Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: LA CULPA Y EL DESTINO - Pensar hasta dónde estamos hechos de sentidos comunes fabricados y pensados especialmente para dominarnos, es a veces un poco espeluznante. El patriarcado y el cristianismo son dos corrientes políticas que han generado dispositivos de los más poderosos. .... leer la editorial completa ....

viernes, 30 de diciembre de 2011

CORCOVADO: COMUNIDAD PILLÁN MAHUIZA RECUPERÓ SU TERRITORIO

(Avkin Pivke Mapu).- El pasado 20 de diciembre, un grupo de personas acompañando a Moira Millan llegaron hasta la comunidad Pillan Mahuiza a recuperar el espacio que "se encontraba usurpado por un particular de Bs As, Jorge Gustavo Maestri, quien había sido su pareja y padre de su hija menor" señalan. En esa movilizacion relatan que Maestri intentando impedir el ingreso hirió con un cuchillo a un compañero y a un joven Mapuche. Finalmente han logrado quedarse en el territorio. "Estamos en un lugar geopolíticamente estratégico donde los tentáculos extractivistas amenazan con la continuidad de la vida de este hermoso lugar, tenemos a 20 km de aquí 180 exploraciones mineras en la vecina localidad de Palena, Chile y nos atraviesa un río que el gobierno ha prometido represar para alimentar con su energía a dichas mineras" enfatizan.

Comunicado de prensa
Corcovado, Chubut, 24 de diciembre de 2011 (Comunidad Pillan Mahuiza).- Desde la Puell wiili mapu, cordillera sur de la patagonia, provincia de Chubut, Corcovado reciban nuestro cálido saludo en esta fecha tan significativa para muchos de Uds.
Queremos informar a nuestro Pueblo, Nación Mapuche y a los cumpas de los colectivos y organizaciones sociales del país y del mundo, que el día 20 de diciembre a las 21 hs llegamos hasta la casa de la lagmien Moira Millán, y se encontraba usurpada por un particular de la provincia de Bs As de nombre Jorge Gustavo Maestri, quien había sido su pareja y padre de su hija menor.
Con el fin de acompañar a la lagmien y a sus cuatro hijos a recuperar la casa conyugal, como también el territorio de unas 150 hectáreas -en donde nos asentaremos para llevar adelante un proyecto colectivo-, alrededor de 14 personas nos constituimos en el lugar con buen ánimo y con espíritu de diálogo. Pero lamentablemente, aquel individuo de manera violenta y con mucha agresión, empuñando un cuchillo, intentó impedir nuestro ingreso a la casa, en particular de nuestra lagmien Moira Millán intentado apuñalarla. Al esquivar el cuchillo , Jorge Gustavo Maestri, hirió con dos puntadas a un compañero y cortó el brazo izquierdo de nuestro peñi Gabriel Colipi. Ambos fueron asistidos en el hospital y una vez curados realizaron la denuncia en la comisaría del pueblo de Corcovado.
Todos los miembros de la comunidad pudimos finalmente ingresar a la vivienda siendo testigos del saqueo que realizó aquel hombre llevándose pertenencias que no había adquirido por sí mismo sino a través de la comunidad. La casa parecía una tapera, mostraba un total abandono, y la huerta de unos 25 metros cuadrados apenas se visibilizaba por la gran altura de la maleza y yuyos que prácticamente tapaban el lugar. Además es sabido que en tres años no se realizó ninguna actividad mapuche social, espiritual o ambiental que diera continuidad al uso colectivo e identitario de la Mapu.
En ningún momento lo insultamos o mostramos agresión, hemos filmado y fotografiado minuto a minuto los hechos en los que las imágenes y el audio hablan por sí mismos y son contundentes frente a la mentira que han hecho circular en internet. Así mismo informamos a la opinión pública que la recuperación territorial se basa en nuestro derecho ancestral como mapuche, con el objetivo de montar en la casa, una vez mejorada, un refugio transitorio para mujeres victimas de violencia de género.
Queremos destacar la complicidad existente entre cierto estamento del Estado, como la justicia ,que contribuyó por omisión o por complicidad a que nuestras demandas sean ignoradas y hayamos tenido que recuperar lo que tendría que haber sido reconocido desde lo jurídico.
Manifestamos también nuestro dolor por el accionar de los lagmien nuestros que actúan como yanaconas (traidores) manipulados por intereses que ignoran, dando apoyo a una persona que no conocen y desconociendo el conflicto desde su origen. A esos peñi ka pu lamgien los invitamos a acercarse a Pillanmahuiza, serán bienvenidos para informarles mejor e invitarlos a sumarse a la lucha.

Por otro lado, los desinformados de siempre haciendo uso de su “cómoda trinchera cibernética” y a más de 2000 km de distancia desde la asfáltica calle porteña, opinan con total ignorancia sobre lo que aquí ha sucedido, defienden a este particular con el argumento de que la tierra es para quien la trabaja. A lo que respondemos lo siguiente:
1° el trabajo de este hombre en 3 años estuvo reducido a una superficie de 25 metros cuadrados que no contribuía ni siquiera para el sustento de su hija.
2° cuando se habla de que la tierra es para quien la trabaja es desde la perspectiva de una cultura hegemónica y de una visión economicista sobre el uso del territorio , entonces desde esa mirada hasta se podría justificar la sojización y el uso de agrotóxicos( lo cual repudiamos).
3° nosotros creemos que labrar la tierra implica sembrar equidad, respeto y responsabilidad, no solamente con las personas sino también con la naturaleza, factores que faltaron en tres años de invasión de la persona a la cual nos referimos. La recuperación del territorio de la comunidad Pillanmahuiza nos reafirma en nuestra identidad, espiritualidad, coherencia política y compromiso social, finalmente en el uso productivo.
4° quizás este es el punto más importante para aclarar: nuestra presencia como Mapuche, gente de la tierra, nos coloca en ese espacio como guardianes del territorio, ya que estamos en un lugar geopolíticamente estratégico donde los tentáculos extractivistas amenazan con la continuidad de la vida de este hermoso lugar, tenemos a 20 km de aquí 180 exploraciones mineras en la vecina localidad de Palena, Chile y nos atraviesa un río que el gobierno ha prometido represar para alimentar con su energía a dichas mineras.
Sólo nos resta decir que luego de la fuerte lluvia y después de que Jorge Maestri se había ido, sorpresivamente fuimos recibidos por dos grandes cóndores ( epu futa manque) que nos sobrevolaron . Cuando nos acercamos a la tranquera a colocar nuestra bandera se aparecieron y junto con ellos, salió el sol. Esto, para nosotros, es más que una buena señal.
Desde la verde cordillera sur por Territorio, Justicia y Libertad
¡¡¡¡Marici wew!!!!