Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: ¡GLORIA AL BRAVO PUEBLO! ...No es fe en Maduro. No es Maduro, ni Chávez. Es un bravo pueblo que aprende a llevar con dignidad la idea Revolución. Más allá de los personalismos. Más allá de los obstáculos, los boicot, el desabastecimiento, y miles más, es el Pueblo bolivariano quien sostiene la Revolución. ... leer la editorial completa ....

lunes, 2 de junio de 2014

GRAVE DENUNCIA CONTRA EL PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN COOPERAR

El Bolsón (DIARIO EL BOLSONÉS).-En las últimas horas se conoció públicamente, a través de una entrevista realizada en Radio Comarca Andina FM 106.3, una comprometedora denuncia de intento de cohecho por parte del titular de la fundación local Cooperar –Miguel De Nichilo- hacia Catalina García, profesora de inglés que dictaba cursos en dicho establecimiento. El motivo: un comentario de la docente relacionado con el grupo Laderas S.A.

“Una mañana tuve un encontronazo con De Nichilo. Me vino a decir, muy alarmado, que en mi clase había trascendido un comentario sobre el grupo Laderas o Lago Escondido y que esta gente estaba realmente preocupada porque yo estaba politizando el curso. Entonces me ofreció un monto de dinero para callarme la boca y no seguir hablando de más”, relató la capacitadora, Catalina García, en relación a la situación de soborno vivida días atrás.

En este contexto, la docente comentó que la situación en la Fundación, a partir del cambio de gestión –con Miguel De Nichilo a la cabeza- se tornó bastante alarmante ya que se encuentra “completamente vacía”. “El propósito de nuestro taller es, básicamente, brindar una herramienta idiomática a los prestadores turísticos para mejorar el servicio que se da a los visitantes de nuestro pueblo pero ahora el curso, como muchos otros, está suspendido”, expresó García y agregó: “la Fundación está vacía, ya no hay talleres y eso me entristece porque es un lugar con potencial”.

Según comentó la entrevistada, las clases de inglés se dictaban en el aula de la Fundación Cooperar porque así lo establece un convenio entre ese organismo y la Secretaria de Turismo municipal. El acuerdo, tal como explicó Catalina García, gozaba de plena vigencia hasta el momento en que cancelaron la actividad ya que cada vez que terminaba un curso y comenzaba un nuevo nivel, se renovaba ese “contrato” mediante el cual Cooperar ponía a disposición del municipio bolsonés el uso del espacio físico. Pero “debido a este altercado la Fundación le negó a la secretaría de turismo la utilización del lugar”, confirmó.

Sobre el momento en que se desató la polémica, García dijo: “junto a la actual secretaria de Turismo, Paula Sandes, estábamos dando la bienvenida a los estudiantes y el agradecimiento por participar en el taller. Les explicamos los objetivos del curso y lo relacionamos con el centro de ski y los centros comerciales que ese grupo quiere abrir. Entonces yo nombré a Laderas S.A. y dije que ojalá todo esto también sirva para frenar la invasión gringa, extranjera. Y una persona presente en la reunión lo comentó a un trabajador de Laderas y a través de De Nichilo el grupo bajó la directiva de que me ofrezcan dinero y que yo decida el importe”.

Asimismo la capacitadora manifestó que inmediatamente después de haber recibido el intento de soborno presentó una nota ante la secretaría de turismo con el fin de detallar lo ocurrido. “En principio De Nichilo me propuso que la gente de Laderas vaya a exponer el proyecto ante mis alumnos para que no estén desinformados. Yo lo consulté con el curso pero nadie estuvo de acuerdo y ante esta negativa, comenzó “una guerra”. De Nichilo me maltrató e intentó sobornarme en una oficina en la que estábamos solo nosotros dos, por lo tato yo sabía que iba a ser su palabra contra la mía. Por eso decidí acercar la nota a Paula Sandes y también comunicárselo a todos los que trabajan en la fundación”, sostuvo García.

Finalmente, la docente explicitó que el propósito de compartir públicamente lo sucedido es “que la gente entre en razón y no sea algo que se pase por alto porque la fundación tiene una función social que debe cumplir y no creo que con De Nichilo al mando se vaya a lograr algo”, enfatizó. Y con respecto al futuro de las clases, la docente informó que “ya se está en tratativas con la Universidad Nacional de Río Negro para comenzar allí el segundo cuatrimestre”.

