemos que muchas veces la policía de Córdoba y también las instituciones carcelarias, porque la UCA es una Unidad de Contención de Aprehendidos que depende del Servicio Penitenciario de Córdoba, suelen tapar estas cosas suicidando a los jóvenes adentro de las celdas, estábamos muy preocupados por la situación de Maxi”, contó Lucrecia Fernández, trabajadora de prensa de Zumba La Turba y Mucho Palo Noticias, en diálogo con Enredando las Mañanas, el programa de radio de la Red Nacional de Medios Alternativos.
  Recién el domingo a la tarde, representantes del Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos y de la Coordinadora Antirrepresiva de Córdoba junto a un abogado pudieron reunirse con una ayudante de la fiscalía de turno, Soledad Moya, quien explicó que la imputación era de resistencia a la autoridad y que aunque era un delito excarcelable, “no tenían orden de liberarlo”.
Matías Calderón forma parte de la Coordinadora Antirrepresiva y estuvo presente en el encuentro con la ayudante. En declaraciones difundidas por Enredando las Mañanas, Calderón contó que Moya les dijo en tono de burla que ella no sabía si no había sido Maximiliano el que mató a su propio primo o si fue la policía: “En un momento dijo, ‘si hay cuatro personas involucradas en el hecho, uno que está muerto y de los otros tres, dos son policías entonces en quién voy a confiar’. Ante eso nosotros nos mantuvimos tranquilos y le seguimos exigiendo y demostrando que la situación era irregular, y que se trataba de un secuestro”, agregó Calderón.
En este sentido, Fernández especificó que consideraban que Peralta estaba virtualmente secuestrado porque en un primer momento no había información acerca de qué fiscalía estaba a cargo, ni de qué estaba imputado: “no había ninguna circunstancia que nos pudiera ayudar a los familiares, a las organizaciones y a los abogados a pedir por la liberación de un joven que estaba imputado por resistencia a la autoridad que es un delito menor, excarcelable, por el cual habíamos logrado durante el sábado la liberación de seis personas, por lo que es un delito menor y excarcelable, pero Maxi estuvo casi 48 horas detenido”.
  A todo esto, comenzaba a difundirse en los medios tradicionales la versión policial de lo sucedido: “aunque no se había encontrado un arma, dijeron que había habido un intercambio de disparos, y que en esa circunstancia había fallecido un joven. Esto también se repite en cada uno de los hechos en los que los testigos dicen que no hay armas, y donde normalmente las armas no son encontradas, y si son plantadas suelen aparecer sin huellas o sin ser gatilladas”, explicó Fernández.
  A su vez, en un intento por frenar las movilizaciones que iban creciendo frente a la UCA Sur, integrantes de la División Homicidios informó a la Coordinadora Antirrepresiva que los policías involucrados, Hugo Cháves y Rubén Leyva, estaban imputados por homicidio. Esa misma información fue publicada por el diario La Voz del Interior, entro otros medios. Sin embargo, la fiscal Jorgelina Gutiez debió salir a desmentirlo y a aclarar que hasta ese momento no había tomado ninguna medida judicial ni administrativa, y que el único imputado en la causa era el sobreviviente, Maximiliano Peralta.
Finalmente, Peralta fue liberado recién el domingo 28 alrededor de las 22 horas. La fiscal Gutiez imputó al policía Cháves, que conducía el patrullero, por el delito de “homicidio agravado por la utilización de arma de fuego y lesiones leves agravadas”. Por el momento, sigue sin imputar al otro efectivo Leyva, conocido en la zona como el “Malevo”, que también participó del operativo, y de quien trascendió en las últimas horas que estaría involucrado en otro caso de gatillo fácil previo.

