Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “SÓLO GRACIAS A AQUELLOS SIN ESPERANZA NOS ES DADA LA ESPERANZA” - ...Así termina Herbert Marcuse -citando a Benjamin- su obra El hombre unidimensional en la primer mitad de los años 60 del siglo pasado, una obra en la cual explícitamente agradece a “El American Council of Learned Societies, la Louis M. Rabinowitz Foundation, la Rockefeller Foundation y el Social Science Research Council me han otorgado becas que facilitaron mucho el término de estos estudios”… paradojas aparentes, no? ... leer la editorial completa ....

jueves, 30 de agosto de 2012

ESQUEL: PROTESTA MULTISECTORIAL ABUCHEA A BUZZI


Esquel, 29 de agosto de 2012 (Puerta E).- El gobernador Martín Buzzi desembarcó esta tarde en Esquel y se encontró con una batería de reclamos protagonizada por policías, docentes, trabajadores de la salud, vecinos autoconvocados por el No a la Mina y amigos del joven Julián Amado.
El mandatario provincial llegó a la Escuela Politécnica acompañado por el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, con la excusa de entregar netbooks y fue recibido por representantes de los diversos sectores que manifestaron sus reclamos durante el acto y, una vez terminado éste, con abucheos, al momento del egreso del mandatario provincial.
En la jornada se vivieron momentos y se escucharon declaraciones que rondaron el surrealismo y el papelón político.
En su discurso, el gobernador Buzzi llamó a los presentes a aplaudir a las “minorías” y quiso mostrarse democrático al afirmar que “acá cada uno puede decir lo que mejor le parece que va a ser respetado”, pero derrapó hacia el totalitarismo al final de su alocución: “pero también sabiendo que la democracia es un derecho de las mayorías”.
El intendente Rafael Williams, por su parte, fue fotografiado y filmado enarbolando un cartel en el que se leía “NO A LA MINA”. Al ser consultado por la prensa, sin embargo, manifestó “me cagaron los pibes, me dieron el cartel y lo tuve que agarrar. No me podía negar”.
Ya en avenida Alvear, concluido el acto, fue nuevamente el gobernador Buzzi el que protagonizó una tensa situación al empujar con violencia a una familiar de policía que se había acercado para peticionar. En esa situación el mandatario se subió a la camioneta oficial y se retiró entre forcejeos y abucheado por los manifestantes.