Sin argumentos

Paula Sandes, titular de la Secretaría de Turismo de El Bolsón, en comunicación con FM Comarca Andina confirmó los dichos de la docente y admitió estar al tanto de toda la situación. “Catalina me lo notificó a medida que le iban ocurriendo los hechos pero me solicitó que hasta tanto no finalizara el curso no hiciéramos ningún tipo de reclamo, con el objetivo de no perder el espacio y no generar susceptibilidades”, señaló.

“La verdad es que nunca habíamos tenido ningún inconveniente con Cooperar. Para nosotros es una sorpresa porque no es la primera vez que Catalina trabaja dando cursos ahí y hasta el momento no había habido negativa alguna pero ahora surgió este conflicto con algo que no genera nada más que aprendizaje”, sostuvo Sandes y relató que ante su solicitud, vía nota, de mantener los cursos en el mismo espacio, la respuesta de la organización fue negativa e injustificada. “Desde la fundación me respondieron a través de una nota y me dijeron que van a necesitar las horas para otros cursos pero no especificaron nada y es raro que la decisión de denegarnos el lugar se haya tomado justo en medio del conflicto con Catalina”, advirtió la secretaria de turismo.

Además Sandes hizo hincapié en las ventajas del taller ofrecido y lo calificó como “una buena oportunidad para que todo el sector del turismo como los informantes, remiseros, empleados hoteleros y dueños de alojamientos también puedan aprender inglés”. En este sentido la funcionaria defendió a la docente, aseguró confiar en su palabra y dijo que su próximo paso será proponer un encuentro con las autoridades de Cooperar para ponerlos en conocimiento de que la secretaría se encuentra al tanto de lo sucedido, escuchar su versión de los hechos y dejarles en claro que no podemos avalar la situación porque “siempre buscamos fomentar actos que tengan que ver con la inclusión y la igualdad”.
           

Las internas de la Fundación

Ante la denuncia recibida, FM Comarca Andina decidió consultar al referente político y social, ex presidente de Coopetel y actual delegado de INAES en El Bolsón, Amilcar Andreassi, quien brindó su opinión a cerca de la situación en la Fundación Cooperar.

“Hace tiempo, en una reunión privada que tuvimos con Reynaldo Oudkerk -en el momento en que él ejercía la gerencia y la presidencia de Coopetel- me dijo que la Fundación Cooperar había sido el peor error cometido porque era una cuenta a pérdida que no generaba nada a Coopetel ni a los socios. Pero un tiempo después, en un acto proselitista, en medio de una asamblea, el mismo Oudkerk propuso que se destine el 2% de la facturación bruta de Coopetel para el sostenimiento de la Fundación Cooperar”, declaró Andreassi.

“A mi me sorprendió y me alegró porque a partir de eso la fundación tuvo un soporte económico importante para funcionar”, aseguró y comparó la desinversión actual del organismo a la actitud inicial de Reynaldo Oudkerk. Al respecto enunció: “evidentemente, para la mentalidad mercantilista que tiene la mayor parte de la conducción actual, la Fundación es una cuenta a pérdida. Y volvemos a esa mirada de Oudkerk. Es una plata importante que se debe destinar a los socios que pretenden privilegios, para que sigan votando a la misma gestión”.

Por último, Amilcar Andreassi detalló la manera en que el grupo Lago Escondido comenzó a intervenir en las políticas sociales de la Fundación y contó que en sus comienzos –alrededor del año 1998- la Fundación Cooperar hizo las veces de canal receptivo de pedidos de toda índole que no eran atendidos por el gobierno, muchos de los cuales fueron luego acaparados por el grupo económico, que brindó soluciones prácticas a través de grandes inversiones. En este sentido expuso: “ante la ausencia permanente del Estado municipal y provincial, la gente se volcaba a la cooperativa con pedidos de todo tipo (educación, salud, financiamiento de viajes, et). Pero como el municipio seguía sin capacidad de responder, esas demandas se repartieron entre Lago Escondido y Coopetel”.