Detenciones en el Paseo de las Artes

  El mismo día en que la policía de Córdoba asesinó a Alberto Pellico, realizó una redada en este paseo comercial, que dejó siete detenidos, uno de ellos menor de edad, y varios heridos. “En el Paseo de las Artes hay ocho interferías funcionando, locales comerciales, se ha transformado en un lugar turístico por mucha gente que transita diariamente, muchas familias. Hay bares, restaurantes, lugares de antigüedades, infinidad de puestos de feria. Esto ocurrió en uno de los costados, que está pegado a la cañada de Córdoba, donde se suelen hacer actividades, a la tarde tocan bandas, es un lugar de esparcimiento”, describió Lucrecia Fernández a ELM.
  “Muchos de los que no viven en Córdoba se desayunan con que no se puede tomar bebida alcohólica en la vía pública –continuó Fernández– y a veces eso suele generar inconvenientes porque la gente que viene de otras provincias no lo sabe y no está acostumbrada a que te levante la policía y te lleve por eso. Ese día había dos pibes que estaban tomando un vino que tenían adentro de una mochila, vino la policía a amedrentarlos. La gente les dijo a los efectivos que ya estaba, que ya habían tirado el vino, pero se los llevaron más hacia la esquina donde hubo un forcejeo con los dos pibes, la gente se comenzó a acercar, algunos comenzaron a filmar la situación, y el policía pidió refuerzos y sacó su arma. De repente llegaron cinco móviles, guardia de Infantería y empezaron a correr a la gente que estaba filmando, intentaron sacarles las cámaras, y entraron al paseo que era un desborde de gente, golpearon a un montón de personas, tiraron puestos”.
  Los siete detenidos fueron trasladados a la comisaría décima, al lado de la UCA Sur donde estaba detenido Maximiliano Peralta. Durante el ELM se pudo escuchar el testimonio de uno de los detenidos, tras ser liberado: “vino la policía de la nada, entró a la cañada, agarró gente, empezaron a golpear a niños, mujeres. Yo iba pasando por ahí y empecé a anotar la patente de los patrulleros, un policía vino por atrás, me golpeó y me tiró al piso y me dijo que iba a ir preso por hacerme el defensor de pobres. También fuimos golpeados dentro de la seccional número 10, departamento 3, y maltratados verbalmente. En realidad nosotros empezamos a decir qué fue lo que pasó realmente y parece que a la policía eso no le gustó y se pusieron más violentos”.
  En tan solo dos días, la policía de Córdoba dio muestra de cuál es su accionar habitual. En diálogo con Enredando las Mañanas, Fernández dio más detalles: “un caso de gatillo fácil por mes, también tenemos casos de intentos de pasar como suicidios muertes en comisarías. Nosotros llevamos contabilizados siete en lo que va del año, y siempre aclaramos que contabilizamos los casos que son denunciados y salen en los medios, en realidad son muchos más a los que lamentablemente no llegamos a denunciar porque los conocemos muy por encima, en los barrios se sabe pero no hay más información”.

MI NIÑO NO FUE EL CULPABLE



  Una tarde, en un día de playa de la Ciudad de Gaza se encuentran niños jugando futbol, disfrutando de su infancia, donde su mayor rivalidad es el enemigo deportivo, meter mas goles y no dejarse meter ninguno. De momento se escucha un sonido ensordecedor, se deja de escuchar las risas de esos jóvenes. Se levanta una polvareda y se nubla la imagen. Empiezan a caer los niños, se desvanecen uno a uno y el silencio toma el lugar del ruido. Por Palestina libre

