Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
Editorial de esta semana: “... leer la editorial completa ....

martes, 12 de mayo de 2009

VUELTA DEL RÍO: STJ CHUBUTENSE REVISA ABSOLUCIÓN DE POLICÍAS


El Bolsón (ANPP).- Una audiencia en la causa penal que se le sigue a doce policías por el violento desalojo realizado en marzo de 2003 contra la familia Fermín, integrante de la Comunidad Aborigen de Vuelta del Río (noroeste del Chubut), se realizó hoy a la mañana, en Rawson, en el Superior Tribunal de Justicia.
Las víctimas de aquel escandaloso episodio cuestionan la sentencia del 11 de junio del año pasado, dictada por la Cámara del Crimen de Esquel, en la que se absolvió a los policías de delitos como abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público y vejaciones, en virtud de los hechos de violencia que perpetraron en Vuleta del Río, en la Colonia Pastoril Cushamen, el 15 de marzo de 2003.
Con aquella decisión la Cámara del Crimen de Esquel “terminó convalidando un grosero acto de violencia policial”, aseveró Gustavo Macayo, uno de los abogados defensores de la familia agredida que ahora busca que los efectivos paguen por los crímenes cometidos.
Y prosiguió: “Difícilmente pueda encontrarse otro caso en el ámbito provincial, en el que confluyan con tan descarnada evidencia un accionar articulado entre representes de la Judicatura y el Poder Administrador -materializado a partir de la actuación de la policía-, en el cual se haya sometido a una familia aborigen a las peores prácticas discriminatorias y represivas de las que se pueden esperar en un régimen democrático”.
Similar denuncia había hecho la Procuración General, en el sentido de que el caso de Vuelta del Río de algún modo refuerza la idea de que “la justicia es sólo para los ricos y poderosos, y que para los demás sólo existe la injusticia”.
“No es novedad para ningún integrante del Poder Judicial de Esquel –advirtió Macayo- que la Familia Fermín, junto a otros tantos aborígenes, han sido sistemáticamente hostigados a través causas y denuncias iniciadas ante los distintos fueros de esa ciudad, siempre con el deliberado propósito de quitarles sus tierras.”
El operativo policial de despojo se hizo en forma sorpresiva, con una tropa de 27 hombres que empleó con total desvergüenza armamento, vehículos y logística de apoyo contra la población inerme, humildísima y altamente vulnerable de esa comunidad aborigen.

Fuentes: Gustavo Manuel Macayo, a través de Puerta E.
Foto: Puerta E.