  (ANRed).- La imagen empieza a esclarecerse , empieza a bajar la polvareda y no se encuentra niños, ya no hay quien ría ,ahora solo se escucha lloros, gritos de desesperación, indignación y rabia; rabia por no entender que paso, no entender porque esas vidas se apagaron.
Esos muertos, esos jóvenes que tenían tanto por vivir, que nunca podrán ser futbolistas, ni cumplir sus sueños, sus deseos e ilusiones. Niños que no sabrán que es el amor, que es la pareja, que es el sentirse hombre independiente. Murieron en la flor de la vida, en la edad donde el único derecho es disfrutar de esa vida.
  Estos niños dejaran una escuela con menos pupitres, se perdió un posible medico, deportista, músico, pintor o bailarín. Son los hijos de lo que pudo ser y no fue. Que habrán sido esos niños, quien lo sabrá, ellos se lo llevaron a la tumba.
  Por mi parte no puedo entender porque en el fuego cruzado tuvieron que verse inmiscuido estos niños, esos hijos que nacieron en medio de una guerra de la que son parte porque nacieron en esas tierras, pero no entienden ni el motivo ni la razón de ese conflicto. Pero ya la guerra lo alcanzo y cobro su parte de crueldad. Se llevaron a unos niños, que no tenían la conciencia ni la malicia de odiar a alguien, pero ya forman parte de los caídos y ayudan a exacerbar el odio y al indignación. Imágenes de niños bajo escombros, mutilados o en los hombros de alguna persona; vidas que se ven a diario que desaparecen y se esfuman, cae la noche, otro niño dejo de existir, otro sueño se borro. Y claro no hay que olvidarnos igual del niño ensangrentado, con ese color rojo que lo baña, ese rojo que antes era el color con que pintaba imágenes, ahora ese color lo pinta a él. Niño que empieza a conocer lo que es el dolor , lo que el sufrir, cambio esa cara de felicidad, por una cara de tristeza, ya no ríe, porque no tendrá por que reír, ahora solo llora, exacerbara el odio, porque uno no sabe a quien pierde en esta guerra.
  Capaz el sobrevivió, pero pudo perder un familiar, un hermano pequeño a quien aconsejar o un hermano mayor, que lo aconsejaba. Podrá perder el sostén de su vida, una madre o un padre, que lo lleve a englobar la lista de los huérfanos. En estas guerras siempre los más débiles pierden, derraman la sangre, pierden lo que más quieren y hasta las condiciones de vida, como su casa destruida, escuela u hospital. Para el será el motivo de quedarse muerto en vida; capaz para las estadísticas solo sea infraestructura dañada y más dinero en recuperación. A veces nos volvemos fríos y solo vemos la parte cuantificable de las cosas, ya solo nos importa eso, todo es números rojos y azules. Pero para ese publico de números, ahí cifras que también se suman, y en ello las Naciones Unidas ya contabilizan en 8 días de conflicto cerca de 1.500 heridos y más de 200 víctimas mortales, de los que el 46% son niños y mujeres.
  Esos numero llenos de sangre, son los muertos de un conflicto que no tiene una ganador, porque ya el ganador hace años gano esta guerra, este conflicto solo sirve para seguir aumentando el número de ángeles, solo eso, estamos llevando al cielo a niños antes de tiempo, donde los mandamases de la guerra tienen sus motivos, pero los afectados, esos niños, no sabrán nunca el por qué, el cuando y el momento que les tocara partir.
A los que cayeron en esta lucha injusta y los que seguirán cayendo, solo les pido perdón porque seguimos permitiendo esta guerra injusta, perdón porque no sentimos el sufrimiento de ustedes como si fuera nuestro, perdón por que no le damos el valor a ese hijo, hija o madre; perdón por nuestro egoísmo donde solo nos importa nuestra vida y no la del prójimo.
Mil veces Perdón.

Fuente: Amaru Samanamú Zilbert, Aporrea.org

BAHÍA BLANCA PROHÍBE A LOS CARTONEROS



  El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), miembros de la Federación de Cartoneros y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), denuncia que la gestión del Intendente Gustavo Bevilaqua de Bahia Blanca (reciente incorporado al Frente Renovador) le prohíbe a los cartoneros de su ciudad, realizar sus labores, bajo la excusa de la “prohibición de la tracción a sangre por un plazo de 30 días”. Por MTE


(ANRed).-“Estamos hablando de negarle a quienes menos tienen en nuestra sociedad la opción de conseguir un plato de comida para ellos y sus familias, condenándoles a la exclusión total y absoluta.”* Señaló Rodrigo Garcia, integrante de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores. “Esta política anti-cartonera fue adoptada de forma unilateral, inconsulta y marcadamente autoritaria, aplicándoles selectivamente un decreto del año 2007 para invisibilizar la pobreza y favorecer el negocio de empresas amigas de algunos funcionarios”.
  La exigencia de los trabajadores y trabajadoras, se centra no sólo en la denuncia a esta prohibición, sino también en el pedido de ejecución de un sistema logístico para los recicladores, que no implique la tracción a sangre, que garantice la regularización sus derechos laborales, las condiciones de higiene, y que aporte a la construcción integral del sistema de recuperación de los residuos sólidos urbanos.
Este jueves 31 de julio a las 10 hs. los cartoneros y cartoneras de Bahía Blanca, se movilizaron junto a la Federación de Cartoneros y el Movimiento de Trabajadores Excluidos, a la municipalidad para que levante la prohibición y que sean oídos todos sus reclamos como Trabajadores de la Economía Popular.

  Contactos de prensa:
Rodrigo Garcia: 11-3778 7532
Nicolas Caropresi: 11-32879098

WICHIS Y ESTUDIANTES NUEVAMENTE VICTIMAS DE LA VIOLENCIA



  Ayer, 1 de agosto , un grupo de individuos ataco a pobladores Wichis y a estudiantes de la Universidad de Buenos Aires. Los hechos ocurrieron luego de que los mismos se movilizaran a la Alcaidía y al Juzgado de Las Lomitas para peticionar por la libertad de los hermanos Tejada, hoy detenidos. Los estudiantes también habían recopilado información que compromete al gobierno formoseño de Gildo Insfrán. Difundimos el comunicado de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) que movilizará este lunes a la Casa de la Provincia de Formosa en Capital Federal, para reclamar al Gobierno el esclarecimiento de estos ataques. Por Anred

Difundimos:

Comunicado de prensa de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA):  

  PATOTA DE INSFRÁN ATACÓ SALVAJEMENTE A WICHIS Y ESTUDIANTES DE LA UBA QUE LOS ACOMPAÑABAN 
  Una patota atacó el campamento organizado por la Secretaría de Salud y Medio Ambiente de la FUBA cerca de la localidad de Las Lomitas de la Provincia de Formosa–comunidad Muñiz-, pasadas las 23 horas del viernes 1 de agosto. Doce hombres, repartidos en dos caballos y un vehículo y armados con machetes y cadenas, atacaron a los jóvenes de la FUBA, los amenazaron y golpearon, hiriendo salvajemente a uno de los líderes de la comunidad wichi que estaba junto a ellos. A él le provocaron fracturas en sus brazos, mientras otros jóvenes sufrieron cortes y hematomas. 
  La exigencia de la patota, que llegó a robarse varios bolsos de los acampantes, era por “los videos y las filmaciones”. Sucede que los estudiantes de la FUBA se solidarizaron activamente con la población wichi, que sufre actualmente una brutal persecución. Juntos, organizaron dos movilizaciones para reclamar la libertad de cuatro detenidos de la comunidad, encarcelados por falsa causa y víctima de los peores atropellos por parte de la policía provincial. Además de documentar esta lucha, los estudiantes registraron con sus filmaciones la dramática situación que atraviesan las comunidades wichi de la provincia, de miseria absoluta. En el campo carecen de las herramientas para trabajar la tierra y en la ciudad sólo acceden a trabajos precarios y son continuamente discriminados. El acceso a la salud está casi vedado, las ambulancias no entran a las comunidades y en los hospitales muchas veces se niegan a atenderlos o lo hacen esperar larguísimas horas. 
  Por eso la patota tenía tanto interés en secuestrar este material documental, que es una contundente denuncia del régimen de Gildo Insfrán. El objetivo, sin embargo, no fue cumplido, y nos valdremos de él para informar a toda la población respecto de las atrocidades que comete el gobierno provincial. 
En lo inmediato, realizaremos la denuncia judicial a primera hora del sábado 2. Además, prepararemos junto a la presidencia de la FUBA una movilización a la casa de Formosa en Capital para el próximo lunes, donde reclamaremos a las autoridades gubernamentales el juicio y castigo para los responsables de este brutal ataque. 

§    Contactos en Formosa de la FUBA:  Juan Winograd, Secretario de Salud y Medio Ambiente (011) 15-44-13-87-68  Ignacio (011) 15-69-76-79-10 
§    Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA)  Buenos Aires, 2 de agosto de 2014